Portada » Prentsa bilduma (2010-12-18)

Gai honetako beste sarrerak / Otras entradas relacionadas

4 comentarios en «Prentsa bilduma (2010-12-18)»

  1. Pues parece que toca mirar al cielo para ver si ETA nos ilumina con su palabra. Y es que el personal parece que anda falto de iluminación, más aún tras escuchar las declaraciones de rufi-matagatos, qe han producido emociones incontrolables de todo tipo. Y la verdad es que no ha dicho nada nuevo, ha repetido cual lorito (impresionante facilidad de palabra la de este tipo) el mantra coyuntural. Nada nuevo y en el momento que el entrevistador le pone mínimamente entre las cuerdas, remisión al totem del acuerdo de Gernika. Y mira que el periodista le pudo haber apretado, porque dijo varias mentiras colosales: por ejemplo, cuando al hablar de las dos mesas dijo que la una no interfería en la otra, cuando a estas alturas todo el mundo sabe -o debería saber- que lo de las dos vías de Anoeta es un cuento chino y que los avances de una mesa influyen en la otra. Otra patraña que soltó es la referida al impuesto revolucionario ¿cómo que si hubiera batasuna haría no sé qué?. Impuesto revolucionario sigue habiendo y Batasuna no dice ni pío. Lo que pasa es que rufi sabe que en la siuiente fase la banda modulará el tono de las peticiones, irá «de buen rollito» y calro, a eso no se le puede llamar impuesto ¿o sí?.

  2. De todas formas, no hay que fiarsde ni de Rufi y su peña, ni de la peña del otro bando, porque hasta Ares asume que ETA no se despedirá con una gran alocución, sino que «cree» que la banda parará, callará, y se descompondrá por sí misma, y si queda algo, pues la irán matando hasta que se reduzca a nada.

    Así las cosas, estos sociatas son capaces «tras el convencimiento, al cabo de una buena afari-merienda en cualquier sociedad de Euskadi» de dar culquier paso. Porque que la Audiencia Nacional, que es capaz de condenar al propio «oso Yogi» por animal potencialmente peligroso, ha dado al traste con la teoría de que «todo es ETA» liberando a Otegi y sus secuaces, pues simplemente me desternillo de risa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *