“Los Mitos del Nacionalismo Vasco” y las mentiras de José Díaz Herrera (2)
Read Time:15 Minute, 10 Second

“Los Mitos del Nacionalismo Vasco” y las mentiras de José Díaz Herrera (2)

 “Mientras que ni un solo dirigente del PNV es pasado por las armas25”

Como prometí en el capítulo anterior dedicado al libro “Los mitos del Nacionalismo Vasco” del periodista tinerfeño José Díaz Herrera, poco a poco iré desgranando los “recursos literarios” utilizados por este para desinformar, o directamente, engañar al incauto y bienintencionado lector de su libro.

En este caso, el “recurso literario” que bauticé como “mentiras a pie de página”.  Y me refiero al uso fraudulento de las notas a pie de página.

Buscando en la Red he encontrado esta definición de “notas a pie de página” que me parece correcta:

“Las notas al pie de página son aquellas que ofrecen información adicional que resulta de interés para el lector, pero que no pueden incluirse dentro del texto corriente de manera fluida. Por lo tanto, se realiza algún tipo de llamada (como un asterisco o un número) y se consigna la información al final de la hoja.”

Lo que no he encontrado un estudio estadístico sobre el porcentaje de lectores que, por no interrumpir la fluidez de la lectura, se saltan las notas. Pero, supongo que dependerá del interés del que lee y de la relevancia de las aportadas por el escritor en cada caso.

El periodista José Díaz Herrera, hace un uso profuso, pero, sobre todo, atípico y “creativo” de ellas.

Es extremadamente generoso a la hora de insertar notas de pie de página intranscendentes o farragosas como el listado con los nombres y dos apellidos 88 oficiales y marineros afiliados al PNV del destructor republicano Ciscar o  el de 210 nombres y apellidos de los asesinados en los asaltos a las cárceles de tierra o el de los asesinados en San Sebastián por parte de los republicanos (que como testimonio está muy bien pero que si pretendes una lectura fluida pocos se detendrán a leer los nombres uno a uno), el minucioso listado de batallones vascos del bando franquista, o el de las empresas que cayeron en manos de Franco tras la caída de Bilbao, etc…. Sin embargo, sus afirmaciones más rotundas, escandalosas o llamativas carecen de ellas o cuando las tienen, son realmente peculiares.

Así que una gran mayoría de lectores acabará, sencillamente, por no prestarles atención y saltárselas. Personalmente, opino que es una estrategia fríamente calculada por parte de Díaz Herrera; para a la vez de dar una sensación de relato serio y documentado, aburrir al lector y que no preste demasiada atención a estas.

Esto, está claro que no es más que mi opinión. Pero de lo que no tengo duda es que el periodista canario miente. Y esto, “lo veremos más adelante”.

Las notas que he bautizado como “mentiras a pie de página”, desmienten en parte la mentira escrita por el propio José Díaz Herrera en su relato o incluso añade nuevas falsedades.

Un ejemplo de “mentiras a pie de página”, que aparte de contradecir lo afirmado en el relato del libro, rebosa de trolas y errores. Algo de lo que la mayor parte de los lectores del libro no leerán ya que, en mi opinión, el periodista fomenta conscientemente.

Pero dejémonos de teorías y vayamos al texto y a su correspondiente nota:

Texto:

 “Mientras que ni un solo dirigente del PNV es pasado por las armas25, en contra de lo afirmado por la propaganda del PNV, como se verá en otro capítulo…”

Nota:

25. Finalizada la Guerra Civil son detenidos en Santoña (Santander) los dirigentes del Euzkadi Buru Batzar Evaristo Martínez de Aguirre e Ignacio Unceta (Álava); Eduardo Alberdi, Andrés Arcelus y Florencio Marquiegui (Guipúzcoa) y Juan Ajuariaguerra, Lucio Arreche (sic) y Jesús Solaún (Vizcaya). El gobierno de Franco respetó la vida de todos ellos. Salvo casos aislados como el alcalde de Estella, Fortunato de Aguirre, obsesionado en encarcelar a Emilio Mola antes del Alzamiento, no hubo fusilamiento de políticos. En cambio, destacados miembros del PNV, como Pedro María Irujo Ollo, hermano del diputado Manuel Irujo y del comisario del Frente Popular de Zumaya, Andrés Irujo, son liberados años más tarde, tras ser capturados huyendo a Francia con 52.000 pesetas robadas en Zumaya. A otros muchos dirigentes como Francisco Javier Landáburu, Manuel Ibarrondo, Urretavizcaya, José Luis de Lombana, Jesús Ruíz de Angoitia del Araba Buru Batzar, que intentaron un acuerdo de paz con Franco, se les dejó escapar a Francia. Otros como Pablo Fernández Trocóniz, presidente del Eusko Gaztedi de Vitoria, Julián Aguirre, Antonio Irala o Francisco Martínez de Lecea salieron de Álava sin ser molestados. Centenares de curas con carnet del PNV, algunos de ellos condenados a muerte, son también puestos en libertad, tras un periodo de cárcel en la prisión de Carmona.”. (las negritas son mías)

“Los Mitos del Nacionalismo Vasco”-Pág 152-José Díaz Herrera

De traca, ¿pero no habíamos quedado en “que ni un solo dirigente del PNV es pasado por las armas?

Pues resulta que en la nota a pie de página José Díaz Herrera reconoce que asesinaron a Fortunato Agirre, alcalde de Estalla y miembro de Napar Buru Batzar.

Eso sí, con la justificación de que estaba “obsesionado en encarcelar a Emilio Mola antes del Alzamiento”. Para el periodista chicharrero, que Agirre tuviera conocimiento de los preparativos por parte del general del Golpe y quisiera evitarlo arrestándolo, significa “estaba obsesionado en encarcelar a Mola”. Es como si el fusilamiento de Agirre no contara para el periodista, ya que al fin y al cabo, lo fusiló porque estaba obsesionado con uno de los máximos cabecillas del Alzamiento.

¿Qué porcentaje de lectores leerá esta “aclaración”? La mayor parte de los inocentes lectores se tragará la afirmación de que “ni un solo dirigente del PNV es pasado por las armas”, porque aburridos de tanta nota intrascendente no perderán el tiempo leyéndolas.

En cualquier caso, José Díaz Herrera también menciona que “El gobierno de Franco respetó la vida de todos ellos”, entre estos Florencio Markiegi, alcalde de Deba, miembro del GBB.

Polentzi Markiegi no se debió de enterar de que “Franco respetó la vida de todos ellos”, porque fue uno de los primeros fusilados por Franco tras la caída de Santoña; junto a Ramón Azkue, jefe de Eusko Gudarostea y ex miembro del BBB. En el caso de Markiegi con el agravante de que los fascistas también habían asesinado a su hermano sacerdote y a pesar de los testimonios a su favor aportados por los franquistas salvados por Polentzi de los desmanes de la retaguardia republicana.

Por otro lado, También se le “olvida” mencionar a José Luis de Abaitua (ABB), uno de los dirigentes del PNV de Álava,  junto a Landaburu y, bajo amenaza de muerte, invitados a firmar un comunicado en nombre del Consejo Regional del PNV para estar a disposición de la “autoridad militar y delegadas que se han constituido”. Fusilado en Azazeta, camino de Estella, sin duda, “sin ser molestado” el 31 de marzo de 1937. Después de que el juez, generosamente, firmara su orden de libertad1.

Y el último de ellos, ya en 1943, cuando la guerra hacía varios años que había acabado y el ritmo de fusilamientos había bajado notablemente, Luis Álava Sautu, presidente del Gasteiz Buru Batzar, Jefe de la desarticulada red Álava, fusilado el 6 de mayo.

De las torturas infligidas a los miembros de la red no se libraron ni siquiera las mujeres.2

Las aventuras y desventuras de los mencionados a los que “se les dejo escapar”3 y no fueron “molestados” son más o menos conocidas. Como la de Landaburu que se libró por los pelos de una “cuadrilla” de falangistas que enviaron en su busca para fusilarlo; como ya habían hecho con su compañero Abaitua.

Así vivió el jeltzale Landaburu trece meses emparedado en su casa de Vitoria-EL Correo

 Irala, que en aquella época era un atleta (pocos años antes escaló el Mont Blanc) saltó por el puente de Murgia y huyó a Bilbao por el monte cuando ya lo levaban detenido.

Pello Irujo se libró del fusilamiento porque el Arzobispo de Valladolid Gandasegi se empeñó en que no lo hicieran. Peio Irujo fue uno de los nacionalistas que intervinieron para que Gandasegi no se reuniera prematuramente con su Creador.

El arzobispo al que el PNV salvó del fusilamiento | El Norte de Castilla

“Centenares de curas con carnet del PNV, algunos de ellos condenados a muerte, son también puestos en libertad, tras un periodo de cárcel en la prisión de Carmona.”.

El bueno de José Díaz Herrera siempre dispuesto a ver la botella medio llena cuando se trata del bando franquista. La  noticia no es que las huestes de Franco, representante de Dios en la tierra para los seguidores de la Santa Cruzada, hubieran fusilado a 16 curas vascos y encerrado a centenares. No,  la noticia es que los pusieron en libertad “tras un periodo de cárcel”. El Caudillo derramaba magnanimidad por todos sus poros.

La realidad es que la mayoría de sacerdotes no tenían carnet del partido (el PNV tardó unas décadas desde su fundación en permitir a los curas afiliarse al partido).

Como ejemplo de cura sin carné Aita Patxi, capellán de un batallón de gudaris y en proceso de canonización.

Se ofreció en dos ocasiones para ser fusilado en lugar de dos presos republicanos.

Aita Patxi, ¿el primer santo republicano? | Domingo | EL PAÍS (elpais.com)

En el artículo no se menciona, pero fue torturado y maltratado por los paladines del Glorioso Movimiento Nacional en diversas ocasiones. Hay testimonios incluso de que fue golpeado por el capellán castrense del batallón fascista que lo detuvo. La “anécdota” que viene a continuación sucedió mientras hacía de capellán prisonero en un batallón de castigo:

 “Terminada la Misa, A. Patxi se arrodilló delante del altar y dijo en voz alta:-recemos por los muertos en la guerra y por la paz de España. Apenas lo oyó el comandante Castro, se adelantó y le dijo a gritos y terriblemente enfadado:-¿Uds. piden la paz, cuando son los que han traído la guerra? Y, lleno de ira, con verdadera saña, descargó sobre A. Patxi fuertes garrotazos en la espalda. Este cayó al suelo y siguió dándole más garrotazos. Cuando cesó de pegarle, se le ayudó a levantarse y, poco a poco, sangrando por la nariz y la boca, se puso pie. Se mostró tranquilo y sereno, como quien no hubiera recibido ofensa alguna.”

“Aita Patxi”-Pág 139-J.L. Lopategui

¿Alguien se imagina que un cura en proceso de canonización hubiera tenido carné del PNV? Como mínimo a José Díaz Herrera le dan convulsiones.

Ahora vayamos de los hechos a las hipótesis.

“Mientras que ni un solo dirigente del PNV es pasado por las armas25, en contra de lo afirmado por la propaganda del PNV, como se verá en otro capítulo…”

José Díaz Herrera afirma que “ni un solo dirigente del PNV es pasado por las armas” y a su vez acusa a la “propaganda del PNV” de mentir.

A abajo en la nota píe de página, donde un pequeño porcentaje de sus lectores se van a detener a “completar” la información, nos reconoce que sí, que “Salvo casos aislados como el alcalde de Estella, Fortunato de Aguirre”.

Es decir, implícitamente reconoce que quien está mintiendo es él y no la “propaganda del PNV”, a quien ha acusado de hacerlo.

Ahora bien, ¿por qué miente si tranquilamente podía haber afirmado, sin engañar al lector, que “pocos/algunos/contados/cinco dirigentes del PNV fueron pasados por las armas”? (aunque no conozco ninguna otra fuerza republicana en nuestro territorio con tantos burukides fusilados). ¿No era más sencillo decir la verdad?

A continuación nos da un listado de dirigentes del PNV a los que “El gobierno de Franco respetó la vida de todos ellos”. Y en ese listado está Florencio Markiegi uno de los primeros fusilados después de la rendición de Santoña y nos omite el fusilamiento de Azkue.

Llegados a este punto, no es que tenga ya especial trascendencia saber si esta vez José Díaz Herrera miente conscientemente al lector o es un error a consecuencia de su hipotética incompetencia.

Pero por si alguien tiene dudas, he de volver a señalar al lector que José Díaz Herrera dedica un capítulo entero al Pacto de Santoña. Y una de las primeras consecuencias del incumplimiento de este pacto por parte de los italianos fueron los fusilamientos del 15 de Octubre de 1937.

En él se acordaba, entre otras cosas, que no se fusilaría a nadie que no tuviera delitos de sangre. Una de las primeras decisiones de los fascistas españoles es fusilar a 14 detenidos, cuidadosamente seleccionados, para dar un escarmiento a todas las fuerzas políticas republicanas y demostrar a todos los prisioneros rendidos en Santoña que ese pacto es ya papel mojado y que la suerte de todos ellos pende de un hilo. 

En la playa Berría de Santoña son asesinados dos miembros del PNV (entre ellos Markiegi), dos miembros nacionalistas de Eusko Gudarostea (entre ellos Azkue), dos miembros del sindicato nacionalista STV, dos republicanos, dos socialistas, dos comunistas y dos anarquistas.4

Ahora en el terreno de las hipótesis. Recordemos también que el periodista chicharrero ya “ha tomado partido” por el Glorioso Movimiento Nacional y en el territorio de las cuatro provincias este ha dejado su sangriento listón bien alto. Y para para desarrollar su discurso de que la actuación del PNV de la Guerra Civil fue más miserable que la de los fascistas españoles se ve que José Díaz Herrera se encuentra maniatado por los hechos históricos y está abocado a recurrir a la más burda patraña.

No nos olvidemos tampoco del recurso que yo he bautizado “como veremos más adelante” que en este caso el autor ha utilizado la variante de como se verá en otro capítulo”. Y a no ser que el Caudillo tuviera el don de resucitar a sus víctimas va a ser muy difícil que Díaz Herrera demuestre lo que reconoce como falso en su propia nota a pie de página.

Siguiendo en el terreno de las hipótesis, mi interpretación es que el periodista utiliza este recurso siendo consciente que el lector olvidará esta promesa. Sin embargo, para su subconsciente no es más que una confirmación de la veracidad de la afirmación de Díaz Herrera y otro motivo para no detenerse a leer la nota. Ya que nos promete que esta afirmación se probará “más adelante”.

Como jeltzale, la lectura de este libro de Ciencia Ficción titulado “los Mitos de Nacionalismo Vasco” me ha llevado del asombro a la indignación y luego, incluso a las carcajadas compartidas con mis amigos.

Pero dejando a un lado mi ideología, se me hace muy difícil imaginar qué concepto tiene José Díaz Herrera de los lectores que han comprado su libro.

Es posible, que  a algún cándido lector que haya aterrizado casualmente en Aberri Berri y en este artículo no considere esta mentira especialmente grave. Lo puedo incluso compartir. Pero como “veremos más adelante” la escala y cantidad de las mentiras será muy amplia y el periodista canario llegará muy alto. O mejor dicho, bien bajo.

El siguiente artículo será otro ejemplo de “mentiras a pie de página”. En él veremos un caso parecido al de hoy y que respalda la teoría  de que Díaz Herrera utiliza los diversos “recursos literarios” conscientemente como herramientas para hurtar la verdad a su confiado lector.

Próxima entrega de “Los Mitos del Nacionalismo Vasco” y las mentiras de José Díaz Herrera otro ejemplo de “mentiras a pie de página” sobre el fusilamiento del Cónsul de Austria-Hungría titulado “Le fusilan el 19 de noviembre de 1936 por ayudar a escapar empresarios vascos por el Puerto Internacional de Bilbao…”.

1“La fecha elegida, justo antes de la ofensiva contra Vizcaya, y el hecho de que se seleccionara a personas de casi todas las opciones políticas contrarias a los sublevados, reflejan una operación bien planificada, aunque resulta difícil conocer las razones de la elección de Abaitua como representante del PNV. Como hemos visto había participado en la redacción de la nota del ABB a favor de la sublevación y desde el punto de vista personal estaba relacionado con los apoyos sociales del alzamiento.”

“En tierra de nadie/ Los nacionalistas vascos en Álava”-Pág 248-Santiago de Pablo

2 “Para entonces, tanto Felicitas como Bittori, tuvieron que aguantar tres días seguidos sin dejarles apoyarse, entre insultos y vergazos, el interrogatorio no interrumpido de siete agentes que se renovaban en sus funciones”.

“19 condenados a muerte” -Pág 32/33-Iñaki Barriola

3“Para empezar, algunos nacionalistas (como José Luis de la Lambana, Eduardo Beiztegui, José María Sarasola, Manuel González de Zárate, Domingo Ortiz de Landaluce, o Eduardo Carrión se pasaron a la zona gubernamental, uniéndose a sus correligionarios vizcaínos. Esto sucedió sobre todo en los primeros momentos, aprovechando que el frente del Norte de Álava aún no se había formado definitivamente. Así, durante algunos meses el macizo del Gorbea fue un lugar de paso para personas que huían de una zona a otra, en ambas direcciones.”

“En tierra de nadie/ Los nacionalistas vascos en Álava”-Pág 246-Santiago de Pablo

4Sobre Martín Ramos de la Viuda hay fuentes que lo dan como miembro de UGT y no de la CNT.

6 thoughts on “0

  1. Impresionante la intoxicación de Díaz Herrera. A este hombre, los propagandistas de la derecha española le han otorgado el crédito máximo. Y gracias a estos artículos vemos hasta que punto un “periodista” es capaz de mentir y retorcer las cosas por amor a España.

    Eskerrik asko al autor por recordarnos no sólo lo arteros que son los españolistas extremos con este tema, sino también el heroísmo de los nacionalistas vascos en una etapa como la de la guerra civil. Los nacionalistas vascos, que marcaron diferencia respecto a los españoles, republicanos o fascistas.

  2. He llegago de casualidad al blog. Me pasaron Los mitos del nacionalismo vasco de Diaz Herrera hace unos años y no conseguí llegar a la mitad.
    No he encontrado el otro artículo que parece haber escrito Pierre. Pero esperará a los otros, porque mentiras más grandes seguro que las hay.

  3. Buenas, leí a Herrera a través del saqueo de Euskadi y llegué a este libro. Soy ideológicamente cercano al marxismo, catalán y crítico con los nacionalismos periféricos. Le leí buscando comprender el fenómeno ETA y seguí por pura curiosidad.

    Tenía sobretodo ganas de conocer las relaciones del PNV con la CIA, pues, a mi juicio, ETA recibió el impulso de servicios de inteligencia extranjeros en su fundación y acabó siendo controlada desde las cloacas del estado.

    Sin embargo, la empanada mental del autor me hizo coger cada línea del libro con pinzas y buscar a alguien que corroborase mis sospechas, que Díaz Herrera es un mentiroso y un manipulador.

    Sigue con los artículos, estaré encantado de leerlos.

    Eskerrik asko!

  4. Bon Dia Xavi.
    Sobre la cuestión del CIA y el PNV no sé gran cosa. Pensaba que la relación era sobre todo con el FBI. Pero seguro que aquí hay gente que sabe más.
    Lo de Diaz Herrera no acabo de entenderlo. Muchas de sus mentiras son tan fácil de desenmascarar que resulta muy chusco. Se ha metido un curro del copón para venga un aficionadillo como yo y lo deje con las vergüenzas al aire.
    El siguiente artículo es parecido a este, otra trola que el mismo descubre en la nota a pie de página. Si es posible, les diré a los a Aberriberri que lo cuelguen esta semana.
    Las próximas trolas son más indecentes.
    Por cierto, cómo has dado con el artículo?

    Moltes gràcies.

  5. JELen agur

    Gracias Xavi por tu honestidad (“ Soy ideológicamente cercano al marxismo, catalán y crítico con los nacionalismos periféricos.”).
    El nacionalismo vasco (PNV), uno de los periféricos, defiende una línea humanista de inspiración cristiana. Estamos, pues, en las antípodas del liberalismo y del socialismo, los cuales se parecen más entre sí que con el nacionalismo humanista. Pero por nuestra ideología defendemos la libertad individual y el compromiso social como NUNCA, ni el liberalismo ni el socialismo, van a ser capaces de igualar. Digamos que tenemos lo mejor de cada uno.
    Ambas ideologías tanto el liberalismo como el socialismo tuvieron en su momento el gran empuje de USA, del mundo anglosajón en general. Lo único que han conseguido es fomentar la crispación social en nuestro entorno. Pero en China han fortalecido el régimen dictatorial.
    Lo de ETA…tampoco sería sorprendente conociendo lo anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post El genio vasco de la generación de Arizmendiarreta (final)
Next post Sólida base comunitaria para un nuevo contrato social

Harpidetu blogera / Suscríbete al blog

Azken iruzkinak / Comentarios recientes

  1. Joseju, das un poder excesivo a la administración pública y a sus exigencias linguisticas. Esa mente funcionarial es la tragedia…

  2. Si para acceder a cualquier puesto de la administración hay que tener un grado de Euskera, aunque seas un simple…

  3. Joseju ten en cuenta que tu eres un hijo de un pueblo como el español cuya mayoría lo componían los…

  4. No puedo afirmarlo con rotundidad dado que no soy erudito en historia, pero en cuanto conozco no hay ningún estado…

Harremanetan jarri / Contactar

Laguntzaileen artikuluak / Artículos por colaborador

StatCounter

wordpress visitor counter

Contact us

Total
1
Share