Posteado por: aberriberri | junio 19, 2008

El cambio que necesita Euskal Herria (y 2)

Imanol Lizarralde

(…Continuación de este artículo)

Tras este diagnóstico político, pasamos a la descripción de la alternativa política. Esta alternativa es siempre un “programa mínimo”. Pero el programa mínimo no es la misma cosa para los movimientos marxista-leninistas que para el resto de las opciones. El programa mínimo representa, desde un punto de vista marxista-revolucionario, un programa de mínimos, pero con la intención de la ruptura del marco político-jurídico donde le toca actuar.

Un programa mínimo de este tipo no es algo que se vaya a concretar sino, sobre todo y ante todo, una bandera de lucha, una manera de hacerse creíbles frente a la sociedad: “Una propuesta realista, que toma en cuenta la actual realidad político-institucional” dice el folleto acerca de lo que el mismo contiene. ¿Cuál es la presente bandera de lucha del MLNV?

Un Estatuto de Autonomía para los cuatro territorios de Euskadi sur y otro Estatuto para Euskadi norte, más “la creación de instituciones nacionales”. El MLNV plantea, así, un marco político que transciende las fronteras de las comunidades autónomas y las estatales. Con lo cual presupone la modificación de todo el entramado político-institucional.

Esta reivindicación sirve tanto para dibujar la posibilidad de un estado vasco de seis provincias como para plantear algo parecido a lo pactado o hablado en Loiola, que incluía un órgano común para Navarra y la CAV e incluso la posibilidad de agrupación de los territorios vascos del norte y del sur en una eurorregión vasca dentro de Europa. Y tengamos siempre en cuenta que el MLNV esgrime esta alternativa tras haber rehusado a algo parecido en las conversaciones de Loiola: es decir, en este caso, como corresponde a una alternativa de lucha, la reivindicación sirve, tiene utilidad política, mientras no puede cumplirse. El hecho de que estuviera a punto de cumplirse (aunque Batasuna fuera la que rompiera la posibilidad de acuerdo) le da una fuerza publicitaria adicional que los líderes máximos del MLNV, como Rafa Díez Usabiaga, no dejan de proclamar.

Recordemos que la Alternativa KAS, la Alternativa Democrática, la Propuesta de Anoeta, constituyen los diversos programas mínimos que el MLNV ha ido esgrimiendo a lo largo de etapas históricas diferentes. En este caso, el MLNV plantea una adaptación de su modelo de ruptura a las actuales circunstancias. La Alternativa KAS fue creada como modelo de “ruptura democrática”, en la etapa de la primera transición, y fue acompañada de la mayor ofensiva armada de la historia de la izquierda radical, que en escasos años causó centeneras de muertos. La Alternativa Democrática surgió a principios de los 90 como acompañamiento de la llamada “socialización del sufrimiento”, es decir, con una nueva extensión de los objetivos de la violencia, que ahora podía cebarse en cargos políticos y afiliados del PP y del PSOE, periodistas, jueces, funcionarios diversos, etc, todo ello en nombre de una “segunda” transición que sería la culminación de la “ruptura democrática”.

Es por ello que no podemos deslindar esta propuesta de la violencia que la acompaña de forma indefectible. La violencia quiere mostrarse como consecuencia de la no existencia de unos “mínimos democráticos” que el MLNV rehusó anteayer y que son los que ahora esgrime con este folleto. ¿Con una eurorregión vasca y un organismo común vasco-navarro se podía arreglar todo? De ninguna manera. Pero su referencia sirve para dar apariencia de lucha contra la injusticia a la lucha del MLNV.

Por último, es de destacar la forma sibilina con la que el MLNV señala a su verdadero enemigo político: el nacionalismo vasco. Tras tres intentonas negociadoras y tres treguas, dos de ellas con los socialistas, el MLNV señala al nacionalismo histórico como culpable de la situación actual: “Euskal Herria ya ha estado a las puertas del cambio en otras ocasiones. Hace 30 años tuvo la oportunidad histórica de superar la negación y opresión españolas y recuperar sus derechos nacionales. Sin embargo, algunos sectores de este pueblo prefirieron zambullirse en el Estatuto de las Autonomías, que no rompía completamente con el franquismo y que continuaba negando a nuestro pueblo, amén de establecer una nueva división territorial”.

Este es el quid del planteamiento del MLNV. Querer responsabilizar al nacionalismo histórico de la persistencia de la violencia. “es la estrategia del PNV la que ha generado el sufrimiento” decía también Arnaldo Otegi refiriéndose a su apuesta por un Estatuto de Autonomía. Resulta curiosa la coincidencia de esta responsabilización con la que esgrimen la derecha española y otros elementos fundamentalistas, pero esta vez de signo contrario: el PNV, como raíz del nacionalismo, es responsable de la violencia de ETA. El PNV, como hace 30 llegó a un acuerdo con el gobierno español, es responsable de la violencia de ETA, nos quiere decir el folleto.

Aquí podemos ver más claramente la traición a nuestro pueblo, al que desprecia, como elemento político de la izquierda radical. Los planteamientos formalmente nacionalistas le sirven, a la vez, para justificar su juego en contra del nacionalismo y la negociación con los interlocutores socialistas españoles. Las reivindicaciones históricas del nacionalismo no son más que nueva gasolina para seguir dando fuelle a su estrategia político-militar. Cuando pueden concretarse huye de ellas. Y cuando ya no pueden concretarse, las esgrime como muestra de la injusticia reinante. El MLNV, cuando propone quiere destruir: destruir nuestras instituciones, destruir la hegemonía nacionalista. Tengámoslo en cuenta.


Responses

  1. Imanol, los dos capítulos que expones sobre el cambio que necesita Euskal Herria me parecen interesantes. Pero sobre todo una vez mas me ponen los pelos de punta y me llena el cuerpo de tristeza lo cual no quiere decir que no tengamos que seguir combatiendo y esforzándonos en mostrar a la sociedad la sustancia real, la columna vertebral de lo que es el MLNV que consiste en el ENGAÑO Y LA MENTIRA CONTINUOS y en el lado opuesto los INQUISIDORES ESPAÑOLES (PP Y PSOE junto con sus sucursales).
    Mientras no haya una consolidación importante en la sociedad en cuanto al conocimiento de la realidad subyacente en ETA y el resto del MLNV me temo que el futuro del NACIONALISMO VASCO (EAJ + EA) corre serio peligro. A este fenómeno me referiré en adelante como “Operación Mordaza”. Esos dos extremos a los que me refiero tienen como objetivo clarísimo la aniquilación del pueblo vasco (descafeinar su riqueza en todos los ámbitos: idioma, cultura, industria, ciencia, innovación, alegría, espontaneidad, tolerancia, etc.,).
    Ahora bien hay un aspecto que me preocupa mucho en éste momento y es el policial. Cada vez que tiene oportunidad Rubalcaba sale a la palestra para anunciar que el fin de ETA está cerca. Es aterradora la irresponsabilidad con la que algunos políticos hacen su “trabajo”. Esa cantinela la llevamos oyendo ya demasiado tiempo. A estas alturas creo que a nadie que se mueve en los ámbitos policiales se le escapa que ETA es un movimiento de los mas sofisticados que hay en el MUNDO, sino el que mas, con vasos comunicantes en todas partes: las FARC, los Palestinos, los Musulmanes en Mindanao, México, Venezuela, y como no ALQAEDA. Con esto y termino, por duro y doloroso que sea el camino o linea a seguir.
    Estoy cada vez mas convencido que debemos seguir la linea TACHERISTA (la dama de hierro). Es hora que nuestros políticos tengan la valentía y responsabilidad hacía las próximas generaciones y contundentemente hacer una declaración al UNISONO de que con ETA y el resto del MLNV no se sienta nadie mas de los partidos políticos y otras agrupaciones democráticos mientras aquellos NO hagan una declaración formal de abandono de las armas con carácter definitivo y sin ninguna condición en absoluto, una simple rendición con toda regla. Todo, absolutamente todo en el siglo XXI se puede debatir con talante democrático y JAMAS con el uso de cualquier forma de violencia. El otro aspecto y comprendo que es muy difícil llevarlo a la practica es el llevar a la practica el dicho “no hay mejor desprecio que el no aprecio” lo cual implicaría que los periodistas hicieran un esfuerzo en llenar sus paginas y fotos con otro temas e ignorar a esta gentuza. Por supuesto las instituciones (todas) deberían de liderar éste nuevo enfoque que estoy planteando. con todo lo duro que pueda ser, que mañana matan en un autobus a 12 personas, chiton. No sacar NADA ni en prensa ni en RADIO. Comprendo la dificultad de llevar esto a la practica pero sin ninguna duda les quitaría mucho protagonismo a estos mal nacidos.
    Milesker


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: