Aberriberri bloga

Ya no se queman libros, pero sí se censuran (y II)

Josu Markuleta

El relato de “Nuestro Relato”.

La verdad os hará libres. Pues sí, en el origen de este problema está un movimiento de liberación nacional/organización socialista revolucionaria como es ETA. Efectivamente, y así se nos explica en este libro del que estamos hablando: “Nuestro Relato”. Fue en un documento de Zutabe, que es una publicación interna de ETA que marca las directrices de las líneas a actuar de la banda, donde se señala el interés de incidir en los Alardes de Irun y Hondarribia creando un conflicto social dentro de la estrategia de la socialización del sufrimiento.

La táctica es actuar bajo el contexto de “Jaiak bai, borroka ere bai” pero con el objetivo siempre puesto en la estrategia de la socialización del sufrimiento (pag. 210 del presente libro) extendida por toda Euskal Herria a partir de los documentos Oldartzen (HB) y Karramarro y Karramarro II (ETA) entre los años 1994 y 1998. Así mismo, también se promovió la inclusión del tema Alarde en las publicaciones del conglomerado K.A.S. (Jarrai, Egizan, etc…), en el uso de pancartas, en la difusión de pintadas y en todo tipo de maniobras coercitivas hacia personas relacionadas y defensoras del Alarde Tradicional.

No obstante, se podría decir que esto viene de lejos, ya que en el ZUTABE nº 72 , ETA indica a sus militante que deben integrarse en grupos ecologistas, en el apoyo al euskera, en el movimiento feminista, en las organizaciones de fiestas de barrios y pueblos, etcétera, y también formar parte en las organizaciones integradas en KAS -ASK, LAB, EGIZAN y JARRAI. Además indica la manera en que deben actuar en dichos grupos y en dichas organizaciones y cómo deben ser las relaciones entre ellas.

Y finalmente, también vemos cómo las referencias de ETA al propio Alarde aparecen en el ZUTABE nº 79 de julio de 1997. En la Sección “Zer dabil Euskal Herrian” página 36 muestra su opinión respecto a los procesos judiciales emprendidos con respecto al Alarde. Y también aparecen comentarios de ETA a lo sucedido en día de San Marcial de 1997 en este mismo ZUTABE en la página 59.

Como colofón, en el ZUTABE nº 80 de 1997 en la página 7, ETA insistía en sus ya conocidas tesis y describía los hechos sucedidos ese año en ambas poblaciones de Irun y Hondarribia.

Está claro que la génesis de este conflicto se cimenta sobre la estrategia revolucionaria de ETA. Es a partir de la acción organizada de ETA, precisamente con estos documentos de ZUTABE, que la idea de un así llamado Alarde mixto empieza a tomar cuerpo. Es por ello de vital importancia tomar conciencia que todo lo surgido sobre este tema del Alarde mixto no es una acción gestada y promovida en los pueblos de Irun y Hondarribia, es una vez más la horrenda semilla de ETA y el MLNV la que está tras esta reivindicación. Y no es casualidad mirar hacia atrás, y reconocer en la hemeroteca quienes empujaron, jalearon, y promovieron este problema en la comarca del Bidasoa (incluso involucraron en querellas a aquellas personas que les hacían frente). No es de extrañar que hoy en día también sean estos proclives al Alarde mixto los más beligerantes e interesados en este tema, y estén continuamente buscando un resquicio para romper la coexistencia y la convivencia mediante acciones subversivas.

Todo lo anteriormente citado queda reflejado en este libro, “Nuestro Relato”, en el Anexo final (páginas 201-225). La ciudadanía, la mayoría de ella, quizá no tenía constancia de estos datos, incluso una gran parte de ella llegó a negar estos hechos, que ahora han sido sacados a la luz con pelos y señales, con datos verídicos, en este peculiar, interesante, e imprescindible libro, que mira por dónde esta sufriendo el ninguneo, el vacío, el boicot, la cancelación, o dicho clara y llanamente está padeciendo la censura por parte de la parte interesada del problema. Es la parte perteneciente al denominado Alarde mixto con todas sus raíces y tentáculos que está promoviendo esta censura por los medios de comunicación, y por toda la corriente dominante que impone los cánones de lo que es políticamente correcto.

Ni más ni menos. Y es solo una parte de lo que se cuenta en este libro. “Nuestro Relato”, un libro fugaz pero verdadero, sin grandes pretensiones pero a su vez intenso, que ha visto la luz y que lo han querido abortar. Sin embargo, ha salido y se han vendido algunos ejemplares. Búsquenlo e intenten conseguirlo, sin duda es un libro histórico, por contenido y por las circunstancias que han rodeado a su (mala) difusión.

Indudablemente este libro es una ráfaga de aire fresco, un oasis en el desierto y una luz en la oscuridad. Eskerrik asko Beñardo Urtizberea eta Javier Iriarte egin duzuen lana eta zuen ahalegiñagatik. Gora San Martzial eta Gora Ama Guadalupekoa!

Salir de la versión móvil