Alarde de Hondarribia: el problema de no tener problema pero querer que lo haya
Read Time:8 Minute, 55 Second

Alarde de Hondarribia: el problema de no tener problema pero querer que lo haya

Igor Zulueta

Con motivo a la celebraci贸n del 25 aniversario de la creaci贸n de Jaizkibel Konpainia los medios han anunciado festejos a bombo y platillo. Se ha significado en los mismos, la capitana de Jaizkibel y  diputada por Bildu en el Parlamento Vasco Oihana Etxebarrieta. Hay aspectos de esta entrevista que le hacen que me parecen muy positivos. Me sumo a su diagn贸stico de que 鈥渆ste a帽o la gente nos ha demostrado que quiere vivir la fiesta鈥. Se acuerda que hace 25 a帽os, cuando ten铆a 10, en la fiesta volaban pelotas de goma. Tambi茅n yo recuerdo a los antepasados de Jaizkibel Konpainia sosteniendo una pancarta 鈥淛aiak bai, borroka ere bai鈥 (Fiestas si, la lucha tambi茅n). Era la 茅poca de la Socializaci贸n del Sufrimiento, en la que la Izquierda Abertzale quer铆a meter el hocico y manejar cualquier evento popular. Y trat贸 de imponer su criterio tambi茅n en la fiesta del Alarde de Hondarribia, como lo describen en su libro Be帽ardo Urtizberea y Javier Iriarte.

Jaizkibel Konpainia es el producto de eso y todav铆a colea. Quisiera homenajear la labor de la Ertzaintza, la polic铆a de nuestro pueblo, que lanz贸 esas pelotas de goma para que los partidarios del llamado 鈥渁larde mixto鈥 no se introdujeran a la fuerza en el desfile del Alarde Tradicional. Ojal谩 llegu茅 el d铆a en el que Etxebarrieta reconocer谩 la labor de la polic铆a vasca para defender la convivencia. Esta defend铆a al pueblo frente a los agresores minoritarios que quer铆an imponer su modelo de fiesta. La Oihana de diez a帽itos no pod铆a darse cuenta de ello.

La capitana de Jaizkibel tambi茅n se congratula de que 鈥渟on las personas m谩s j贸venes las que hoy en d铆a est谩n viviendo con total normalidad que en la misma cuadrilla haya gente que desfila en Jaizkibel, en Txangai y Pasteleros. Una vez acabado el desfile, se re煤nen y hacen la juerga juntos鈥. Yo mismo, y la gente que conozco que participa en el Alarde Tradicional, tambi茅n se alegra por este motivo. Porque demuestra que los dos modelos de Alarde desfilan cada uno por su lado y la gente de ambos conviven perfectamente. Pero, claro, me surge la perplejidad. Entonces 驴cu谩l es el problema? 驴por qu茅 dice Etxebarrieta lo siguiente?

Hay que poner por encima de todo el amor hacia esta celebraci贸n, en la que pueda participar toda la ciudadan铆a. Tenemos que recuperar la fiesta, volver a hacerla del pueblo. Es un objetivo con el que coincidimos cada vez m谩s personas. De hecho, nos estamos encontrando por el camino quienes durante estos a帽os atr谩s ten铆amos miradas diferentes. Hay que buscar espacios de soluci贸n.

驴Por qu茅 se arrogan la facultad de definir la soberan铆a del pueblo tanto Etxebarrieta como Jaizkibel Konpainia? 驴Qu茅 pasa? 驴qui茅n no es de esta compa帽铆a ya no es del pueblo? Menudo planteamiento totalitario. La pregunta es 驴por qu茅 pasa desapercibida esta opini贸n totalitaria en el panorama sociopol铆tico actual? Y detr谩s est谩 todo el engranaje de los mass media habituales para empujar esta idea de corte impositivo. Quiz谩 esto sea lo m谩s grave del asunto, y lo m谩s peligroso.
Habr铆a que promulgar mucho m谩s esa diversidad a la que tanto se apela y que es tan cacareada concretamente en esos ambientes de renovaci贸n y modernidad social.

Y es que Etxebarrieta, da a entender que 鈥渆l pueblo鈥 es ella y el colectivo que representa. Aqu铆 se manifiesta el lenguaje conceptual de la izquierda abertzale por el cual 鈥渆l pueblo鈥 son ellos, como sujeto autoelegido, frente a una mayor铆a social que no lo ser铆a por estar 鈥渁lienada鈥 o confundida con ideas err贸neas. Nos encontramos ante el t铆pico marco mental de corte marxista que representa el fondo de la m谩scara de la ideolog铆a de g茅nero. Pero el sentido com煤n nos dice que el Alarde ya es del pueblo, siempre ha sido del pueblo y sigue siendo del pueblo. 驴O es que el pueblo, la mayor铆a por un lado y la minor铆a por otro, no celebra la fiesta como quiere

Ante la pregunta-afirmaci贸n que recoge la perspectiva de Alarde Fundazioa, diciendo que su desfile 鈥渟e trata de un evento de car谩cter privado que no discrimina en la medida en que, quienes lo organizan, tanto hombres como mujeres, defienden la configuraci贸n tradicional鈥. La capitana de Jaizkibel responde:

Que la tradici贸n es una palabra que en boca de algunos toma forma de inmovilismo, cuando las tradiciones nunca han sido inm贸viles. Para poder continuar a lo largo del tiempo, han necesitado de adaptaci贸n a las sociedades actuales. De hecho, el Alarde de hoy en d铆a no tiene nada que ver (trajes, m煤sica, compa帽铆as) con el que se celebraba en origen. Nosotras tambi茅n estamos a favor de la tradici贸n. Tambi茅n estamos a favor de nuestro bien inmaterial, pero creemos que adaptarlo a los nuevos tiempos no solo no va en contra sino que lo fortalece y enriquece.

Esta es una respuesta irreprochable a la que suscribo (y suscribir铆a cualquiera de Alarde Fundazioa) de pe a pa. Vuelvo a preguntarme. Entonces 驴cu谩l es el problema? 驴Por qu茅 Jaizkibel hace 鈥渦n llamamiento鈥 al ayuntamiento de Hondarribia 鈥減ara que liderara con fuerza este proceso鈥? 驴Qu茅 objeto tiene reclamar 鈥減untos de encuentro鈥 cuando el desfile de los dos modelos de Alarde, como dice el testimonio de Etxebarrieta, en este 煤ltimo a帽o, ha sido ejemplo de convivencia?

El problema consiste en que tras las bellas palabras de la capitana de Jaizkibel se esconde una tremenda omisi贸n: claro que la tradici贸n evoluciona; pero la tradici贸n no puede ser desvirtuada hasta convertirse en algo irreconocible. Adem谩s, la tradici贸n tiene que cambiarse cuando los cambios emergen desde dentro del ritual y del pueblo, sin imposiciones, y nunca con exigencias externas dictadas por grupos pol铆ticos o lobbies ideol贸gicos.

Lo que pasa es que algunos y algunas quieren que la tradici贸n se adapte a su manera. Hay diversas formas y maneras de adaptar las tradiciones, y no solamente una. Demos cabida a todas las formas que se presenten de adaptar las tradiciones, propiciando espacios diversos para sus diferentes manifestaciones. Eso es progresismo y mantenimiento de la cohesi贸n social, sin imposici贸n ni propagandismos estent贸reos por parte de una de las facciones, la supuestamente agraviada.  La pregunta ser铆a: 驴est谩 Jaizkibel Konpaina a favor de propiciar espacios diversos de manifestaciones diferentes? Dice la capitana de esta compa帽铆a:

Es obvio que tenemos cada vez m谩s respaldo. Hay personas que en su d铆a nos dieron la espalda y que actualmente son miembros de la compa帽铆a. Hay personas que antes no nos quer铆an ver desfilar y que ahora se quedan a vernos y nos aplauden. En 2022 no ha habido un solo espacio en el que no hubiera aplausos a nuestro paso, algo impensables a帽os atr谩s.

隆Pues claro! Esta es la soluci贸n: dos alardes, dos tiempos y dos espacios. Entonces nadie se siente ni humillado, ni discriminado, ni avasallado. 隆Tan dif铆cil es de entender! La soluci贸n est谩 al alcance de la mano y este 煤ltimo a帽o se ha producido; ya lo dijo la mediadora inglesa que vino a帽os atr谩s, en el fondo es un problema de convivencia, y como tal hay que buscar soluciones para poder dar salida a un supuesto problema (que parece que en el fondo es inexistente) con soluciones de respeto y cohesi贸n social, nunca de enfrentamiento o de imposici贸n de diferentes formas de ver una fiesta o representaci贸n de car谩cter etnofolkl贸rico.

Si la capitana de Jaizkibel est谩 tan contenta por el supuesto crecimiento de Jaizkibel Konpainia y los aplausos que recoge alrededor, repito por tercera vez 驴cu谩l es el problema? El problema es el de siempre: el que Jaizkibel trata de imponer un modelo de fiesta a la mayor铆a de un pueblo que quiere celebrar la fiesta siguiendo su propio modelo. Jaizkibel Konpainia quiere desfilar con las compa帽铆as del Alarde Tradicional e imponerles su presencia. Y por eso sus miembros se mueven por los despachos ministeriales, comen la oreja a pol铆ticos acomplejados e importan gentes de otras latitudes para desfilar en las fiestas de Hondarribia.

La situaci贸n est谩 m谩s normalizada de lo que parece. Simplemente habr铆a que dar cabida a los dos tipos de expresiones, tanto a Jaizkibel Konpainia como al Alarde tradicional; y ah铆 se terminar铆a el supuesto problema. Sin embargo, si tenemos en cuenta que la Capitana de Jaizkibel Konpainia es un cargo electo de EH Bildu en Parlamento Vasco, y se ha mostrado en sus intervenciones beligerante  en las cuestiones de g茅nero, parece bastante dif铆cil el objetivo de llegar a un punto intermedio consensuado que de cabida a todas las personas y permita una cohesi贸n pragm谩tica que permita una convivencia pac铆fica. Resulta evidente que la ideolog铆a de g茅nero es utilizada aqu铆 como palanca pol铆tica a favor de un cambio pol铆tico-social de corte revolucionario. O hablando en plata, es instrumento para que Bildu sea hegem贸nico en la sociedad, aun sin contar la mayor铆a social. Esto no es nuevo, basta con rascar un poco para llegar al tu茅tano de la cuesti贸n.

La elecci贸n de la diputada de Bildu Oihana Etxebarrieta nos debe servir como una confirmaci贸n de que este movimiento (el mal llamado 鈥渁larde mixto鈥) fue creado e inducido por la Izquierda Abertzale, con la intenci贸n de apoderarse de las fiestas populares y darles su cariz. Segundo, que la Izquierda Abertzale sigue manteniendo 鈥渃aliente鈥 la l铆nea del conflicto en los Alardes con la intenci贸n de reforzar el frente de la lucha ideol贸gica ligada a la 鈥渋deolog铆a de g茅nero鈥. Tercero, estamos en fechas pre electorales y parece que Bildu considera que el aupar a Etxebarrieta al protagonismo de un movimiento social le podr铆a proporcionar r茅ditos electorales, sino en Hondarribia (que es una plaza perdida hace a帽os) al menos en Gipuzkoa, donde flanquea la figura de Maddalen Iriarte. En referencia al conflicto del Alarde, el desembarco de una figura pol铆tica ligada al fanatismo e intolerancia del que hacen gala los portavoces de la 鈥渋deolog铆a de g茅nero鈥 significa que Bildu apuesta por darle una vuelta de tuerca a esta cuesti贸n, en detrimento de la paz y convivencia de Hondarribia. Una pena. Como ocurre a veces, los intereses pol铆ticos de una facci贸n priman por encima de los valores de cohesi贸n social. Pues para Bildu, en este caso, se trata de que 鈥渉ay que generar conflicto鈥. Y si no hay problema, piensan que deben de crearlo. Ese es el verdadero entuerto y quid de la cuesti贸n: el problema real es que no hay ning煤n problema. No tendr铆a que haberlo. Pero los estrategas de Bildu piensan otra cosa.

Este 煤ltimo a帽o, a mi parecer (la capitana de Jaizkibel nos da varios ejemplos de ello) se帽ala la soluci贸n ideal del problema. Cada modelo de Alarde desfilando por su lado y en el pueblo la gente conviviendo con alegr铆a. Hago un voto (al que espero que Jaizkibel Konpainia alguna vez se sume) de que esto contin煤e as铆.

8 thoughts on “0

  1. Art铆culo aclaratorio. La parlamentaria de Bildu ahora es cabeza de Jaizkibel y nadie echa el grito al cielo. Pat茅tico el nivel de los pol铆ticos cercanos que no se atreven a meter mano en esta cuesti贸n. Es vergonzoso que una formaci贸n como Bildu chulee con impunidad no a los otros partidos (pues eso, al fin y al cabo, es cosa de ellos) pero si al resto de la sociedad. Y el pretexto de imponer sus intereses son los “derechos de la mujer” como antes era “la cuesti贸n nacional”. Ni hablar de que, para m谩s colmo, los ciudadanos hondarribitarras paguen el pato de los proyectos de Bildu.

  2. JELen agur

    Excelente documento.
    No obstante quiero matizar una o dos cosillas:
    -La izquierda revolucionaria considera que el pueblo al que representan, ES MAYOR脥A, no una minor铆a. Por eso se entienden legitimados a casi cualquier barbaridad, embuste y manipulaci贸n porque es para el beneficio de la mayor铆a. Sea 茅sta consciente, inconsciente o colaboradora del adversario. Es por ello que se considerasen democr谩ticos, aunque promuevan un totalitarismo.
    -por supuesto que este no es mas que un afianzamiento en la estrategia de dominaci贸n d ela mayor铆a social en el alarde. Su kompainia es pol铆tica con una pol铆tica al frente. Pero esto no es La Paz. Esto es un afianzamiento de posici贸n para organizar el asalto al alarde total. Lo veremos.
    Como alternativa hay que defender el tradicional y su sentido hist贸rico y promover siempre la convivencia.

  3. Muy bueno el art铆culo, da en el clavo. No obstante, quisiera hacer hincapi茅 en este p谩rrafo:
    La pregunta es 驴por qu茅 pasa desapercibida esta opini贸n totalitaria en el panorama sociopol铆tico actual? Y detr谩s est谩 todo el engranaje de los mass media habituales para empujar esta idea de corte impositivo. Quiz谩 esto sea lo m谩s grave del asunto, y lo m谩s peligroso.
    驴Por qu茅 los medios de comunicaci贸n est谩n alimentando, aplaudiendo y jaleando esta actitud totalitaria? 驴Qu茅 pasa, que ahora vale todo en pro del feminismo? 驴No hay nadie que les ponga freno a los medios de comunicaci贸n? 驴Nadie se acuerda de lo que pas贸 en la Alemania Nazi?
    Muchas redacciones y direcciones de peri贸dicos se deber铆an plantear a qu茅 y a qui茅n dan voz y p谩bulo, si no, vendr谩n problemas m谩s gordos.
    Y si no鈥 隆al tiempo!

  4. Fabuloso art铆culo de Igor Zulueta. Ya ven铆a avis谩ndonos unos meses antes, y ha vuelto a acertar.
    Y nos recuerda el diagn贸stico de la intermediaria internacional que ya hizo un an谩lisis diciendo que era un problema de convivencia. 隆Por supuesto!
    La mayor铆a del pueblo de Hondarribia est谩 a favor de la cohesi贸n social y a favor de la coexistencia pac铆fica. Es Jaizkibel Konpainia quien desea romper la armon铆a y la paz social de un pueblo que nunca hab铆a tenido problemas de convivencia por motivo de sus fiestas. Aqu铆 est谩 la clave, 隆en la convivencia! Por ello, es necesario separar las dos tendencias u opciones de entender esta representaci贸n etnol贸gica y folkl贸rica. La soluci贸n es f谩cil y completamente factible.

  5. Te convendr铆a releer tu escrito,con todo mi respeto.Hablas de meter el hocico a la fuerza,de formas impositorias y aplaudes las pelotas de goma.Creo que ves la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.
    Despu茅s de 25 a帽os no somos capaces de evolucionar.
    Tengo la suerte de ser de “fuera” y disfrutar con vuestros Alardes de coraz贸n.
    Los pelos como escarpias cuando veo a los hacheros y tb con Jaizkibel.Y c贸mo no con Arkolla,
    Mi admiraci贸n por el momento del pueblo,si Pueblo.Alardea Guztiona Guztiontzat.PAKEA

  6. Nerea, soy hondarribitarra y mujer y quiero decirte que cuando la se帽ora Etxebarrieta habla de pelotas de goma no nos dice por qu茅 la polic铆a vasca las ha de usar. Antes de que Jaizkibel Konpainia y los que la promovieron surgieran, las fiestas en el pueblo se celebraban en paz y alegr铆a. Fue cuando una minor铆a pol铆tica, la izquierda abertzale, decret贸 como ten铆amos que pasarlo bien cuando surgi贸 todo el embrollo. Las pelotas de goma volaron porque los batasunos quer铆an fastidiar la fiesta. Por cierto, entonces.
    Soy partidaria de que todos celebremos la fiesta como nos apetece sin imponer nuestras formas a nadie. No es eso lo que quiere Jaizkibel y tu tampoco Nerea.

  7. Ahora asistimos al en茅simo ataque en Irun, pues todo apunta a que unavez m谩s quieren introducir en el plan de igualdad el tema del alarde obviando la sentencia del Tribunal Supremo

    Elkarrekin Podemos-IU muestra su satisfacci贸n por la aprobaci贸n del borrador del V Plan de Igualdad en la Comisi贸n de Trabajo de Igualdad – http://conectabidasoa.com/elkarrekin-podemos-iu-muestra-su-satisfaccion-por-la-aprobacion-del-borrador-del-v-plan-de-igualdad-en-la-comision-de-trabajo-de-igualdad

  8. El componente ritual de los Alardes de Irun y Hondarribia evidentemente es alto. Este componente ritual y su sentimiento asociado vienen a parecerse, en cierto modo, a lo que es el sentimiento religioso en el ser humano.
    El sentimiento religioso es algo subjetivo que no se le puede privar a ning煤n ser humano. Este sentimiento se puede tener, o no se puede tener; y si se tiene, ese individuo lo puede expresar del modo que m谩s le represente o le satisfaga. No se puede obligar a nadie a ser cristiano, musulm谩n, o ateo. Por lo tanto, algo parecido con los Alardes y la representaci贸n o expresi贸n del sentimiento que de ellos mismos emana.
    Entonces, no obliguemos a nadie a comulgar con lo que siente o no siente, que cada cual escoja su modo de exteriorizaci贸n de ese sentimiento. Lo m谩s importante es que haya respeto.
    Respeto y tolerancia. Cada uno por su lado y sin discusiones, para conseguir convivencia y cohesi贸n social. Conclusi贸n, de momento dos Alardes separados en tiempo y espacio, no queda otra.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Previous post A prop贸sito de las ense帽anzas del Proces
Next post Estatuto, transferencias y excusas

Harpidetu blogera / Suscr铆bete al blog

Azken iruzkinak / Comentarios recientes

  1. Joseju, das un poder excesivo a la administraci贸n p煤blica y a sus exigencias linguisticas. Esa mente funcionarial es la tragedia…

  2. Si para acceder a cualquier puesto de la administraci贸n hay que tener un grado de Euskera, aunque seas un simple…

  3. Joseju ten en cuenta que tu eres un hijo de un pueblo como el espa帽ol cuya mayor铆a lo compon铆an los…

  4. No puedo afirmarlo con rotundidad dado que no soy erudito en historia, pero en cuanto conozco no hay ning煤n estado…

Harremanetan jarri / Contactar

Laguntzaileen artikuluak / Art铆culos por colaborador

StatCounter

wordpress visitor counter

Contact us

Total
23
Share