Posteado por: aberriberri | julio 7, 2009

Ilegalizaciones y lucha contra el terrorismo

Joxan Rekondo

A mi juicio, el debate político sobre la ilegalización de Batasuna y sucesores no se extingue con el respaldo de Estrasburgo a la legalidad de esta decisión. Está visto, por supuesto, que la legalidad vigente ampara la iniciativa ilegalizadora, de la misma manera que el mismo ordenamiento legal protegió durante una larga etapa, casi 25 años, a los partidos hoy proscritos. Pero, creo que el debate sobre la oportunidad de la ilegalización no se circunscribe al ámbito del Derecho.

En primer lugar, está el punto de vista de la participación política. Es decir, todos somos conscientes hoy de la creciente desidentificación de la ciudadanía con las instituciones políticas. Ante este hecho, los partidos, o la mayoría de ellos, proponen esquemas de renovación democrática, que se despliegan en torno a la idea de participación, proponiendo nuevos métodos que estimulen y encaucen la integración de todos aquellos que se quedan extramuros del sistema político.

Más allá  de situaciones excepcionales, el estado natural, la auténtica fortaleza, de un sistema democrático es su permeabilidad, su capacidad para abrirse, el actuar de acuerdo a un estímulo de integración democrática. La abstención, el voto nulo,… son manifestaciones concretas de las debilidades del sistema a la hora de integrar a los escépticos o a los disidentes.

Y la ilegalización de estos partidos antisistema no invierte esta tendencia de auto-aislamiento de los disidentes. Ahí precisamente, creo que nos encontramos con un contrasentido, entre la inclinación del sistema a abrirse y a crear oportunidades de participación y la tentación de empalizarse ante proyectos afines políticamente con el terrorismo, que el sistema político debe resolver. Hay, sin duda, una realidad perceptible en Euskadi: decenas de miles de ciudadanos se han quedado sin una referencia, y, por lo tanto, al margen de la participación en el orden político.

Desde una perspectiva menos principista, más utilitaria, convendría analizar la eficacia de las medidas ilegalizadoras. Indudablemente, el debilitamiento social del MLNV y ETA es manifiesto. Pero, a mí modo de ver, la causa decisiva no reside en la ilegalización de las formas electorales de esta ultraizquierda, sino en la transformación cultural que se ha dado en la sociedad vasca con el desarrollo de su autogobierno, cosa que ha llevado a la que hace treinta años era la sociedad más resistente del mundo occidental a ser una sociedad bastante satisfecha de sus recursos y sus logros.

En lo estratégico, ‘la combinación de múltiples formas de lucha’ y la ‘acción popular infinita’ son el soporte de la guerra popular prolongada de ETA. La pretensión de vencer una estrategia múltiple en lo relativo a los modos de lucha, múltiple en lo referente a sus ramificaciones sociales, múltiple en cuanto a sus estímulos sociales, reticular en la interacción de todos ellos, compleja en la demostración de sus conexiones formales, aunque clarísima en sus afinidades ideológicas, con una estrategia de ilegalización de sus expresiones políticas, es un error de concepto. Puede tener éxito relativo, pero se está buscando un atajo que no existe, y que puede ocasionar importantes costes para el sistema democrático que es, precisamente, lo que queremos preservar de manera integra. Dice Ignatieff: “en la guerra contra el terror, el único enemigo que puede derrotar a una democracia es ella misma”.

El combate democrático contra todas las formas de terrorismo conlleva una implicación activa de la justicia y de la fuerza pública. Debilitar, como se está haciendo, la capacidad de alistamiento y encuadramiento de ETA es, por supuesto, un éxito democrático. Pero, que el encuadramiento en la organización terrorista sea cada vez más problemático no supone que con ello desaparezcan las condiciones en las que se reproduce la fascinación de muchos jóvenes por la violencia revolucionaria o la revuelta social. He ahí un desafío que remite a una lucha que, más allá de la necesaria persecución del crimen, conlleva implicaciones de índole política y social, aunque también de confrontación ideológica y cultural, en la línea de una deslegitimación social de la violencia.

Por todo eso, en mi opinión, luchar con una estrategia de guerra popular como la que plantea ETA sólo puede plantearse con un horizonte del medio-largo plazo. En lo que a lo político y social se refiere, se requiere una ‘acción popular prolongada’ cuyo epicentro está aquí, es vasco, son las instituciones vascas, son los proyectos de los partidos vascos, es la sociedad vasca que los avala. Frente a Lizarras o Loiolas, el protagonismo recae en el pueblo vasco y sus instituciones, que deben trabajar denodadamente para reconstruir la convivencia democrática de acuerdo con la voluntad y con la participación de todos, sin que nadie, sean minorías fácticas, instituciones sin legitimación democrática o corporaciones poderosas, pueda imponernos proyectos o decisiones que rechazamos.


Responses

  1. Lo que nadie quiere admitir es que ETA es un problema social.

  2. Cuánta chachara en torno a un tema que no admite más vueltas de tuerca!!

    Señores, Batasuna es ilegal y va a seguir siendolo hasta que eta deponga las armas y renuncie a seguir matando. Así de sencillo.

    Esto no tiene marcha atrás y cuanto más tarden en darse cuenta más tardaremos todos en librarnos de la pesadilla.

    En cuanto a que hay una serie de ciudadanos privados de su voto aquí quiero entrar en una reflexión;

    Todo ciudadano tiene una serie de partidos políticos que defienden postulados y proyectos con lo que identificarse y a quién elegir en las diferentes elecciones.

    ¿Por que los votantes de Batasuna no pueden dirigir su voto a partido políticos que tienen el mismo proyecto de izquierdas, revolucionario e independentista como, por ejemplo Aralar o Eusko Alkartasuna?

    De hecho hay muchos que así lo han hecho, han cambiado el sentido de su voto hacia opciones igualmente independentistas pero que rechazan la “lucha armada” como manera de conseguir ese fin.

    Entonces: ¿Porqué aún hay miles de personas que han decidido aparecer en las estadísticas como votantes de una opción ilegal como es Batasuna?

    Muy sencillo. Todas esas personas no conciben la posibilidad de “liberar al pueblo vasco” si no es mediante el uso de la violencia. Por eso siguen apoyando a Batasuna, por eso siguen apoyando a los terroristas.

    Esa es la verdadera enfermedad de la sociedad vasca, aquella que está presa de la serpiente, aquella que menosprecia todas las opciones independentistas democráticas institucionales, (de hecho ellos se consideran a si mismos como los verdaderos garantes de la democracia), a quien consideran “colaboracionistas” por el hecho de aceptar la legalidad.

    Todos esos votantes, tienen la posibilidad de integrarse en la legalidad. Para ello tienen dolidades: Votar a cualquier partido legal, o hacer que Batasuna se desmarque de la violencia.

    Lo primero es fácil, lo segundo imposible.

  3. EL último párrafo debería de decir:

    Todos esos votantes tienen la posibilidad de integrarse en la legalidad. Para ello tienen dos opciones: Votar a cualquier partido legal, o hacer que Batasuna se desmarque de la violencia.

    Lo primero es fácil, lo segundo imposible.

    Saludos.

  4. Patinas Davichu, primero por mezclar a la sociedad vasco con ETA y segundo por el tema violento. Para mí hay algo que nadie quiere explicar y es por qué hay gente que rechaza la violencia de ETA, pero que no la condena o no vota a partidos que la condenan.

  5. Nadie te lo va a explicar, porque lo que tu dices no se da en la realidad. No hay gente que rechaza la violencia de eta, pero que no la condena y no vota a partidos que la condenan.

  6. Pero es que Davichu pero es que eludes la cuestión fundamental y es que la cuestión de principios de condenar a la violencia se aplica como se quiere pues se legaliza e ilegaliza EHAK según esos criterios, se legaliza a Iniciativa Internacionalsita… En fin, Davichu, esos principios están al albur de la real gana del PSOE que manipula entes inocentes y ciegos como tu para que nos den la tabarra de lo buenos que son y como que no vamos a ilegalizar a gentes que no condenan la violencia (y se reunen con Eguiguren y el PSOE durante cinco años).
    La ilegalización se ha mostrado inútil para acabar con la rama política del MLNV porque es que es absurdo pretender pensar que la realidad se va a ajustar a la ley que escupa el próximo tribunal español. Los de Batasuna se reunen, tienes sus locales, se sacan de la manga listas blancas, etc, etc. Y se reunen con los mandamases del PSOE que los ilegalizan. Eso es un camelo, Davichu, y tu eres parte del rebaño que va tras esa zanahoria.

  7. La ilegalizacion kreo k no les ha hecho daño en lo politiko, sino k los ha kompaktado, xo si k les ha hecho daño en lo ekonomiko (subvenciones, puestos en ayuntamientos…).

    Al final, si tiene k kondenar taktikamente, lo haran y aki no pasa nada, ETA seguira y listo. Komo dice el artikulo, ahora la organizacion del MLNV no es tan explicita kon dependencias organikas, sino k son organismos formalment separa2 xo uni2 en la ideologia y en la lucha. Ya inventaran algo xa rekuperar las alkaldias, k es lo k les importa.

  8. Batasuna no está ilegalizada por no condenar la violencia. Está ilegalizada por ser ETA. Ni más ni menos.

    Muchas veces nos perdemos en el ésteril debate de si batasuna condenará o no condenará los atentados que comete eta. Obviamente no lo han hecho ni lo van a hacer nunca porque forman parte del mismo cuerpo.

    El logotipo de eta está formado por un hacha (representa la lucha armada) y por una serpiente (que representa la manipulación política de Batasuna).

    “Bietan jarrai” ¿Recuerdan? Pues eso.

  9. Pero Davichu pero es que debes entender el concepto. Si es que yo no entro en que Batasuna sea o no eTA (está hecha para que no lo sea, aunque esté en connivencia con ETA), si lo que te digo es que lo de la ilegalización/legalización es un camelo, que te lo tragas haciéndote, creo yo, el tonto respecto a la jetísima socialista de ir de puros y de negociar con Batasuna (según tu ETA) durante cinco años. Aquí lo que juzgo yo es la inconsecuencia de los socis de montar la ley de partidos y legitimar políticamente a Batasuna para llevar adelante un proceso de paz, por cierto fallido.

  10. La ley de partidos nos ha dado por el bijain a todo el nacionalismo vasco. Es un logro de ETA. Y muy importante. Mantener la nómina de los portavoces de la izquierda abertzale “oficial” es cosa barata. El sindicato da para ello. Otra cosa será el saber…¿y así hasta cuando?. A los de la coop. les estan dando de lo lindo; les estan acorralando. Creo que estan jugando con fuego y cada vez disponen de menos trajes ignífugos. El drama es que no saben como parar y para qué. Yo solo intuyo un camino…: su total y absoluta grapización. Lamentable y doloroso, pero después de muchos años de seguir el espectáculo…, el resultado será ése: SU RUINA!!!

  11. El problema no está en la Ley de Partidos sino en la utilización ad hoc y por oportunidad politica que se ha hecho de la misma.

    ¿Como se explica que ANV sea legal a un lado del rio Oria o Deba y al otro lado no?

  12. Porque los socis tienen una jeta que se la pisan. Y además hacen adeptos entre pobres y buenas gentes como Davichu.

  13. Habría que recueperar nuestros fueros y habría que recuperar nuestra capacidad para derminar como lo hacía Gipuzkoa antaño las condiciones para ser electos.

    Entre las condciones o incompatibilidades para ser miembros electos, es decir para el sufragio pasivo estaba la condición de haber sido banderizo.

    quienes son los banderizos de hoy:

    Los Franquistas y ExFranquista y pro franquistas que se niegan a condenar el franquismo y los Etarras, Ex Etarras y proEtarras que se niegan a condenar a ETA.

    Está claro que los de HB no podrían presentarse en mayoría, pero una mayoría del PP tampoco, y mucha gente del PSE lo tendría crudo con todo los ExEtarras de los Euskadikos Ezkerras que se metieron al PSOE-PSE y que están tan arriba.

    Que sabios los Fueros de Gipzukoa, que pena no poder actuarlizarlos sin sujeción a la constitución, cuanto mejor viviriamos!

    Jaingoikoa eta Legezarra de bidea, hainbeste pekatari artean.

  14. Cualquier estado se defiende ante la violencia contra el.Ese es su unico limite y Batasuna es lo que es,el brazo politico de ETA.Cuando la gente afirma que se vulneran derechos civiles o es condenadamente idiota o peor aun,anida un malvado sentimiento de solidaridad “etnica” que lleva con una mano a condenar la violencia y con otra a legitimarla en los hechos..Los que quieran luchar por cambios politicos como la autodeterminacion y la independencia,el socialismo y todas esas virguerias tiene a Aralar.
    Si no pensad que en lugares como Alemania hay leyes que prohiben los partidos nazis ypor eso la ultraderecha tiene que actuar con disfazada para no violar la ley y eso que esos partidos de extrema derecha no tienen vinculos con algun tipo de grupo que practique violencia organizada.Aqui si que incluso hay un ataque a las ideas porque se les dice que uno puede ser anarquista,socialista,liberal,conservador pero no puede ser apologista del nazismo.Y a mi francamente hasta me parece bien.

    ¿Alguien se puede imaginar en Francia,en Alemania,en Gran Bretaña la existencia de un grupo armado de ideologia nazi o fascista con 50 años de historia,casi mil muertos,miles de heridos y mutilados,miles de amenazados y que tenga un brazo politico en las instituciones?Seria realmente inimaginable.
    ¿Oiriamos voces por parte de alguna gente de la izquierda y de los nacionalistas pidiendo comprender el “conflicto” y el “problema social” que lo ocasiona.
    Ya me imagino la escena de muchos en Izquierda Unida y nacionalistas perifericos contra un partido fascista,brazo politico de un grupo que se dedicara a matar y poner bombas de manera plenamente organizada aunque tuviera un millon de votos,claro si su fascismo fuera españolista ,que eso es otra.Estaria gritando ¡a las barricas!¡ni un paso atras frente al fascismo!¡con el fascismo no se negocia,se le vence!
    El hecho de que lo apoyaran un millon de votantes y pajas mentales sobre el conflicto social se lo pasarian por el forro.Y desde mi punto de vista tambien harian muy bien.Pena que yo y muchos como yo somos coherentes siempre y otros no lo son

  15. Amen. Mackey

  16. Para que no queden dudas y se entienda lo que he escrito antes.No digo que ETA y Batasuna sean fascistas,que no lo son.Son comunistas como Lenin,Trotski,Stalin.Mao o Pol Pot.De la faccion ideologica dentro del comunismo con la que se identifiquen eso ya es anecdotico.
    Cuando hablo de fascistas y nazis me refiero literalmente a partidos que teniendo esta ideologia actuaran igual que Batasuna/ETA y como en el fondo sabemos que hay crimenes de primera y crimenes de segunda o lo que es lo mismo,crimenes “condenables” pero hasta cierto punto entendibles segun los que agitan el arbol y crimenes condenables y ni siquiera entendibles…

  17. En fin, Mackey, es que te saltas el caso de Irlanda del norte, donde los grupos armados conservan sus estructuras militares y de sojuzgamiento comunitario, tanto por parte de los pro británicos como por parte de los pro ira. Y allí no hay ilegalizaciones.
    Pero es que Mackey es que la cuestión no es de princpios. Es que eso es desviar la cuestión. La cuestión no es de principios porque es cuestión política; de política de estado, de lo que le apetezca a los intereses del PSOE. No eludas la responsabilidad del PSOE en convertir la ley de partidos en mero instrumento que se aplica cuando se quiere.
    Para el PSOE y el actual gobierno los de batasuna son mu malitos según las circunstancias y los legalizan cuando y donde quieren. Eso es la política que lleva el tal partido. O es que la alcaldesa de Hernani o la de Mondragon condenan la violencia? Y están ahí porque quiere el PSOE.

  18. Además de los argumentos esgrimidos por el autor del texto, en lo que se refiere al ámbito jurídico, en un contexto de crisis del Estado del Bienestar -welfare-, la sentencia de la Sala del TEDH no es mas que una constatación más del crisis del Estado de Derecho y la consolidación de la doctrina del derecho penal del enemigo de Jakobs.

    El párrafo de la referida resolución que se ha traducido como “un partido político cuyos responsables incitan a la violencia o proponen una o varias reglas de la democracia o busca su destrucción y el desconocimiento de los derechos y libertades que ésta reconoce, no puede aprovecharse de la protección del Convenio de DDHH…” no tiene desperdicio. Se trata en definitiva de la inocuización del delincuente. Aquel que se mantiene sistemáticamente fuera del Ordenamiento Jurídico no se puede beneficiar de él, al estilo de la Patriot Act.

    Si se demuestra que un partido político participa o colabora con una organización terrorista deberíamos valernos exclusivamente de la vía penal.

    Si a ello añadimos la inexistencia de un concepto jurídico de terrorismo la deriva es peligrosísima. Lo nuclear para la persecución -insisto jurídicamente- antiterrorista debería circunscribirse a los medios de terror utilizados -violencia, intimidación, amenaza-, y no sobre los fines políticos -sean en este caso de esencia marxista u otros fines- que pretenden.

    Curiosamente a medida que se ha ido atenuando la virulencia de ETA, jurídicamente se ha sido mas agresivo.

    Precisamente la respuesta del Estado de Derecho a las organizaciones terroristas que pretenden destruirlo, lo ha situado fuera de los valores clásicos del Derecho consolidados durante los 3 últimos siglos, es decir, fuera del Estado de Derecho.

    Pero esta es un deriva global que surge antes incluso del 11s, con la crisis del Estado del Bienestar y lo valores socialdemocratas que principalmente lo han sustentado, que en el ámbito penal se ha plasmado la “tolerancia zero” de Giuliani, la “guerra contra las drogas” y la “guerra contra el terrorismo”.

    Yo desde luego no estoy en guerra y creo en los valores del Estado del Bienestar. Esta sentencia, en la línea de las legislaciones antiterroristas USA -patriot Act-, GB -PACE-, Spain, y mas recientemente Alemania, Francia e incluso Países Bajos, no invitan al optimismo.

  19. Muy bueno el artículo. Lo he leido con ganas.
    Como recuerdo bien cómo en los 80 la eta asesinaba un dia sí y otro también, hasta el centenar de personas, me pregunto cómo es que en el momento más virulento del terrorismo no se realizaron leyes ilegalizadoras y ahora sí? Cómo es que entonces las victimas no pintaban nada, ni en Euskadi ni en España y ahora algunas son protagonistas?

    Las ilegalizaciones van por una linea peligrosa acerca de la que R Rorty advirtió hace unos años, dejo los dos primeros párafos (es segundo es el más terrible) del conocido artículo “Fundamentalismo: enemigo a la vista” que se pubicó en “El Pais” en marzo del 2004,

    Es sabido que Albert Einstein hizo la observación de que si se tuviese que ir a la III Guerra Mundial con toda la tecnología disponible, la IV Guerra Mundial volvería a librarse con palos y piedras. Einstein temía un intercambio de ataques termonucleares en el supuesto de que Naciones Unidas no llegara a convertirse en un auténtico Gobierno mundial con una fuerza policial con capacidad para imponerse. Nada de lo aprendido desde entonces podría debilitar este argumento. Pero Einstein no podía imaginarse una cosa: que unas armas nucleares que abultan poco más que una maleta y han sido fabricadas en Pakistán o Corea del Norte facultarían a un señorito como Osama Bin Laden para hacer cosas que antes sólo eran capaces de hacer los Estados.

    Sin embargo, hay algo consolador en el hecho de que los terroristas sólo podrían llegar a atrasar el reloj mundial unos doscientos años y no 5.000. Porque el mayor impacto que podrán obtener con sus infernales máquinas y sus horrendos atentados no serán el sufrimiento y la muerte. El mayor impacto lo tendrán las medidas que los Gobiernos occidentales tomarán para responder al terrorismo. Estas respuestas podrían significar el final de algunas instituciones que fueron creadas durante los doscientos años posteriores a las revoluciones burguesas en Europa y Norteamérica.

  20. Muy buen comentario Kepa. Los fundamentalistas que viven entre nosotros, no tienen mas excusa legal. La sentencia de Estrasburgo puede ser restrictiva, más Bushiana estilo Patriot Act, como muy bien decia Iñaki, pero no hay mas salida juridica.

    Es posible que intenten una nueva Iniciativa Internacionalista, pero sera mucho mas dificil porque esa nueva Iniciativa Internacionalista no es algo que se acaba despues de las elecciones sino que quieren controle ayuntamientos y parlamentarios, y la policia, en cuanto establezca las conexiones entre las personas ya contaminadas y las nuevas, los va a ilegalizar muy rapidamente.

    Sastre era una propaganda para las europeas que ni siquiera tiene representantes, pero para volver a controlar sus feudos no les vale con partidos desgajados sino que tienen que formar parte de su famoso multiplo y eso deja rastro de dinero, personas, locales, carteles.

    De todas formas, aunque sigan ilegalizados per secula seculorum, es su penetracion social, su lavado de cerebro juvenil con adoctrinamiento desde los 13 años, su ghetto social, musical, de ocio lo que les confiere su fuerza de sustitucion y tambien militantes para ETA aunque los detengan pronto.

    Por eso me parece esclarecedor lo que dice el articulo:

    “Por todo eso, en mi opinión, luchar con una estrategia de guerra popular como la que plantea ETA sólo puede plantearse con un horizonte del medio-largo plazo. En lo que a lo político y social se refiere, se requiere una ‘acción popular prolongada’ cuyo epicentro está aquí, es vasco, son las instituciones vascas, son los proyectos de los partidos vascos, es la sociedad vasca que los avala.”

    La respuesta a lo anti-sistema es un sistema cada vez más democrático y perfeccionado. Más bienestar, más nación voluntaria, más pedagogía y más justicia.

    “Frente a Lizarras o Loiolas, el protagonismo recae en el pueblo vasco y sus instituciones, que deben trabajar denodadamente para reconstruir la convivencia democrática de acuerdo con la voluntad y con la participación de todos, sin que nadie, sean minorías fácticas, instituciones sin legitimación democrática o corporaciones poderosas, pueda imponernos proyectos o decisiones que rechazamos.”

    Amen!

  21. Mackey:

    ¿Puedes imaginar a un país y a un partido que a sabiendaS de los más de 800.000 muertos que produjo el franquismo se niega a condenarlo porque entiende además que dicho perido representa una época de placidez donde la mitad de la población vivió bien, Y DICHO PARTIDO SEA LEGAL?

    Pues yo SÍ. Ese País es España, ese partido es el PP y ese paritod es el que sustenta el actual partido en el pder en el gobierno Vasco?

    MENOS MIRAR LA PAJA EN EL OJO AJENO, Y MIRA EL TRAVESAÑO QUE TIENES FRENTE AL TUYO.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: