Aberriberri bloga

Mal comenzamos

Read Time:1 Minute, 44 Second

Mikel García Maiza

Dicen algunos nacionalistas que el nuevo Lehendakari es el del frente anti-vasco y el candidato de ETA, mal comenzamos la travesía por el desierto. Un desierto, al que el Nacionalismo Institucional ha ido por sus errores, no por los aciertos de los demás, y o empezamos pronto a darnos cuenta de ello o tenemos Patxi López para rato.

En primer lugar, decir que ha ganado el del frente anti-vasco, no es cierto, ha ganado el del mensaje anti-frentes, otra cosa es que ese mensaje sea real. Patxi López, nos guste o no, es vasco y por lo tanto de frente anti- él mismo, nada de nada, otra cuestión es que sea nacionalista o no, pero ese es otro tema.

Es la primera lección que debemos aprender si se quiere volver pronto a gobernar este País. El Nacionalismo Institucional tiene que tener presente que en la sociedad vasca hay nacionalistas y no nacionalistas, pero todos vascos y que la sociedad huye del frentes, tanto para un lado como para otro.

En segundo lugar, dicen que Patxi López es el candidato de ETA, y también se equivocan, es posible que sea el candidato de la izquierda radical, esa que le ha permitido ser Lehendakari al tirar 96.000 votos a la basura, pero no de ETA.

ETA no tiene nada de nada, es la segunda lección que debe aprender el nacionalismo, ETA no es nada y no aporta nada, bueno sí, sufrimiento y que nos aleja de la posibilidad de ser un País.

En tercer lugar, el Nacionalismo Institucional lleva 30, y sobre todo los últimos 10, acercando su discurso a las demandas de la izquierda radical con la esperanza de que pidiendo lo mismo que ellos por medios políticos dejen la violencia y vuelvan, y se equivocan.

La tercera lección, la izquierda radical, nunca dejará de pedir y reivindicar, nunca dejará de exigir a no ser que sea ella quién mande y gobierne nuestro pueblo y no creo que sea el objetivo del Nacionalismo Institucional que la Izquierda radical gobierne este País.

Salir de la versión móvil