Posteado por: aberriberri | junio 26, 2013

Ante la extinción de los convenios laborales: el efecto 7 de julio

Joxan Rekondo

convenioA causa de la reforma laboral, a partir del 7 de julio decaen los convenios sectoriales y territoriales cuya continuidad no ha sido acordada por las dos partes. Al ponerse fin a la ultractividad (prórroga automática de los convenios vencidos), la regulación de las condiciones laborales en la empresa se someterá a lo que determinen los convenios de escala superior (normalmente estatal) y, en ausencia de éstos, a lo establecido por el Estatuto de los Trabajadores.

En Euskadi, han fracasado todas las oportunidades de acordar un marco de relaciones laborales estable, que impidiera la extinción de los convenios y la incertidumbre que conllevaría este hecho. Tras el frustrado intento de pactar el Acuerdo Interprofesional vasco, se han sucedido reveses en sucesivas negociaciones de acuerdos sectoriales, lo que ha desembocado en un incremento de la conflictividad laboral, que se agudizará todavía más en los próximos días.

¿Qué supone la desactivación, para unos 300.000 trabajadores vascos, de los convenios que regulan sus relaciones laborales? Habría que comenzar diciendo que, a la hora de entender el efecto que causará la reforma en los convenios vencidos, no hay total unanimidad. Lo que es claro es que el empresario sólo estaría obligado por lo convenido en el contrato de cada trabajador y, en lo no previsto en el contrato, se estaría a los acuerdos de escala superior que se mantuvieran vigentes.

A partir de ahí, sin embargo, se producen las divergencias. Unos pocos defienden que, aun habiendo decaído el convenio, la empresa estaría obligada a mantener las mismas condiciones de trabajo, ya que éstas se habrían trasladado al contrato individual de acuerdo con lo que determina el propio texto del Estatuto de los Trabajadores en relación con la irrenunciabilidad a condiciones laborales más favorables. La inmensa mayoría de los especialistas creen, por el contrario, que el empresario no tendría ninguna obligación relacionada con el acuerdo colectivo derogado, ya que únicamente estaría atado por los condicionados explícitos que recogería el contrato laboral de sus empleados.

Ante esta última opinión, que dice que se produce la anulación del convenio a todos los efectos, podría producirse una doble salida. La primera, un pacto de empresa que recupere el texto literal del convenio decaído. La segunda, que este rescate lo haga el propio empresario a título unilateral.

Precisamente por esta gran dificultad de interpretar sus consecuencias, el efecto 7 de julio es inquietante para los cientos de miles de trabajadores afectados, que viven en una incertidumbre que no llega a esclarecerse en este ambiente de confrontación subida de tono que mantienen los sindicatos de trabajadores y las organizaciones patronales.

Si hablamos de empresarios y trabajadores, o de empleadores y empleados, es obvio que nos referimos a la empresa, al centro de trabajo, como escenario inmediato del problema y de la solución. La idea de ELA, que propone sindicalizar las empresas, es acertada desde ese punto. Adolfo Muñoz cree que la reforma laboral no deja otro cauce. Sería, por lo tanto, la unidad idónea de acción sindical. Es también la empresa el ámbito al que se refieren las fuerzas patronales. La empresa como lugar de encuentro entre empresarios y trabajadores, la empresa como escenario de un nuevo tipo de relaciones laborales, la empresa como proyecto común,…

Compartir la preferencia por el ámbito no significa, sin embargo, una mayor comunicación. Hoy por hoy, el muro que les aísla está levantado sobre estrategias antagónicas y palabras cargadas de hostilidad. Cuando ELA se propone sindicalizar las empresas parece querer organizar compactos pelotones de contrapoder (teledirigidos por una burocracia sindical externa) en cada factoría, más que abrir puertas a un mayor autogobierno social de las empresas, coparticipando en su gestión. Cuando algunas organizaciones patronales instan a sus asociados a esperar, o a negociar si no hay más remedio, están mostrando una actitud que no es congruente con un discurso que postula una nueva época en las relaciones laborales de la empresa, convertida ésta un espacio de interés común.

No se trata de ser ingenuos, la cooperación nunca se presenta en estado puro, la mayoría de las veces aparece acompañada por relaciones de competencia e incluso de conflictividad aguda. Pero, del rechazo apriorístico al diálogo socio-laboral de unos o de la llamada a una prudente espera por parte de los otros no se puede concluir más que un enroque posicional. Lo que impide imaginar siquiera que de ahí haya posibilidades de acceder a esa nueva tipología de empresa, abierta a la participación de todos los agentes que la hacen operativa, de la que tanto se está hablando.

Que el ‘efecto 7 de julio’ no acarree las consecuencias que temen los trabajadores es la auténtica prueba para saber si las organizaciones sindicales y empresariales están realmente capacitadas para corresponsabilizarse y transformar su antagonismo actual en unas relaciones cooperativas, con el fin de atender de una manera más efectiva al recurso más importante que poseen nuestras empresas: las personas que componen su fuerza laboral.

Anuncios

Responses

  1. Ave JEL

    Total y enternecidamente de acuerdo. Aquí no hay más antagonismo que el de buenos y malos. Los buenos solo quieren cooperar en la creación de riqueza y están contentos con lo que el empresario magnánimamente les ofrezca. Los malos son malos y quieren la intemerata.

    Variante de Ermua para salvar Bizkaia pero mejor Supersur II y III no seamos tontos-en Agur Jaunak

  2. Rekondo, te pregunto ke kieres acaso un marko de relaciones laborales vasco, propio, independiente de España, o no, porke los rekortes van a venir de Madrid o de Vitoria_gasteiz, ya ke la UE, porlo ke tengo entendido nos lo estan imponiendo, y veremos como acabamos, grecia, italia, portyugal el euro

    Las cuentas no cuadran, no hay dinero para mantener este sistema, este sistema es insostenible, nos estamos empobreciendo, na hay currelo, Urkullu o puede levantar esto, no porke no tenga presupuesto, es ke no hay fuerza suficiente.
    Saludos

  3. Rekondo, le voy a hacer otro comentario, actual, hemos leido en el periodico que hay que devolver a la UE 1.000 millones de euros, por los astilleros, la industria naval de Euskalerria, y que cuatro garndes astilleros se ven abocados al cierre, una noticia luctuosa, parecen cuatro eskelas. Cuantas familias se van a ver afectadas, no lo se, pero seguro ke varios cientos de economias caoticas, a medio plazo, ojala no a largo.

    Pues bien, primero fueron las vacaciones fiscales, luego fue el euskaltel, no se si mal vendida, pero a manos de los capitalistas internacionales especuladores.

    La ue, cerro en mi pueblo una empresa muy importante, dio dinero para despidos, mutxo dinero, los talleres, se quedaron incapacitados,, pero no hay kurro.

    pero a donde vamos Sr rekondo, es una reflexion que quisiera compartir con Vd.Yo es ke in mi pueblo hablo con los pekeños empresarios, y me dicen que sobreviven a duras penas, desde luego no ma habla nadie de convenios, me hablan de tener trabajo.Y cunado continuo la conversacion me hablan de ladrones y de corrupcion y de politicos que se lo han llevado crudo.Todo no puede ser auzolan y cooperativas, ahí no esta la unica solución-.

    Todo esto es muy triste, Vd. no tiene la culpa, se lo indico como poltico, que es, y que escribe, vamos fatal Sr Rekondo, ya se ke al ke le afekta poko la crisis todo esto se la trae al pairo, pero en esta cadena estamos todos.

    En los convenios tambien vienen recortes, fijese en los alemanes y los minijobs, siete millones y medio de currelas.

    Encima el gobierno de andalucia quiere mas dinero para subvencionar, o comprar votos, quiere mas dinero de Madrid y de la UE, para despilfarrar, o para robar dicen mis colegis, osea ke mas per, mas economia sumergida y menos currelo, el problema es que mutxos baskos, lo ke nunka, kieren ke les subvencionen la vida, nos estamos andaluziaciando, porke no hay parne, no hay kurro.

    Y urkullu rekortando, y sin presupuesto, y asi estamos, veremos cuanto a peor vamos.

    Saludos

  4. Resumiendo a Rekondo.
    Somos España a efectos de la reforma laboral cosa que deja claro.
    Por ello seguimos construyendo el TAV con portugueses y foráneos fuera de convenio ( aquí la ultraactividad ni fu ni fa).
    ¿ Para qué quiere el autor buen rollito en las empresas si la reforma laboral made in Rajoy se lo deja a huevo a los empresarios?
    ¿Se/nos engaña a sí y a nosotros mismos?
    Reconocerá el autor que la diferencia más clara es que todavía no ha ido a la cárcel ningún dirigente de la patronal como así ha sucedido en España.
    Aparte de eso es de destacar la labor activa y fuera de toda duda del Gobierno Vasco en este asunto en el que como en casi todo no ha dicho ni mu.Es decir lo mismo que Rekondo.
    Por acabar ¿en el estatuto de Guernica no había algún apartado (como ocurre con las pensiones) sobre el tema?
    Ah!!.. es que está sin llenar dicha competencia…

  5. hola
    este articulo e muy interesante , gracias

  6. Hay una cosa que no entiendo sobre las subvenciones a los astilleros españoles y que hay que devolver, tres mil millones de euros, dicen que en euskalerria afectara al paro de seis mil trabajadores.

    Al parecer el vasco y comisario Almunia ha impuesto esta decision economica, despues de la denuncia por alterar la competencia, interpuesta por parte de los astilleros holandeses y de algun pais mas de la UE., por competencia desleal, diciendo que el derecho comunitario es de obligatorio cumplimiento, el sr Almunia vizcaino, sabe lo que la decision comporta para con Euskalerria, fue ministro, candidato a presidente, etc, un curriculum de la letxe.

    A mi lo que me causa extrañeza, es que el presidente del psg, diga que hay que etxarle del partido, y que el yerno de Atutxa y consorte de la presidente del BBB, diga en la prensa, que la propuesta de Almunia es ANTIEUROPEA.
    La verdad, no entiendo nada de nada, no creo que Almunica quiera etxar a la calle a seis mil trabajadores vasco, y no cuantos mas en el estado, creo haber leido 86.000, una pasada.Lo que no acabo de entender es la concepcion proeuropeista del Sr Esteban.

    Dicen que la UE, es una fiesta de los mecaderes, y que hay una corrupcion tremenda, en la subvenciones, y en los lobbys, que pululan, por AHI.Estamos oyendo lo de la ARMONIZACION FISCAL en toda la UE, es decir que todos paguen los mismos tax, por todos los conceptos, como quedaria nuestro concierto?, como se puede armonizar a Bulgaria con salario medio de 370 euros con los noruegos el maximo, 3.600 euros.
    Como es posible armonizar una provincia como Andalucia, con Babiera.

    De verdad los astilleros vascos estaban haciendo competencia desleal?, y que competencias desleales nos haran a nosotros en Europa, en otros sectores, porque lo que es subvencion para relanzar la industria la quieren desde los rumanos en bancarrota hasta los alemanes, los ricos, o el agro, me da igual.

    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: