Posteado por: aberriberri | mayo 18, 2009

Sobre las Constituciones Vascas (4): Las gestiones ante Napoleón

Ion Gaztañaga [continuación de “Sobre las Constituciones Vascas (3)”]

En el anterior capítulo observamos las destacadas palabras del representante vizcaíno que temía por el fin de las Constituciones bascongadas, pero los intentos no se agotaron tan fácilmente. En la Asamblea de Bayona también participaron los vizcaínos y ministros de José Bonaparte, Mariano Luis de Urquijo (como secretario de la Asamblea) y José de Mazarredo (como representante en Bayona del Consulado de Bilbao), que además de colaboradores de los franceses, pudieron servir para ejercer una influencia ante el propio emperador, como veremos a continuación.

Y es que los temores de Yandiola sobre el peligro que corrían los fueros se confirmaron cuando en Bayona se les entregó el proyecto de Constitución que incluía un artículo derogando expresamente los Fueros. Los comisionados de las juntas, ante las estas intenciones, buscaron mediante Urquijo negociar fuera de la Asamblea de Bayona. El propio Urquijo, que recibiría el importante cargo de Secretario de Estado, manifiestó en el informe presentado ante la asamblea de Bayona:

“Como la constitución debe de declarar la igualdad de pesos y medidas, es bueno observar que las tres provincias de Bizkaia y el reino de Navarra, son la puerta y seguridad de España, y estas provincias han sido felices porque no entraban en los bienes de mano muerta y tenían privilegios que favorecían la división de la propiedad. Si a estas provincias se las pone al nivel de las demás hay que temer alguna agitación. siglo M. verá en su sabiduría si se las puede dar alguna compensación en la Constitución”

La negociación extra-asamblearia, buscando el máximo nivel de interlocución queda demostrada en las actas de Bayona. La situación se describe con claridad en la entrada de la Enciclopedia Auñamendi:

En la sesión del día 27, cuando el Presidente Azanza se disponía a dar paso a las votaciones de las enmiendas, Yandiola interrumpió la sesión para manifestar que había enviado una representación directamente al Emperador, advirtiendo que “su asistencia y participación en este acto no se tuviera por adhesión a la Constitución general y que, en caso necesario, se abstendría de votar”. El núcleo de esta Representación era que “nada tiene de común este país con los demás, si se exceptúan las provincias limítrofes de Guipúzcoa y Alava y el reino de Navarra, que se hallan en circunstancias muy semejantes”.

Fue el primer y único incidente de las jornadas. Inmediatamente se le sumaron los apoderados de Navarra, Gipuzkoa y Alava; uno de los asistentes, José Garriga, “pretendió hacer otra igual por el Principado de Cataluña, pero el Sr. Presidente le hizo observar que ni había sido nombrado por el Principado mismo, que era el caso de los otros Diputados ni la Cataluña tenía una Constitución particular” (Actas, 37-38).

Napoleón había desechado ya un proyecto del senador labortano Joseph Garat para la formación de un Estado Vasco que acogería las siete provincias (bajo el nombre “Nueva Fenicia” y del que hablaremos en otra serie) pero estas palabras de Yandiola no se quedaron sin fruto. El apoyo de los representantes vasco-navarros y con la citada la intermediación de Urquijo (secretario de la Asamblea), consiguen que el propio Napoleón acepte tachar el párrafo en el que se suprimían los Fueros, pero imponiendo una fórmula que los ponía bajo las leyes españolas con el artículo 144. Artículo que se firma por la parte vasca el 7 de julio de 1808 ante la imposibilidad de conseguir ningún avance mayor:

“Los Fueros particulares de las provincias de Navarra, Vizcaya, Guipúzcoa y Alava se examinarán en las primeras Cortes para determinar lo que se juzgue más conveniente al interés de las mismas provincias y al de la Nación”.

Así pues, la constitución de Bayona fue el único texto constitucional español del siglo XIX que mencionó expresamente en su articulado los fueros vascos (la futura constitución de Cádiz sólo los menciona en el preámbulo). Y evidentemente los menciona porque los fueros son para los españoles un problema de primer orden respecto al de encaje constitucional que hacía necesario un examen de las Cortes. Como era de esperar, el articulado de la Constitución de Bayona rebajaba los fueros pues trasladaba las aduanas interiores a la frontera con la Francia imperial, unificaba el sistema de contribuciones en todo el Estado Español, separaba radicalmente el orden administrativo del judicial y establecía juzgados de primera instancia.

Algunos interpretaran que, como ocurriría con la ley supuestamente “confirmatoria” de 1839 después de la primera guerra carlista, los fueros no fueron derogados desde el punto de vista jurídico, pero es evidente que les habían despojado de muchas de sus más importantes atribuciones.

Sin embargo, debido a la convulsa situación política y militar (había comenzado ya la llamada guerra de la independencia), las Cortes españolas nunca llegaron a reunirse y por tanto, nunca se evaluaron los fueros de acuerdo a la Constitución de Bayona. Lamentablemente la práctica política bonapartista fue absolutamente anulatoria del régimen foral como veremos en el próximo capítulo.

En ese momento, el imperio francés había dado ya su segundo paso después de proclamar a Jose I como Rey después de las forzadas “abdicaciones de Bayona”: elaborar y aprobar una constitución afrancesada. Como siguiente paso, incluso antes de la proclamación oficial de la Constitución, los franceses comenzaron a exigir juramentos de lealtad y obediencia no sólo a las instituciones españolas sino también a las instituciones forales vascas, que como veremos en el siguiente capítulo, emplearon maniobras dilatorias. Recordemos las palabras del propio Napoleón, después de obtener el trono español mediante las citadas abdicaciones de Bayona y poco antes de cederselo a su hermano Jose I:

…Españoles: después de una larga agonía vuestra nación iba a perecer. He visto vuestros males y voy a remediarlos… Vuestros príncipes me han cedido todos sus derechos a la corona de las Españas; yo no quiero reinar en vuestras provincias… y os haré gozar de los beneficios de una reforma sin que experimentéis quebrantos, desórdenes y convulsiones.

Españoles: he hecho convocar una asamblea general de las diputaciones, de las provincias y de las ciudades. Yo mismo quiero saber vuestros deseos y vuestras necesidades… asegurándoos al mismo tiempo una Constitución que concilie la santa y saludable autoridad del Soberano con las libertades y privilegios del pueblo.

Españoles: acordaos de lo que han sido vuestros padres, y mirad a lo que habéis llegado. No es vuestra la culpa, sino del mal gobierno que os regía. Yo quiero que mi memoria llegue hasta vuestros últimos nietos y que exclamen: es el regenerador de nuestra patria.

Bayona, 25 de mayo de 1808.

La Constitución que según Napoleón iba a conciliar “la santa y saludable autoridad del Soberano con las libertades y privilegios del pueblo”, nunca se aplicaría pero la ocupación militar pronto se mostrará como rodillo imparable que clarificará en los vascos qué era eso de que la “memoria llegara hasta vuestros últimos nietos”. Lamentablemente podemos dar fe de que lo consiguió.

(Continuará…)

Fuentes adicionales:

  • Wikipedia
  • Enciclopedia Auñamendi
  • “El País Vasco ante la reforma liberal o el debate Fueros-Constitución (1808-1876)” Coro Rubio Pobesi EHU-UPV, Anales de Historia Contemporánea 20
  • “El Sistema Napoleónico en el Espacio Vasco, Del Ordenamiento Foral a un Nuevo Régimen” Lartaun de Egibar Urrutia
  • “Entre el Absolutismo y el Convenio de Bergara” José Antonio Zabala Unzurrunzaga, RIEV

Responses

  1. Gaztañaga, no le kuentes esta historia a Napoleon ZP y su titere Patxi “botella”, k enseguida te traen d nuevo a la armada, vestida de militar y kon trikornio, a las juntas d gernika.

    Me han kontao k estos afrancesa2 tambien tienen 1 plan sekreto xa liberar a Mayor Oreja del granero de Ibarrangelu.

  2. Que raro que arranokabia no acuse al autor del articulo de falsificar la historia. Suele ser un comentario habitual.

  3. porompompero, ultimamente tiene fijacion kon lizari, debe ser algo k ira x temporadas. Kuando le dejan d hacer kaso kambia a otro presa.

  4. Igomendi, que le ocurre hoy, le veo un punto … , ahora se ha hecho amigo de manolo escobar?. micarroooooo .

  5. Xa karro el k lleva Patxilo: Mayor “Ibarrangelu” Oreja, en nombre de su bisabuelo, el dl granero kastellano, anda + suelto k franko en semana grande en donosti. Iturgaiz ha vuelto al eskusoinu hablando d regimen y Basagoiti y Alonso kieren sillon d Araba.

    Arrano, unete a Basagoiti y kanta por la dipu alavesa: “mi karrooooo me lo robaron…”.

    1 abrazo napoleoniko xa su majestad el pajaro real.

  6. Igomendi, que te pasa.

  7. ¿Por qué no se dedican a leer cosas interesantes como “Franco para antifranquistas”, de Pío Moa, en lugar de perder el tiempo de esa manera?

  8. Hombre, Pio Moa ultraizkierdista rekonvertido en ultraderechista, komo Losantos. Xa k leer historia si nos la podemos inventar komo Moa.

  9. No te olvides de Juaristi y compañía, no es que hayan cambiado, es que siguen siendo igual de totalitarios que cuando estaban en ETA.

  10. Si bueno Liberto Pio Moa es el tío que dice que el franquismo está muy bien y los antifranquistas pues, como el que estaba en el GRAPO, eran muy malitos. En fin, Liberto, no hay nada mejor que liberarse de la verdad. Puedes decir así cualquier cosa.

  11. Gaztañaga, Nueva Feniciaren proiektuari buruz bilaketaren bat egin dut eta oso interesgarra dirudi. Ea astirik duzun honi eusteko.

    Artikulu sorta honetan hegoaldeko instituzioen galeraz hitz egiten ari zara, baina iparraldeko instituzioak iraultzarekin batera deuseztatu zituzten eta gertaera hauek ez dira oso ezagunak (nik behintzat ez dut ideiarik iparraldeko foruen ezaugarrien inguruan) eta eskertuko nizuke honi buruz idazterik bazenu.

    Eutsi eta segi aurrera.

  12. Igo, ha dicho el consejero que:

    ENTRAMOS EN RESECION
    QUE VA A HABER 30.000 PARADOS MAS.

    Bueno, ahora me cuenTas que con el gobierno de Ibarretxe estamos unos puntos por debajo de la media, en el paro, y yo te cuento lo siguientea:

    1.- RECESION, malo muy malo, Euskalherria mal

    2. 30.000, que hay por lo menos otros 30.000, que los tienen de corbata, COMO SE QUEDE EN PARO TU O UN FAMILIAR TUYO, este año o el que viene, me cuentas, que opinas de la gestion de Ibarretxe.Y me cuentas tambien los que tieneN trabajo temporal y los que tiene a media jornada.

    Y luego, majete, sigue pensando que Ibarertxe ,o ha hecho guay, y que SOMOS LOS MEJORES, COMO LOS DE BILBAO.

    No estoy de acuerdo conmesta huelga que no sirva para nada.

    CUANDO LAS BARBAS DEL VECINO VEAS PELAR, PON LAS TUYAS A REMOJAR.

    Los que vivis bien, pensais en vivir mejor, si Euskadi tiene independentzia, pero el pensamiento de la HERRIA, VOLKS, esta bastante lejos de vuestros deseos.

  13. Arrano, desayunas kon tekila o k? No ves k tu komentario no tiene nada k ver kon el artikulo? Venga dat 1 ducha fria k todavia no t has despertao.

  14. Si pero tiene que ver contigo, yo tequila no, pero tu talvez unas pastillas para sentirte EL MAS GUAY, entre los que te rodean.

  15. […] Sobre las Constituciones Vascas (5): Las instituciones vascas ante el juramento de fidelidad a Jose I Ion Gaztañaga [continuación de "Sobre las Constituciones Vascas (4)"] […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: