Posteado por: aberriberri | julio 20, 2010

El ejemplo de Agirre: Restaurar la nación desde abajo

Joxan Rekondo, Martin Beramendi (Hamaikabat)

En este año del lehendakari Agirre, un seguimiento cercano al amplio y sugestivo programa de actividades preparado por la Comisión responsable de organizar la celebración nos ha permitido aproximarnos a un conocimiento más denso de la enorme personalidad política de aquel hombre, que es hoy una magnífica guía de inspiración para nosotros.

Hemos visto a un lehendakari de convicciones éticas bien arraigadas, que siempre mostró confianza por las personas y su dignidad. Creyó profundamente en la persona, en el ser humano, cuya realización demandaría un encaje en el marco colectivo de una sociedad nacional, aunque sin olvidar que esta sociedad se debía organizar al servicio de la misma persona libre. De ahí que la generación que Aguirre representa no concibiera construir una nación libre al margen de la garantía de los derechos y libertades de las personas, tal y como se constata en la efímera realidad de aquella primera Administración vasca que lideró.

En relación a su gestión como presidente vasco, hemos conocido al Agirre de carácter optimista inquebrantable, firme y resuelto defensor de la legitimidad (popular y nacional) de su gobierno, entusiasta de la unión férrea de (todos) los vascos, activista flexible y realista, sin temor al compromiso concreto, y extraordinariamente versátil en la creación de oportunidades políticas en momentos muy adversos para nuestro pueblo.

Existe, sin embargo, la percepción de un lehendakari que, un tanto al margen del día a día de la resistencia en el interior, cifraría las expectativas más decisivas del cambio de régimen y la libertad de los vascos en la intervención del exterior, en la internacionalización de la causa vasca. Fracasadas o ralentizadas estas operaciones, a veces al JA Agirre de los últimos años se le presenta como un hombre decaído, fracasado y frustrado por dicho motivo.

Nosotros, por supuesto, no compartimos esta imagen. En primer lugar, porque el lehendakari pudo intervenir de manera muy directa en las actividades internas del país a través de los propios medios de información y coordinación del gobierno. En segundo lugar, porque sus discursos, sus declaraciones, sus mensajes, lograron primordialmente una doble acción en el interior, romper el cerco del mentiroso relato franquista y sostener la esperanza popular en la reconstrucción del país. Esperanza, que lejos de ser muestra de vano optimismo, podría ser y fue, por utilizar palabras de Maritain, ‘un arma espiritual de gran potencia’. Y en tercer lugar, porque desde el mismo fin de la guerra mundial, previno contra la confianza exclusiva en la ayuda exterior, y manifestó el propósito de su gobierno de activar, desde dentro y desde el primer día, el potencial social del país -‘muchos pequeños esfuerzos’– a la tarea de la reconstrucción (Mensaje de Gabon 1945).

La búsqueda, por lo tanto, de una implicación internacional fue una de las vertientes en las que trabajaron Agirre y su equipo. Pero, no fue la única. El lehendakari trabajó el mantenimiento de la esperanza como arma espiritual, pero desdeñó la pura y ‘constante especulación de principios’ (Carta a Ajuriagerra, 1951) en la que se desenvolvían algunas figuras del nacionalismo. Para él, la referencia era el sentido común del pueblo vasco. Para enganchar con éste, Agirre persiguió expresamente diversificar la idea de resistencia vasca, instando a una implicación cotidiana en todos los órdenes, no sólo en el político, sino también en el cultural, el económico o el social  (Mensaje a la juventud-10/1952, Gabon 1955). Además de acción directa de deslegitimación del franquismo, Agirre quería una infrapolítica (James Scott) que funcionara cotidianamente de manera alternativa al régimen, restaurando la nación y llevando a la práctica, en todos los ámbitos, una idea propia de sociedad. El modelo de resistencia de Agirre era popular, muy alejado del ‘pasivo y expectante’ (Carta a Ziaurriz, 1946) que criticaba en otros dirigentes.

De la solidez de la sociedad civil que, en los últimos años del régimen, se configuró  en Euskadi provino un enorme impulso de restauración nacional, cuyas expresiones más significativas correspondieron a los ámbitos cultural y educativo, pero que también se desarrolló en el ámbito social y económico, a través de una legión de emprendedores sociales, y con la emergencia de manera especial del modelo cooperativo, muy acorde con el modelo social y la conducta personal del primer lehendakari. El mundo vasco se transformó por el impulso de un capital social vigoroso, que impregnó a la gran mayoría de los vascos, sin esperar al derrumbe del poder dictatorial. Es probable que sin aquella explosión social, la política vasca hubiera discurrido por otros derroteros. Y es cierto, por otra parte, que la recuperación del Gobierno Vasco en 1980 aceleró las potencialidades que aquella gran apuesta social había desatado.

El lehendakari Agirre no vivió para jugar un papel directo en la plena consumación de todos estos acontecimientos. Pero, ¿hubiera sido posible la movilización de tanta gente y la transformación social que sobrevino en el país, sin la ingente labor del lehendakari y su gente en la divulgación de ese discurso de resistencia popular, y en la creación de los marcos de referencia, subyacentes a este resurgimiento nacional? El estímulo del lehendakari se reconoce, sin duda, entre todos los pequeños esfuerzos que se movilizaron para completar esta gran obra social.

Y aunque los movimientos políticos modernos se desenvuelven en un escenario social que poco tiene que ver con el que hemos referido, la enseñanza para los que queremos renovar el nacionalismo es clara. Lo nuevo también está en Agirre: una ética personalista, una política pegada a la realidad y al compromiso y una búsqueda permanente de una mejor relación entre política y sociedad que nos sirva para progresar libre y democráticamente, como personas y como pueblo. He ahí una experiencia útil para la renovación que precisamos.


Responses

  1. Me parece estupendo que reivindiqueis a Agirre y que os sumeis al carro de las alabanzas….lo que no pillo es la conexion entre la politica , el ser, y la trayectoria de agirre y la vuestra…

    Deberiais de ser un poco mas modestos, y a la hora de plantear vuestra renovacion, compararos con ejemplos mas de andar por casa, que el lehendakari Agirre, el cual, efectivamente es un ejeplo en casi todos los ordenes de la vida, por no decir todos…y claro, la comparacion es muy odiosa…

    Cuando veo y leo,que intentais poneros a rebufo y capitalizar semejante icono, me entra un poco la risa floja…

    En fin…

  2. EAkide, tu que te sumes al carro de las alabanzas de Chavez… Lo que no pillo es la conexión entre la política, el ser, y la trayectoria de Chavez y la tuya.

    Deberías de ser un poco más modesto y a la hora de plantear tus ideas políticas compararte con ejemplos más de andar por casa que Chavez.

    Jesús Gil podía ser ese ejemplo. Empresario español de conexiones dudosas que murió de exceso de colesterol. ¿No lo sientes más cercano?

  3. Eso eso EAkide. Nosotros si que nos parecemos a Aguirre. Y más ahora que vamos a ir en coalición con ETA, mate o no mate…

    Estas pirau, colega.

  4. jajaja…. Ni me comparo con Chavez ni escribo articulos de opinion poniendolo como referente personal.
    Chavez es un lider mundial, y evidentemente yo no le llego ni a la suela del zapato…como estos dos, claro…que efectivamente, tambien como yo estan mas cerca de Jesus Gil que de Jose Antonio Agirre, sin duda…y claro, para conexiones dudosas y exceso de colesterol, no tienes mas que mirar desde de la presidencia de H1 para abajo… jejeje….tienes ejemplos a patadas….

  5. Kreo k si no teneis nada k decir sobre el artikulo y estais a otras guerras personales, lo mejor es k os buskeis otro sitio.

  6. Eakide, que lata pero que lata mas cotxabbrosa no estas dando, nos has metido el rollo venezolano y nos tienes aconjados con esta patulea, que te traes.

  7. Es vital que haya redes directas entre los dirigentes y su pueblo, así es más fácil que haya un cambio de mentalidad y una comunicación entre ambos. También es verdad que el cambio empieza por debajo, mirad sino cómo ganó el PNV en el 80. Es la base de nuestro éxito y los batasunos nos han cambiado el modelo y ahora son dueños del chiringo que nosotros les cedimos.

  8. Eso es así, como tu dices Txomin. El PNV era un partido de masas de una fuerza imparable. La escisión y la desmovilización (no voy a entrar en responsabilidades personales) lo han llevado al estadio actual, en el que tiene que plantearse (junto con el nacionalismo en general) una nueva relación con la sociedad.

    El nacionalismo ha perdido también parte de su dimensión colectiva y comunitaria. Agirre tuvo la capacidad de encarnar las aspiraciones populares vascas sin necesidad de planteamientos nacionales maximalistas ni medallas supérfluas.

    Un ejemplo respecto al tipo de político que reina hoy en día.

  9. No creo que es tanto el problema del PNV, sino la cuestión de la nación vasca. Del artículo deduzco que esta cuestión nacional depende más de la fortaleza social del país que del reconocimiento de identidades nacionales por entidades ajenas, por ejemplo a través de propuestas de resolución que hoy mismito hanj sido rechazadas en el Congreso de los Diputados.

  10. Creo que es un sintoma que Eakide y su futura esten intentando llevar al terreno de la revolusssion los debates que se producen en un blog nacionalista.

    ¿No creen ustedes que en Euskadi también hay mucha gente que quiere llevar el debate del nacionalismo tradicional, para entendernos el nacionalismo católico representado por el PNV a la estrategia indigenista (socialista revolucionaria) que Chávez representa en Latino America?

    ¿No les parece chirriante que haya un debate así en Euskadi?

    ¿Qué tiene que ver un vasco con un Guaicaipuro, con un Aymara o con un Mapuche?

    Pues les aseguro que hay gente por aquí que puede encontrar miles de similitudes, el propio eakide es un ejemplo aunque por fortuna le tenemos lejos como para poder contarnoslas.

  11. Joder davichu, ¿y a ti no te parece raro que un españolazo como tu, se dedique aqui, dia si y dia tambien a “adoctrinar” a los nacionalistas de este blog?

    Y se que desde la casa cuartel se ve Euskadi desde una vision muy particular…pero no me pareces el mas apropiado para poner el punto a los debates….jejeje…

  12. Con los mapuches que los españoles no han acabado con nosotros

  13. Guanches y vascones, de los godos hasta los cojones

  14. A mi me parece que el artículo toca un punto capital, que ayuda a desmontar lo que los batasunos con ayuda el batasunizado eakide nos venden: que después de la perduración de Franco el nacionalismo no hace nada. Lo que queda claro es que Agirre vuelca todos sus esfuerzos en la sociedad civil. El PNV copa Acción Católica, empuja el movimiento cooperativo, el euskara, etc. y la sociedad, cuando llega la transición, vota masivamente PNV.

    Este error de pensamiento también lo tiene Arzalluz, en sus memorias dice que el triunfo del PNV viene de la “memoria histórica” vasca:

    “Y cómo de una cosa tan precaria, tan cogida por alfileres, pudo surgir luego en muy poco tiempo una estructura sólida?” “Sólo hay una explicación posible: la memoria histórica del pueblo vasco había demostrado ser muy superior a lo previsto….bien puede decirse que vivimos el período 1972-1977 como una auténtica travesía del desierto”

    No se si él la vivió, pero el PNV tenía gente afín en todos los ámbitos sociales, en las ikastolas, cooperativas, empresarios, etc. Y eso es precisamente lo que le falta hoy al nacionalismo, que no está suficientemente entroncado con la sociedad civil, que sufra la patología española de la mediocridad en sus cargos, que se piensa que desde la diputación o el GV se hace todo. Y eso es lo que ha permitido que institucón de referencia símbólica como la RSBAP y otras estén en manos españolas y otras en manos del MLNV.

    Yo estoy plenamente de acuerdo en que el camino es recuperar el liderazgo en la sociedad civil, entroncarse con los organismos sociales. De lo contrario, no es “un pueblo en marcha”, es una maquinaria electoral rumbo al castañazo.

  15. Mira Igomendi, este articulo del Sr rekondo y de Beramendi, estoy bastante de acuerdo con el, que diferente es el texto de las boutades, barbaridades, subidas de tene que protagonizais en este blog, tu y la Merry.

    Sois la antitesis de un nacionalismo integrador de Agirre con un nacinalismo no solo excluyente sino además sinrazon que protagonizais en este blog ambos, sois peor que ATILA, DON RODRIGO que estaba en lutxa contra los bascones hubiera tenidos dos aliados perfectos en vosotros, quintacolumnistas amigos del escandalo y del desprecio.

    Ser receptivos por favor al discurso de Agirre, y tu Merry aprende de Rekondo, pues PTXILOPEZ, es tan autoridad institucional o mas que Agirre, El cual por cirscunstancias obvias no fue elegido producto de unas elecciones sino por un ACUERDO con los partidos españoles, de los godos que dices tu, IGO, eres como una peste que no se pasa, BATASUNI.

  16. Talmente de acuerdo, Porom. Arzallus no vive de primera mano la reorganización del nacionalismo vasco inmediatamente después de la guerra civil, que supuso la movilización de miles de personas, la puesta en práctica de cantidad de iniciativas (entre otras la reconstrucción del tejido asociativo y las manifestaciones de fiestas populares) y las primeras huelgas en el Estado en contra de Franco, como fueron las de 1947 y 1951, huelgas que movilizaron a cientos de miles de personas en circunstancias que suponía que te podían fusilar por ello. Arzallus que era hijo de carlista y creo que era el chofer del general Solchaga no sabía nada de eso por que claro lo que el vivía era otra cosa.
    Y veo Arranotxu que no cejas en tu labor de lanzarme denuestos y tarascadas. Pero Arranotxu pero que yo soy muy integradora, hombre, que es que te confundes.

  17. Sra, una foto de Arzalluz, tendría vd que tener en su pasillo y no de Garaiko.

  18. Si poron, pero los militantes del pnv, no estan por la labor, y los burukides algunos tampoco, yo lo que veo es que se ha profesionalizado la politic ala maximo y claro tiene puntos afavor y en contra, este es uno de ellos, se pierde ilusion, por la profesionalizacion, ademas el pueblo no esta para sacrfifios ni para seguir a los burukides, como antaño, ogaño se ven algunos ejemplos de politicos que dan lo que dan en el euskobarometro, y esta barrera NO SE VA A ROMPER, y vamos a dejarnos de BUENISMOS.

  19. Veo arrano, k kada vez eres + pekeño, d kuerpo y d mente, y si hoy eres arrano txiki mañana txantxagorri y pasado kolibri.

    La pregunta sobre la sociedad civil es preguntarse “komo” se va a aktivar esa sociedad ahora k relacionarte kon la politika es 1 deskredito absoluto. Si es verdad k los apañoles estan en la RSBAP, nos komen asociaciones d vecinos y los del MLNV se kreen mil txiringitos k encima subvencionamos, menuda kara d tontos se nos keda. Asi k txantxangorri, tu k eres tan listo, explikanos “komo” vamos a aktivar la sociedad civil. Somos todo oidos.

  20. Mira CAPULLITO DE ALELI, yo no soy politico como tu, asi que este ciudadano puede opinar, y tu tambien, bueno tu no opinas, escupes y vomitas en este blog, dicho lo cual, una MENTE tan elemental como la tuya bastante tiene con obedecer ciegamente a su jefe de partido, otra cosa muy diferente es LIDER.

    Apuesto que eres como un HAMSTER tricoloR, que roe,roe y come pepitas, mientras observa como se van desintegrando y esciendiendo partidos, porque eres partidario de una DEMOCRACIA VENTAJISTA, en tus vidas anteriores al menos en una ERAS EL APATXE, que iba con los yanquis, al que llamaban explorador, cuando en realidad estaba ebrio del agua de fuego, mal llamado MATARRATAS.

    Pero que poco quieres a tus hermanos, en tu codigo genetico, tienes algun ascendente hispanO?, yo no, tampoco me importaría, hasta donde yo se, pero para ti sería una deshonra, por favor hazte una profilaxis mental a fondo y vuelbe a la democracia, la del sufragio universal.

  21. Veo k has pasado d la fase kolibri a la de la moska pesada k zumba y zumba y molesta y molesta. Xo mi korazon d xagu subemontes (k no rata, no kunfundir) tiene tolerancia amplia xa todo tipo d insektos, xk tods en la madre naturaleza tenemos derecho a vivir trankilos, aunk tu kieras volar rodeando la ximaurra socialista. Yo no era apache, era navajo, en el Gran Kañon, siguiendo el kamino de los “anasazi”, los antiguos pobladores del kolorado River. Yo respeto todo, inkluidos las redukciones pajariles o el paso a eskimal y luego a pigmeo.

    Vuela arranotxo-eulia, vuela en honor a Patxilo.

  22. Pero Arranotxu, pero que te pasa, pero esto es el delirio, pero es que algo ha tenido que pasar en tu vida para que nos trates de una forma tan brutal, Arranotxu. Y luego lo del Hamster, arranotxu, para eso se necesita observar muy de cerca la vida animal.
    Y luego vienes con esas ganas de controlar la gente en función de la procedencia de sus genes y chuleando de RH y de introversión del vasium. Pero Arranotxu pero que alguien tenga genes de Bujaraloz no significa nada, hombre, de veras, no hay bichitos que se rebelan por que dices cosas acerca de Carpetovetonia.

  23. El artículo me parece impecable.

    1. Sobre el segundo párrafo: El programa del primer Gobierno vasco (está publicado) forma parte de esa idea. La gran prepcupación del Agirre, del PNV y de J.M. de Leizaola, consejero de Justicoa fue elde restablecer los usos y procedendimientos judiales, garantizar la libertad y seguirdad de las personas, y de sus bienes.

    2. Sobre el tercer párrafo, una anécdota contada por Anton Zugadi (uno de los jefes de la Resistencia interior que, en el exilio, fue delegado vasco en El Cairo y México). Poco antes de morir, Agirre visió México e, invitado por una asaciación republicana española, pronució una vibrante conferencia sobre la democracia, la libertad,… El auditorio estaba entusiasmado. Esta presente Indalecio Prieto, amigo personal del Lendakari. Al finalizar, un grupo se dirigió a don Inda y le espetó: “Habría que nombra a este Agirre presidente de la República”. Prieto sonrió y les pregntó: “Cuantas vece ha pronunciado la palabra España?”… No lo había hecho ninguna vez.
    3. Sobre el cuatro párrafo: aquí discrepo totalmente. Aguirre mantuvo una intensa relación con el interior. En 1943, se constituyó en Consejo Delegado-Junta de Resistencia, proporcionándole los recursos (pocos) de lo que podía disponer. En 1945, antes de su regreso definitivo a Europa, mantuvo importantes reuniones en Iparralde y París,… Si un sigue con atención los siguientes pasos dados por el Lendakari verá que dirigió sus esfuerzos a reunificar el campo republiocano (dividido y enfrentado en sus facciones, con un PC que quería imponer -en ocasiones a tiros- su hegemonía). No lo logro en serio y, desde el primer momento, americanos e ingleses dejaron claro que era muy dificil en aquellas circunstancias apoyar una sustitución del régimen franquista (en los albores de la guerra fria).
    Esto no contradice el resto.
    Y cuando, a princpios de los 1950, se le acercan los de ETA(Ekin), trató no tanto de calmar a los jóvenes, sino marcarlas precisamente la línea que nunca se cruzaba. Encargó a Jabier de Landaburu un pequeño ensayo que debía presentarse al Congreso Mundial Vasco (1956): La Causa del Pueblo vasco, un documento que desde las primeras citas, matnienen toda su actualidad y vigencia.

  24. El dirigente de Batasuna, Gil de San Vicente, plantea también una línea de resistencia basada en la fuerza social a favor del ‘polo soberanista’. La idea central es la hegemonía popular en torno a lo que llama ‘pueblo trabajador vasco’, creado por ETA en la V Asamblea, al que cree consolidado como espacio social hoy en día y al que atribuye la centralidad política y una gran capacidad de resistencia.

    “La independencia organizada en Estado vasco ha de adquirir en la vida cotidiana la fuerza de la hegemonía ética, política y democráticamente conquistada por la amplia mayoría social. Conquistar la hegemonía popular quiere decir que al Estado ocupante sólo que queda la razón de su fuerza, porque la fuerza de la razón radica en el independentismo. Avanzar en la hegemonía requiere trabajo militante, capacidad de debate pedagógico y constructivo, formación teórica y política, y rectitud y coherencia, aptitudes que debemos mejorar. Tres ejemplos ilustran la hegemonía popular: uno, EITB destrozada por su chabacanería panfletaria, ya que la mayoría de su programación no resiste el mínimo análisis. Otro, el desprestigio del nacionalcatolicismo español en su afán por volver a Trento; y tres, el fracaso del plan de lobotomía infantil ideado por el nacionalismo español. La sinrazón y la dictadura franquistas crearon el conocimiento crítico que teorizó el papel del pueblo trabajador en la independencia de Euskal Herria, y las décadas transcurridas desde entonces lo han confirmado. Pero no olvidemos que aquella tremenda conquista teórica era parte de una visión histórica más larga, compleja y rica en interacciones y temporalidades que no podemos reducir a un simplismo lineal y unilateral.”

    http://www.lahaine.org/index.php?p=46694

  25. […] parte, algo ya se ha escrito sobre este tema en los últimos meses. De hecho, en los artículos ‘El ejemplo de Agirre’ y ‘Nueva cultura política y desarrollo nacional’ se encuentran, de manera explícita o […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: