Aberriberri bloga

Nor Nori Nork: Demoscopia

Koldo San Sebastián

Las encuestas dicen que Unidos Podemos podría ser la fuerza más votada en Euskadi en las próximas generales. Es posible: la coalición recoge votos fundamentalmente de EH Bildu, PSOE, IU, los de Aralar que no se fueron a Bildu,… Las mismas encuestas dicen que, en las autonómicas, el PNV será la fuerza votada seguida a mucha distancia de EH Bildu y de Unidos Podemos (segunda y tercera fuerza). El PNV necesitaría dos parlamentarios más (algo difícil, pero no imposible) para mayor tranquilidad (que hay bastante).

Las encuestas confirman una tendencia: el PNV es fuerza hegemónica en el campo abertzale y esencial para la gobernabilidad democrática. Seguramente, si hacemos caso a los sondeos, formará gobierno en otoño y será determinante en la investidura de un nuevo ejecutivo en Madrid, incluso si se llegase a la “gran coalición”. Los tiempos juegan a favor del PNV, porque lo que ocurra en estos “repetidos” comicios tendrá su repercusión en octubre.

Por cierto, Bildu vuelve a las andadas. Presenta como candidato a lehendakari a un Arnaldo inhabilitado. Así que nos esperan tiempos de victimismo, colocación de pelotas en los tejados de los demás, olvidando que cada palo debe aguantar su vela. Han pasado los tiempos en los que la autodenominada izquierda abertzale trataba de imponer (sa sangre y fuego) la socialización de sus ocurrencias. Arnaldo no es Mandela. El bolsón sudafricano es solo atrezzo.

Salir de la versión móvil