Arizmendiarreta: La solidaridad en el tiempo (1)

Arizmendiarreta: La solidaridad en el tiempo (1)

Joxan Rekondo

La perspectiva del tiempo es fundamental para comprender las fortalezas de que dispone un sujeto (individual o colectivo), puesto que son adquiridas a partir del discurrir de la experiencia histórica. Las personas y las comunidades de las que participan no se improvisan. Además, es completamente incoherente promover obligaciones del presente sobre el futuro sin entender como necesidad la mirada al pasado y a las experiencias, beneficiosas o perjudiciales, que este trasmite al presente. Si el tiempo se pudiera romper con cada generación, que podría creerse habilitada para descartarla experiencia recibida, la idea de progreso histórico quedaría completamente destruida.

A menudo, se habla de una escisión en la trayectoria del pensamiento vasco. Algo de eso se deduce de la manera en que algunos narraron (y todavía narran) la época del resurgimiento del tercer cuarto del siglo XX. La oleada revolucionaria global ejerció un fuerte influjo sobre algunos sectores de la juventud vasca. Para estos, la transformación industrial del país y el descubrimiento del marxismo traía como consecuencia la conformación de una vasquidad radical, progresista, combatiente y socialista. A su juicio, la reacción se justificaba ante el bucolismo del ‘euskaldun fededun’, al que consideraban anclado en el pasado e incapaz de evolucionar en el sentido del progreso.

No muy lejos de esa tesis, los propagandistas de la ‘Euskal Matxinada’ designaron a ETA como ‘acontecimiento fundador’ de un nuevo tiempo, queriendo hacer referencia a la muerte de lo viejo tradicional (Sarrailh: Zaharra hil[i]) ante la llegada imparable de su antagonista irreconciliable, lo nuevo revolucionario. De acuerdo con el materialismo dialéctico marxista, la lucha de lo nuevo contra lo viejo, lo que nace frente a lo que ha de morir, es una de las contradicciones estructurantes de la historia social. La propuesta de Sarrailh para Vasconia podría ser la imagen vasca del espejo chino, entonces (las décadas de los 60 y 70 del siglo XX) bajo el tremendo impacto de una Revolución cultural centrada en la destrucción de toda reminiscencia de lo tradicional.

Hay una alusión diferente a la dimensión del Tiempo (el tiempo sin rupturas, pero como una serie de transformaciones en cadena) que es una constante en los textos de Arizmendiarrieta. Desde su punto de vista, las cosas no suceden porque sí. A medida que se ha cultivado la cultura, ha ido desvaneciéndose la idea de generación espontánea. Pero, es lamentable que no se pondere suficientemente el Tiempo como valor[ii]. La persona es incapaz de autorrealizarse y satisfacer sus aspiraciones “sin contar con el tiempo y con sus semejantes”. La idea arizmendiana del Tiempo, por lo tanto, se situaría en el mismo plano que la solidaridad, como “factores básicos y no simples circunstancias accidentales para la promoción humana y transformación social[iii].

Fusionando ambas nociones, descubriríamos la solidaridad en el tiempo. En primer lugar, una solidaridad en el tiempo concreto que interrelaciona en horizontal a los que viven la misma época. Pero también, una solidaridad que se realiza verticalmente a través de la cadena del tiempo histórico, en un proceso que se correspondería con la transmisión intergeneracional de la experiencia. Una expresión semejante a la que representa la leyenda espartana del ‘somos porque fueron, serán porque somos’.

Los que migran del tiempo, los que quieren vivir al margen de la dimensión temporal, no pueden enseñar nada, puesto que “la vida es un tejido de relaciones entre pasado y presente y el futuro no se construye a partir del vacío”[iv]. El hecho de recurrir al aprendizaje a partir de las experiencias, sean estas propias o ajenas, de acuerdo con esta visión continua del tiempo, no frenaría el empuje de la evolución a la que se aspira.



[i] Es Pedro Uriarte el que identifica así el sentido del seudónimo Fernando Sarrailh de Ihartza, bajo el que se presenta Federico Krutwig en su obra Vasconia. Pedro Uriarte. Psicosociología de los vizcaínos a través de la historia. La gran enciclopedia vasca, 1977.

[ii] JMA. IV Elkarte Eguna. Lan Kide Aurrezkia. 27.10.1974. CLP. Lib 08. Archivo Arizmendiarrieta, edición digital, 2008.

[iii] JMA. Utopías. TU, noviembre 1971.

[iv] JMA. IV Elkarte Eguna. Lan Kide Aurrezkia. CLP, Lib 08. Archivo Arizmendiarrieta, edición digital, 2008.

Leave a Reply

Previous post Derechos y responsabilidades
Next post Arizmendiarreta: La solidaridad en el tiempo (2)

Harpidetu blogera / Suscríbete al blog

Azken iruzkinak / Comentarios recientes

  1. Pero el Estado favorito del partido pre-nacionalista (esto es, fuerista) es el español, no? Salvo error por mis partes, nunca…

Harremanetan jarri / Contactar

Laguntzaileen artikuluak / Artículos por colaborador

Agiritegia / Archivo

StatCounter

wordpress visitor counter
2022(e)ko maiatza
A A A O O L I
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Contact us

%d bloggers like this: