Posteado por: aberriberri | diciembre 17, 2012

Urkullu

Koldo San Sebastián

urkullu_lehndakaritzaLa llegada de Iñigo Urkullu a la lehendakaritza está trufada de advertencias de todo tipo. Los socialistas insisten en la “extrema debilidad” de nonato Gobierno Urkullu en comparación con la solidez del de Patxi López. El socialista Josu Montalbán habla de “gobierno provisional” y ya sabe que “será más débil y menos apoyado parlamentariamente que el anterior”. Por si fuera poco, se señala a Joseba Egibar como foco de inestabilidad interna. Los de Bildu ya anuncian una oposición apocalíptica.

Urkullu llega a la presidencia del Gobierno vasco con una diferencia de 106.000 votos sobre la segunda fuerza parlamentaria (EH Bildu) y 171.957 a la tercera (PSE). Los socialistas, además, perdieron más de 105.000 votos con respecto a 2009. Los nacionalistas solo 16.000, y eso que esta vez se presentaba Bildu. ¿Menos apoyado parlamentariamente que el de Patxi López en sus comienzos?. Sí, pero con algunas variables: López solo contaba con el PP de Rajoy. Por otro lado, mientras el PSE dejó de relacionarse con la mayoría política vasca, Iñigo Urkullu, desde la oposición, hablaba con todos (incluido el PP) y llegaba a acuerdos trascendentales en materia de autogobierno con el PSOE y el Ejecutivo de Zapatero. La segunda variable tiene que ver con la relación con las Diputaciones. La obsesión por el liderazgo de Patxi López tensionó las relaciones con los entes forales hasta el bloqueo.

Iñigo Urkullu es un político que escucha en contraste con otros que se escuchan. Y, además, anota todo lo que le dicen (para que no haya dudas). Está dispuesto a hablar con aquel que tenga algo que decir y cuando se trata de partidos e instituciones le gusta tener enfrente a gente con peso específico, un representante genuino. Para no perder el tiempo. Con un añadido: cumple siempre lo que promete.

A Iñigo le ha tocado encabezar el tránsito entre dos etapas en la historia del PNV tras vivir en primera fila la escisión de 1986. Quienes habían vivido los inicios de la transición incluso la clandestinidad (en algunos casos) se resistían a dejar de influir en el futuro. Las tensiones y sus consecuencias son conocidas. El poder superarlas no ha sido fácil. Sin embargo, sobre todo en la última campaña, consiguió transmitir un único mensaje con resultados electorales más que aceptables: primera fuerza en las grandes ciudades vascas y en dos de los tres territorios de la CAPV. A 16.000 votos de Ibarretxe en 2009, pero esta vez con todas las fuerzas presentes.

La autodenominada izquierda abertzale ya varias semanas “advirtiendo” y poniendo pelotas en el tejado del PNV. Sin embargo, tiene varios problemas a superar en el corto y medio plazo: la aprobación de los presupuestos y, sobre todo, lo que llaman “resolución del conflicto”, es decir, el asunto de los presos de ETA que es, sobre todo, una cuestión partidista. EH Bildu puede apoyarse en un PSE despechado. Pero el riegos de un nuevo frente anti-PNV (después de la experiencia del PSE-PP) puede resultar demoledor para quienes lo formen.

Urkullu (y el PNV)  tiene prioridades: la economía. Salir de la crisis y sentar las bases de un nuevo modelo sostenible y de futuro. El consenso en toda la acción política sin imposiciones ni apriorísticas “líneas rojas”. Y, sobre todo, el respeto a las decisiones que tomen los vascos. Quien le conoce sabe que, con él, no sirven añagazas. Esa es una de sus virtudes. Y eso lo debería saber Josu Montalbán que, claro, en su artículo, se olvida del fracaso electoral del “cambio” (aldaketa) o de los problemas internos del PSE en Araba y del PSOE en general.

Con respecto a los otros cinco lehendakaris nacionalistas, Iñigo Urkullu tiene ventajas y retos. La vida y la acción de los dos primeros estuvo marcada por la guerra, la dictadura y el exilio. La de los otros tres por la acción terrorista de ETA y, además, en el caso de Garaikoetxea y Ardanza, por una profunda crisis económica. Si es cierto que ETA parece estar en vías de extinción. Su actividad en los últimos treinta y cuatro años solo ha servido para empobrecer moral y económicamente al país. Los retos, además de la crisis económica, están en el proceso de involución del Estado en manos de un PP con mayoría absoluta rodeado de telepredicadores de extrema derecha.

La fuerza de Iñigo Urkullu reside en su carácter y en su honestidad, y el refuerzo en un partido más que centenario que llevada décadas aprendiendo de sus errores. Con ellos, una ciudadanía  que les ha dado muchos más votos que a cualquier otra fuerza. La capacidad de diálogo y de acuerdo forma parte del ADN jeltzale.

Anuncios

Responses

  1. No le va a ser fácil gobernara Urkullu ya que las circunstancias son bastante peliagudas. El PSOE tiene unas tremendas ganas de venganza, y Bildu juega al sabotaje, a que las cosas no marchen, al cuanto peor mejor, ya que es la única forma que tienen estos tíos de cubrirse las vergüenzas de su nefasta gestión en Gipuzkoa y Donostia.

    Pero ha elegido un buen gobierno y Urkullu es un hombre serio y que tiene credibilidad frente a la gente. El PNV además ya tiene la experiencia de torear etapas todavía `peores que esta la que vivimos. Que tenga suerte y que gobierne bien por el bien de todos.

  2. Respecto a lo de las venganzas por parte del PSE-EE nada de nada. No nos parecemos ni hacemos campañas de deslegitimación como lo ha hecho el nacionalismo jeltzale. Los socialistas vascos dan la cara y están en el traspaso de poderes como no puede ser de otra forma.

    Otra cosa son las negociaciones para aprobar los presupuestos. Espero que sin cambios en la fiscalidad y en la arquitectura institucional, el PSE-EE no pacte absolutamente ni un céntimo de euro. Está en el programa electoral de los socialistas vascos y sus votantes no le perdonarán chanchulleos por cambios de cromos (senador et bar).

    Programa, programa y más programa. Y si no, tenéis a Bildu o al PP para sacar adelante el presupuesto 2013.

  3. baja a la tierra, el PSE es solo la tercera fuerza politica de la CAV. igual no es tan importante su concurso.

  4. Desde una minoría Parlamentaria es posible gobernar, los temas fundamentales del país afectan a todos por igual.
    Ante un plan anticrisis de País esta muy claro que con Bildu no se puede contar,están en contra del modelo económico y social, (su modelo es de “eusko pijos” revolucionarios de todo terrenos y adosados) por lo tanto se debe de consensuar con PSOE y PP.
    Cuando se trate de la erradicación de la violencia, desarme de ETA,resolución conflicto,amnistia, derecho a decidir , habrá que acercarse a BILDU.
    Es lo mismo que está haciendo en la Diputación, Garitano, se hacerca al que le puede dar rendimiento político.
    Es una nueva forma de Gobernar, compartir politicas para que el país avance.

  5. Aquí el “del Pais de los Vascos” se nos pone digno y habla como Anguita: negociar a base “programa, programa y programa”. ¿ Cual programa ?.. el que le sirvió para gobernar con el PP, o el que le sirve ahora al PSOE para, sin base, memoria, ni verguenza alguna, llevar la contraria a Rajoy ?..

    O quizás cualquier programa-bajada de pantalones que le permita hacer el paripé de negociar con el PNV para solucionar el “ERE de la hostia” que tienen entre manos y que dicen que ha dicho Pastor. Ya trataron de hacer lo lo mismo los de IU en Araba, ¿ porqué no, estos del PSE ?..

  6. ¿”Campañas de deslegitimación”?. Un Gobierno basado en la ley de Partidos y en el apoyo de Rajoy no necesita campañas. Si encima ayudas con las fotos del “Vanity fair” o de la juerga en Cádiz… Desde el minuto uno los encuestadores del “cambio” (Llera y Urrutia) descubrieron que la ciudadanía no quería aquel Gobierno. “Arquitectura institucional”: ¿igualando el voto?. Si fuese así, el PNV habría superado los 31 escaños. “Programa”: Hoy comienza el desfile de no pocos por las oficinas de Lanbide…Ya veremos.

  7. Todavía recuerdo aquella frase de Rubalcaba cuando lo del 11-M: “Los españoles no merecen un gobierno que les mienta”. Hermosa frase. Lástima que en el PSOE no opinen lo mismo sobre los vascos, que por lo visto sí merecemos un gobierno que nos mienta:

    El PSOE es una campaña de deslegitimación constante contra sí mismo. Menos llorar y más pensar en el país.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: