Posteado por: aberriberri | abril 15, 2010

La necesaria Administración Global y la aportación vasca

Iñigo Lizari

En un debate televisivo, alguien jocosamente recurrió a un dicho ilustrativo de una serie de distintas idiosincrasias que definían a cada pueblo cuando ponía su respectivo pie en una tierra a colonizar: De los españoles decía que allá por donde van lo primero que ponen es una Iglesia, (y lo cierto es Colón se retrata con una cruz y una horca tomando tierra en la américas). De los franceses decía que lo primero que hacen es montar un salón de varietttes. Los ingleses, decía, en cambio, allá por donde van lo primero que hacen es montar un banco con el que dar préstamos. Es una lastima que las historia no nos haya deparado más protagonismo a los vascos para que se nos haga mención, pero estoy seguro de una cosa, si hubiésemos sido un pueblo colonizador, lo primero que se diría de nosotros es, que  lo vascos, allá por donde van, lo primero que hacen es montar una Hacienda Pública.

Si algo creo que ha caracterizado a los vascos es por su concepto de lo público, No cabe la menor duda, la vida del pueblo vasco no se explica sin el peso que tuvieron los bienes comunales, los cuales pueden servirnos de base para detectar nuestros nuevos comunales, y para así defender los mismos como antaño lo hicieron los antepasados de estas tierras. Sin este sentido de lo común es inexplicable el movimiento cooperativo vasco, ya sea para crear nuestras actuales industrias como para crear muchos de nuestros actuales centros de enseñanza, las ikastolas. Pero sin en algún lugar hemos sabido llevar nuestro sentido de los común y público hasta el extremo es en la cuestión del erario público.

De hecho, ¿ De nuestra foralidad pretérita qué es lo que logramos salvar? , ¿Cual fue el último vestigio que tanto nos afanamos por conservar, y que con tanto dotes de persuasión conseguimos que no nos lo usurparan? – La “propia recaudación” y para ello negociamos unos conciertos económicos allá a finales del siglo XIX en plena demolición foral.

Del vasco, se han dicho buenas cosas, que es hombre de palabra, que es trabajador,  que tiene un sentido religioso incorporado a su vida, que es emprendedor, intrépido, pero cuando hablamos de su sentido comunitario, nos olvidamos de una cuestión fundamental, el vasco es ante todo un recaudador. Y es  que si no, ¿qué se puede hacer si no se recauda? Sin recaudación dichos valores se tornan en cierto modo inmóviles, ¿o no?

En este blog hemos hablado de cómo todo el entramado constitucional de los territorios forales vascos responde a un federalismo local de libre adhesión que acaba por generar las Juntas Generales, unas juntas generales que se dotan de un gobierno permanente las Diputaciones Forales, y Diputaciones Forales que al día de hoy siguen siendo las titulares de la potestad recaudatoria. Por lo tanto vemos como nuestra gran aportación, y nuestro bagaje histórico lo es ante todo con algo que resulta básico en las sociedades modernas: la “autonomía local”. Pues aquí también nuestra autonomía local fue posible gracias a unas  haciendas locales que precedieron a las haciendas forales (ver En defensa de la raíz local del federalismo original vasco (2))

Este Federalismo vasco de raíz local no se terminó en la formación de los actuales Territorios Históricos. Los tres Territorios Históricos occidentales bajo el anhelo ilustrado del “Irurac Bat” auspiciado por la Real sociedad Bascondada de Amigos del País (RSBAP) en las  conferencias del 2 de Noviembre de 1793 adoptaron una serie de acuerdos que sirvieron para que más tarde por Orden Real de 16 de Julio de 1800, se sancionara oficialmente su proyecto de unión de la tres provincias bascongadas e institucionalización de las conferencias, (ver el trabajo del Catedrático de Historia Joseba Agirreazkuenaga, en un artículo que lleva por título “El descubrimiento de la nación política vasca por Wilhelm Von Humboldt en 1.801″.)

¿Qué se les ocurrió  estos Patriotas Bascongados ilustrados para que dicha unión a tres, esa “Irurac Bat”? Pues ni cortos ni perezosos estos vascos ilustrados solicitaron un impuesto para sufragar el gasto que generaba el “primer funcionario” de la nueva estructura: “Medio real de vellón por cada quintal de todo fierro que embarque”.

He aquí el ingenio vasco, la máxima vasca universalizable desde la gobernanza local hasta la gobernanza global: “Para cada nueva estructura política, antes de que se contrate el primer funcionario, debe acordarse una financiación adecuada”. Viene a la sazón este mención, visto el contenido de un reciente artículo de Daniel Innerarity, catedrático de filosofía política y social e investigador Ikerbasque en la UPV-EHU titulado “Los Bienes públicos de la Humanidad”.

En dicho artículo se dice;

“Los grandes asuntos políticos se han disociado casi por completo del marco definido por los Estados en una triple dimensión: por la generación del problema (quién o qué tipo de conducta causa un determinado problema), el impacto del problema (quién sufre qué tipo de efectos negativos) y la solución del problema (a quién compete su resolución y de qué modo). Todo ello define un cuadro de interdependencia o dependencia mutua que implica vulnerabilidad compartida.

Se está modificando la idea que teníamos de los bienes públicos, vinculados hasta ahora con una soberanía estatal que se encargaría de garantizarlos. Poco a poco tomamos conciencia de que se trata de bienes que no son divisibles entre los Estados, como pasa con los que se refieren al medio ambiente, la seguridad, la estabilidad económica, que no se prestan a una gestión soberana sin provocar graves efectos perversos. Las crisis mundiales o los riesgos globales no afectan únicamente a las comunidades nacionales más directamente concernidas sino al conjunto de la Humanidad, por las consecuencias en cadena o los efectos derivados. En la medida en que son bienes comunes de la Humanidad, los bienes públicos dejan de ser solamente bienes soberanos.

Desde el punto de vista de lo que podemos con toda propiedad denominar los ‘bienes públicos comunes de la Humanidad’, la soberanía es un paso previo a la concertación para resolver los principales problemas que nos afectan, para la mayoría de los cuales una política aislada, unilateral, carece de sentido. Las decisiones fundamentales ya no son adoptadas en el nivel nacional, que con frecuencia no decide más que acerca de lo accesorio. En materia comercial, monetaria, fiscal o social, las decisiones se han vuelto profundamente interdependientes, lo que inaugura un modo de gobernanza que implica no solamente un reforzamiento de las coordinaciones intergubernamentales, sino también la constitución de espacios de movilización y de representación de intereses, de discusión y de debate público, que trascienden los territorios nacionales y las lógicas soberanas.

El horizonte al que apunta todo ello es una política de la Humanidad, es decir, a la posibilidad de que la Humanidad como un todo (sea ello lo que fuere) actúe como tal, a la necesidad de configurar un nivel de gobernanza en correspondencia con la naturaleza de los bienes comunes de la Humanidad que se hacen valer cada vez con más insistencia en los espacios deslimitados de la globalización.”

El medio ambiente, los recursos naturales que proveen la sostenibilidad global como la pesca, la fuentes de energía y los recursos minerales que se hallan incluso en ámbitos que escapan a la propia soberanía nacional como es el caso las aguas territoriales, todo esto, en un planeta poblado por miles de millones de seres humanos necesita de una verdadera administración global.

Si aplicamos nuestra máxima vasca, llegaremos a la conclusión que no puede haber una verdadera administración global sino existe una administración tributaria global encargada de recaudar un impuesto global que pueda financiar adecuadamente este administración. Este impuesto, evidentemente, puede crearse retrayendo impuestos que actualmente pagamos a los Estados, sin tener que incrementar la presión fiscal sobre el pobre ciudadano.

Pongamos un impuesto sobre la pesca, otros sobre toda minería o actividad extractiva, incluida la extracción de petróleo, y tendremos una administración global, un Estado Planetatario. Todo esto redundará en beneficio de los estados, sobre todo de los estados pobres, ya que someterán las concesiones a un doble control: el del propio estado, que suele estar en los países pobres infectados por la corrupción, y el control de la administración global que coadyuvará al saneamiento de los controles estatales.

Los vascos lo tuvimos claro, no así los catalanes: Cuando en la transición los vascos vieron indispensable el concierto económico otros pensaron que sería impopular. Pero lo cierto es que para constituir un estado lo mínimo era tener una fuerza pública y unos impuestos públicos que garantizaran el pago de esa fuerza pública, que el Concierto no era una antigualla, una verdad universal e intemporal. La “pela es la pela” como dicen los catalanes, en el bolsillo del particular, pero los duros son los “duros”, en la hacienda pública  que tenemos los vascos en nuestra idiosincrasia.

Si hemos sido capaces de crear un federalismo de raíz local hasta un ámbito nacional vasco, y sí para cada escalafón hemos sido de concebir una administración fiscal con sus correspondientes impuestos,  sigamos apostando por este federalismo garante del principio de subsidiariedad hasta alcanzar una administración global que gestione unos impuestos globales para la buena gobernanza del planeta y de nuestros “bienes comunales” de la humanidad.


Responses

  1. Me he dado cuenta de una errata, donde he escrito

    “la propia soberanía nacional como es el caso las aguas territoriales”

    queria decir “aguas internacionales”

    Lo siento, es lo que pasa cuando se anda a salto de mata

  2. JELen agur

    Estupendo documento Lizari.
    Todo esto que apuntas lleva inevitablemente a la crisis definitiva (y ya era hora) del modelo de estado del siglo XVIII-XIX que nos ha tocado sufrir. Un modelo que se ha aprovechado de la necesidad de gestión centralizada para la supervivencia del modelo de estado y, de paso, crear artificialmente una nación.
    Porque a la gestión de los bienes comunales de la Humanidad que mencionas, que supera inevitablemente los límites del estado y que obligara a crear/afianzar estructuras supraestatales, se añade algo que la tecnología nos ha permitido. Durante la transición, la gestión de mercados internacionales prácticamente obligaba a tener oficinas en Madrid para la realización de los necesarios contactos de embajada.
    Hoy en día se puede estar realizando una gestión al otro lado del globo terráqueo, un acuerdo comercial, por ejemplo, con un dispositivo de Internet Móvil, un pequeño portátil, desde el camarote de un caserío perdido en las Encartaciones, por poner un ejemplo.
    De este modo, toda aquella creación artificial, falsamente justificada, comienza a entrar en crisis, ya que, por una parte muchos problemas están ya internacionalizados y requerirán instituciones creadas ad hoc y por otra el ciudadano encuentra caminos más “privados” para gestiones terráqueas.

  3. El impuesto, tiene que ser un impuesto indirecto, en concreto un impuesto sobre la actividad extractiva, ya sea animal o mineral, y tiene que ser impuesto que lo paguen las empresas extrativas o las empresas de pesca.

    entiendo que no habría problemas para aplicar este impuesto sobre aguas internacionales.

    La cuestión es si no debería de ampliarse este impuesto a toda actividad intraterritorial.

    el salto en la gobernanza global se dará ahí.

    se podrá saber cuanto coltán, cuando petroleo se extra en Congo, se podrá saber cuanto se pesca en Namibia, y se podrá saber quine.

    Los estados pobres no van a poder engañar a sus ciudadanos. si la ONU cobra ellos tendrán que cobrar e incorporarlo a su contabilidad nacional.

    Pensada que cuando comprais un coche pagais además del IVa el impuesto de Matriculación.

    Una empresa extractiva además de pagar su impuesto de sociedades, y el el IVA que recauda, la empresa no paga IVA por extraer, pagaría un impuesto por tonelada extraíada , Sería un Impuesto sobre la Actividad Primaria un IAP

    La ventaja de los impuestos indirectos, que en este caso, a diferencia del IVA, no gravan al ciudadano, es que requiere de un aparato administrativo menor que el de los impuesto directos como el de sociedades e IRPF.

    Por otro lado el simple control de la cantidad que se extrae permite un incremento del control del cumplimiento de las normas ambientales

  4. Si existiera esa tasa internacional, se podría pagar una armada internacional y la misma se podría encargar de combatir la pirateria.

    Creo que paises como España saldrían beneficiados.

  5. Iñigo: leyendo tu artículo me he acordado de la Tasa TOBIN (http://es.wikipedia.org/wiki/Tasa_Tobin) que es un impuesto global sobre los capitales que fluyen por el mundo.

  6. Muy interesante tu reflexión Lizari. La verdad es que los catalanes se llevan la palma de la fama de las pelas, y la verdad es que aquí sabemos de financiación un rato. Cada país tiene su idiosincrasia en su autogobierno. Por ejemplo, a Escocia le encantaría tener nuestro autogobierno financiero y a nosotros el sistema judicial diferenciado que tienen.

    Lo que está claro es que sin financiación pocas cosas se puden lograr, pero la cosa es que hay que tener lo mínimo para funcionar y no en exceso, porque ya sabemos que cuando hay abundancia, todo es un despelote, especialmente en la filosofía latina.

  7. quita quita txomin

    que se empieza pagando una tasa global y se acaba con hacienda unico para un gobierno mundial unico

  8. Demócrata: era una idea que me parece buena (poner tasas a todo para luego socializar su beneficio), aunque tampoco sé concretamente cómo funcionaría.

  9. txomin..yo no es que tenga nada en contra de los impuestos si son bien empleados..la idea puede ser buena si se aplica de forma correcta y por parte de los estados…a mi lo que rechina es que haya un organismo mundial que gestione ese dinero,…porque se empoieza creando una institucion , luego el cuerpo de inspectores y al final siempre aparece un organo ejecutivo no elegido y este encima a nivel mundial

  10. Claro, claro. Yo pienso como tú y como Iñigo; las casas se construyen del suelo al techo y no al revés.

  11. Iñigo: Una propuesta similar a la tuya, de instaurar impuestos con carácter global es defendida por Jeff Rubin en “por qué el mundo está a punto de hacerse más pequeño”. Le da otra orientación pero los caminos llegan al mismo final

  12. Democrata Navarro y compañia, quienes teneis esos miedos lo teneis porque aún deasconoceis la vivencia y experiencia real del Federalismo. Yo no os lo reprocho y hasta os comprendo.

    Eso miedos están justificados porque todavía no hemos desterrado el absolutismo de nuestras vidas, poruq el jacobinismo es una expresión moderna del absolutismo de siempre, y porque en Europa la gran mayoría de los Estados siguen aferrados a la idea de la sobernia nacional que es por antonomasia e”el princpio jacobino”.

    El problema es que que para que existe una europa fedral se necesita que los estados que lo integren participen de la idea del federalismo, y sin una europa federal un mundo federal parece muy dificil.

    A un estado federal mmundial solo se le han de trasferir aquellas comptencias no gestionados por los Estado civilización como la unión Europea, USA, China, India ,MercoSur etc..

    Ninguno de estos estados puede actuar por si solo en temas como el cambio climatico, la explotación global sostenible de la pesca, recurso minerales globales etc….. A una admnistración global solo se le habrían de trasnferir poderes al respecto.

    No habría porque temerla, porque solo se ocuparía de estos, y puede ser tan democratica como el gobierno de lo Estados Unidos de America.

    se necesita una fuerza publica global, y un hacienda publica global con el que pagar esa fuerza publica para que ahaga las funciones de policia en los asuntos que se le encomiende para el buen gobierno de los bienes comunales de la humanidad como se dice en el artículo.

  13. andoni

    yo soy partidario del derecho de autodeterminacion de forma absoluta y que todo el mundo pueda ejercerlo

    Mi ideal mas que la federalismo es la libre confederacion de pueblos y naciones en pie de igualdad

    el problema sigue siendo el mismo..que el organo que dirija esa libre confederacion de pueblos tenga el menor poder y posible y los entes conferedrados la mayor cantidad de poder posible

    traladado a Euskal Herria ..me gustaria una libre confederacion de herialdes con una competencias basadas en ejercito, diplomacia, moneda y algunas cosas mas, y luego el resto de competencias repartidas entre municipios y herrialdes

    Si es por decision mayoritaria de los ciudadanos no me opondria a que EH tambien se confederara con otro ente territorial si la contraparte tambien quisiera.

  14. por otro lado ..segun tu dices que el poder en EEUU es democratico y eso es lo malo..Los padres fundadores intentaron evitar la democracia en su Constitucion y si te la lees no aparece por ningun sitio la palabra democracia

    Jefersson dijo que la democracia eran dos lobos y una oveja votando para ver quien era la cena

    ellos eran partidarios de un gobierno limitado, separacion de poderes y una confederacion de EEUU y lo llamaron Republica Constitucional

    La democracia comenzo a instituirse tras la guerra de secesion al pasar de ser una confederacion de Estados a un Estado federal y una mayor intromision del gobierno federal en las competencias de los estados federados

    Los ultimos gobiernos Bush,Obama, clinton a creado un mosntruo gigantesco que esta ahogando a los estados y han provocado la ira de estos y la modificacion de las constituciones de los Estado para reafirmar su poder..Obama esta creando organismos no refrendados electoralmente e incluso sin el control del congreso que estan usurpando el poder de Este y de los estados

    Asi que el congreso ha vaciado a los estados y ahora los presidentes estan vaciando al congreso y senado EEUU

    Si cedes competencias a un organismo global sin poder controlarlo veras que lo ocurrido en EEUU se repetira aescala global

  15. Estimado democrata navarro:

    Estoy de acuerdo con laguna afirmación que haces al final. pero en lo relativo a Estados unidos, no simplifiques. La palabra democracia está en el mismo germen de los Estados Unidos, John Adams en sus escritos no hace otra cosa que referirse a esta palabra. Su claisifcación de republicas democraticas entre las que cita a Bizkaia es prueba de ello. “sin votación no hya imposición” ese fue su grito de guerra frente un Reino Unido que les obliga a pagar un impuesto aprobado en el parlamento de londres donde los colonos no tenían derecho al voto.

    En lo relativo al gobierno fuerte, fue éste un debate que se suscitó desde el incio, los federalistas como Adams fuero vencidos por el Democrata Republicano de Jeffersson, es cierto, que no era partidario de un banco central etc…

    El resultado de este negativa era que había tantos bancos que emitian dolares en papel moenda que al final no se sabía de quien fiarse, ibas a comprar y tenias un dolar de un banco de poca solera y tu dolar no valía lo mismo que otro de mucha solera, tenias que negociar el precio del dinero ¿te das cuenta?, hubo serios problemas para el tráfico mercantil, y todo se resolvió con Lincoln.

    Lincoln comenzó su carrera politica militando en el partido Wig y acabó en el Republicano.

    Este banco central es el que ha hecho grande a los Estados Unidos ha permitdo la creación de un gigantesco mercado interior que permite a quine sobrevive al mismo poder salir y comerse el mundo.

    No confundas centralismo con federalismo, lo que llamas confederación es simplemente una forma de federalismo, puedes leer a Anton de Irala, él claramento lo dice, cabe una unión federal débil USA antes de la guerra de la secesión) o cabe un federalismo fuerta, USA después.

    Preguntate donde está las 40 entre las mejores 50 universidades del mundo, observa los flujos migratorios, y preguntate si de ese monstruo huye la gente o más se matan para poder entar y vivir en él. Para EEUU está llenos de defectos, y tienen defectos que en Europa no tenemos aún, pero están también llenos de aciertos también y su balanza desde lo que entedmos desarrollo de las libertades, autogobierno, reconomiento de la icniativa propia, gente hecha asimisma como en ninguan parte del mundo, ofrecen una balanza positiva.

    El Federalismo es el sistema que se construye libremente de abajo a arriba sobre la base del principio de subsidiariedad, donde libremente entregas a una instancia superior aquello que crees que no lo puedes gestionar eficientemente.

    Pero lo que realmente ha hecho de los Estados Unidos una democracia tan grande 300.000.000, es su separación de poderes, y los pesos y contrapresos que se cran dentro incluso de cada rama de poder. Aquí es donde el Reino de España está tan bisoña, y sus carencias se hacen tan evidentes.

    Esta es la gran lección, la clave no está en repensar el Estado a lo frances, sino en crear una praxis politica, un sistema de pesos y contrapresos que impida que un poder estrangule al resto, y estrangule al pueblo. La clave son los contrapresos, el ceder lo estrictamente necesario.

    ¿Podemos gestinar lá explotación de los oceanos desde los actuales estados naciones?

    Hece falta organismos supraestatales poderosos, pero con poder limitado a aquello que se lo hayamos conferido, y estoy totlamente de acuerdo que hace falta claros contrapoderes.

  16. en este caso creo que hay un confusion entre lo que dice Adams y los padres fundadores ..quiero decir que ambos llaman al mismo sistema de forma diferente pero en esencia es el mismo..La republica constitucional de EEUU y la republica democratica bizkaina.

    Tienes razon durante un tiempo ganaron las posiciones democratas republicanas de Jefferson ( mi anterior nick pero era muy largo xddd) y tras la guerra civil se impusieron las federalistas de Adams que buscaban la fortaleza del gobierno federal frente al ideal confederado o federal suave de los jefersonianos

    Con respecto a Lincoln su intencion no fue la de reinstaurar el Banco Central de EEUU , sino la de reatribuirse la competencia de emitir billetes ( los greenbacks) para financiar los gastos de guerra ya que los interese por emision de dinero que le ofrecian eran muy altos…si en esta epoca habian muchos bancos que emitian biletes pero solo habian poco capaces de crearlos y responder por ellos y de eso se valian para cobrar intereses usureros al gobierno y eso es lo que quiso atajar Lincoln hasta que una bala acabo con su vida y con los greenbacks y el poder emitir dolares volvio a las mismas manos de antes

    con respecto al cometario sobre Irala creo que estamos de acuerdo , lo podemos llamar confederacion o federacion debil a los EEUU de antes de la Guerra Civil.

    si lees mis mensajes anteriores yo en ningun momento he criticado a lso EEUU simplmente pienso que el gobierno federal les esta haciendo una LOAPA permanente imponiendo las tesis de Adams desde 1864

    Y con respecto a los ultimos puntos volvemos a estar de acuerdo en que organismos a nivel global son si quiere necesarios, pero con un poder limitados, contra-poderes y que respondan a la voluntad del publico

    a Lo sumo diferimos a nivel competencia, tu como federalista y yo como democrata-republicano xdd

  17. Coincidimos mucho democrata navarro

    La clave está en saber ser liberal democrata republicano y federlista a la vez, por no son incompatibles sino complementarios.

    Un dificil equlibrio, sin dua, pero un equilibrio absolutamente necsario para hcer del mundo un lugar más habitable.

  18. creo que tendremos muchos debates sobre los limites a las competencias y el poder del estado

    Ha sido un placer…Hasta otra

  19. Muy interesante el tema que nos traes en éste post, Iñigo.

    En efecto los estereotípos conducen a que siempre que habla de pasta, la referencia es la sociedad catalana.

    Pero metiendo el bisturí y sin quitar merito al pueblo Catalán sabe un rato de negocios, en efecto en el tema de recaudación apuntas a una especificidad vasca que encima NO CADUCA.

    Tiene aplicación con carácter “sine die” en todos los lares.

    Personalmente si soy partidario de aplicar contribuciones fiscales en las extracciónes de aguas internacionales, descriminando coo no en cuanto al objeto de extracción.

    No puede ser lo mismo cargar sobre el petroleo que sobre los peces.

    Pero que duda cabe que con ello lograríamos claras ventajas:
    1) Revertir la recaudación como apuntas a la sociedad en general, teniendo que estar la gestión rigurosamente fiscalizada (auditada).
    2) Asignar parte de la recaudación a la conservación de los mares.
    En efecto, estos últimos años somos testigos de las campañas que hay, algunas siendo muy cortas por el necesario control de las extracciones so pena de extinguir muchas especies.

    Si se hace bien, lo cual requiere aunar voluntades, la humanidad lograría un paso mas en el camino de enriquecer el bien universal / global a partir del deber, de los esfuerzos, de la solidadridad de lo particular, es decir desde cada comunidad y a la inversa; la mejora, el crecimiento sostenido del estamento universal deberá a su vez “alimentar” las necesidades de las comunas, comunidades, territorios, contribuyentes.

    El tema Iñigo, está cargado de pragmatismo REAL, y sería bueno que todos los responsables políticos tomaran buena nota.

    Zorionak! JELen


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: