Posteado por: aberriberri | enero 25, 2016

Eslabón a futuro, sólido, eficaz y moderno

José Manuel Bujanda Arizmendi

Eslabon_CadenaSomos un eslabón más en la historia de este Pueblo. Historia pequeña e historia grande en la que todavía hay mucho por hacer, aspirar y conseguir. Katea ez da eten. Aurrera goaz. Somos un eslabón más en la historia y en el recorrido vital de un nacionalismo vasco que siempre ha dicho un sí rotundo a la vida, al diálogo, al respeto y que siempre ha negado el no, la muerte, el insulto y la confrontación por la confrontación. Somos un eslabón más en la historia de un nacionalismo vasco tolerante, no excluyente, entero, íntegro e integrador. Solidario sujeto a crítica y autocrítica. Un nacionalismo vasco de rigor, de exigencia y de vigilancia. Un nacionalismo dialéctico que busca y anhela el abrazo de los vivos y no el de los muertos como escribió aquel.

Un nacionalismo vasco democrático de solución, salvación y salida, no violento, sí firme, no ingenuo, optimista, no iluso, para vivir y convivir, activo y colaborador, civilizado, digno de nuestros mayores y de los descendientes, de aquellos que murieron en la guerra defendiendo la libertad y a Euskadi, de los caídos en la postguerra, de los encarcelados, perseguidos y fusilados. Digno de este milenio y de la ciudadanía, del progreso, de la historia y la democracia. Un nacionalismo vasco democrático que nos mantenga como Pueblo y colectividad, consciente, con voluntad de perdurar, que construye puentes y no los dinamita. Somos un eslabón más en la historia de un nacionalismo más que promesa, sueño y utopía. Más que disciplina y organización, estructura e ideología, más que  programa y orilla sin puente, horizonte lejano y espuma perecedera.

Un eslabón más en la historia de un nacionalismo que partió de los Arana, Luis y Sabino, seguido por otro Luis, Elizalde, sin olvidarse de los Kanpión, “Aitzol”, Lauxeta, Lizardi, “Kizkitza”, Irujo, Landaburu, Ziaurriz, Galíndez, Rezola, Lasarte, Ajuriagerra, Uzturre, Sudupe, Arzalluz, Imaz, Urkullu, Ortúzar y de otros muchos, y que ha llegado hasta nuestros días joven, animoso y lúcido, ilusionado y vigoroso cual columna vertebradora de la sociedad vasca. Un nacionalismo vasco integrador, firme y con visión de futuro como aquel que lideró el que fue primer Lehendakari de los vascos José Antonio Aguirre Lekube, y de los que le siguieron portando el testigo: Jesús Maria Leizaola, Karlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza, Juan José Ibarretxe y el actual Lehendakari Iñigo Urkullu Renteria.

Somos es eslabón en la historia de un nacionalismo vasco que es algo más que mito, rito, costumbre y gestos. Un nacionalismo concreto, tangible, factible. Algo más que un proyecto de poder y un proyecto de estado. Audaz y valiente, democráticamente impetuoso. Consecuente y radical. Igualitario, justo y reflexivo, pero activo, civilizado, fraterno y no artificial, eficaz, que no confunda la parte con el todo, el uso con el abuso. Un nacionalismo clave en el pasado, presente y en el devenir de este pueblo. Un nacionalismo en el cual nunca toquen las campanas por ninguna muerte violenta, por ninguna idea, causa, ni creencia. Un nacionalismo vasco no autocomplacido ni triunfalista, sin desplantes, no belicoso, mejorable, amable y perfeccionable. Un nacionalismo vasco serio, lúcido, estructurado, de supervivencia. Nunca de ataque ni de expansión, sino de Pueblo que decide marchar con todos los demás. Un nacionalismo sin más límites que la voluntad vasca libremente expresada. Que apuesta vitalmente por Euskadi y por su autogobierno. De ciudadanos, de bienestar para todos, de rostro humano y amable. Y que entiende que el Pueblo vasco y sus ciudadanos son sujetos de derecho para decidir sobre su presente en igualdad. Que proclama que Euskadi es una nación, patria de los vascos, que es una realidad y con derecho a concreción política propia. Autogobernada, global, con identidad, solidaria, en paz y plural.

Un nacionalismo vasco democrático y legítimo sin complejos, ni acomplejante, sólido, culto, moderno, interclasista, interprofesional, intergeneracional y transversal. De escultores, catedráticos, alumnos, profesores y trabajadores, médicos y enfermeras, obreros, carpinteros, carniceros, abogados y peluqueros. De artzaias y ertzainas, conserjes y hosteleros, pintores y escritores, músicos y artistas, filósofos, cantautores e intelectuales, científicos e investigadores, deportistas, actores, baserritarras, arrantzales y sabios. De funcionarios y no funcionarios. De taxistas y transportistas, fontaneros y albañiles, empresarios, constructores, sindicalistas y sindicatos. De mujeres y hombres, mayores y jóvenes, de ancianos y adolescentes.

La idea de deshilachar y diluir el nacionalismo vasco en el devenir de la historia no es nueva. Pero no es sencillo hacer declinar y superar algo que es sentimiento, realidad, sociedad, libertad y esperanza, legítimo, arraigado, democrático, que tiene derecho y está blindado contra la imposición y la desesperanza. Y aun siendo pequeño se proyecta en positivo, y es lo contrario de lo negativo y del olvido. No es sencillo, no, hacer declinar y superar el espíritu, las vivencias, las convicciones arraigadas, aspiraciones, voluntades y espíritus de pueblos y naciones conscientes de su propio ser. Desde la luna los astronautas se dieron cuenta de la pequeñez de la Tierra, cual diminuta nave espacial orbitando alrededor del sol, cual pelotita enana en el conjunto del infinito universo. Vivamos pues pueblos, naciones, razas, culturas y sociedades en solidaridad y cooperación, busquemos la justicia y la igualdad, la tolerancia y el respeto universal ya que venimos de polvo de estrellas y en polvo de estrellas nos convertiremos. Pero mientras tanto vivamos en positivo y apostemos a favor. A favor de la vida y del diálogo, a favor de la convivencia y del respeto a todos los derechos humanos sin excepción alguna. A favor de que respete escrupulosamente la voluntad de las urnas vascas. A favor de un nacionalismo democrático vasco progresista, eficaz e inteligente, que se construye a favor y no en contra, abierto y tolerante que rechaza el fanatismo, pues nadie hay más imbécil que quien después de olvidar de donde parte y a donde va se redobla ensimismado. A favor de un nacionalismo vasco democrático que pacte, profundice el autogobierno y que ante la salida de la crisis lidere el relanzamiento del empleo en tiempos en los que la economía debe ocupar el primero de los lugares y hogares en la agenda política.

Finalizo parafraseando al ahora Lehendakari Iñigo Urkullu cuyas palabras pronunciadas años anteriores siguen hoy en día teniendo plena vigencia y actualidad: “Desde la responsabilidad ofrecemos un acuerdo de futuro en una cuestión de Estado, de largo aliento y alcance al menos para dar cobijo a la Euskadi de la próxima generación, un acuerdo que persigue profundizar en el autogobierno y en la democracia, es decir en la ampliación del poder político vasco y en la recuperación para nuestra ciudadanía de su capacidad para decidir en cada momento su futuro y el status jurídico-político de su nación. Un autogobierno entendido desde la bilateralidad. Ofrecemos y reivindicamos este acuerdo en un momento de vital trascendencia para nuestra sociedad y en el que necesitamos nuevos instrumentos para que Euskadi pueda hacer frente desde su autogobierno a los importantes retos que vienen de un mundo cada vez mas globalizado”. 

Somos un eslabón más en la historia de los vascos, un nuevo y sólido, eficaz y moderno eslabón en la historia de este Pueblo. Katea ez da eten. Izan zirelako gara, eta garelako eta nahi dugulako, izango eta jaioko dira berriak. Sigue habiendo mucho por hacer. Juntos podremos. Juntos lo conseguiremos. Aurrera Euskadi.

Anuncios

Responses

  1. Somos …… bla , bla , bla , patatín , patatán , bla , bla , bla , ….
    SOMOS LA HOSTIA , pero nuestros obreros cada vez ganan menos , salarios de hambre , nuestra clase media se derrite como la mantequilla en sartén , nuestros jóvenes se ven obligados a emigrar como sus bisabuelos en el XIX , en fin SOMOS UN NACIONALISMO AUTOCOMPLACIENTE al servicio de unos pocos , hace ya mucho tiempo que perdimos el norte y ya no creemos que EUSKADI SEA LA UNICA PATRIA DE LOS VASCOS PARA TODOS LOS VASCOS , en definitiva , nos hemos convertido en una fuerza DESNACIONALIZADORA , en una SIMPLE MAQUINA ELECTORAL al servicio de LA CASTA capitalista , al servicio de LA DESIGUALDAD ,esa que Paco Marhuenda dice que es creadora de riqueza y paga bien a los lameculos que le siven bien.

  2. Menos los depresivos como Liztor, los que nos miran con ecuanimidad (aunque sean de partidos radicales), dicen esto:

    “Al PNV se le ha de situar aparte, tanto por su capacidad de no jugar al liberalismo y mantener su tradición socialcristiana, como por la especial institucionalidad vasca”.

  3. Socialcristianismo = basura emanada del catolicismo vaticanista , formidable herramienta para el control mental de la gente , al servicio de las élites dominantes.
    La apelación al socialcristianismo no exonere de nada , mucho menos de la praxis neoliberal en vigor dentro de los burus del PNV , la clase empresarial nadando en la corrupción.
    Por otro lado , la tan cacareada institucionalidad vasca es otra entelequia , una realidad sometida al control de las autoridades europeas , profundamente neoliberales. Ellos no permiten modelos alternativos.
    No hay más ciego que el que no quiere ver y quiere mantenerse fiel esclavo o lacayo del sistema.

  4. Liztor, y qué coño pensabas que era el nacionalismo burgués en el siglo XXI? Privilegios y exclusión! Esto lo sabe cualquiera!

  5. Oh! Que articulo mas potiiiiitoooooo….

    Y Urkullu implorando a la (re)formacion del Frente Popular Español, Psoe-Podemos-IU-Pnv en el diario EL PAIS.

    No es lindo el Universo Bultta ?

  6. Todo un signo de identidad diferenciada.

    Irá con traductor?

  7. JELen agur

    Todo lo que se dice en el articulo es cierto. Pero no es todo lo que debe decir del nacionalismo vasco.
    Con todo, tan solo con el contenido del artículo, ya se muestra una clara diferenciación con las demás opciones políticas.

    ¿Hay un catolicismo que no sea vaticanista en nuestro entorno?

    Hay una opción mejor? Cuál es?
    Por favor, no contestar lo que no es , sino lo que es.

  8. Claro que hay una opcion mejor: El Nacionalismo Vasco, no la cosa esta que el PNV nos vende como “nacionalismo”.

  9. Nacionalismo, no es ni “independencia socialista”, ni “independencia abstracta”; es patriotismo, es ser abertzale. Lo contrario a “matar la nación”, que ahora exponen en las conferencias de Ehbildu.

    Siempre hay algún descontento como el comunista revolucionario Gil de San Vicente.

    “la de independencia socialista sustituida por una «independencia» abstracta y por un supuesto derecho a decidir incapaz de decidir algo; la de internacionalismo antiimperialista sustituida por un atlantismo descarado; la del contrapoder y el poder popular sustituida por el parlamentarismo legal español, etc.”

  10. Vosotros ya la lleváis matando 105 años , Larburu.
    ¿ Para cuando haréis efectivo el lema: Euskadi es la única patria de los vascos ? , ¿ Y cuando pensais dotar a vuestra nación de un estado propio ?
    Ah , que habéis renunciado . Ya lo sabíamos , hace mucho tiempo que vuestro juego quedó al descubierto.

  11. Larburu, crees que podrías definir alguna característica de la “nación ” vasca y si ésta se puede generalizar a todos los vascos…..de 2016!

  12. “El nacionalismo define lo vasco por la identidad cultural, no por el origen
    autóctono. Sin embargo, en su práctica política se encuentran criterios étnicos.
    Sus representantes en los ayuntamientos, parlamentos o gobierno presentan una
    peculiaridad: las personas con apellidos vascos tienen una presencia relativamente
    mayor que en la sociedad. Este artículo estudia estos desequilibrios. Analiza la
    estructura demográfica del País Vasco según los grupos de apellidos. La compara
    con la que desde ese punto de vista presentan las representaciones políticas.”

    http://www.memoriadigitalvasca.es/bitstream/10357/40992/1/06_Manuel%20Montero.pdf

  13. Ya que te pones pesaooooo, te definiré una característica de identidad vasca, ya que Larburu no la dice , quizá porque es más educado que un menda como yo: En nuestra comunidad todas las familias tienen aita eta ama; sean del sexo que sean. Como dice la Esteban; entiendes?, sabes?

  14. Larburu no la dice, porque es un cuco, y sabe que cualquiera que de no se podrá aplicar al total de los vascos.

    No me hagas reír con la comunidad, aquí la única comunidad, en plenitud de la palabra, que existe es la musulmana o la China.

    Y cada individuo de esa comunidad también tienen padre y madre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: