Asesinato de tres Jeltzales navarros a orillas del Bidasoa (y 2)

Fernando Mikelarena bere blogean

ParqueMemoriaSartaguda2

Los expedientes de fuera de plazo en el registro civil de los tres asesinados nos proporcionan algunas pocas informaciones complementarias. La viuda de Gorostidi activ贸 la instrucci贸n del primer expediente mediante instancia presentada el 17 de Agosto de 1937 (…). En la solicitud se帽alaba que su marido hab铆a sido conducido el 26 de Agosto de 1936聽鈥渁 la c谩rcel de Vera del Bidasoa permaneciendo en la misma hasta el 28 de septiembre de 1936 fecha esta probable de su fallecimiento seg煤n se deduce de las noticias adquiridas acerca del lugar en que se encuentra el cad谩ver del mencionado Don Pedro Gorostidi e Ymaz que debe de ser cerca del puente de Lesaca (Navarra) a unos 300 metros del kil贸metro 72 de la carretera de Ir煤n a Elizondo y en esta direcci贸n y a la derecha entre el Rio Bidasoa y la referida carretera鈥.

Varios testigos certificaron el asesinato de Gorostidi. Amadeo Galle Larre, divorciado, comerciante y vecino de San Sebasti谩n, afirm贸聽鈥渜ue conoce a la familia Gorostidi-Urroz y por ello y por raz贸n de su servicio en la Jefatura de Informaci贸n de FET y de las JONS, le consta de manera cierta que el Se帽or Don Pedro Mar铆a Gorostidi e Imaz falleci贸 en Lesaca el d铆a veintiocho de setiembre 煤ltimo a consecuencia del Movimiento nacional鈥. Jes煤s Conejo Mart铆n, t茅cnico industrial y vecino de san Sebasti谩n, indic贸聽鈥渜ue conoce a la familia Gorostidi-Urroz y por ello le consta as铆 como de rumor p煤blico y de frecuentar a menudo los pueblos de Lesaca, Vera etc… que Don Pedro Mar铆a Gorostidi e Imaz falleci贸 en el citado Lesaca el d铆a veintiocho de setiembre 煤ltimo a consecuencia del Movimiento nacional鈥. Jorge Taberna Tompes, m煤sico y vecino de Lesaca, dijo lo mismo.

Por su parte, el alcalde de Bera Juan Jos茅 Irazoqui comunic贸 en un oficio de 9 de septiembre de 1937 en contestaci贸n al oficio que le hab铆a sido remitido聽鈥渟obre los datos obrantes en esta Alcald铆a relativos al ingreso y salida del Dep贸sito Municipal del presunto fallecido Don Pedro Mar铆a Gorostidi e Imaz, vecino de Ituren鈥聽que聽鈥渆n la fecha 28 de septiembre de 1936 referida en el oficio, el Dep贸sito Municipal era intervenido directamente por la Autoridad Militar, sin que conste en esta Alcald铆a, dato alguno con referencia al ingreso y salida de los detenidos en la repetida prisi贸n municipal鈥. Es de se帽alar que聽testimonios procedentes de la familia Baroja han sostenido que el mencionado alcalde, tambi茅n conocido por su alias de聽鈥淶erruki鈥, sol铆a asistir a los fusilamientos de la cantera de Bera, en los que habr铆an sido ejecutadas 130 personas procedentes de centros de detenci贸n guipuzcoanos. El contenido del mencionado oficio del citado alcalde conectar铆a con la penosa circunstancia, que a los beratarras nos llena de ignominia por cuanto impide la expedici贸n de informaciones a los familiares de la mayor铆a de esas 130 personas que siguen careciendo de datos sobre cu谩l fue su suerte, de que en los archivos p煤blicos de la localidad las personas que se han aplicado a la tarea no hayan encontrado ninguna relaci贸n referente a todo ese mont贸n de personas fusiladas.聽(…)

Los expedientes de Bautista Iriarte Azp铆roz y de Miguel Hualde Gorosterrazu, ambos instados por instancias efectuadas por sendos familiares en diciembre de 1939 aportan informaciones de inter茅s. Habr铆a sido conducidos a los calabozos municipales beratarras el 31 de agosto de 1936, tres d铆as despu茅s que Gorostidi por lo tanto, permaneciendo tambi茅n en la misma hasta el 28 de septiembre, d铆a de su fusilamiento y enterramiento en el lugar m谩s arriba mencionado. Si bien el pelotari beratarra Segundo Ugartemend铆a Olaso, que actu贸 de testigo, no aport贸 ninguna concreci贸n m谩s all谩 del hecho del fallecimiento, Santos Bengoechea Bengoechea (seg煤n el documento caminero y vecino de Bera) y Emiliano Irigoyen Damboriena (minero y vecino de Lesaka) indicaron que no ten铆an dudas sobre la fecha de la muerte y el lugar de enterramiento de los cad谩veres por haber sido ellos quienes les dieron sepultura. Santos Bengoechea, conocido como Rothschild, era obrero de Fundiciones de Bera, empresa de la que se fugaron 40 trabajadores de izquierdas al inicio de la guerra, y habr铆a sido obligado a ejercer de enterrador, tal y como sucedi贸 con otros trabajadores de simpat铆as ugetistas de dicha f谩brica.

Asimismo, algunas fuentes indican que tambi茅n fue encarcelado en Bera otro iturendarra, un tal Jos茅 Nagore, que habr铆a sido liberado. Tambi茅n se ha dicho que los tres asesinados fueron conducidos en una primera instancia hacia Belate antes de ser asesinados cerca del puente de Lesaka.

Sobre el tr谩gico destino de los tres jelkides iturendarras caben varias preguntas, relativas sobre todo a los responsables del mismo y al hecho de que fueran encarcelados en Bera, no siendo conducidos a los diversos centros de detenci贸n de la capital (c谩rcel, Fuerte de San Crist贸bal, Escolapios y Salesianos), tal y como suced铆a con la mayor铆a de los detenidos. Aunque en el libro anteriormente citado coordinado por Juainas Paul Arzak se habla de la responsabilidad como denunciantes de dos curas de Zubieta y del secretario, todos carlistas, creemos m谩s bien en los efectos de la concurrencia de la actuaci贸n de las nuevas 茅lites en la comarca en el hecho de la detenci贸n y prolongaci贸n del cautiverio en Bera durante todo un mes, por un lado, y las intrucciones sobre el castigo que merec铆an los prisioneros nacionalistas en Gipuzkoa emitidas por la Junta Central Carlista de Guerra de Navarra pocos d铆as antes de las ejecuciones, por otro. Algunos documentos muestran que en principio no parece que hubiera consignas claras sobre qu茅 hacer con los tres presos. As铆, una carta fechada en Bera el 13 de septiembre de 1936 y firmada por el Comandante Militar y dirigida al alcalde de aquella localidad en la que se permit铆a al detenido Bautista Iriarte Azp铆roz acudir, escoltado por la Guardia Civil a Ituren, presumiblemente por la enfermedad de su abuela, aquel mismo d铆a y permanecer en 茅l hasta el 17 apoyar铆an aquella interpretaci贸n.

Creemos que el destino de los tres jelkides iturendarras qued贸 cerrado, al igual que habr铆a sucedido con el de Fortunato de Agirre, tras los nuevos posicionamientos de los carlistas en relaci贸n con los nacionalistas que ser铆an reflejados documentalmente en un informe elevado el 24 de septiembre de 1936 por la Junta Central Carlista de Guerra de Navarra 鈥渁 los se帽ores generales y jefes de la Junta de Defensa Nacional de Burgos鈥. En ese informe,聽al que ya nos referimos en una entrada anterior, la Junta Central Carlista de Guerra, dirigida en la pr谩ctica por Jos茅 Mart铆nez Beras谩in, no contenta con la represi贸n llevada a cabo en Navarra (y que para el 24 de septiembre se hab铆a llevado consigo centenares y centenares de vidas, sobre todo de votantes de izquierda), se anim贸 a aconsejar en la fecha indicada sobre la conveniencia de adopci贸n de una pol铆tica de mano dura contra el nacionalismo en Gipuzkoa y, por extensi贸n, dentro tambi茅n de Navarra.

La detenci贸n y posterior asesinato de los tres jelkides iturendarras tendr铆a consecuencias inmediatas en el pueblo. En carta de 18 de agosto Benedicto Vicente G谩rriz, secretario de Ituren y Elgorriaga, se quejaba de su destituci贸n acusado de nacionalista, lo que era negado por 茅l. Asimismo, afirmaba su adscripci贸n al Bloque de Derechas, que 聽pod铆a ser testificada por Eleuterio Arraiza (vocal de la Junta Carlista de Guerra), Joaquin Urisarri (apoderado de Rodezno) y el tradicionalista Joaqu铆n Erviti, quienes finalmente aportaron informes favorables. Por su parte, en una carta enviada al alcalde de Ituren por Pedro Miqueo, representante de la Junta Municipal del PNV, el 5 de septiembre de 1936 se dec铆a que la Junta Municipal del Partido Nacionalista Vasco de esta villa 鈥渆stando en un todo disconforme con la actitud del Partido Nacionalista Vasco鈥, acordaba 鈥渄arse de baja en dicho partido, con inutilizaci贸n de los carn茅s ante el Requet茅 Don Francisco Tena鈥 y adherirse 鈥渋ncondicionalmente al Movimiento Salvador de Espa帽a para toda clase de servicios para la prosperidad del mismo鈥. Por si acaso, se solicitaba al alcalde que pusiera dicha decisi贸n en conocimiento del Gobernador Civil de la provincia.

Sirvan estas l铆neas para recordar, por lo tanto, la memoria de los tres asesinados, toda vez, sobre todo, que no parece que las organizaciones pol铆ticas y sindicales de las que formaron parte hayan mostrado demasiado inter茅s en ejercicios de memoria hist贸rica relativos a estas personas. Asimismo, no queremos tampoco finalizar sin hacer un llamamiento a los descendientes del m谩ximo responsable por la parte carlista del genocidio y represi贸n llevados a cabo en Navarra (y Gipuzkoa, habr铆a que a帽adir) para que dejen de lado por un tiempo sus manifiestos principialistas y prepol铆ticos relativos a la soberan铆a vasca (interpretada seg煤n matriz navarra) que llegan incluso,聽ve谩se este ejemplo de los m煤ltiples publicitados por sus propios medios o por otros ajenos, a deslegitimar intentos de propuestas basadas en el derecho a decidir, as铆 como otras que son equiparadas por ellos a los anteriores y que son de naturaleza pactada como el de la reforma del Estatuto de la CAV protagonizado por el gobierno del Lehendakari Ibarretxe, y pongan a disposici贸n del p煤blico posibles documentos privados que sirvan para la identificaci贸n y localizaci贸n de los restos de las v铆ctimas de 1936 y 1937 a煤n por recuperar.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Previous post Iru帽a: 驴un parlamento agotado?
Next post El Derecho de Autodeterminaci贸n Madrile帽o, por Ignacio Gonzalez

Harpidetu blogera / Suscr铆bete al blog

Azken iruzkinak / Comentarios recientes

  1. Joseju, das un poder excesivo a la administraci贸n p煤blica y a sus exigencias linguisticas. Esa mente funcionarial es la tragedia…

  2. Si para acceder a cualquier puesto de la administraci贸n hay que tener un grado de Euskera, aunque seas un simple…

  3. Joseju ten en cuenta que tu eres un hijo de un pueblo como el espa帽ol cuya mayor铆a lo compon铆an los…

  4. No puedo afirmarlo con rotundidad dado que no soy erudito en historia, pero en cuanto conozco no hay ning煤n estado…

Harremanetan jarri / Contactar

Laguntzaileen artikuluak / Art铆culos por colaborador

StatCounter

wordpress visitor counter

Contact us

Total
0
Share