“Escucha activa”: katea ez da eten

José Manuel Bujanda Arizmendi

eaj_2021_biltzarraTodo cambia, todo pasa y todo llega, todo llega y todo pasa, y lo nuestro es pasar (como bien dijo en su día el poeta), los contextos, retos, ilusiones, necesidades, prioridades, la sociología, incluso las ideologías evolucionan, no es que desaparezcan sino que acompasadas a los cambios que se producen a nivel local o global adoptan nuevas inevitablemente texturas. Hay algo que no cambia y es el propio cambio, parafraseo. Vivimos grandes y nuevos retos, cambios, paradigmas y retos de los que quizás casi ni somos conscientes. El siglo pasado es ya pasado y cual retrovisor nos sirve para saber de dónde venimos para saber con cierta previsión a dónde vamos.

Ciertamente cada época histórica tiene sus aspectos específicos y características propias, ni una persona es la misma con 11 meses, 11 años, 22, 55 ó 99 años, sigue siendo la misma persona pero sus características físicas, percepciones mentales y manifestaciones de todo tipo evolucionan, varían, cambian, se transforman. Y así, y en ese sentido, habría que manifestar que los partidos nacionalistas de naciones sin estado, como EAJ-PNV, surgieron para defender los intereses de aquellos ciudadanos, ubicados en geografías concretas, con una historia, tradición, relaciones económicas y sociales, cultura y lengua propias que los configuraban como pertenecientes a realidades nacionales diferenciadas. Personas, ciudadanos y ciudadanas del lugar y tiempo, que no percibían cómo sus particularidades, su voluntad de seguir siendo sujeto de ellas se canalizaba, socializaba, tomaba cuerpo y adquiría suficiente reconocimiento y respeto por parte del poder del estado en el cual estaban “ubicados” por razones, muchas veces caprichosas, del devenir de la historia.

EAJ-PNV desde sus inicios fue disidente político activo en relación a la evolución de las fronteras que la historia dibujaba en sus tiempos, cuestionó supuestos intocables tabúes, como eran, y son, los propios ámbitos de decisión. Y en ese sentido hoy en día muchos y muchas mantenemos, inasequibles al desaliento, la esperanza de que la evolución democrática de la historia con respecto a las soberanías nacionales vaya en un futuro por caminos cambiantes más fraternos, solidarios y de reajuste. Esperanza de que la evolución sea a mejor. Pero es cierto también, lo acabo de manifestar, que con el paso del tiempo no todo sigue igual. Cosas y paradigmas han cambiado, y muchas, lo reitero. La ciudadanía, la sociedad misma, la estructura demográfica-económica-cultural ha cambiado y evolucionado también, pocas cuestiones permanecen inmutables. Las mutaciones en la composición y estructura del cuerpo electoral son visibles. Las circunstancias políticas mundiales y del propio entorno personal y social del ciudadano han cambiando, la globalización, los flujos de personas y migraciones, los intercambios interculturales, las condiciones de vida de las futuras generaciones generadas por las nuevas tecnologías nos deparan un futuro desconocido e incluso impredecible. Y así, no deja de ser cierto, atención, que como primera derivada, los influjos de la sociedad llamada global no ayudan muchas veces a explicar y/o entender qué significa ser o sentirse nacionalista vasco como algo asumible y comprensible para personas de procedencias diversas, pero también incluso para ciudadanos oriundos que pueden considerar que la cuestión nacional vasca o bien está ya resuelta satisfactoriamente, o bien, se trata de un tema no prioritario en su escala de valores.

Vivimos, conscientes o no, en un mundo de identidades compartidas, pertenencias múltiples, dependencias dispersas, soberanías compartidas complejas y a veces de perfiles borrosos e indetectables. Y hay que estar atentos. No cabe no darse cuenta de ello. Se trata de reflexionar sin temor, agobio, ni temor a lo desconocido, con audacia, determinación, antelación y previsión, sembrando la semilla de la predicción, de lo que ya está y nos viene. Ante esta realidad cambiante, EAJ-PNV con sus 125 años de existencia, revalida seguir conectando con la nueva sociedad civil que se está gestando con códigos y referentes exportables. No se trata de renunciar ni variar nada de lo vertebral y sustancial en la defensa y promoción de lo pequeño y particular ante lo global, pero justamente por eso mismo, para defender mejor y ser más útiles a la sociedad vasca, a Euskadi, el nacionalismo democrático vasco, EAJ-PNV, debe continuar ocupando y ejerciendo la primera línea política y esto se consigue con seguir ganando la confianza mayoritaria del electorado que en una parte nada despreciable no estaban “allí” presentes hace unos años. Se trata, acorde con los tiempos, y conservando lo sustancial y lo útil, continuar canalizando los intereses e inquietudes de los nuevos ciudadanos de la nueva calle. Escuchando y explicando. Sobre todo escuchando.

De ahí que EAJ-PNV en su Asamblea General del 27 y 28 de este mes de Noviembre abra un proceso de “Escucha activa” para con la sociedad vasca de cara a los retos, propuestas e ilusiones de futuro de la ciudadanía vasca que ya fue anunciado por su presidente Andoni Ortúzar en el Alderdi Eguna. De ahí la iniciativa de poner en marcha un proceso innovador en política basado precisamente en “Escuchar” a la misma sociedad vasca definiendo un diagnóstico a compartir y contrastar. “Escuchar” para tratar de responder a los retos que nos depara Euskadi: medio ambiente y cambio climático, digitalización, justicia social, igualdad de oportunidades y entre hombres y mujeres, equidad, lo multicultural, euskera, educación, crisis demográfica o envejecimiento de nuestra sociedad, diversidad, globalización, el fenómeno imparable y creciente de lo emigratorio etc. Es decir, “Escuchar” a la sociedad vasca en un contexto de transformaciones para, insisto, anticiparse al futuro, o al menos intentarlo. No sólo eso, se trata en la mencionada Asamblea General, además de ello, de proponer y apostar por una novedosa relación de vinculación con la sociedad y de a su vez relacionarse ella (la sociedad) con PNV mediante una nueva forma avanzada y digital. Consiste en definitiva en seguir conectados con la sociedad abogando por un empoderamiento de la ciudadanía en términos políticos con nuevas formas de gobernanza colaborativa.

De ahí la necesidad de un PNV políticamente centrado, de ciudadanos, moderno, progresista, inteligente, que construye a favor y no en contra, vertebrador, tolerante, no excluyente sino inclusivo, integrador, igualitario, de bienestar, fraterno y afectivo, de rostro amable y humano que proclame un sí rotundo al diálogo, al respeto entre dispares y que niegue el insulto, la confrontación por la confrontación y la incomunicación entre personas y colectivos, que rechace todo fanatismo y sectarismo. Que apueste por el pacto, el acuerdo y la búsqueda del consenso. La necesidad de un PNV vigilante de lo propio y consciente de que no existe posibilidad de preservar lo particular si no es asumiendo lo universal, abriéndose e incorporándose a procesos de integración respetuosos con su propia idiosincrasia.

Hoy, siglo largo pasado más tarde, Euskadi se erige cual nuevo eslabón en la ya larga y sinuosa cadena que conforma la historia de este Pueblo y su voluntad de seguir siéndolo. Eslabón moderno y acompasado a los tiempos, formulado inteligentemente en clave de soberanía compartida y planteado como un nuevo pacto de convivencia con España. Eslabón que alarga la cadena, une pasado, presente y proyecta futuro. La voluntad política por la que surgió EAJ-PNV se revalida de nuevo, hoy y aquí, democráticamente, en defensa y afirmación de una personalidad colectiva concreta, de una nación vasca, de Euskadi, que se abre solidaria al mundo. El compromiso, como lo ha hecho a lo largo de 125 años de existencia, de seguir sintonizando esa voluntad política con la propia ciudadanía es ciertamente un reto apasionante. La “Escucha” activa de EAJ-PNV va en esa dirección. Suerte.

13 thoughts on “0

  1. Un par de sugerencias al Sr. Bujanda.
    La primera, que recuerde que escribir es corregir.
    La segunda, que ni Bilbao, ni San Sebastián ni Vitoria son capitales de una nación sin estado. Son grandes capitales españolas desde mucho antes de que naciera Arana y por tanto tienen una nación vieja y, sin duda, mejorable. Nada bueno sale de quien olvida sus raíces.
    Y si no se lo cree, que repase el tercer volumen de la obra de D. Sabino. Cuando comenzó a descubrir que toda España había perdido la memoria de haber sido vasca. Como Guadalajara o Barcelona.
    Qué manía con lo pequeño, por Dios.
    A ver si se nota un poco más lo de la “escucha activa”.
    Un cordial saludo.

  2. JELen agur

    Esto es un foro de nacionalistas vascos. Por lo tanto, su patria y su nación es Euskadi. Y nos preocupa mucho lo pequeño.
    Porque no me creo nada de nadie que presuma de defender lo grande si no sabe defender ni lo pequeño.

    Qué es lo grande? España? Europa? El Occidente?

    Todas esas megaconstrucciones son un gran cuento para engañar al pobre ciudadano.

  3. EH Bildu muestra en el Pleno un ticket de 400 euros de una invitación del alcalde de Trapagaran
    EH Bildu ha mostrado en el Pleno de Trapagaran un ticket de casi 400 euros por una comida y tragos que el alcalde, Xabier Cuéllar, invitó a miembros del PNV con dinero público. Esta acción se enmarca en la denuncia de EH Bildu de que el alcalde ha gastado 40.000 euros en comidas, tragos y viajes.

  4. En Deia . Anasagasti

    A la Izquierda batasunera le molesta el pasado. Lo vimos en la manifestación del sábado donde la ikurriña ya no fue la bandera nacional.

  5. Hola, Joseba, kaixo.
    Perdóname pero ya sabes que la historia muestra que toda Hispania es vasca y me cuesta restringir mi ámbito vital a estas tres provincias tan bonitas pero tan txikitas que toda su población cabe de sobra en unos barrios de Madrid. Hasta el alma se me encoge y pierde perspectiva.

    La cuestión no es banal porque, como bien sabes como persona culta que eres, el nacionalismo tiende a ser restrictivo de la libertad y a imponer modos y modas. Hay que ser patriota y libre que no es lo mismo que nacionalista y excluyente. Si eres patriota siempre te gusta lo tuyo y quieres que sea lo mejor para todos.
    Me he venido a Madrid para ir al cine con unos nietos que viven aquí. Anoche vimos Eternals. Una metáfora de nacionalismos mentales futuros.

    Te envío un muy cordial saludo desde la tierra de Isabel Díaz Ayuso. Una gran mujer vasca que todavía no lo sabe.
    https://www.eldebate.com/espana/cataluna/20211128/como-vivir-cataluna-separatista.html

  6. JELen agur

    Mi vida no se restringe a las tres provincias vascas. Mi ámbito de vida es universal.
    Pero mi compromiso personal es el desarrollo y el bienestar en libertad de los vascos.
    Ciudadanos habrá en otros sitios que se tengan que implicar en sus territorios españoles o n¡no españoles.
    Mi restricción no es España, la cual me importa poco o nada (solo en lo que a euskadi pueda comprometer que es pero sea cada vez menos), dado el escaso interés que pone España en defender nuestras señas de identidad.

    Así que para España ya hay españoles suficientes.

    Los que somos pocos somos los vascos. Y lo tenemos que hacer bien y con decisión si queremos traspasar a nuestros nietos una euskadi al menos mejor de la que hemos recibido de nuestros abuelos.

    Soy patriota y libre. Para banda sectario (como el español).

  7. El PNV reclama un sistema migratorio “propio”, dicen.

    Que miedo.

  8. Es una pena que la Psicología Oficial, Académica por entendernos, haya olvidado a Wilfred Trotter centrándose más en dos tipologías humanas. Dos antroplogías.

    Por un lado, el ser humano Racional dotado de Alma trascendente y cuyo crecimiento personal instaba al dominio de las emociones y, por otro, un ser humano de limitada Racionalidad, no dotado de Alma trascendente, gestionable a través de su educación y cautivo acomodaticio de sus Emociones.
    Trotter, el neurólogo inglés, muy inglés, por cierto, sostenía que el hombre es un animal gregario cuya conducta está poderosísimamente dirigida por el Instinto de la Manada. El más poderoso de todos nuestros instintos.
    Y es verdad. Basta comprobar que, en grupo, nos comportamos de forma muy distinta a cuando estamos aislados y predomina nuestra individualidad.

    La Psicología Social, casi siempre discretamente oculta del gran público, ha salido algo más a la luz gracias a Pedro Baños –su último libro “El dominio mental”– que en muy poco tiempo ha conseguido cotas de difusión cultural muy superiores a las alcanzadas por 120 años de Academia.

    No cabe duda de que hay fuerzas muy poderosas que creen en un Gobierno Mundial y que lo hacen a sabiendas de que tal gobierno es incompatible con el concepto del Ser Humano propio de la civilización Occidental (Racional, Individual antes que gregario, libre y dotado de Alma trascendente). Por eso son las propias Élites Occidentales las que lo están destruyendo deliberadamente y paso a paso desde hace ya cincuenta años. Las élites orientales ni siquiera entienden el concepto de ser humano libre.

    Entre esas fuerzas poderosas están hoy día en primer lugar las élites Occidentales Imperiales (básicamente el mundo Anglo bajo la égida decadente de los EEUU) la Izquierda y, sorprendentemente para algunos, una parte muy importante de la Iglesia Católica (el significado de católico (katholou) es “universal”).

    Esto augura un futuro negro en lo referente a la libertad porque nos hemos dado cuenta del complot quizás demasiado tarde.

    Es por tanto imperativo organizar la resistencia y hacerlo desde cada individualidad. Y por supuesto también los micronacionalismos del PNV y Bildu tendrán que decir de qué lado están. ¿O vamos a tener que adivinarlo por sus actos?

    Saludos

  9. JELen agur

    Como ya te dije en otra ocasión, los vascos nos habíamos dado cuenta ya en épocas precedentes a cuenta de la invasión competencial y destrucción foral del reino de España (y después con la republica) en los asuntos internos y antiguos de los vascos de esa imposición exterior de orden internacional que se ejecutó a través del liberalismo del siglo XIX bajo un falsario pretexto de unidad constitucional.
    El nacionalismo vasco no es mas que la expresión en política de esa autodefensa que inició Sabino Arana.

  10. En esta ocasión no puedo estar de acuerdo contigo. Por varias razones.
    Te invito a leer en detalle la ley para al adoctrinamiento LGTBI que pasó el Parlamento de Vitoria hace unos años. En el 2012, si no recuerdo mal.
    Y el silencio acerca de la subida del Impuesto sobre el CO2 que ha pasado de 4.5 € por TM a 62€TM el pasado octiubre (dato real de una fábrica con cogeneración). Fábricas cerrándose en silencio sin ni siquiera publicar la causa.
    Un gobierno y unos partidos que tragan ambos mantras son tan sumisos como Sánchez y Casado.
    Lo del “autogobierno” querido Joseba, se sostiene solamente para consumo de “adictos”. Pero no sostiene la mirada informada ni un minuto.

  11. JELen agur

    Efectivamente, se nos está imponiendo una agenda progresiva Manu Militari no ahora sino desde el siglo XIX.
    Los lodos de hoy fueron los polvos de ayer.

    Me alegro pues que te encuentres en esa actitud contestataria frente a la imposición foránea que sufrimos los vascos. Pero que sepas, que Madrid es el agente que media para ello.
    No es aliado. Es agente de la imposición.

    Nuestro autogobierno debe liderar esa contestación y para eso debe ser fuerte. Tener las herramientas adecuadas.

  12. Viendo lo que se hablo en la asamblea del BEC del pasado fin de semana…
    Lo que se hablo es sobre la agenda 20-30 es decir globalismo puro y duro.

    Y eso que apoyo plenamente los 17 puntos (18 con el objetivo del euskera en el ámbito Vasco) del objetivo de desarrollo sostenible de la ONU del 2015 y plasmados para el años 2030 y mas a medio-largo plazo para el año 2050.
    Objetivos muy loables para el futuro vasco y del planeta pero que como muchas veces pasa el problema es lo que se esconde detrás de todo ello y quienes lo impulsan.
    Además parte de esas políticas como la inmigración descontrolada, pueden ser nefastas para la mayoría de la sociedad…

  13. JELen agur

    El globalismo es bueno para ciertas cosas: desarrollo humano sostenible, apoyo enconomico y sanitario, defensa común,…
    Pero cuelan ciertas iniciativas vendidas como modernas que son una autentica patochada, como cuestionamiento de la familia, la relatividad sexual, la cultura que promueve la muerte de indefensos y no nacidos, la laicidad militante…
    Cuestiones estas que nunca han sido un impedimento para el desarrollo de nuestro pueblo y han proporcionado mucho bienestar y modelo de protección social.

Leave a Reply

Previous post Los nombres en inglés y el cosmopaletismo
Next post Jon Juaristi y el euskera

Harpidetu blogera / Suscríbete al blog

Azken iruzkinak / Comentarios recientes

Harremanetan jarri / Contactar

Laguntzaileen artikuluak / Artículos por colaborador

Agiritegia / Archivo

StatCounter

wordpress visitor counter
2021(e)ko azaroa
A A A O O L I
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Contact us

%d bloggers like this: