Aberriberri bloga

O espabilamos, o… (2)

Read Time:2 Minute, 53 Second

Mikel García Maiza (en su blog Euskal-Abertzaleak)

Tenemos Patxi López de Lehendakari para rato.

El nacionalismo institucional continúa en la UVI (Unidad de Vigilancia Intensiva) y cuanto más tiempo continúe en esta situación, más fuerte se hace Patxi López.

Ahora que es claro, que Ibarretxe el único apoyo que tiene garantizado es el de los 30 parlamentarios obtenidos más los 3 de Aralar, creo que va siendo hora de, o que Ibarretxe cambie totalmente de estrategia y de táctica o que abandone el barco cuanto antes para que otro se haga cargo de la nave del nacionalismo institucional. Sí los votos de los parlamentarios actuales actúan en consecuencia con sus propias manifestaciones, Ibarretxe no obtendrá ni el voto de EB (votará en blanco o eso dice) uno de sus actuales socios de gobierno, ni el voto de EA (nadie sabe que votará, ni el mismo)  su otro socio.

Querido Lehendakari, es un fracaso político, resulta llamativo para la sociedad y debería ser sonrojante para ti, que aquellos en los que basabas toda tu estrategia política, a la hora de tu confirmación como líder de dicha estrategia, no te apoyen y que los únicos que te apoyarán, son por un lado tu partido, y por otro, aquellos que creen que los problemas de este país solo se solucionan mediante el enfrentamiento, en unos tiempos con violencia y en otros con la palabra pero con enfrentamiento. Y lo peor de todo, no te apoyarán porque consideren que tú política es la correcta para dirigir nuestro País, sino simplemente, porque no quieren que lo dirija un “frente españolista”.

Que dirán, todos los que actualmente dentro del nacionalismo institucional claman la cielo sobre el tongo del resultado electoral, cuando al día siguiente de la investidura de Patxi López alguien publique los resultados de dicha investidura, Patxi López 38, 39 ó 40 votos, Ibarretxe 30, 33 votos.

Para colmo el PNV no levanta cabeza y continúa con la misma táctica, chillando como el niño al que le quitan su balón, sin creerse del todo que no se lo devolverán porque es suyo, porque le pertenece. Continúa lanzando mensajes con la esperanza de que el acuerdo o el entendimiento entre PSE-PP se rompa, y de esta forma alcanzar el gobierno. Y no se romperá, no se romperá porque ninguno de los dos quiere que se rompa, porque el que lo rompa lo pierde todo, no solo Euskadi, también España.

Y que decir de EA, más que en la UVI, tiene los pies en el deposito. Resulta que su flamante vicepresidente, asume que EA se ha pegado un “batacazo electoral”, pero que la solución es seguir en la misma línea, vamos algo así como cuando tu aita te gritaba “que te vas a caer”, y como eras un niño, continuabas y te caías. Me da la impresión de que aquel que en su día provoco con la escisión del PNV la creación de EA, quiere antes de que sus días terminen, terminar con aquel partido que creó, y es una lastima, porque yo particularmente creo que EA tiene espacio (un espacio muy amplio) entre el PNV y la izquierda radical (Aralar, ANV o HB). En dónde, con toda seguridad no tiene espacio y desaparecerá es con la izquierda radical (Aralar, ANV o HB).

Por  favor, sí realmente queremos construir un País. Un País de verdad, un País para todos y con todos, comenzamos a trabajar, o tendremos Patxi López para rato.

Salir de la versión móvil