Posteado por: aberriberri | junio 3, 2020

El juego de los espejos del Complejo Sortu-Bildu (I)

Jon de Urbia

El juego de los espejos es conocido porque las imágenes, aparentemente reales, se superponen sucesivamente, engañando a quien involuntariamente participa en el mismo, para regocijo de quien lleva la iniciativa. Sólo este último sabe la verdad y se mueve a su antojo, confundiendo al resto.

En los últimos tiempos Sortu-Bildu ha desplegado con toda su energía toda una batería de acciones que se coordinan bajo la lógica del juego de los espejos. La derogación de la reforma laboral es un buen ejemplo de ello.

La reforma laboral del 2012 realizada por el PP, entre otras cuestiones, tenía como objetivo flexibilizar el mercado de trabajo y se caracterizó por otorgar mayor autonomía de organización interna a las empresas y dar preminencia a los convenios de empresa frente a los sectoriales. Fue ampliamente contestada por los sindicatos y los partidos de izquierda, al considerar que precarizaba el trabajo y abarataba el despido. No es objeto de este artículo el valorar la reforma laboral, sino fijarse en su proceso de derogación, considerando como sujeto de acción al Complejo Sortu-Bildu (SB).

La derogación era uno de los acuerdos de legislatura entre el PSOE y Unidas Podemos. Cuando ha llegado el momento de llevar a cabo dicha actuación legislativa, Sortu-Bildu no sólo lo ha apoyado, sino que además se ha jactado de ello allí donde ha podido. Lo ha “vendido” como   un magnífico ejemplo de su “madurez” democrática apoyando a un gobierno de izquierda en Madrid. He aquí las primeras imágenes de los espejos. Ellos si pueden, pero cuando el PNV acuerda un pacto de investidura (permaneciendo Sortu-Bildu en una abstención vigilante, como el guardián del centeno, ¿muy progresista no?), el PNV no apoya un gobierno renovador, pacta como siempre con Madrid. No contentos con ello, lanzan otra imagen, la de ser capaces de acordar  con el PSOE, cuando en realidad están pactando con Unidas Podemos (sus hermanos en la ideología, verdadera razón para apoyar a Madrid), generando además otro reflejo para Euzkadi. Esto es, se puede alcanzar un pacto de gobierno (con el PSE) para desplazar al PNV de la Lehendakaritza, el sempiterno sueño del complejo (SB). Pero aún hay más, en pleno paroxismo reflectante, ya nadie se acuerda de qué es lo que se está derogando y qué implica dicha derogación, en la forma en la que se pretendía hacerlo.

En primer lugar, la reforma laboral vigente ha permitido, en situación de confinamiento de emergencia, agilizar los ERTES. Es decir, el gobierno de Sánchez lo ha utilizado como instrumento válido que le ha dado agilidad al sistema. Esto es una clara señal de que no se puede derogar algo sin que se establezca una alternativa. ¿Alguien le ha pedido al complejo SB explicitar cuál era su proyecto sustitutivo? En segundo lugar, una derogación liquidacionista (con el entusiasmo de Iglesias) otorgaría un rango de inestabilidad al país lo que de facto implicaría riesgo severo de no poder acceder a los fondos de la Unión Europea, tan necesarios para la reconstrucción. En síntesis, se rompe un mecanismo (que se está utilizando), sin presentar alternativa para llegar a la “magnífica” dinámica de “cuanto peor, mejor” (sin importar la desgracia humana causada por la pandemia). De hecho, el PSOE dio un giro importante al impulso liquidacionista modulando los planteamientos iniciales e intentando dar así una imagen de solvencia institucional ante la UE.

Resumiendo, para tener la imagen real en esta galería de los espejos, es necesaria una visión caleidoscópica. Con la misma se puede identificar al verdadero personaje: el complejo SB está intentado una vez más desplazar al PNV del Gobierno de Euzkadi, haciendo creer al PSE que si puede pactar en Madrid con el PSOE lo puede hacer en Vitoria. Pero el pacto sólo tenía intención de destruir, por aquello de ir generando las condiciones, y mientras tanto hacer creer a Idoia Mendía que podría ser la primera mujer Lehendakari, cuando en realidad el acuerdo en Madrid es con el partido de Iglesias y mientras el PSE les ayuda desplazando al PNV, a apoyar la causa bolchevique (en España), que terminaría indefectiblemente con la eliminación de los mencheviques (es decir con el propio PSOE).

Por el momento no le ha salido todo lo bien que le hubiera gustado a SB su juego de los espejos. Estos no están lo suficientemente limpios.


Responses

  1. Buen artículo. Para completar un poco el juego de espejos habría que decir que Bildu imita al PNV cuando pacta con el PSOE y distribuye a los cuatro vientos que lo hace por el bienestar de todos. Pero en esa imitación también hay una negación del original (omitiendo que ese pacto es más agua mojada que el Amazonas en época de crecida).

  2. El juego de espejismos lleva a la generación de oasis vistuales o a Bases inalterables movibles…
    Es lo que se deduce de la creatividad de Sr. Urbiía , Esteban etc..
    PNV Style…

    Además, cree que no hay nada “inamovible” en el texto de bases de reforma estatutaria que pactaron jeltzales y EH Bildu, ni hay que ser “dogmáticos”. “Por mí, declaraba la independencia mañana por la mañana y me quedaba a gusto, pero vivo el momento social que vivo y con las mayorías que vivo”, ha afirmado.

    En declaraciones a Europa Press, Esteban ha calificado de “sorprendente” que “se haya querido vender” que su partido se ha movido a las tesis de la coalición soberanista al consensuar el documento de nuevo estatus, porque “lo curioso es que el que se ha acercado a las posiciones del PNV ha sido la izquierda abertzale”.

    En este sentido, ha recordado que, mientras la formación jeltzale apostaba por “hablar y negociar”, EH Bildu se empecinaba “en el ‘no’ y en el maximalismo más absoluto”. Además, cree que ha habido “una falta de valentía por parte de Podemos” para sumarse al acuerdo porque, “a la hora de la verdad, les entró vértigo”, y ha emplazado al PSE-EE a “decidirse”.

    Preguntado por la opinión de quienes creen que el documento de bases de PNV y EH Bildu –que recoge el reconocimiento de Euskadi como nación, el derecho a decidir y la bilateralidad– supone, en sí, una reforma constitucional, ha respondido que, “si el Estado español tuviera la valentía de hacer una lectura amplia de la disposición adicional primera (de la Constitución), no lo sería”.

  3. Barkatu Virtuales…en vez de vistuales…

  4. 🗣️ Urkullu pide “solidaridad” a los funcionarios vascos porque tienen el puesto “garantizado” y hay una “brecha” con los trabajadores privados

    Urkullu, o cómo convertir los aplausos al personal sanitario en una propuesta para bajarles el sueldo…

  5. Después del parón sufrido la reactivación económica necesita de inyecciones de tesorería. La necesidad de optar entre inversión o gasto es falsa.

    El gasto para, la cohesión social, que lo imprescindible llegue a todos hay que hacerlo; pero la financiación de las inversiones, también, hay que realizarlas en lo posible. Lo que podemos hacer hoy y amortizarlo más adelante, es una buena opción para el momento actual. Las inversiones como el TAV hay que adelantarlas todo lo posible.

    Realizar gasto improductivo es hoy una necesidad solidaria, pero ello no debe de impedir que se realicen inversiones, por que con ellas nos jugamos el futuro.

    No solo hay que gastar para repartir la cosecha, para que llegue a todos. También hay que financiar la plantación para las cosechas siguientes.

    La estrategia del coma económico solo se justifica desde la ideología del “cuanto peor mejor”.

  6. Pues hasta los sindicatos de la metrópoli que le firman casi todo le salen respondones

    El sindicato UGT-Euskadi ha considerado “vergonzoso” que el lehendakari, Iñigo Urkullu, “ponga en duda la solidaridad” de los empleados del sector público en Euskadi y, en este sentido, le ha advertido de que “los recortes y privatizaciones han sido precisamente los principales agravantes” de la crisis provocada por la pandemia de covid-19.

    Resumiendo, Urkullu aboga por:
    1. Que a los sanitarios de Osakidetza les bajen el sueldo.
    2. Los obreros puedan ser despedido por una miseria y se pueda aplicar el convenio estatal en hego Euskal Herria.
    3. Al proyecto del TAV se le insufle pasta como si no hubiera un mañana.

  7. JELen agur

    Seguro que el sindicato miente, o tergiversa, calumnia.

    Ejemplos perfectos de vividores parasitos ineficaces salvo para la manipulacion del trabajador.
    Y esto no es calumnioso.

    He oido que los ERTES (evitando despidos) han sido posibles precisamente porque sigue vigente la reforma laboral del PP. No sé si será cierto. pero el hecho de que esa reforma priorice los convenios de las empresas a los sectoriales, otorga una capacidad de defensa de la empresa y de reacción frente a las adversidades. por contra, los acuerdos sectoriales donde los sindicatos tienen gran poder, son rigidos y abocan a las empresas a despidos masivos por insolvencia y falta de flexibilidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: