Aberriberri bloga

Que no nos tomen por tontos

Read Time:2 Minute, 30 Second

Martin Agirrezabal

Llega el momento en la vida de una persona en la que se hace mayor y pierde poco a poco la paciencia. A mí me está pasando. Cada día aguanto menos algunas cosas, como por ejemplo que alguien del PP diga que “no cree en el gasto público” después de haber despilfarrado dinero en obras faraónicas y llevar a la Comunidad de Madrid o Murcia a la quiebra. En Euskadi también tenemos gente así, que da lecciones de todo sin dar ejemplo.

El MLNV lleva años dando la matraca con términos como “referendum” o “democracia participativa”, pero son para los demás. Tanto criticar para luego elegir a sus candidatos electorales con una opacidad que ni en la Unión Soviética. Porque nadie sabe de dónde han salido Laura Mintegi o Martin Garitano. Bueno sí, se sabe que han salido del propio MLNV, pero nadie sabe si han sido elegidos a dedo, en camarilla o por la militancia. Lo que se sabe es que no ha sido como en el PS francés (listas abiertas y públicas) o EAJ (donde los afiliados eligen) y que no han dejado preguntar a periodistas en la presentación de Mintegi. Igual que se critica a Rajoy hay que hacerlo con EH Bildu.

Esa es la desgracia de este país: tanto criticar para luego actuar igual o peor. Tanto decir a la bandera española que no y manifestarse contra EAJ, para luego izarla en Mutriku o por partida doble en Donostia (la segunda bandera sin obligación ninguna, por cierto). Tanto hablar de solidaridad para ser incapaz de empatizar durante 30 años con sus propias víctimas y utilizar un conflicto político para justificar 1000 muertos y no sé cuántos presos y “refugiados”. Y encima dando lecciones de democracia, que es lo más grande y poner a otras víctimas de la tortura o terrorismo de Estado como muralla para no empatizar.

En fin, echo de menos las manifestaciones contra la bandera española en Donostia, contra el Alarde (fiesta que conmemora la victoria del Ejército castellano sobre el Navarro), contra los “trapicheros” y un largo número de cosas que cuando hace el MLNV o les ocurre a sus socios (EA) parecen no haber ocurrido nunca. Luego, eso sí, seremos los demás los que hemos cambiado; los que nos hemos adaptado a la nueva época, los que tendremos que decir a todo “amén” para “no entorpecer el proceso”, como si este fuera un totem infalible e inalterable.

No crean que estoy nervioso por las próximas elecciones, no me juego mi trabajo. Si EH Bildu gana las elecciones y forma gobierno en la CAV como en Gipuzkoa yo lo respetaré. No me dedicaré a reventar plenos como en Elorrio ni a acusar a los demás de “atrincherarse” por mi incapacidad para convencerles de que lo que propongo es mejor como ha hecho Joseba Permach. Simplemente, seré crítico y esperaré a las siguientes elecciones para intentar que los míos (EAJ) ganen. Lo único que pido es que no me tomen por tonto, solo eso.

Salir de la versión móvil