Posteado por: aberriberri | junio 14, 2018

El relato de ETA: Génesis (1)

Joxan Rekondo

1. El último combate de ETA. Durante años, ETA respondía a una épica que consideraba posible el fracaso, pero no la cesión o el abandono. Se podía fracasar, nunca ceder. Ceder era desaparecer, y desaparecer implicaría ceder. Ahora, en el escenario más adverso que podría imaginar, ETA se ha disuelto. Y lo ha hecho a golpe de exigencia social e institucional, siendo obligada a asumir un tipo de final sin contrapartidas que jamás hubiera creído que fuera a producirse.

Tras la anunciada desaparición orgánica de ETA escenificada en Kanbo, parece que se quiere mantener viva e imborrable la marca que ha dejado en la historia reciente del país. En una entrevista publicada hace poco más de un mes, la última dirección de ETA asegura que “como referencia histórica, las siglas [de ETA] seguirán estando ahí. Seguirán como testigo de una larga fase del movimiento y el proceso de liberación” (GARA). ETA es más que una organización, añaden los entrevistados por GARA. Puede concluirse que el legado de ETA a la izquierda abertzale pretende evitar la cesión más dolorosa, la desaparición de sus atributos más emblemáticos, por cuanto puede significar la destrucción de su trayectoria histórica, depósito principal de la experiencia revolucionaria vasca.

Disuelta ETA, su último combate se prepara en el escenario del relato. Ciertamente, cada vez es más difícil encontrar, fuera del núcleo duro de la izquierda abertzale, a quienes defiendan a la organización en su ejecutoria completa, desde el inicio de su recorrido criminal (1968) hasta su reciente final. Pero, no faltan quienes sostienen que ETA sí representó en algún momento las aspiraciones de los vascos más consecuentes. La deslegitimación del terrorismo hará necesario que esas opiniones sean públicamente contrastadas. Pero, también habrá que analizar en qué medida la ETA criminal llegó como consecuencia de los marcos subjetivos y objetivos bajo los que se organizaron y movieron los impulsores de la ETA original.

2. Lecturas tendenciosas. Hay autores que identifican a la primera ETA con el espíritu activista con el que surgió el Organismo Nacional de Eusko Gaztedi (1956-1958), que también integró a los componentes del grupo Ekin, futuros promotores de la organización violenta. Es inevitable pensar que, cuando se hace referencia a ese antecedente, se pretenden dos cosas. Una, se quiere situar el comienzo de ETA en una línea de relevo generacional, fruto del mayor dinamismo y mejor preparación que una hornada de jóvenes creía tener y que no plantearía tensiones relevantes que fueran más allá de cuestionar los modos de liderazgo del PNV. Dos, se quiere presentar a ETA como una organización investida en su inicio de cierta legitimidad política, al destacar la buena conexión entre el Gobierno y los ‘jóvenes rebeldes’, lo que se manifestaría en el apoyo que los Servicios adscritos a la lehendakaritza prestaron al grupo Eusko Gaztedi del que después saldría el colectivo que creó la organización violenta.

Sin embargo, esta lectura de los hechos es tendenciosa. Por encima de todo, Agirre se volcó en mantener la Unión vasca en torno al Gobierno, objetivo que consideró imprescindible para la estrategia de resistencia y reconstrucción que sostenía en el interior, evitando siempre la violencia. Sobre esa base, que el Gobierno no hubiera respaldado la reorganización del Eusko Gaztedi de aquellos años sería completamente inconsecuente.

3. Neutralizar la violencia. En aquellos años, la juventud nacionalista vivía en un estado de inquietud y efervescencia. Preponderaba un ambiente de activismo. Pero, había sectores organizados que plantean perspectivas de cambio radical, chocando con la autoridad que, por experiencia y por su posición en las estructuras, reclamaban para sí los veteranos. Entre algunos jóvenes, ya se comenzaba a mentar la violencia como ‘factor decisivo’ para la lucha (Ekin, 1955).

En este contexto, el Organismo Nacional de Eusko Gaztedi fue la materialización de la idea de Unión vasca proclamada por Agirre en un ámbito juvenil nacionalista que amenazaba con dispersarse. La participación en la nueva estructura ofrecía a los que se integraran un cauce autónomo para la acción, aunque sus militantes se vinculaban al partido través de la aceptación de sus “normas fundamentales”.

El programa de trabajo de Eusko Gaztedi encajaba con las prioridades estratégicas que el Gobierno en el exilio había definido para el frente interior: formar al mayor número de jóvenes en la acción patriótica, y activarlos en la resistencia pacífica y en la reconstrucción del país a través de la movilización de la sociedad civil, neutralizando a la vez toda tentación de acudir a medios violentos. Durante un tiempo muy breve, las cosas funcionaron relativamente bien. Según el testimonio de Jon de Rekondo, representante de aquel organismo en el exterior, la nueva estructura operativa de Eusko Gaztedi pareció canalizar los movimientos de los más inquietos. Pero, la experiencia no tardó en frustrarse. Acaso, fue la última oportunidad que tuvimos para evitar la génesis de ETA (1959) y, unos años más tarde, la escalada violenta de la que fue coprotagonista.

4. Ekin. Cuando se trata de determinar las razones y la responsabilidad de aquel fracaso, se tiende a endosárselo a la torpeza de una dirigencia nacionalista recelosa y conservadora o al solapamiento de los Servicios del Gobierno vasco con la actividad que correspondería al Partido, y a las tensiones que enfrentaban a ambos desde tiempo atrás. Sin embargo, pocos conceden importancia al comportamiento desleal y conjurativo de los miembros de Ekin, factor que fue decisivo en el rápido deterioro de las relaciones de confianza de los representantes juveniles con los dirigentes del PNV en el interior.

En la siguiente entrega, podremos abundar en esta cuestión y en otras relacionadas con la evolución que sigue Ekin a partir de la ruptura de Eusko Gaztedi (1958).

Anuncios

Responses

  1. El mismo día 5 fueron detenidos primero, en medio de un inusitado despliegue de fuerzas de la Guardia Civil, y encarcelados después los cuatro jóvenes de Altsasu sentenciados a penas que oscilan entre 9 y 13 años de prisión por la Audiencia Nacional, salvo en un caso, que fue de dos años. Los incidentes enjuiciados habían tenido lugar en un bar de la misma localidad en la madrugada del 15 de octubre de 2016. En él resultaron heridos de diversa consideración, pero en ningún caso graves, un teniente y un sargento de la Guardia Civil y sus respectivas parejas. Aunque el caso fue inicialmente instruido por un juzgado de Iruñea, posteriormente fue traspasado a la Audiencia Nacional, al decidirlo así el Tribunal Supremo, por estimar que se trataba de un caso de terrorismo. Instruyó el caso la misma jueza que puso entre rejas a los miembros del Govern catalán, condecorada por la Guardia Civil, y presidió el tribunal juzgador la esposa de un coronel del mismo cuerpo.

    Todo ello siete años después de que ETA decidiera dejar la violencia y en el mismo año en que resolviera su definitiva desaparición. Casos similares;mismo Estado, Reino de España;dos territorios diferentes, Andalucía y Nafarroa;resultado bien desigual.

    Garaikoetxea e Ibarretxe Hoy en DEIA . Es actualidad.

  2. El PNV sabe que la condena desproporcionada de Alsasua esta tan rechazable como la pretensión de querer ocultar el carácter terrorista de Txabi Etxebarrieta ensalzándolo como un héroe terrorista. La descripción de los hechos puede ir por partes; pero la interpretación debe de ser global, todas la acciones que vulneran los DDHH son injustas.
    Quedarse en los análisis parciales, en la lógica revolucionaria del EZ, es cosa de la IA oficial. Si por algún cambio táctico se apuntan a algún tímido BAI, enseguida aparecerán los de la IA auténtica para pedir más EZ.
    Parece, y más viendo este excelente primer artículo, que con esta serie que nos propone Joxan Rekondo vamos a tener la oportunidad de conocer esta historia de “engaño” en profundidad.

  3. Es Actualidad , Es Athletic…:

    Siendo el derecho a decidir un derecho básico -mayoritariamente aceptado, según los sondeos sociológicos-, contra el que solo pueden estar los que no respetan la voluntad de las personas, la decisión del ATHLETIC es plausible y valiente, de sentido común. Responde a una cuestión de principios y carece de toda mezquindad partidista. Ha reivindicado la democracia, tan indiscutible como defender los derechos humanos, poder respirar o el derecho a existir. Esto no es partidista, es una posición universal.

    Lo que bulle entre quienes la critican es la rabia de verse desbordados por un pueblo que quiere mirar al futuro sin trabas. Y se resisten, como los de 1976 y anteriores, a que nuestra sociedad, decida su porvenir y su agenda vital,con su propia gente, hecha aquí, la libertad vasca. El club ha leído bien la realidad de Euskadi y ha ejercido su liderazgo social defendiendo una prerrogativa inalienable. Otras organizaciones, que podrían haber hecho lo mismo, insensiblemente, han callado.

    Blázquez , uno de los vuestros , en vuestro Deia .

  4. Alias, no desesperes, sigue – solo nos quedas tu como PPito grillo de la IA – aunque la mayoría de los nuestros no te haga ni caso. En el fondo a los de este foro no les preocupa que algunos de los nuestros y otros de los vuestros – la mayoría de los dos se quedan en casa- participen en consultas y cadenetas simbólicas de GED.

    Los nuestros, a diferencia de los vuestros, están tranquilos. Saben que la aplicación del “Gure esku dago” tradicional vasco es una cuestión que gira más en torno al hacer continuo que al decidir en un acto momentáneo. Los jelkides no somos, como lo demuestra la práctica, partidarios de jugarnos todo a una carta; nuestra idea de país, no es una vanguardia con unos subordinados al estilo de la IA, es el real, el que aplica el “gure esku dagoena aurrera eramaten dugu”. Nuestro pueblo, por encima de vanguardias revolucionarias y de despachos oficiales, aplica el Gure esku dago en los hogares, en los talleres y los comercios, en las escuelas y en la Universidad, en el campo y en el mar. Nuestras gentes se divierten- en lo simbólico algunos en las cadenetas, otros en la playa, en el monte, etc.- y trabajan, viven, día a día, sus ilusiones y sufren sus desesperanzas.

    Además, un dato que nos tranquiliza, nosotros, todos, cada elección nos distanciamos más –por arriba- de vosotros. Tranquilos, no por ello os queremos menos.

  5. ..poesía eres tú…

  6. Viví aquella época en directo y creo que el relato no es completo si se olvida que en toda guerra hay un mando político y militar , ambos operativos, y por encima de ellos un pensamiento y un plan estratégico en el cual la guerra es un instrumento más.

    En toda la cuestión de ETA y en ambos relatos “oficiales” –nacionalismo vasco y estado español– hay silencios interesados sobre dichos aspectos.

    El nacionalismo vasco–por así decirlo el “consejo en la sombra”– por motivos obvios porque el silencio y el ocultamiento son fundamentales. Y el estado español porque nunca ha querido o podido enfrentarse al motor último del terrorismo ni a sus consecuencias sociales que por detrás han dejado a la sociedad a unos niveles de moralidad indecentes.

    Por mucho “buen rollismo” y segmentación social que se pretenda establecer, tenemos una sociedad patológicamente enferma, engañada y aparentemente feliz de ser engañada. Disonancia cognitiva.

    De alguna forma es como una vieja amiga de Bilbao, viuda de notario, que cuando yo era niño veraneaba en Sanse en el toldo vecino al nuestro y amiga de mi madre. Un día se le escapó delante de nosotros lo rico que era su difunto y dijo “Hasta querida tenía”. Pues eso.

    Por cuestiones de la vida he conocido a personas relevantes y nada públicas en ambas cúpulas –personas que en modo alguno son las aparentes en las cúpulas formales– y lo que resumo en este breve post es para ellas incontestable. Es posible que nunca llegue al público pero se sabe y está documentado.

    Rogelio Alonso, un joven investigador de estas cuestiones en Irlanda, España y en la Yihad, ha comenzado a abrir un poco las puertas a esa realidad –ni de lejos a toda– en su último libro:”La Derrota del Vencedor”.

    A mi me parece que la gente aquí no se entera y en el conjunto de España tampoco. No está interesada.

    Ya nos lo advirtió Isaías hace 2,800 años: “No nos contéis verdades incómodas, decidnos cosas halagüeñas”. Isaías, 30.

    Buenos días

  7. …si afirmas que era una guerra , ten cuidado , la “Una , grande y libre ” te puede acusar de apología..
    ..por lo demás , poco interés respecto al relato de “pájaros y flores ” …

  8. JELen agur

    Es cierto, siguiendo la dialéctica MLNVera, a lo mejor hay que considerarlo como guerra popular. Como siempre han considerado al terrorismo etarra. Nunca existió, para ellos, el terrorismo.

    Entonces el fiscal va a tener razón cuando recurre por considerarlo una variante más del terrorismo revolucionario, independientemente de los daños ocasionados. Los propios MLNVeros no lo diferencian.
    Será lo mismo que la coacción de GED?

    Cuanto tiempo tiene que pasar hasta que se limpie nuestro pueblo de toda esta basura totalitaria?

  9. ..¿Se ha excedido el Athletic en su apoyo a la marcha democrática? Entiendo que no. Si aplicamos el método tradicional de que una entidad, sea cual sea, debe mantener un equilibrio público entre las diferentes ideas que conviven en su seno, se diría que el Club se ha equivocado; pero no hay tal error, porque ha dado su mano a un principio democrático esencial. Cuando en 1976, por medio de Iribar, junto con Kortabarria, el Athletic proyectó su adhesión a la ikurriña, por entonces ilegal, lo hizo contra la opinión de socios y aficionados voluntariamente contarios a los principios de la libertad. Como los que ahora protestan. Aquellos jugadores y los responsables del Club rompieron las reglas, porque estas habían caducado. Se la jugaron, nunca mejor dicho. Aquel momento histórico, ante la obligación de sofocar lo injusto, se resolvió forzando las reglas impuestas. Como ahora, en otras circunstancias.

    Blázquez , un de los vuestros ? con todas las diferentes almas que vagais por los banktzokiak es difícil acertar…

  10. “Lo más dramático aun, es que todavía, después de tantas décadas, después de todo lo que ha caído, se acuse al PNV de “aliarse” con los del 155, con corruptos, con derechistas… lo cual revela hasta que punto llega el triunfo hegemónico del PNV. Ya que se entiende al recriminarles tal cosa que ellos no lo son, y que deberían aliarse con “los buenos” porque el PNV “es bueno” solo que a veces no se da cuenta.”

    Blázquez, “es bueno” solo que a veces no se da cuenta.”

  11. ya le explicarás tú lo que significa un plan marketiniano-Goebelssiano…escribir para los menos inteligentes y/o enchufados y/o mayoría silenciosa …y/o confebask..y mantener todas las almas ” en vela “…

  12. Eso lo aprenderá leyendo el BGD o el “independiente” GARA.

    Pronto se dará cuenta de lo malo que es “el reformismo nacional con su desarrollo estatutario y su falso derecho a decidir más falso que un euro de cartón.”

  13. JELen agur

    Alias comparando el culo con las temporas….
    Que tendra que ver un acto (y muchos otros) en plena salida de la dictadura, con reivindicaciones que solo se pueden resolver por los medios democraticos de que se disponen…
    Hay un parlamento representativo del pueblo. Pues es ahi donde se tienen que resolver las discrepancias. Y no contentaran a nadie. Pero es el juego democratico.

  14. ,,,no te entiendo nada..ezin dut ulertu , i don´t understand , ne comprend pás…

  15. 我不明白
    Lo mismo digo pero en mi idioma mandalín señor alias, deja de escribir gilipolleces, no gastes tinta en esté honolable folo.

  16. ..tinta..???

  17. Tanta, tinta, tonta.

    Si queremos evitar que algunos independentistas revolucionarios se vuelvan locos, hay que diferenciar lo literal de lo figurado y lo simbólico de lo autentico. De lo contrario, seguirán gastando “tinta” y diciendo tonterías como que el “derecho a decidir más falso que un euro de cartón”.

  18. “pocos conceden importancia al comportamiento desleal y conjurativo de los miembros de Ekin, factor que fue decisivo en el rápido deterioro de las relaciones de confianza de los representantes juveniles con los dirigentes del PNV en el interior.”

    “Fue esta juventud organizada en Ekin la que, sin apenas saberlo, practicó los rudimentos de la teoría marxista de la organización, acertando empíricamente por la propia objetividad de la opresión nacional”

    https://borrokagaraia.wordpress.com/2018/04/09/eta-la-historia-no-se-rinde/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: