Posteado por: aberriberri | noviembre 27, 2013

Socialicemos la basura (y el gasto para nada)

Aitzol Pagoeta

gipuzkoa_ez_dago_salgaiEnrique Martínez Flores, miembro de Alternativa y articulista habitual en El País, quiere hacer su  reflexión acerca de la indemnización que tiene que pagar la Diputación Foral de Gipuzkoa a las empresas adjudicatarias de la incineradora (“Incineradora y democracia”). “¿A quién hay que responsabilizar de la indemnización de ocho millones que debe satisfacer el Gobierno foral guipuzcoano como consecuencia de la resolución de los contratos?”, se pregunta. Y prosigue preguntando: “¿Al gobierno que ha cumplido su programa sin ampararse en la herencia para justificar incumplimientos o a aquel que se excedió de sus funciones?”. Con esta última, vemos que en realidad son preguntas retóricas que implican su propia respuesta. Examinemos el caso.

¿Quién tiene la responsabilidad? Replanteemos la pregunta: ¿el gobierno saliente ya hace más de dos años? ¿O el actual Gobierno de la Diputación, que se ha exhibido sacando pecho con sus responsables institucionales en una fotografía que ha ocupado la portada de los periódicos de nuestro país? El Gobierno de Bildu no indemniza a costa del dinero de todos los contribuyentes a las empresas adjudicatarias de la incineradora, sino que encima hace gala de ello y además lo vende al público como un triunfo. ¿Un triunfo tirar el dinero? ¿Otorgarlo por nada? Un amigo mío me decía: “a mí no me importa pagar por hacer, pero pagar por no hacer…”. Es como si en este acto de Bildu de la Diputación se concentraran las esencias de todo el proyecto político de esta coalición: su triunfo es no hacer, no dejar, negar, el no, en suma. 

Después de su adjudicación de culpas, Martínez Flores nos dice que no quiere extenderse en el tema de los residuos: “no he querido entrar a analizar vertederos, quintos contenedores, sistemas PaP ni otras consideraciones también políticas, sólo quería reflexionar sobre las dos cuestiones”. Me temo, al contrario, que es imposible aislar un acto de todo su contexto. Es más, no se podría entender ese acto –y la gloriosa fotografía en la que los miembros de Bildu, con amplias sonrisas dan el cheque de indemnización a las empresas por no hacer nada- sin relacionarla con esas dos cuestiones. Por un lado, la cosa ineludible del alargamiento de vida de los vertederos de Gipuzkoa. Es evidente, que los de Bildu no son, como decía irónicamente el articulista, unos “hippies” ingenuos e inexpertos: son expertos, si, pero en alargar y empeorar los problemas. Pues, ¿quién puede decir que los vertederos sean la solución “ecológica” al problema de los residuos de Gipuzkoa? Y además de esto ¿No es como para ponernos los pelos de punta el que Bildu haga cábalas sobre la posibilidad de llenar las canteras de nuestro territorio con la basura sobrante? No sólo se prolonga la vida de los vertederos vigentes en Gipuzkoa sino que existe la posibilidad de abrir unos nuevos. 

Por otro lado, si profundizamos la cuestión, vemos que ese dinero que Bildu entrega a cambio de impedir el proyecto de la incineradora, no es el único que va a pagar de más el contribuyente guipuzcoano. Ahora, después de unos cuantos años de polémica, sabemos a ciencia cierta, con los datos en la mano, que el sistema de recogida Puerta a Puerta es más caro que el sistema anterior o el sistema del quinto contenedor. Si contamos también con casos como el de Legazpia, donde Bildu ha impuesto un sistema simultáneo y optativo del PaP (al que optan menos del 30% de la población) y el quinto contenedor (al que optan el más del 70% restante), ese gasto se dispara todavía más. Pagamos por nada a las empresas de la incineradora y pagamos más por el Puerta a Puerta. Y además nuestras basuras tendrán el limpio acomodo de los vertederos de nuestro territorio. 

Me llama la atención cuando Martínez Flores dice, “quiero hacer referencia al propio concepto de democracia o dicho de otra manera, del carácter democrático”. ¿Cómo plantea la cuestión de la democracia el articulista de El País? Veámoslo: 

“Hoy en día cuestiones como estas que además de por su trascendencia sanitaria, medioambiental o incluso económica son verdadera base de una nueva cultura social que debe soportar un nuevo modelo, deben debatirse a través de la participación ciudadana en foros próximos y de democracia directa”. 

Esta observación denota un cierto grado de nostalgia, como si Martínez Flores soñara con una realidad alternativa a la presente donde, si, existiera una “participación ciudadana” y también una dinámica de “democracia directa”. Pero, ¿a dónde mira para no ver lo que está pasando? Por qué en Gipuzkoa se ha desatado un proceso de democracia directa y de participación ciudadana sin precedentes, un movimiento popular genuino, el contrario al Puerta a Puerta, que tiene un valor más grande por pasar por encima de las amenazas y el control de la izquierda abertzale. Pero parece que el miembro de Alternativa sueña con una democracia directa y una participación democrática que no son de este mundo.

En cuanto al debate democrático, ¿qué debate a propuesto Bildu respecto a este tema? Pues Bildu no quiere debatir en términos de posturas razonablemente diferentes sino que impide el debate emplazándolo a una lucha hegemónica entre ellos, que son el bien, y los otros, que representan el derecho a contaminar. Para finalizar, y en relación al tema de la democracia, dice Martínez Flores: 

“Las adjudicaciones de las obras destinadas a la incineradora de Zubieta se firmaron una vez trascurridas las elecciones forales de mayo de 2011 y estando el gobierno foral en funciones. Se firmaron tras haber perdido las elecciones frente a un partido, mejor dicho, una coalición de partidos, que en el frontispicio de su programa electoral llevaba el “no” a la incineradora. No parece que un gobierno en funciones realice un acto de disposición por importe de más de 270 millones de euros cuando únicamente debe limitarse, aquí y en todas partes, a meros actos de administración, incluso más aún, de mero trámite”. 

No obstante, hay una serie de cosas que quedan fuera de esta fotografía de la realidad. Por ejemplo, es verdad, el PNV obtuvo menos votos que Bildu, y Bildu subió al poder, pero la mayoría de Bildu no era absoluta sino relativa. El conjunto de partidos y la representación partidaria a la incineradora, la suma del PNV, PSOE y PP, era y es superior a la de Bildu. Por si esta pura suma aritmética no fuera suficiente, hay que decir que Bildu toma la decisión de indemnizar contra la opinión expresada en votación de la representación mayoritaria de las Juntas de Gipuzkoa, es decir, en contra de la expresión de la voluntad de la mayoría política. Lo hace sin tener una norma y sin presentar una propuesta de cambio. Destruyendo el espíritu y la letra de la legalidad.

Bildu ha utilizado los mecanismos legales de la democracia representativa para impedir la democracia tanto representativa como la directa. ¿No es este un gran logro? Si, si lo juzgamos desde el punto de vista de que Bildu es consecuente con el ideario del tipo de izquierda revolucionaria que defiende ¿Qué mayor coherencia que la Bildu que no sólo niega la incineradora sino también la democracia y esta, además, la niega en sus dos aspectos? Y además tira el dinero y nos hace gastar más y habrá nuevos vertederos. Bildu ha dado un paso más en el ideario socialista de socializar la miseria e incluso la basura en el territorio de Gipuzkoa. Para Bildu la mejor manera de combatir la crisis es que lleguemos hasta el fondo de ella. Por ese camino nos lleva.

Anuncios

Responses

  1. Artículo correcto y claro; tan sólo le ha faltado añadir el costo que representa llevar de excursión la mierda de Gipuzkoa a otras zonas, entre ellas a incineradoras

  2. Menuda la tenemos con este temita.

    Yo no he reciclado ni un gramo de orgánico desde que empezó todo esto y no me importa decirlo porque andar pendiente de sucios cubos y calendarios es un desproposito, incómodo y sucio.

    Lo de reciclar papel y plasticos aun tiene un pase aunque no deja de ser incomodo acumular basura en casa sin poder sacarla pero es que lo del orgánico es vomitivo.

    ¿Y para cuando un sistema mixto también en mi pueblo como en Legazpi para que los que estamos descontentos con el pap podamos por fin reciclar orgánico sin preocupaciones de cubos, horarios y olores en casa?

    Pueden hacer un brindis al sol y cubrirse de gloria diciendo que el pap va de lujo pero lo que yo veo en las calles y papeleras les quita la razón.

    Si esto no cambia en breve creo que finalmente acabaré comprando un triturador de orgánico doméstico y se acabó el problema.

    Vivo al lado de una cantera cerrada. Sería ya el colmo que los bildurris me endiñaran encima un vertedero al lado de casa.

  3. Es enfermiza la fijación pseudoecólogica de la horda bildutarra. Nadie con dos dedos de frente ha creido alguna vez en la democracia de la izquierda abertzale. Siempre dedicados a envenenar cualquier movimiento que no fuese en la dirección que ellos indicaban.
    El machito de la dipu les da oportunidad para chulear con luz y taquígrafos de sus operaciones.
    Y todo vale… En el mi mismo barrio mientras buscan a gente echando basura en los basureros hay gente que esta tomando vinos, cervezaz y otras bebidas alcoholicas y despues coge alegremente el coche. Y eso no se multa. Esos mismos guarros luego son ecologistas y quieren matar por los pájaros y flores.

  4. Creo que en Hernani sigue la cantera de Santa Barbara sin llenar, que lo echen todo allí, hasta dejarlo plano.

  5. si me apuras, lo pueden echar en las vaguadas que pasa el TAV y así no hará falta hacer viaductos y se ahorrará una panoja

  6. Estos “gestores” de batasuna/bildu, se cubren de gloria.

    Además, como dicen otros por ahí arriba, para nada ya que el problema de las basuras no está resuelto. A lo que añado,hay un % de basura nada desdeñable que no es reciclable.
    ¿Qué hacer con ello?.

    Si no quieren construir la incineradora, pro descarte, sólo queda conceder licencias a nuevos vertederos a pesar de a partir del año 2014, legislación base de la UE, lo prohíba, o, en su defecto ampliar la vigencia/”vida útil” de los vertederos actuales.

    Modelo de batasuna/bildu = VERTEDEROS + PAP..lo que para más INRI, da lugar al turismo de basura ya que en algunos pueblos como astigarraga se recolectan bastantes menos toneladas de basura en la actualidad, que antes de haberse implantado el PAP.

  7. El que está en la foto al lado del pollo de la corbata es Iñaki Errazkin, ex alcalde de Azpeitia, que lo cesaron por no condenar el asesinato de Inaxio Uria. Este es el que cierra la incineradora en nombre de la ecología y en nombre de la revolución da una pasta gratuita a los empresarios.

  8. JELen agur

    Ayer nos deleitábamos con la consideración que por los contenedores tiene la IR: prenderlos fuego.
    Todo un alarde de proteccion medioambiental y respeto al dinero público.
    Espero y deseo que las cuentas se salden con el cobro oportuno y rápido a los responsables.
    Y la basura había que echarsela en los garitos bilduteros y que las gestionen los afiliados desde ahí.

  9. Joseba, ¿lo dices por esta noticia?

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/11/26/paisvasco/1385488479_157819.html

    Para estos ecologistas, pintarrajear sedes de otros partidos y quemar contenedores es de lo más ecológico.

  10. Arzalluz, un líder transformador, aunque le pese a Ziordio. Con sus errores y sus aciertos. El meñique de Arzalluz es mas que cualquier Ziordio de cuerpo entero.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: