Posteado por: aberriberri | septiembre 25, 2009

Las vicisitudes del Estatuto catalán

Imanol Lizarralde

estatutf

Cuando ahora se habla del “blindaje” del Concierto Económico y del posible pacto de nacionalistas vascos con los socialistas, deberíamos mirar con reparo y alarma el proceso que está siguiendo el Estatuto de Catalunya, aprobado en el 2006. No niego la necesidad de un pacto, pero quisiera reafirmar la falta de garantías de cualquier pacto con los partidos políticos españoles, dada la peculiar andadura del Estatuto catalán.

El quid del problema lo adelanta Javier Pérez Royo en El País en dos artículos (La última palabra, 5-9, Pacto de inserción, 19-9). Que la pluma aguda de Pérez Royo haya tenido que emplearse a fondo en dos artículos acerca del tema nos hace temer lo peor. Esto ocurre en un contexto donde el periodista Enric Juliana dice que “aires de 1981 recorren la política española, en el bien entendido de que los dramas de antaño suelen regresar desarmados. El país se enfrenta de nuevo a una crisis de caballo, esta vez sin amenaza golpista”. Que no haya amenaza golpista desde los cuarteles no significa que tal golpe no vaya a darse desde otras instancias. A eso parece referirse, de una forma soterrada, el análisis de Pérez Royo.

Trayendo a nosotros el eco del Plan de Gobierno de Ibarretxe, Pérez Royo afirma en el primero de sus artículos:

“La nacionalidad o región no puede ejercer el derecho de la forma en que a ella exclusivamente le parezca apropiado, porque tiene que negociar con el Estado su propuesta de Estatuto, pero el Estado no puede imponerle unilateralmente un Estatuto de Autonomía con el que ella no esté de acuerdo”.

Ibarretxe no negoció su propuesta de Estatuto y por tanto, según la teoría de Pérez Royo, “no puede ejercer el derecho”. El problema que quiere remarcar es, en este caso, a la inversa, el que el Estado pueda modificar, imponer unilateralmente, un Estatuto de Autonomía no acordado. Nuestro autor incluso va más allá: “El cuerpo electoral de la nacionalidad o región afectada es la garantía última de su ejercicio al derecho a la autonomía”.

Una vez que un determinado Estatuto, como el nuevo Estatuto de Catalunya, es aprobado por la ciudadanía según Pérez Royo no puede ser modificado:

“Ningún otro órgano del Estado puede participar en el proceso de aprobación de un Estatuto del artículo 151 CE. Ni tampoco puede revisar la decisión alcanzada a través del procedimiento previsto en dicho artículo. La última palabra no puede no tenerla el cuerpo electoral de la nacionalidad o región afectada”.

Es en este momento en el que Pérez Royo introduce el actor colectivo principal de este drama, señalando:

“El Tribunal Constitucional no puede ser, en consecuencia, juez de la constitucionalidad de un Estatuto de Autonomía del artículo 151 CE. Y no puede serlo porque no puede sustituir a las Cortes Generales en su función de garantía del principio de unidad política del Estado frente al ejercicio del derecho a la autonomía y porque no puede quitarle la última palabra al cuerpo electoral”.

La última palabra la tiene que tener “el cuerpo electoral de la nacionalidad o región” dice Pérez Royo. Y, por tanto, el Tribunal Constitucional “no puede ser juez de la constitucionalidad de un Estatuto”. Sabías palabras, llenas de sentido común y cordura, pero que desgraciadamente son una opinión y no una realidad. Por qué la realidad nos dice que el Tribunal Constitucional tendrá la última palabra y será juez de la constitucionalidad de un Estatuto, aprobado con los votos populares.

Eso, además, ya ha ocurrido. El Tribunal Constitucional, en una cerrada votación de seis a cinco votos, decidió admitir a trámite el recurso presentado por el PP contra el Estatuto de Catalunya, en concreto, contra 114 artículos de los 223 del texto, contra nueve disposiciones adicionales y tres disposiciones finales.

El Tribunal Constitucional, órgano que alcanzó su carácter beligerante en la época del Aznarato, ya se ha mostrado interferente con la política de Zapatero en otros temas, como por ejemplo el del proceso de paz del 2006, en el cual el Tribunal Constitucional tomó decisiones que costaron al poder político en el Gobierno no pocos dolores de cabeza. Ni siquiera la decisión de las cortes españolas ni la voluntad admitida del Gobierno de Zapatero han arredrado a los magistrados a la hora de aceptar un recurso tan detallado, que presupone, como se teme, una reescritura del texto estatutario, otra cosa que lo que votaron los ciudadanos catalanes.

En este sentido, el periodista Angel García Fontanet citaba a Carl Schmitt que “sostenía en 1929 que la justicia constitucional era –es- una contradicción en sus términos. Los TC (Tribunales Constitucionales) eran, en realidad, instancias políticas. Su existencia no conducía a “juridificar la política, sino a politizar la justicia”. Era contrario a entregar a “una aristocracia de la toga” la protección de la Constitución”.

Cuanta verdad hay en estas palabras. El PP ha abandonado el poder político pero sigue manteniendo un pie fuerte en el jurídico por medio del Tribunal Constitucional, dado que este Tribunal es fruto de la connivencia de los dos partidos españoles mayoritarios, con exclusión del resto de los partidos y por supuesto de las sensibilidades autonómicas. Nada más apetecible que convertir al Tribunal Constitucional en supremo juez, por encima de los votos catalanes.

Pese a la existencia de argumentos bien perfilados y las más sanas razones, nada pueden todas estas contra la potestad de este organismo, habitado por personajes sacados de una España cuaternaria y alimentados con los traumas del aznarato. Parece ser, se cuenta, que existe la pretensión de que coincida la negociación de los Presupuestos del 2010, en los cuales se tendría en cuenta la nueva financiación autonómica catalana. La sentencia del Tribunal Constitucional podía constituir una modificación unilateral del Estatuto por la vía del Tribunal Constitucional, impidiendo la aplicación de uno de los aspectos fundamentales del Estatuto catalán, en este caso el sistema de financiación.

En su segundo artículo Pérez Royo decía:

“El pacto político y la norma jurídica en el estatuto no son separables. El pacto global de inserción es inseparable de cada una de las cláusulas del mismo, pues ésa y no otra es la voluntad de las partes que protagonizaron el pacto (…). De ahí que el pacto tenga que contener por mandato constitucional (art. 147. 3 CE) cláusulas de reforma, es decir, que únicamente pueda ser modificado en la forma prevista en la Constitución y en el estatuto, reproduciéndose las condiciones del pacto originario”.

La imprevisión, la falta de garantías, el secreto acuerdo con el curso de los acontecimientos, todas estas cosas pueden ser atribuibles al PSOE, partido en el Gobierno, que ha cometido la imprudencia de montar un proceso ciudadano que queda al albur de un comité de unos cuantos notables. Los vascos tenemos que tener en cuenta esta mezcla de desidia y mala fe que los socialistas ponen en los pactos. Aunque tengamos que pactar, que sea con la conciencia de con quien pactamos y exijamos de antemano garantías de cumplimiento que sean reconocibles por la ciudadanía. Esta es la triste lección que nos depara por ahora el caso del Estatuto catalán.


Responses

  1. Los vaskos piden akuerdos eso lo dicen todas las enkuestas. Eso si, el PSOE, komo mal pagador hay k pedirle avales, garantias y pago x adelantado. Komo lo del blindaje del koncierto, primero kumple lo k debes y luego nos ponemos a hablar.

  2. Lo de la democracia española es la órdiga. Osease que tienen organismos semimonárquicos donde pastan entes como Jímenez de Parga y entre unos cuantos pues corrigen cual si fueran la Real Academía las decisiones que toma el pueblo.
    Y claro además hay que fijarse en la coyuntura que se elige. El tribu seguro que coincide su eyaculación con los presupuestos y eso significa que va dar una leche práctica a la primera medida del estatuto catalán, lo de la financiación que no llega a concierto pero que es la esperanza blanca de la autonomía catalana.
    Los socialistas es que son unos frívolos irresponsables que destruyen la confianza y la ilusión por sus niveles de imprevisión. Y claro los del PP son unos talibanes que se pasan por el forro la democracia y confían en las viejas cálaveras del tribunal constitucional para que paren lo que la voluntad popular ha desatado. El fascio vestido de seda. Que panorama.

  3. Me alegro de que en algún foro abertzale se pueda leer algo en profundidad del Estatut, es un tema que nos afecta directamente como vascos que abogamos por una reforma estatutaria, eso si, después de haber cumplido la actual.

  4. Buen e interesante articulo.

    En mi opinion con España no se puede ni pactar ni llegar a acuerdos.
    Porque en esos pactos y acuerdos los españoles solo respetan la parte que a ellos les interesa, siendo ese acuerdo tu limite.
    Pero en lo que no le interesa, ni lo cumplen, ni tienen ningun problema en no hacerlo.

    Con lo que convierten los pactos en una serie de acuerdos a los que obligas TU, no ellos.
    Es decir, hacemos un pan como una hostia.

    Lo bueno de que esto se este demostrando en Catalunya, es que despeja de la ecuacion el tema de la violencia.
    Esos argumentos de que hay cuestiones pre-politicas que solucionar, antes de abordar la politica, caen por su propio peso cuando vemos lo que le sucede a nuestros amigos catalanes.

    Los españoles se rien de todo y de todos, con tal de salirse con la suya, con lo que ya podemos ir espabilando.

    Y desde luego, quien piense que va a solucionar no se que pactando con ellos, o que mediante pactos y compromisos con estos tracaleros vamos a conseguir el reconocimiento, o el respeto a la nacion vasca, va dado.

    Pactar con los españoles es como firmar en el hielo.
    Mas vale ser realistas, que vivir de ensoñaciones y de fantasias.

  5. Estimado EAkide:

    A mi me parece que la cuestión no es si pactar o no pactar o cuanto van a respetar los españoles el pacto. El problema afecta a la naturaleza de la democracia española que es la que los españoles, no los vascos, quieren: una democracia que frente a los refrendos autonómicos posee la garantía de un tribunal de unas cuantas personas que hacen y deshacen a su antojo.

    Los periodistas y articulistas citados ahí al menos ponen a debate esta cuestión, muy grave, pues supone un deterioro grande de la democracia en nombre de unos principios pre políticos, los principios de la constitucionalidad según un tribunal de unos pocos. La constitución así se convierte en un arcano sólo accesible a unos especialistas.

    En cuanto a la relación con los españoles y con los pactos, opino que un punto de crítica democrática muy importante es este, el de la potestad del Tribunal Constitucional. Pero también me parece evidente que tenemos que tener siempre una propuesta respecto al PP y al PSOE, como la tiene el MLNV. Y una propuesta que tiene que tene el horizonte de un pacto.

    Este es otro debate. El debate principal afecta a la malversación de la democracia en España por medio de instrumentos judiciales, lo que García Fontanet llama la politización de lo judicial, es decir, lo judicial, que tiene que ser producto de un proceso político, como el propio Estatuto de Catalunya, interpretado por una serie de personas con cargos de jueces pero que atienden la interpretación política de un tercero, el PP, que no está conforme con el refrendo popular.

    A los españoles hay que pedirles que cumplan sus leyes, empezando por la del Estatuto de Gernika con todas sus cláusulas y sus categorías como “pueblo vasco”. Hay que dejarles en evidencia en función de lo que dicen defender. Pero este es otro tema.

    Un saludo cordial.

  6. A mi lo que de verdad me impacta y me conmociona desde el punto de vista del NACIONALISMO ROMANTICO, es la voluntad inequívoca de apoyo al NOU ESTATUT, del pueblo del SENY CATALA.

    A mi lo que comuene es el apoyo del ANDALU MONTILLA al estatut.

    Y la diligencia mesura y bienhacer en impartir justici del TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, es digna de estudio en un aparte.

    Jamas se ha visto, uno ,la desidia del pueblo catan, el dñia del referendum, que no fueron a voptar ni la mitad.Dos el desmadre y porrusalda de los socialistas catalenes federados al psoe, y su pacto raro con la ESQUERRA, ALIADOS DE ea Y AHORA DE aralar, DECIAQMOS QUE LA TXAPUZA ES DE LIBRO, Y LA ACTITUS DUBITATIVA DE MONTILL ES DIGNA DE VOMITAR, POR SU FALTA DE CLARIDAD.TRES,. EL tribunal constitucional, BUENO ESTO YA ES DE TRACA, osea lo de este TRIBUNAL, si le hacemos el curriculum de la bideatxurra del estatut, no hay quien la defienda, sino es por unos juristas, esposorizados por los partidos, franquiciados por los partidos, y transaccionado cual jitanos con mercancia de dudosa procedencia, el hacmereir de toda Europa de la CEE.

    Os dejo queridos independentistas que sigais con un belo delante de los ojos, o con una diapositiva para que os recreeis con ella, y huyais de la realidad, y si despues de tanto tiempo dice el constitucional que Catalñuña es una nacion y no una nacionalidad, pues eso les haceis la ola, a esos sesudos magistrados de la confusion.

    No me extraña que alguno diga que el estatut es CONSTITUCIONAL, tambien había voces que el referendum de Ibarrtexe era constitucional, yo no se como leen la constitucion algunos, porque dicen lo que no pone, es como un sueño nacioanalista transformador de la realidad.

    ANIMO DEFENSORES DEL POLITIZADO TRIBUNAL CONSTITUCIONAL ACTUALO, mas politizado que ñlas emisiones del TELEBERRI, que ya es decir.

    Un saludo cordial Lizarralde y persiste en ese tu empeño de destrozar ESPAÑA y todo lo español, a ver hasta donde llegas.

  7. Pero Arranotxu de tu este mensaje que es como si hablases con la boca llena de peladillas saco que te parece que el estatuto como tuvo poca participación pues es normal que el tribunal constitucional, al que da la impresión que amas tanto como a Arzallus y Egibar, le haga un buen raspado.
    Es que además es que te saltas que el estatut fue pactado por el PSOE y por CIU, por el gobierno español y la Generalitat, contrariamente a que Ibarretxe se embarcó en lo del plan sin ninguna relación con el PSOE o el gobierno español. Esa piccola diferencia es que no da para que tu sesera alumbre con sentido común.
    Y te saltas mismamente que ERC que estuvo en contra del estatut y que fue uno de los responsables de una votación tan escasa ahora es el abogado para que el estatut salga sin una coma cambiada. Otro dato de la realidad que resbala de tu razonamiento errado.
    A mi es que que el tribunal constitucional diga que Catalunya es una nación me parece increíble en tanto a que unos cuantos lacayos del fascio pepero tengan que reponer nada a lo qeu el pueblo catalán ha dicho, dice y piensa. Es que claro ya sólo que admita el tribunal el recurso del PP es ya una declaración de guerra a la voluntad popular, eso de lo que prescindes, Arranotxu.
    Los españoles además están preocupados por que ese organismo gerontocrático pueda ir por allí jodiendo medidas tomadas por las cortes españolas y otros organismos que representan los votos de la gente, que es lo que dicen los tíos que cita el artículo. Na tiene que ver con ser vasco y ser español que el puto tribunal venga a enmendar y remendar las decisiones populares. Y tu claro tratando de reproducir la cuadratura del círculo del independentista vasco españolista. Arranotxu, con tu rigor cerebral la mayonesa siempre nos saldría cortada.

  8. Huyendo de enzarzamientos poco productivos, a mi lo que me parece mas importante es la dinamica, no la cuestion.
    Que en este caso se este dando este esperpento en el tema catalan, no nos tiene que desviar de la verdadera leccion, que en mi opinion nos proporciona la surrealidad politica española.

    La cuestion principal es que el vertice politico y de poder en el pais lo ocupa el tribunal constitucional.
    Este organo, elegido como ya sabemos, por quien ya sabemos, y que esta dando ejemplo perfecto de parcialidad y sumision a los poderes ultraderechistas y ultraespañolistas es el que quita y el que pone, en definitiva, el que corta el bacalao.
    Todo lo demas, el gobierno, el parlamentp, incluso la voluntad popular demostrada mediante referendum esta supeditada a este organo.

    La soberania en España, no reside en el pueblo español, tal y como reza pomposamente en su constitucion.
    Al final y despues de treinta años de experiencia y de aplicacion, se demuestra que el diseño constitucional y la praxis politica, hacen que este organo de elegidos entre la judicatura, que a todas luces es el baluarte de la ultraderecha junto a la iglesia catolica, es el organo en el que reside la soberania española.

    Con lo que la democracia española, ademas de ser una filfa, demuestra que esta tutelada por los poderes facticos, que se cuidaron muy bien de darle cierta autonomia a los ciudadanos españoles, pero que se guardaron los organos de control real, no fuese que el tema se les fuera de las manos.

    Ante estas evidencias, creo que tenemos que hacer un ejercicio de realismo politico, y por eso insistia en mi anterior aportacion en la nulidad de los acuerdos que tenemos y que podamos construir con los españoles, ya que esos acuerdos nunca se van a respetar si nos favorecen, solo se van a respetar y los van a hacer respetar si les favorecen o les interesa a ellos.
    No hay garantias, porque ellos se situan por encima de estas, ni poder que les obligue a respetar los acuerdos.
    Si no es posible tener garantias efectivas, ni instituciones superiores que les puedan obligar a respetar esos acuerdos, ya me direis que valor tienen. Nulo.
    Un acuerdo que puede ser incumplido por una de las partes, impunemente, no es un acuerdo, es una tomadura de pelo.

    Y si el mlnv se plantea acuerdos con los españoles, ellos veran.
    Igual que todos los anteriores desde hace siglos, esos acuerdos son papel mojado para los españoles.
    El fracaso de esa via esta garantizado, para el mlnv, para nosotros y para cualquiera.

  9. El artículo pone el dedo en la llaga en un tema delicado.

    a mi juicio seria necesario modificar la LOTC aprovechando además que se va a proceder a modificarlo para blindar el concierto, ojala, pero lo cierto es que entiendo que el TC se debería de pronunciar obligatoriamente sobre la constitucionalidad del texto final de la LO correspondiete al Estatuto acordado por las Cortes Generales y no permitir además que haya futuros pronunciamientos para que quede definitivamente cerrado, y de tal forma que se someta solo a referendun aquel texto final que resulte de la intervención del TC como legislador negativo.

    Considero un fraude que se someta a Referendum, y que depúes delque el TC lo cepille y que se diga que ese Estatuto ha sido querido por el pueblo de catalunya o quien sea. Pues se podría dar el caso que a ese cepillado del TC el pueblo de Cataluña dijera no.

    A mi juicio si hay cepillado debería de someterse de nuevo a Referendum

  10. No es un fraude Iñigo, es la garantia de los españoles.
    Dudo mucho que se blinde el concierto y desde ahora te digo que no hay cojones ni voluntad politica para reformar el constitucional.

  11. Estimados amigos:

    Estoy de acuerdo con Iñigo Lizari en que el referendum catalán tendría que repetirse si el Tribunal Constitucional modificara el texto. Este es el problema concreto que tiene la democracia española, algo que la pasó a la democracia inglesa con la cuestión del Home Rule a fines del siglo XIX. En España se han instuído organismos como antaño era la Cámara de los Lores, que dinamitaban las decisiones del Parlamento.

    Como la casuística política es infinita sería realmente una amarga ironía que la necesidad casi segura que tendrá el PP de los votos de CIU en caso de que gane las próximas elecciones españolas, condicionara el Tribunal Constitucional para que no cometa el error de sabotear en sus inicios la aplicación del nuevo Estatuto de Catalunya. ¿Funcionara la nueva interlocución PP-CIU como preventivo a la modificación del Estatuto? Eso es una incógnita.

    Convengo contigo, EAkide, en que las consecuencias de este sistema tiene consecuencias democráticas gravísimas pero esa es la voluntad de los dos partidos mayoritarios de España que podrían modificar ese sistema. No lo hacen, es una grave responsabilidad.

    Nuestra función como abertzales es hacer que la ciudadanía tome conciencia de estas interferencias en lo que afecta a nuestro autogobierno y a la aplicación justa de la ley. Y debemos siempre plantear la posibilidad del acuerdo, porque eso es lo que pide nuestra ciudadanía. Más allá del programa político la ciudadanía vasca pide la transversalidad como planteamiento. Otra cosa es que eso se pueda aplicar en las actuales circunstancias.

    Un saludo

  12. Lizarralde un neoñacino, como yo, no puede asumir postulados antidemocraticos como los que tu haces, vamos a ver la CONSTITUCION FUE UN PACTO ENTRE TODOS, y de ese pacto emana a situacion actual de desentralizacion y amplias comptencias de la comunidad autonoma vasca .

    El txafardeo del TRIBUNAL CONSTITUCIONAL y de todos los tribunales, recuerdese el sumario contre el EGIN, es producto de la actual situacion de PARTITOCRACIA, elevadaal cubo con la situacion de CENTRALISMO DEMOCRATICO DE LA CUPULA DE LOS PARTIDOS.Lizari el TRIBUNAL que tu harias no sería el de los POMPIDO, ACUERDATE DE LA TOGA CON EL POLVO DEL CAMINO, sino el de JOSUTERNERA.

    Todo para el pueblo pero sin el pueblo, lo han copiado algunos politicos, los que asesinan a MONTESKIEU.

    LIZARRALDE Y LIZARI, troncalmente derivado del fresno, admitirías un refrendum, en ALAVA, o en las ENCARTACIONES, pues NO, si me equivoco me lo decis.PORQUE NO PUEDE HACER UN REFERNDUM ALAVA, y si CATALUÑA, me lo explicas, Lizari o Lizarralde.o las encartaciones, porque estareis de acuerdo con el referendum de TREVIÑO, pero de las ENCARTACIONES, o de LA LLANADA, que, acaso son menos que TREVIÑO.

    Uncordial saludo, a los dos, vais a seguir en vuestro empeño de destrozar todo lo hispano?, empeño valdío.

    Es que si os leo me hecho a temblar. nos llevarías por los senderos de la CONFRONTACION, en fin sigo INSTALADO EN LA PERPLEJIDAD,

  13. El futuro es una incognita, y tratandose de la politica española mas, asi que veremos lo que dan de si las futuras elecciones y la correlacion de fuerzas.
    De lo que estoy totalmente seguro es que para conseguir la poltrona, los partidos españoles haran lo que tengan que hacer.
    Preferiblemente prometer. Lo de cumplir es otra cosa.

    Pero de lo que tratamos es de presente, y en el presente las poderes facticos españoles van a matar dos pajaros de un tiro:
    Se van a follar a Zapatero y van a vetar el estatut.
    Y lo bueno de todo esto es que ademas es una jugada cocida a fuego lento, en la que el tribunal, con el apoyo de la ultraderecha, o mas bien, la ultraderecha por medio del tribunal, ha esperado a que zapatero quemara sus naves para darle la puntilla.
    Porque las proximas elecciones importantes son las catalanas, lo cual pone a los partidos catalanes en tension electoral, es decir, con poco margen de maniobra respecto a su electorado, y esto resta a Zapatero aliados fundamentales dada la exigua mayoria que tiene en el parlamento español.

    El apoyo de Zapatero en catalunya esta muy tocado, en su propio partido, el PSC, que va a quedar totalmente en ridiculo.
    Esta por ver que acciones toma el PSC, pero en principio tiene unos compromisos publicos con los demas partidos catalanes, de defensa de su estatut junto a los demas.
    Veremos si se desdicen e incumplen con esto o sien verdad hacen lo que se comprometieron.
    Cualquiera de las dos opciones es catastrofica para Zapatero.

    La otra es que ante una anticipo de elecciones, el PSC no obtendria el mismo resultado que en las ultimas.
    Y fueron esos votos y los vascos, los que auparon a Zapatero a la moncloa.

    Esa jugada, es el as en la manga del españolismo.
    Y ante esto, me vuevo a ratificar en mis anteriores opiniones.

    Estoy contigo en que “nuestra función como abertzales es hacer que la ciudadanía tome conciencia de estas interferencias en lo que afecta a nuestro autogobierno y a la aplicación justa de la ley.”

    Yo interpreto esto como el deber que tenemos de trasladar a la cuidadania para que sea consciente de que nuestro pretendido autogobierno ha derivado en un fiasco.
    Un fiasco tal, que ya hasta el lehendakari lo es por decision judicial.
    Que el acuerdo que significo el estatuto esta demostrado que ha sido roto por parte española, que esta no tiene la menor intencion de cumplirlo y que esta trabajando sin descanso para reducir a la nada el autogobierno, mediante la utilizacion de la justicia y de reformas legales que anulan tal autonomia, en las cuestiones que les molestan.
    A las que no les molestan y suponen una descentralizacion administrativa, a eso le llaman los españoles estado autonomico, y estan en eso, en convertir el hecho autonomico vasco en riojano.
    No se a que ciudadania te refieres cuando hablas de que esta pide al acuerdo.
    Yo por lo que veo los del PP no estan por ahi.
    El PSOE tampoco.
    Ni Aralar, ni EA, Ni HB estan por el acuerdo que tu predicas.
    Solo veo a parte del PNV y de H1, predicando la transversalidad en el desierto, mientras los españoles estan en el gobierno vasco y preparan el asalto a las diputaciones.

    Lo que no se puede es plantaer politicas que en caso de perder, pierdas, y en le caso de ganar, pierdas tambien.

    Los acuerdos con los españoles son esteriles, lo cual es una evidencia total.
    y plantear nuevos acuerdos, para deshacer los problemas que han ocasionado incumpliendo los anteriores , en mi humilde opinion, ya entra en lo que acertadamente aseguraba Stalin:
    o es sabotaje o es colaboracion.

    La transversalidad es un concepto fracasado, que solo ha servido como señuelo para parte del nacionalismo vasco, mientras los españoles a la hora de la verdad estan aplicando y quieren seguir aplicando el españolismo como politica en Euskadi. Sin complejos y sin dudas.
    La transversalidad es una politica que solo es valida cuando los españoles no tienen la mayoria suficiente para gobernar.
    La transversalidad es una memez.

    Y esa memez, ademas de destructiva, tiene que quedar aparcada, no sea que todavia haya quien quiera que si por un casual el nacionalismo gana las siguientes elecciones y puede elegir, abogue por que lo haga con el PSOE.

    Seguro que alguno habra todavia a estas alturas, pero espero que sea tratado como se merece, despues de comprobar el animo transversal de los españoles.

  14. Estimado EAkide:

    Los acuerdos y los pactos tienen que hacerse en base a cuestiones concretas. El ejemplo del Estatuto es un ejemplo temible de como funciona el complejo político español. Está claro que los nacionalistas no deben implicarse en políticas que no comparten y que no son beneficiosas para el país.

    Pero considero una crasa ingenuidad confundir el plano táctico y el plano de principios a la hora de plantear el acuerdo, el pacto o la mera crítica política hacia los partidos españoles. Una cosa es que los españoles no cumplan los pactos que han acordado (lo que vale para el Estatuto de Catalunya y el de Gernika) y otra cosa es que debamos abandonar el discurso o el principio de la transversalidad.

    La sociedad vasca es transversal, el PSOE ocupa la centralidad espacial de la política vasca, y los nacionalistas tenemos que ganar la confianza de la sociedad. La sociedad vasca quiere pactos entre desiguales. Los partidos españoles no los quieren. Nuestro deber es resaltar nuestra voluntad de acuerdo y espíritu constructivo y criticar a los partidos españoles en su incumplimiento y en la traición a los propios principios que dicen defender.

    El caso de Patxi López jurando en Gernika por la ciudadanía y afirmando una fe en el Estatuto de Gernika que habla claramente de la existencia del “pueblo vasco” es un ejemplo que no es menor. Pues es una verdadera cuestión de principo, que hace resaltar la falta real de centralidad de Patxi López, su escoramiento hacia el doble rasero, que jura por el pueblo español y por la monarquía pero que no se atreve a mentar el sujeto del “pueblo vasco”, por puro odio ideológico.

    Nuestro pueblo quiere que los nacionalistas y los constitucionalistas acuerden un marco de convivencia vivible en un país como el nuestro con el problema de la violencia. Es una preocupación comprensible.

    Un saludo.

  15. Estimado Imanol:

    Entiendo tu postura, pero no la comparto.
    Y no la comparto por cuestiones concretas, reales y contrastadas.

    En el tema de los pactos o del estatuto, lo concreto , lo real y lo contrastado es que los españoles no respetan los pactos y que ademas es del todo inutil buscar un nuevo pacto con ellos.
    Y lo es porque quien no respeta el estatuto actual, seguira haciendo con cualquier otro, que no sea un pacto absolutamente beneficioso para su interes.

    El ir en contra de este principio, de esta realidad, no responde ni a la tactica, ni a la estrategia, querido Imanol, responde a quien cree mas alla de los hechos, que mediante instrumentos fracasados, solucionara el problema que se presenta, precisamente con los que son dueños de estos instrumentos y los utilizan para aprovecharse de su ventaja y utilizarlos en nuestra contra.
    Mas bien debe de ser una cuestion de fe.
    Pero esta me parece una buena oportunidad para que me corrijas y me digas como y porque estoy equivocado.

    Tu afirmas que la sociedad vasca es transversal.
    Afirmas tambien que el PSOE ocupa la centralidad en la sociedad vasca.
    Y que la sociedad vasca quiere pactos entre desiguales.

    Para mi el PSOE no ocupa la centralidad. Y a los hechos me remito. Son cuestiones concretas. Lo que es, lo que hacen y lo que proponen.

    ¿la sociedad vasca es transversal?
    La sociedad vasca esta dividida y es plural.

    Pero no veo a muchos socialistas sufriendo por gobernar con PP.
    Veo a socialistas encantados por gobernar con el PP. Y los Peperos ni te digo.
    Y de los de HB, se puede decir muchas cosas, pero no los veo muy transversales, por lo menos en el sentido que tu le das.
    Aralar, EA y otros, se situan en un plano no “transversal”.
    Asi que me gustaria que me concretases, quien y porque defiende lo transversal y como eso se concreta en que la sociedad vasca lo que quiere es que gestionen juntos los diferentes.

    Al fin y al cabo lo que planteas es criticar al PSOE porque os ha dado planton, y porque se ha reido del discurso transversal.

    Y por ultimo me apena tu ultima reflexion.
    En ella hablas de nacionalistas por un lado y de costitucionalistas por otro.
    Cuando queremos como hilamos para hacer presentables a los españoles, ¿eh?

    y hablas de acordar un marco de convivencia vivible, ya que tenemos un problema de violencia.

    Parece que te saltas alegremente el hecho de que los españoles no respetan los pactos.
    y que no lo hacen porque haya violencia, como se demuestra en el ejemplo catalan.
    Lo hacen porque esta en su naturaleza, porque ostentan la fuerza y porque el poder esta en sus manos, lo que hace que puedan pactar, sin miedo a tener que cumplir.

    Lo que entiendo es que buscais desesperadamente una formula para seguir esta farsa, y meter a la sociedad vasca en un proceso a la catalana, que estire la ilusion politica de este aborto unos añitos mas, mientras se gestionan los bienes del pais, en comandita con los que se pasan el derecho de nuestro pueblo por el arco del triunfo.

    Eso si, todo el ejercicio de transversalidad lo guardais para los españoles.
    La transversalidad entre abertzales, esa os parece una aberracion.

    No entiendo muy bien porque, pero seguro que me lo aclaras.

  16. Estimado EAkide:

    Esta no es una cuestión de fe. La lucha política impone una dinámica constante y de forma repetido nos veremos con cuestiones que tendremos que responder constantemente. El incumplimiento de los pactos y la contradicción con sus principios y con su legalidad debe de ser el eje de nuestra crítica a los partidos españoles.

    El PSOE ha convertido en la lucha por la centralidad en el eje de su política y por ello ha logrado éxitos. Es evidente, y te lo digo en mí respuesta, que el PSOE no ocupa la centralidad, sino un extremo. La cuestión reside en que los nacionalistas seamos capaces de hacer ver a nuestro pueblo esa realidad.

    La sociedad vasca es transversal, cree en los pactos entre desiguales, eso dicen las encuestas y ese es el mensaje que los partidos españoles quieren proyectar cuando hacen lo contrario. Que nosotros nos encastillemos en la pureza de principios que no están en este planeta sólo nos perjudica. Admitamos la realidad de la voluntad de nuestro pueblo y planteemos los problemas por los cuales esta no se puede concretar.

    El problema de fractura social es un problema real en Euskadi. No seríamos el primer país en el que discursos políticos desde los extremos, sin apelar a la propia consistencia de la sociedad, rompen una sociedad en bandos y comunidades separadas.

    Es por ello que el discurso transversal es necesario para los nacionalistas, pues representa la garantía de la convivencia para una sociedad que vive el problema de la violencia política, como violencia que se alimenta de las contradicciones políticas.

    Tus juicios de intenciones son juicios de intenciones y no entre en ellos, porque se descalifican por ellos mismos. Te repito lo que te he dicho siempre: hay que pactar siempre que ese pacto benefice a nuestro pueblo y al nacionalismo. ¿Estás en contra de ello?

    Un saludo.

  17. No, que va.
    Yo tambien estoy a favor de los pactos que suponen un beneficio para nuestro pueblo.

    Pero por eso mismo estoy en contra de los pactos que suponen un perjuicio para nuestro pueblo.

    Y ahora, visto lo visto y despues de comprobar el fracaso que supone la via estatutaria, por lo menos como via para devolverle la soberania a nuestro pueblo, soy contrario a seguir intentando pactar y solucionar nuestro futuro politico a base de pactos con quien los incumple.
    Considero que es un engaño, un camino demovilizador y frustrante, en el que los españoles se encuentran comodisimos y se ven como jueces y parte.

    Y te reitero que no me creo el rollo transversal.
    Hay mentiras, grandes mentiras y encuestas.

    El discurso transversal es necesario para seguir alimentando la dinamica actual, para seguir maquillando el fracaso que a estas alturas supone el estatuto y la democracia española y supone la zanahoria que pende del hilo al extremo del palo, un gran reclamo, falso.

    La garantia de la convivencia la dan el respeto a la democracia, unas leyes justas y el respeto a los derechos y la voluntad de todos.

    Sera dificil que la convivencia se normalice, por unos pactos que enmascaran el fracaso de fondo y de forma de este sistema politico español.
    El sistema politico español que vivimos, que participamos y algunos defienden con mas o menos ardor, es en mi opinion, la garantia para que la convivencia se pudra y se haga muy dificil para los ciudadanos vascos.

    Y estoy en contra de pactos y de estrategias que enmascaren e intenten ocultar la realidad politica que vivimos.
    Aunque sean con buena intencion.

    Ya sabes lo que dicen, que el infierno esta empedrado de buenas intenciones.

    Saludos.

  18. Estimado EAKide:

    La vía estatutaria no ha sido un fracaso pues es la que ha construído nuestras instituciones con todos los beneficios que ellas y el autogobierno acarrean. El no haber seguido esa vía hubiera sido un desastre, a pesar de que el estatuto haya sido incumplido por los gobiernos españoles.

    En todo caso, está claro que en una coyuntura de crisis económica mundial, desde la perspectiva de la gestión del poder institucional, es necesario pactar soluciones de cara a esta crisis y otros problemas. Habrá que juzgar cada caso.

    Nuestra sociedad es plural y reitero el peligro de fractura que se cierne sobre ella en función de los efectos desestabilizadores de la violencia política y de otras acciones. No tener en cuenta este factor es simplemente hacer abstracción del factor esencial, que afecta a nuestra convivencia y afecta también a la posibilidad de dar nuevos pasos en la construcción nacional. Por ello, el discurso y la práctica transversales son necesarias.

    Pretender cualquier paso político sin tener en cuenta el contexto español, sus gobernantes y la presencia y fuerza de los partidos españoles en Euskadi es una huída de la realidad. Si va a haber pasos políticos habrá acuerdos políticos entre diferentes.

    Ibarretxe planteó su plan sin pactarlo con el Gobierno español y los partidos españoles y por ello se convirtió en nada. Batasuna pactó con el PSOE y montó un proceso de paz que le rindió beneficios. Aprendamos de la inteligencia política del MLNV que es capaz de aparcar la lucha armada en la hora que considera que hay que rendir beneficios palpables.

    Un saludo.

  19. Kaixo Imanol: suena muy bien lo de la transversalidad, pero la cruda realidad nos dice que los partidos constitucionalistas no respetan el ámbito vasco de decisión ni respetan el estatuto 30 años después de su aprobación (ley orgánica).

    Si el lehendakari Ibarretxe hubiera tratado pactar su plan con el gobierno español, éste lo hubiera vetado.
    Dado que España no respeta la ley de consulta, nos queda responder civilizadamente y contundentemente mediante la desobediencia civil.
    Ongi izan.

  20. Demasiada ilusión para crear estatutos que aumentan las ventajas de unos frente a otros http://hombredeapie.wordpress.com/2009/11/30/vascos-catalavascos-catalanes-espanoles-ciudadanos-del-mundo/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: