Posteado por: aberriberri | mayo 25, 2009

Sobre las Constituciones Vascas (5): Las instituciones vascas ante el juramento de fidelidad a Jose I

Ion Gaztañaga [continuación de “Sobre las Constituciones Vascas (4)”]

Como comentamos en el anterior capítulo incluso antes de la proclamación oficial de la Constitución, los franceses exigieron juramentos de lealtad al nuevo rey de españa pero las juntas y diputaciones comenzaron a usar maniobras dilatorias para evitar jurar lealtad a José I. Recordemos que en Navarra, las tropas francesas ocupaban Iruña desde Febrero de 1808 (meses antes de la promulgación de la Constitución), y al designarse a José como rey de las Españas y de las Indias, la Diputación del Reino no lo reconoce porque alega que su proclamación como rey de Navarra requiere un acto de las Cortes de Navarra. Así lo cuenta Hermilio de Olóriz:

“en orden fechada el 2 de Julio mandaba se le reconociese (a Jose I) por Soberano de los Reinos de España e Indias, concediendo a nuestros representantes un plazo de solo cuatro dias para llevar a efecto la proclamación. Nuestros Diputados, (…), por cuanto se rozaba con la Constitución del Reino de Navarra, cuya integridad era el más sagrado de sus deberes, procuraban, por medio de exposiciones (…) demostrar los justos motivos que les impedían ejecutar lo preceptuado en tan importante documento.”
(Herminio de Oloriz en “Navarra en la guerra de la independencia”)

¿Cuáles fueron las exposiciones que se hicieron y que según Olóriz impedían ejecutar tal documento? La contestación remitida a José I se fundamentaba en argumentos jurídicos rigurosamente ciertos:

“Se produce un cambio dinástico, por lo que debe pronunciarse el Reino, que es el depositario de la soberanía; el órgano que lo representa son las Cortes, únicas que pueden decidir porque la Diputación carece de capacidad legal para ello”
(Francisco Miranda Rubio, “La Guerra de la Independencia en Navarra”).

Entre finales de mayo y comienzos de junio de 1808 los miembros de la Diputación del Reino intenta marcharse a Lerin, pero el Virrey lo impide (Francisco Miranda Rubio, “La quiebra del régimen foral navarro bajo la ocupación francesa (1808-1814)”, Príncipe de Viana, nº 235). Además, la Diputación del Reino abandonaría Iruña a finales de Agosto intentando desmarcarse de la legalidad josefina:

“(…) nuestros representantes, ante la imposibilidad de seguir sorteando aquella situación crítica y peligrosa, después de soportar vejámenes y amenazas sin cuenta y de analizar las circunstancias de la política y el estado e importancia de los sucesos militares, entendiendo que su permanencia en la capital, lejos de ser útil al Reino de Navarra, resultaba nociva, decidieron abandonar el recinto de Iruña, para congregarse al amparo de los ejércitos españoles en la ciudad de Tudela.”
(Herminio de Oloriz en “Navarra en la guerra de la independencia”)

También las Juntas de Gipuzkoa piden moratorias para jurar lealtad a José I y ganar tiempo: la Junta Particular de Gipuzkoa reunida el 7 de julio recibía la comunicación de la cesión de la corona a José I para su reconocimiento y proclamación según Fuero en cuatro días. De acuerdo con esa pauta, se recordó que la costumbre era realizarlo después de producirse en la Corte y previo juramento de los Fueros de Gipuzkoa. En consecuencia se dirigió una representación, con fecha del día 12, pidiendo más tiempo.

En Bergara (núcleo “afrancesado”) juran fidelidad a José los profesores del Seminario y el ayuntamiento. En Araba el rey es recibido por Miguel Ricardo de Alava pero su proclamación se efectúa bajo coacción. Empiezan a llegar noticias entre los vascos sobre el artículo 144 de la constitución de Bayona, ven amenazados sus fueros y comienzan algunos levantamientos populares con visos de guerra civil con amotinamientos en Tolosa.

Los acontecimientos más graves se desarrollan sin embargo en Bilbao y Bermeo. En Bermeo el pueblo (que simpatiza con los franceses) se subleva y saquea el ayuntamiento. A comienzos de agosto ocurre una insurrección en Bilbao, los vecinos arrestan a los “afrancesados” (que veían con buenos ojos los nuevos aires franceses), a la Diputación General y a los “zamacolistas” (que estuvieron dispuestos a incorporarse a Francia siempre que se garantizaran los fueros). Se forma una Junta Gubernativa que proclama al depuesto rey español Fernando VII como señor de Bizkaia. Según relatada el Diputado General, Francisco Borja Hurtado de Corcuera, la Diputación General pensó responder a las peticiones de la autoconstituida Junta Gubernativa convocando a Junta General de Bizkaia en Gernika bajo el Arbol, para salir de Bilbao y desligarse de la junta revolucionaria. Varios batallones franceses se dirigieron a Bilbao y aplastaron la revuelta el día 16.

Después de este episodio, se convocan las Juntas Generales extraordinarias en Bilbao bajo iniciativa (formalmente) del Gobierno Universal del Señorío. Asisten a ellas 21 villas, 72 ante-iglesias y 21 valles y lugares del Duranguesado, Orozco y las Encartaciones. Faltan los representantes de Lanestosa, Gordexola, Tres Concejos, Bakio y Trucíos. Pero pronto toma el control Mazarredo, porque ofició mandando convocarlas de nuevo con la instrucción de que se hiciera en nombre de José I. Las sesiones tuvieron lugar en Bilbao los días 26-27-28 de agosto, bajo presidencia de José de Mazarredo. El objetivo era obtener juramento de fidelidad a Jose I y la fórmula consistió en una pregunta del propio Mazarredo, como presidente de la Asamblea, a la que los asistentes al unísono “respondieron que sí le juraban [a José Napoleón] como á su Señor” (el resumen de la Junta se puede leer en Sagarmínaga, “El gobierno y régimen foral del Señorío de Vizcaya”). Hay evidentes contrafueros, no sólo por la ocupación militar francesa sino porque la junta se convoca en Bilbao en lugar de Gernika y porque las juntas nunca se reúnen en nombre del rey.

La situación de interinidad foral se agrava cuando ante el avance hispano-británico (el 10 de septiembre de 1808 las fuerzas españolas tomaron Logroño y llegaron el día 17 a Tutera) el propio Napoleón entra a finales de 1808 en la península al mando de un ejército de 250.000 hombres, la Grande Armée, un ejército veterano y rápido que arrolla los españoles e ingleses y que controló la mayor parte de la península hasta 1812.

Entonces es cuando las Constituciones Vascas sufren el verdadero azote napoleónico. El  propio Jose I será incapaz de establecer sus propias leyes cuando porque el propio Napoleón se encargará de establecer gobiernos militares sin obediencia a Jose I y comenzará a trabajarse en la posibilidad de constituir un País Transpirenaico, bien incorporado a Francia o bien como Estado independiente neutral, entre Francia y España que agrupe a las provincias y reino vascos junto con Aragón y Cataluña.

Con los fueros formalmente no depuestos y sin que nunca se reunieran las Cortes españolas que debían revisarlos según la constitución de Bayona, la razón de la fuerza comenzará a establecer la ley francesa entre los vascos, con nuevas instituciones y gobiernos de los que hablaremos en el próximo capítulo.

(Continuará…)

Fuentes adicionales:


Responses

  1. […] Sobre las Constituciones Vascas (5): Las instituciones vascas ante el juramento de fidelidad a Jose … […]

  2. X cierto, es la Alameda de Mazarredo en honor a Jose de Mazarredo, ministrillo d Bonaparte y el d las juntas piratas k cita Gaztañaga?

    Despues d lo k hemos leido en esta serie, no me suena k Bilbao tenga 1 kalle dedikada a Yandiola, defensor d la konstitucion d Bizkaia a kapa y espada. Kosa k no me extrañaria xk yo no le konocia, xo kon el analfabetismo general k tenemos es posible k nadie se haya preokupado de esto.

    Xk a ver si va a resultar k no honramos ni a nuestros propios heroes y tenemos las kalles llenas d kolaboracionistas.

  3. La siguiente sera una calle dedicada a Jose Maria Aznar. Bueno, y también sustituir Sabino Arana por “Lehendakari Lopez”.

  4. El aita de Aznar era bilbaíno.

  5. Mejor se lo dedicamos a Manuel/Imanol Aznar. No se si por su impulso a la seleccion vasca o por su paso al franquismo.

  6. Deja hartueman, k kon la k se esta liando en EA y el berzas diciendo k no hay k presentarse a las elekciones, igual le ponen 1 kalle konjunta a Arzalluz-Garaiko, Alameda de los Aitites, x haber jodido PNV y EA. Todo sea x los servicios presta2 a España.

  7. Una pregunta: ¿van a continuar colocando los artículos sobre las Constituciones Vascas?. Yo tengo hasta el quinto ( mayo del 2009), y no encuentro los siguientes. ¿Los han publicado?.- Si es así donde los puedo conseguir. Son de la autoria de Ion Gaztañaga.

    Gracias

  8. Estimado Fermin, no he podido continuar la serie de momento por la exigencia de documentacion que requiere pero espero hacerlo pronto. Un abrazo.

  9. Estimado Ion, gracias por la respuesta. Me puede proporcionar una dirección de correo donde le pueda hacer una serie de preguntas de caracter privado. Le escribo desde sudamerica. Un saludo.
    Fermin

  10. Estimado Fermin, puede contactar con cualquiera de los colaboradores a través de la dirección de aberriberri que aparece arriba. El administrador me la hara llegar y estaremos en contacto. Un saludo.

  11. […] y como comentábamos en el anterior capítulo de la serie, desde que se proclamó la constitución de Bayona en 1808, aunque formalmente los fueros nunca […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: