Identidades en Navarra

Fernando Mikelarena bere blogean

SentimientoDePertenenciaHemos repasado las encuestas y sondeos sociol贸gicos existentes en Internet y que contienen datos sobre el respaldo a las diferentes opciones identitarias presentes en Navarra (a la menos, a aqu茅llas sobre las que preguntaban los encuestadores, en todos los casos con un cierto sesgo distorsionador, de diferente grado si se quiere, de las respuestas). Hay que subrayar que los datos que hemos recabado son menos amplios y actualizados que lo que quisi茅ramos, se帽al de que los poderes p煤blicos no parecen mostrar excesivo inter茅s en la cuesti贸n que estamos abordando. Como es obvio, no habr谩 que olvidar que nos limitamos a lo que hemos podido recabar en la red, pudiendo haber otros estudios no presentes en ella con datos m谩s actuales y completos.

En la p谩gina web del Centro de Investigaciones Sociol贸gicas disponemos de cinco estudios en los que constan datos de encuestas con preguntas sobre sentimiento identitario en nuestra Comunidad. Los datos del Bar贸metro Auton贸mico (II) de 2010 referido a Navarra contienen una tabla con el apoyo a unas opciones identitarias (鈥淢e siento 煤nicamente espa帽ol鈥, 鈥淢e siento m谩s espa帽ol que navarro鈥, 鈥淢e siento tan espa帽ol que navarro鈥, 鈥淢e siento m谩s navarro que espa帽ol鈥, 鈥淢e siendo 煤nicamente navarro鈥, 鈥渘o sabe鈥 y 鈥渘o contesta鈥) sobre las que tambi茅n se pregunta en el Bar贸m茅tro Aut贸nomico (I) de 2005, en la encuesta Instituciones yAutonom铆as (II) de 2002 y en la encuesta Instituciones yAutonom铆as I de 1998. Todas esas encuestas cuentan con un universo de algo m谩s de 400 encuestados.

Como es f谩cilmente constatable, esa encuesta est谩 sesgada de partida porque, presuntamente de forma interesada y bastante miope, los dise帽adores de la misma marginan dos adscripciones identitarias que cualquier persona m铆nimamente conocedora de la realidad navarra estimar铆a como de obligada inclusi贸n: la de 鈥淢e siento vasco y navarro鈥 y la de 鈥淢e siento 煤nicamente vasco鈥. Tambi茅n a t铆tulo particular considero, aunque al lector le pueda parecer peregrino por cuanto en las 煤ltimas d茅cadas ha predominado el escenario absoluta o mayormente dicot贸mico en relaci贸n con las identidades en Navarra, que no ser铆a balad铆 preguntar por la opci贸n 鈥淢e siento navarro, vasco y espa帽ol鈥.

De esas cuatro encuestas del CIS se desprende que es la opci贸n compartida en sentido estricto de espa帽olidad y navarridad la mayoritaria. La opci贸n de 鈥渢al espa帽ol como navarro鈥 es en los cuatro casos la mayoritaria: 41,0 por ciento en 1998, 55,1 en 2002, 42,6 en 2005 y 38,9 en 2010. En segundo lugar se ubica la opci贸n h铆brida de espa帽olidad y navarridad, aunque con predominio de la segunda: 鈥渕e siento m谩s navarro que espa帽ol鈥 registra un 25,2 en la primera fecha, un 20,3 en la segunda, un 26,3 en la tercera y un 30,7 en la tercera. La tercera posici贸n en todos los casos es para la adscripci贸n 鈥淢e siento 煤nicamente navarro鈥, si bien de una relativamente elevada cota de apoyo del 18,5 por ciento en 1998, se asienta en los dem谩s cortes cronol贸gicos en niveles estables del 11,3 en 2002, del 20,5 en 2205 y del 10,4 en 2010. Respecto a las dem谩s opciones concurre un problema: somos de la opini贸n que los elevados porcentajes de 鈥渘o sabe鈥 o 鈥渘o contesta鈥 (del 9,4 por ciento en 1998, del 6,8 en 2002, del 13,4 en 2005 y del 11,8 en 2010) acogen las opiniones de quienes se sienten vascos y navarros simult谩neamente o vascos en exclusividad y a quienes los encuestadores no les dan opciones de ubicaci贸n. Si esto es as铆, y hay claros indicios de que lo sea, las opciones en las que se introduce la identidad vasca, en conjunci贸n o no con la navarra, tendr铆an m谩s arraigo que las de aquellos que solamente se siente espa帽oles o que se sienten m谩s espa帽oles que navarros. Los de sentimiento exclusivamente espa帽ol eran el 4,3 en 1998, el 2,9 en 2202 y el 2,4 en 2005 y en 2010. Quienes dan preeminencia a su condici贸n espa帽ola antes que a la de navarros, han ido al alza: el 1,7, el 3,6, el 4,9 y el 5,9 son sus porcentajes respectivos en las respectivas fechas.

Otra encuesta del Centro de Investigaciones Sociol贸gicas, la de Uso de lenguas en comunidadesbiling眉es (II). Navarra. 1998 suma a las opciones de la encuesta anterior (鈥淢e siento 煤nicamente espa帽ol鈥, 鈥淢e siento m谩s espa帽ol que navarro鈥, 鈥淢e siento tan espa帽ol que navarro鈥, 鈥淢e siento m谩s navarro que espa帽ol鈥, 鈥淢e siendo 煤nicamente navarro鈥, 鈥渘o sabe鈥 y 鈥渘o contesta鈥) otras dos: 鈥渕e siento tan vasco como navarro鈥 y 鈥渕e siento 煤nicamente vasco鈥. Realizada sobre 449 encuestados, la ordenaci贸n, de m谩s a menor apoyo, de los diversos sentimientos identitarios es la siguiente: 鈥淭al espa帽ol como navarro鈥, 41,2 por ciento; 鈥淢谩s navarro que espa帽ol鈥, 20,5; 鈥淭an vasco como navarro鈥, 10,0; 鈥溍歯icamente espa帽ol鈥, 5,3; 鈥溍歯icamente vasco鈥, 5,3; 鈥淢谩s espa帽ol que navarro鈥, 3,3鈥. Es decir, las opciones monoidentitarias tienen un apoyo muy exiguo (entre el 7,3 por ciento de quienes se afirman como 鈥溍簄icamente navarros鈥 y el 5,3 de quienes se reconocen como 鈥溍簄icamente espa帽ol鈥 o 鈥溍簄icamente vasco鈥). Por contra, la identidad compartida al 50 por ciento llega a m谩s de 4 de cada cien, y entre las identidades mixtas asim茅tricas, la opci贸n navarroespa帽olista con predominio del primer componente es la opci贸n con la que se identificaba a la atura de 1998 uno de cinco navarros. Aunque para ser estrictamente neutral, la encuesta tambi茅n deber铆a haber alberdado la posibilidad 鈥渕谩s navarro que vasco鈥, los que se consideran tan vascos como navarros supon铆an el 10,0. La otra posibilidad de hibridaci贸n, la de 鈥渕谩s espa帽ol que navarro鈥 era muy marginal.

Aunque esa 煤ltima encuesta conoci贸 una primera edici贸n en 1993, no hemos podido acceder a ella por no estar disponible en Internet.

Otros datos sobre las identidades de Navarra pueden encontrarse en los Estudios sobre la actualidad de Navarra encargados por el Parlamento de Navarra (tambi茅n conocidos popularmente como 鈥淣avarr贸metros鈥), aunque solamente en los de 2001 y de 2002. Es rese帽able que en las dem谩s ediciones de esta encuesta no constan esas preguntas.

Las opciones identitarias que se consideran en estas encuestas son las de 鈥淪贸lo Navarro鈥, 鈥淣avarro y Espa帽ol鈥, 鈥淣avarro y Vasco鈥, 鈥淣avarro Vasco y Espa帽ol鈥, 鈥淣inguna de ellas鈥 y 鈥淣o sabe鈥. Por lo tanto, no se consideran gradaciones de las identidades compartidas ni tampoco se abre la posibilidad de afirmaci贸n para aqu茅llos que se sientan exclusivamente espa帽oles o vascos. La identificaci贸n mayoritaria es la navarro-espa帽olista (44 por ciento en 2001 y 50,2 en 2002). La segunda posici贸n es para la navarrovasquista (21 por ciento en la primera fecha y 19,1 en la segunda). La identificaci贸n exclusivamente navarrista es del 18 y del 11,6 por ciento en uno y otro momento. Simult谩neamente navarros, vascos y espa帽oles se reconoce el 6 y hasta el 10,2 por ciento de la muestra y el 8 y el 5,1 rechazaba las etiquetes planteadas, asumiendo otras no planteadas.

Otra virtud de esa 煤ltima encuesta, al menos en la versi贸n de 2001, es la de que permite desagregaciones por edad, merindad y sentido del voto. Por tramos de edades la nota m谩s distintivo es el decrecimiento del sentimiento navarroespa帽olista conforme descendemos en la pir谩mide (de apoyos del 50/60 por ciento en los tramos superiores a los 45 a帽os a niveles en torno al 35 por debajo de esa edad) y el aumento de la identidad navarrovasquista entre los m谩s j贸venes (pues es del 31 por ciento entre los 18 a 25 a帽os, del 25/26 entre los 26-25 y 36-45, del 17 entre los de 46-55 y del 11 entre los de m谩s de 56). Las otras opciones registran variaciones menos significativas ya que los que se perciben como s贸lo navarros se mueven en una horquilla decreciente seg煤n la edad de entre el 21 y el 16 por ciento.

Por zonas, el sentimiento de 鈥渟贸lo navarro鈥 se mov铆a en par谩metros parecidos del 19/22 por ciento en las Merindades de Olite y Estella y en la Cuenca de Pamplona y bajaba al 12/14 por ciento en las merindades de Pamplona-Resto y de Tudela. Los que autoenunciaban como navarros y espa帽oles eran el 79 por ciento en la merindad de Tudela, el 50 por ciento en las merindades de Olite y Estella, el 42 en la merindad de Sang眉esa, el 36 en la Cuenca de Pamplona y el 22 en el resto de la merindad pamplonesa. El sentimiento navarrovasquista llegaba al 41 por ciento en la Merindad de Pamplona descontada Pamplona y su Cuenca, oscilaba entre en 18 y el 24 por ciento en las merindades de Sang眉esa y Estella, as铆 como en la capital y su hinterlan, y bajaba al 9 en la merindad de Olite y al 1 en la Tudela.

Por intenci贸n de voto el sentimiento navarro-espa帽ol estaba afianzado en el 73 por ciento de los votantes de UPN-PP, en el 61 de los del PSN y en el 20 de los de IUN. La autoenunciaci贸n navarrovasquista era del 83 por ciento en el caso de los votantes de Batasuna, del 72 en los de EA/PNV, del 27 en los de IUN. El sentimiento exclusivamente navarro se daba entre uno de cinco votantes de UPN/PP, del PSN y de IUN. Los partidos m谩s transversales eran IUN y CDN, partidos en donde todas las opciones ten铆an presencia importante.

Una 煤ltima encuesta de la que nos haremos eco es la realizada por Eusko Ikaskuntza dentro del estudio Identidad y cultura vascas a comienzos del siglo XXI, realizada en 2002. Aqu铆 las categor铆as son diferentes y tambi茅n los resultados: predominantemente navarros se reconoc铆an el 38 por ciento, navarro-espa帽oles el 19, vasconavarros el 15, predominantemente vascos el 10 y predominantemente vascos el 5.

El caso de Navarra sirve para concluir sobre la escasa operatividad de pensar en t茅rminos de identidades monocompuestas y monol铆ticas. Es mucho m谩s realista hablar de identidades h铆bridas, de identidades compartidas, de identidades superpuestas. Yendo m谩s all谩, considerando el curso de vida de los propios individuos y de las propias sociedades, tambi茅n convendr铆a recurrir a las im谩genes de identidades poli茅dricas, de identidades jerarquizadas de forma no r铆gida, de identidades cambiantes.

Consecuentemente con ello, es m谩s oportuno asumir enfoques constructivistas y no esencialistas, apostar por las identidades constru铆das en lugar de por las identidades heredadas, por las identidades cambiantes y como algo que se construye continuamente por efecto de la acci贸n de m煤ltiples agentes en vez de por las identidades fijas, est谩ticas e inmutables de una comunidad. Reconociendo la posible trascendencia de un sustrato de factores objetivos de diferenciaci贸n, sobre 茅l actuar铆an los procesos de construcci贸n identitaria cultural y pol铆tica para que una comunidad se identifique como diferenciada (en el caso navarro de manera diversa, seg煤n una pluralidad de discursos) y para que sus miembros se perciban subjetivamente como tales y para que un imaginario o diversos imaginarios terminen siendo compartidos por colectivos m谩s o menos amplios de la poblaci贸n.

Tal y como ha sido indicado por numerosos autores, en Navarra coexistir铆an, con implantaci贸n dis铆mil, dos corrientes identitarias, una orientada hacia lo vasco y otra centrado en lo espa帽ol -en la doble esfera de lo pol铆tico y de lo cultural-, caracteriz谩ndose ambos por hacer compatible con lo navarro su respectivas lealtades. Hoy en d铆a, las mencionadas dobles lealtades siguen siendo, una con mayor presencia que la otra y junto con la de navarro a secas, las etiquetas identitarias preferidas de los navarros, muy por encima de las etiquetas vasco o espa帽ol. Esa constataci贸n no es atributo exclusivo del presente, ya que, como se帽alamos, el hecho de la duplicidad de lealtades se asienta con firmeza en nuestra tierra en las dos primeras d茅cadas del siglo pasado, paralelamente a la primera implantaci贸n del nacionalismo vasco hacia 1910 y al surgimiento de una corriente reactiva contraria de signo navarrista en los a帽os posteriores.

La vigencia de esas dos identidades h铆bridas y superpuestas es tanta que para cada uno de los elementos identitarios emblem谩ticos para la sociedad navarra se han generado dos versiones por parte de cada una de esas dos formas de ser navarro, conform谩ndose tramas separadas a partir de la asignaci贸n de significados diferentes a objetos y aspectos diversos. Pero esa es otra historia.

2 thoughts on “0

  1. barcina es natural de angulo, provincia de burgos. luego se instalo en portugalete, aspirando pateticamente a ser neguritica, se caso en neguri y luego emigro a nafarroa. una personalidad severamente traumatizada por sus complejos de clase. a ese enjendro tienen los navarros.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Previous post Ante la emergencia nacional, 驴acci贸n cooperativa o huelga general?
Next post La Paz, desde abajo

Harpidetu blogera / Suscr铆bete al blog

Azken iruzkinak / Comentarios recientes

  1. https://www.berria.eus/paperekoa/1876/018/001/2022-09-13/historia-zintzo-eta-kontrastatu-baten-alde.htm Gremioko profesionalek erakundeei eskatzen diete zerbitzuko lanerako enplegatu ditzatela.

  2. Como en muchas facetas los vascos, en las fiestas, tenemos mejor gesti贸n que discurso. Hay que trabajar los relatos, no…

  3. Ez ez da egia, hemen batzuek, zu ere tarteko noski, ez diogu, lagunen arteko gorabehera eta liskarrekin, auzolanean Euskadi eraikitzeari…

  4. Borroka egitea errentagarria gertatzen da,batibat,bat bakarrik danean borrokalaria,Hori da gure herrian gertatzen dana.Argi ta garbi esan dezagun.Urteak daramatzagu,"ezker abertzaleak","euskal komunistak"…

  5. Egoera gatazkatsuak sortzeko, batzuek, etengabe, jai-ekitaldi desberdinei aurre egiten diete. Konfrontazio estrategia bat da, eraso egiten den ekintza aitzakia bat…

  6. Ederra gero egindako zehaztapena. Historiagileak askotan, postibismoak itsututa, positibismotik kanpo ere geratzen dira euren historia-zientifismoaren osinean itololarrian. Ezinago ados artikulugileak…

  7. https://www.eitb.eus/es/noticias/sociedad/detalle/8949215/la-brecha-entre-dos-desfiles-de-nuevo-protagonista-del-alarde-de-hondarribia-tras-paron-por-pandemia/ Incre铆ble forma que tiene EITB colonizada de batasunos de dar la noticia acerca del alarde de Hondarribia. Los niveles…

Harremanetan jarri / Contactar

Laguntzaileen artikuluak / Art铆culos por colaborador

StatCounter

wordpress visitor counter

Contact us

Total
0
Share