Posteado por: aberriberri | diciembre 9, 2009

Hamaikabat y Nafarroa

Joxemari Aierdi (Promotor de Hamaikabat Nafarroa)

Hace unos días tomaba el compromiso de escribir un artículo para explicar la posición de Hamaikabat en la política Navarra. Sea el inicio de un debate al que concurriré en cuantas cuestiones sean planteadas en clave de “crítica política”.

Lo que representa NaBai .

Vivimos en un Territorio donde la pluralidad es probablemente su rasgo más diferencial. Una sociedad plural, de mayoría progresista, gobernada sin pluralismo por una gran minoría – de derecha y derecha extrema –  que extranjeriza a una parte de su propia tierra. Desde su nacimiento NaBai es el referente indiscutible para aquella parte de la sociedad navarra que más excluida se sentía. Cuando se habla de NaBai, sobre todo desde fuera, se hace hincapié fundamentalmente en el continente, en su carácter de “coalición de partidos”, olvidando el contenido que es lo que realmente ha ilusionado al vasquismo progresita navarro.

  • Nafarroa Bai representa la apuesta más seria del vasquismo por construir desde el “cauce central” propuestas integradoras que arrumben las políticas excluyentes que vienen caracterizando al Régimen. Es la apuesta del Cambio político que ha desbancado a la “Navarra del EZ” del liderazgo vasquista, y que ha provocado que el Régimen tenga que intentarlo “todo” para impedir que NaBai sea determinante. Un “todo” que incluye el antinatural pacto Derecha-PSN.
  • Hay experiencias municipales que demuestran que cuando el vasquismo progresista ocupa ese “cauce central”, los ciudadanos le otorgan su confianza: Agrupación Puentesina, Unión Peraltesa de Izquierdas, Atarrabia-NaBai o Lekunberriko Taldea son buenos ejemplos de experiencias consolidadas. Esta forma pluralista de hacer política es lo primero que forma parte del ADN de NaBai. Y es este ADN el que Hamaikabat cree que tiene que recuperar el nacionalismo vasco: construir desde el “cauce central” es lo que llamamos los navarros de Hamaikabat, “la Nabairrización del nacionalismo”.

Lo que quiere aportar Hamaikabat al País

La CAV también es una Comunidad compleja y plural, con una construcción interna cuasifederal y realidades electorales diferenciadas. Los vascos y el nacionalismo vivimos una triple crisis: una global (la económica), otra endémica (la violencia) y otra nueva, la pérdida del Gobierno y la “navarristización” de Euskadi.

En la CAV el nacionalismo vasco ha liderado las instituciones desde el “cauce central”, construyendo país para todos y con todos; un ADN pluralista e integrador que se hereda desde los tiempos de Agirre. Frente a un nacionalismo español que lo ha intentado todo “legalmente” para devolver lo vasco a la España Uniforme, y frente a un movimiento totalitario que envilece la vida a diario y que desprestigia el problema vasco en el ámbito internacional. Sin embargo, desde el Gobierno Aznar y desde el Lizarra-Garazi, una parte del nacionalismo vasco y del español han ido saliendo del “cauce central” y de las visiones pluralistas para ir conformando los dos discursos soberanistas que han ido desplazando en parte a los discursos más integradores.

Efectivamente, en la CAV a través del pacto antinatura PP-PSE, están “navarristizando” la política llevando al Gobierno Vasco a un polo soberanista español, para llevarnos a la España Uniforme. Esta navarristización es interpretada de forma diferente por las diferentes organizaciones nacionalistas:

  • Hay quien cree que esto sólo ha sucedido gracias a la Ley de partidos. En Hamaikabat creemos que es cierto, pero que no es la única causa.
  • Hay quien cree que frente al polo soberanista español hay que construir un polo soberanista vasco. La visión integradora de Hamaikabat es incompatible con políticas frentistas. No nos gusta el polo que quiere Miguel Sanz en Navarra para afianzar el Régimen, ni el de López y Basagoiti en la CAV, ni el que se quiere montar desde el campo contrario. Genera vencedores y vencidos. Es lo contrario a la política integradora y gradualista que se ha defendido siempre desde el nacionalismo democrático, y lo que pretende poner en valor H1!.
  • Hay quien cree que ha ganado las elecciones como siempre y que le han robado la lehendakaritza. Es cierto que ganó Ibarretxe, pero hay que salir del discurso de “mirarse al espejo”, y “mirar más por la ventana”, escuchar más a los nacionalistas que se han ido a casa.

Lo cierto es que no hay más ciego que el que no quiere ver. ¿No es cierto que en 2005, con la misma ley de partidos, Ibarretxe y el tripartito habrían tenido mayoría absoluta? ¿Es cierto p.e. que “Donostia es una ciudad nacionalista en la que gana el PSOE cuando se presenta Odón”? ¿No es más cierto que el 1-M Patxi López –no Odón– sacó más votos que Ibarretxe + EA juntos en Donostia? ¿No es cierto que desde 2001 el nacionalismo vasco va perdiendo apoyo en la CAV? En H1! pensamos que hay que escuchar a más de 200.000 nacionalistas vascos que se han ido a casa desde el 2001 y preguntarse qué parte de responsabilidad tenemos. Que mientras se han mantenido los nacionalistas españoles y los totalitarios del MLNV, hemos ido adelgazando nuestra presencia en nuestro espacio, el “cauce central”. Que no hemos bajado sólo por razones de “continente” (romper la coalición), sino porque hemos eliminado parte del “contenido” integrador que ha ido llevando nacionalistas a casa. Que hemos perdido parte de nuestro ADN. Frente a la navarristización de la política vasca, los navarros de Hamaikabat proponemos la Nabairrización de la política nacionalista. Es decir, recuperar el “contenido” pluralista para construir el “continente” con partidos e independientes que quieran hacer nación desde “el cauce central”. Hamaikabat nace con el objetivo de construir nación para todos los vascos (nacionalistas o no) y, por qué no, con todos los vascos (nacionalistas o no).

Con este esquema, H1! no pretende inventar nada, sino Recuperar, Escuchar y Regenerar. Recuperar los mejores referentes del nacionalismo histórico, como Agirre o Irujo, que, guardando lo esencial del nacionalismo, supieron hacer nación contando con vascos no nacionalistas. Escuchar a la sociedad vasca, en especial a esa parte del nacionalismo que se ha ido a su casa en los últimos años. Regenerar el discurso nacionalista desde un espíritu crítico; criticando leyes injustas que trucan resultados electorales, pero preguntándonos qué tenemos que hacer para liderar la sociedad incluso con esta injusta ley.

No nacemos con la tensión de ganar elecciones desde H1!, sino para ayudar a que el nacionalismo integrador vuelva a liderar a la sociedad vasca. No nacemos para dividir al nacionalismo institucional, sino para unirlo en torno a la visión pluralista e integradora, para hacer en el resto del País el ejercicio que ha hecho NaBai desde su proyecto fundacional. Para reformular la Territorialidad, para que sea posible que vascos no abertzales sean capaces de reconocer el liderazgo del nacionalismo, e incluso votarle como ha sucedido antes (sobre todo en Alava). Acabar con determinados vicios que han ido alejando a los partidos de la gente, y devolverle la palabra y la confianza es uno de los retos fundamentales de Hamaikabat.

Lo que quiere aportar  Hamaikabat a NaBai

Hamaikabat, en clave de unión para el pluralismo, incorpora la concepción de “sujeto político” y de “territorialidad” del proyecto Político-Institucional de Nabai a su proyecto nacional:

“El nacimiento de Nafarroa Bai ha aportado formulaciones propias, constituyendo la única organización política que proclama a la ciudadanía navarra como sujeto político pleno, que posee una capacidad constituyente incondicionada y el derecho a establecer libremente su propio régimen político, así como el derecho de negociación con el Estado español para la creación de instituciones comunes de igual a igual. Es lo que NaBai define como ‘pactismo mayor’ o derecho originario, frente al ‘pactismo menor’ o negociación a la baja inspirador del Amejoramiento. Hamaikabat asume y defiende como propias estas formulaciones de Nafarroa Bai” (Ponencia Política de Hamaikabat)

Para H1! hay amenazas y oportunidades en NaBai que no podemos perder de vista:

  • Cada partido enriquece y aporta una forma diferente de ver las cosas pero somos conscientes de que el discurso de NaBai no es sólo “lo común” de los partidos. Es imprescindible construir un discurso propio de NaBai.
  • Electoralmente NaBai es más que la suma de los votos de los partidos. Los nabaizales no son estrictamente independientes, sino gente afiliada y no afiliada a partidos con una visión común, y que se reúne en espacios abiertos que llamamos nabaigunes:
  • Un discurso común propio de NaBai, más allá dede de los partidos.
  • Una estructura común, pues NaBai no puede seguir siendo una UTE de partidos. Debe ser un movimiento que, aunque mantenga la forma jurídica de Coalición, combine lo mejor de los partidos y la frescura de los no afiliados.
  • Una estructura con niveles suficientes de información y participación. Los nabaigunes han de ser permeables entre nabaizales (afiliados o no)
  • En este marco, la aparición de H1! en Nafarroa no va a aportar un “quinto” problema (para los nabaizales), o uno más a repartir (para los partidos). Desde la aparición de H1! hemos manifestado que en Navarra trabajaríamos como nabaizales “sin aportar nuevos problemas de partido a la coalición”. Los navarros y navarras de Hamaikabat se deberán distinguir por:
  • Defender el fortalecimiento de las estructuras comunes de NaBai fomentando los niveles de participación de todos los nabaizales, una de las asignaturas pendientes de la coalición.
  • Por ser máximos defensores del espíritu fundacional y colaborar en la construcción de discurso común y propio de NaBai.
  • Por servir de “argamasa” entre los partidos, ayudando a relajar tensiones, siendo percibidos como un apoyo y no como una amenaza.

Para nosotros, en Navarra, un militante de Aralar, de EA, del PNV o de Batzarre es un compañero nabaizale. Así actuamos y así vamos a seguir actuando.

Además de ser nabaizales, los nabaizales de H1! somos abertzales. Hamaikabat aspira a ser el referente del proyecto nacional de los abertzales de NaBai.  Por eso, cada vez que haya que opinar sobre temas de “ámbito nacional”, Hamaikabat Nafarroa opinará e intervendrá.

Entre las amenazas a NaBai no podemos ocultar nuestra oposición a “propuestas frentistas de acumulación de fuerzas” que, diseñadas desde una concepción extranavarra, liquidarían el carácter pluralista y de “cauce central” del ADN de NaBai. Propuestas que seguramente estarán en la agenda política de los próximos meses.

Consideramos que la concepción que H1! hace de la Territorialidad, la proclamación de la sociedad navarra como sujeto político, la defensa del Pactismo Mayor con el Estado, el “hacer nación con todos” como expresión del pluralismo (ciudadanía universal y nacionalidad a la carta), entroncan con lo esencial del pensamiento del nacionalismo institucional de Aranzadi, Irujo o Agirre.


Responses

  1. Excelente análisis Joxemari y mis mejores deseos.

  2. 1 diskurso sobre centralidad en la mejor linea dl nacionalismo historiko. El nacionalismo en Navarra ha tenido autentikos monstruos intelektuales k merece la pena reskatar del olvido y aprender de los mismos.

  3. Pues ya le podéis echar ganas los de H1!, si queréis ser compañeros de todos. A ver si además le echáis cordura para que este instrumento que tantas ilusiones levantó (NaBai) se presente en 2011, no sólo como UTE de partidos que se repartan los puestos, sino como la auténtica alternativa del Cambio. Que es lo que votamos la mayoría.

  4. […] en aberriberri.com el 09/12/09. Ver artículo. Documentos, El partido, Noticias var addthis_pub = ''; var addthis_language = 'es';var […]

  5. Muy buen post. Actitud constructiva.
    Os dejo una fantástica entrevista a Anasagasti:
    http://www.latxistorradigital.com/

  6. Ya era hora de que algun politico dijera la verdad sobre el declive electoral del nacionalismo. Que en 2005 hubieramos sacado mayoria absoluta (y con una Aralar mucho mas debil, no como en las ultimas, que recibio voto Batasuno). Y lo de Donostia, sin mas palabras, una verguenza.

    Lo primero para remontar, es el diagnostico, y con este estoy de acuerdo y espero que el PNV se de por aludido. Ahora tocaria hacer la receta del medicamento y me gustaria saber si ademas de conocer los males (que no es poco) Hamaikabat sabe tambien de remedios.

  7. Excelente análisisy no , menos excelente propuesta. Los nacionalistas de la CAV tenemos mucho que aprender de los nabaizales (de algunos, al menos).
    Zorionak!!

  8. Jose Mari,

    Inaki Kabasesek y Fermin Ziaurriz siguen en EA?

  9. Por lo que sé, tanto Iñaki como Fermín siguen en EA Nafarroa. La organización navarra de EA se ha movido tradicionalmente en la mejor línea del nacionalismo de “cauce central” que dice Aierdi. Y Cabasés, Ciáurriz o el mismo Aierdi han sido parlamentarios y el mejor exponente del nacionalismo integrador, capaz de ser interlocutores con fuerzas de distinta ideología.
    De hecho, después de las elecciones del 1 de Marzo se hizo una comida de trabajo con casi 150 eakides para valorar los resultados electorales de EA. La gente dio sus opiniones a través de mesas grupales de unas 10 personas, y se tomó nota de todo. Las bases de EA unánimemente basaron la derrota en:
    – la ruptura de la coalición
    – los ataques a Ibarretxe en el debate televisivo
    – la apuesta por el polo soberanista.
    Otra cosa es qué defienden para fuera de Navarra, o en los órganos nacionales del partido. Y no sé cómo digerirán estos estupendos nacionalistas la llegada del Polo cuando se haga realidad. ¿Mostrarán las bases la docilidad ante las consignas como en otras ocasiones? ¿Mostrarán su capacidad crítica o su rebelión como cuando las bases impusieron a Uxue como candidata en Iruña?¿O como cuando se rebelaron en 1984 ante la imposición del EBB de Arzalluz?
    Es una incógnita, porque al paso de los años los más críticos se han ido apartando. Pero en EA Nafarroa hay gente muy buena que ha sabido mostrar ambas actitudes. Pronto lo veremos. Y de su actitud dependerá, en parte, el futuro de NaBai.

  10. A tope con Nafarroa Bai

  11. El artículo de Joxe Mari es de manual. Para archivarlo y releerlo de cuando en cuando. Yo creo que es de las mejores síntesis que he leído del espíritu fundacional y de las razones por las que tanta gente acogió con ilusión y con cariño la irrupción de NaBai.

  12. Como no podía ser de otra manera, estoy bastante de acuerdo con el análisis de Joxemari, pero leyéndole detenidamente me asalta una duda; ¿Cuál era el espíritu fundacional de Nafarroa Bai? O mejor ¿Todos los que intervinieron en la fundación de Nafarroa Bai lo hicieron con el mismo espíritu?.

    Y, lamentablemente, la respuesta es NO.

    Tal y como yo lo veo, existieron tres espíritus divergentes que propiciaron el nacimiento de la coalición en un momento en que el interés de los tres era coincidente.

    Por un lado están, y estaban, quienes a la vista de la situación de marginación y aparheid en que se encontraba el nacionalismo vasco en Navarra entendieron que el objetivo fundamental era la “normalización” de la vida política navarra, algo así como que el hecho de ser vasquista y progresista en Nafarroa no fuera similar, con las debidas cautelas y diferencias entre las situaciones, a llevar la estrella de David en la Alemania del 39. Estos navarros apostaron por el BAI, por crear una estructura política abierta, de cauce central, que pudiera alojar bajo un mismo techo a todos aquellos que creían que otra Navarra era posible, y que esa Navarra silenciada debía tener su propia voz primero y responsabilidad de gobierno después.

    Estaban, y están, por otro lado los que hastiados de casi tres décadas de “Régimen” monocorde, y monocolor, de UPSN entendían que la prioridad era acabar con ese estado de cosas, distanciar al PSN de UPN y propiciar, primero una voz y más tarde, un gobierno alternativo, un gobierno de “progreso” que, por primera vez en la historia, arrebatase el poder navarro a los “dueños del cortijo”, en palabras castizas mandar al corellano a escardar cebollinos.

    Y, por último, estaban, y están, quienes creyeron en una coalición de fuerzas nacionalistas que garantizase una unidad de acción abertzale en Nafarroa ajena a la violencia, con una clara proyección de izquierda que en un principio habría que aquilatar para no “asustar” a nadie y que con el tiempo y el éxito electoral podría ir descubriendo sus cartas y liderando el proyecto.

    Evidentemente estos tres espíritus no eran estancos, en un principio eran incluso bastante permeables, ni respondían exactamente a la militancia partidista aunque a primera vista lo pudiera parecer. Es más, se podían encontrar militantes de los cuatro partidos adscritos a cualquiera de estas tres corrientes, y ya no digamos entre los independientes o el electorado en general. De la misma manera que había nabaizales que podían estar de acuerdo con uno, con dos o hasta con los tres planteamientos.

    En este contexto los partidos dejaron hacer, y dejaron hacer tanto que se llegó a las Jornadas de Golem donde nació la Na Bai ideológica, quizás el error de los nabaizales fue no salir de allí con la Na Bai organizativa, o quizás tanto no se hubieran dejado…

    Pero llegaron las elecciones del 2007… Y primero la confección de listas, lo que garantizaba la estabilidad económica de los partidos, cerró los cauces de permeabilidad entre nabaizales de las tres corrientes, y de los cuatro partidos, y luego el “agostazo” que dio al traste con las esperanzas de los adscritos al segundo espíritu fundacional, dejaron tocada de ala a la coalición, donde subsisten dos proyectos diferenciados, unos cuantos intereses partidistas y una bomba de relojería…

    El primer proyecto es ese que identifica Joxemari como espíritu fundacional, y en el que yo personalmente también creo, y es la Nafarroa Bai del BAI, de la integración del mensaje, del acuerdo y del cauce central, la Na Bai de la suma que necesita urgentemente estructurarse y definir su mensaje. El reto es que esa estructura y ese mensaje sean de integración y que en ella y con él nos sintamos todos cómodos y que además respondan a la centralidad, y aquí no estoy hablando de izquierda ni derecha en el sentido tradicional algo que por otra parte tiene cada vez menos sentido, sino de los intereses de los navarros.

    El otro proyecto que subsiste es de de la unidad de acción abertzale liderada por la izquierda tradicional, donde se mantienen todavía claras connotaciones antisistema, apuntalado más si cabe por los objetivamente buenos resultados de Aralar en la CAPV.

    Así mismo, el interés partidista ha sustituido a los “independientes” como argamasa de unión de la coalición, en este sentido los resultados electorales de las elecciones europeas fueron un auténtico aldabonazo a las expectativas de los mismos por separado, en la que todos saben que hace mucho más calor dentro que fuera.

    Y por último nos encontramos con la bomba de relojería que constituye en este momento EA, probablemente ni su militancia ni la propia EA Nafarroa, sino la EA nacional que mira a Maltzaga y a Batasuna, una Batasuna que sabe que el enemigo a batir en Nafarroa para recuperar el liderazgo que una vez ostentó es Na Bai, una Batasuna para que Na Bai es “pieza”.

    Y es con estas mimbres con las que seguimos quienes creemos en el proyecto Nafarroa Bai…

    Pero es que si esos tres espíritus confluyeron un día en sus intereses y dieron salida a Na Bai a día de hoy solo el primero de ellos garantiza de pervivencia de la coalición y la propia supervivencia del nacionalismo vasco en Navarra, pues tiene en si mismo el paraguas para resguardar a los otros dos, desde la integración y el entendimiento, desde el BAI.

    El segundo, y como para muestra vale un botón sea este el del blog del Rockero-socialista Uriz (http://joseluisuriz.blogspot.com/2009/12/politica-el-arte-de-lo-posible-y-de-lo.html) con párrafos tan esclarecedores como:

    “…la posibilidad de que en el 2011 aquella experiencia frustrada para acordar un gobierno de progreso en Navarra pueda hacerse realidad. El “navarrómetro” recientemente conocido apunta a que poco se mueve el escenario político, es una foto fija desde hace varios años, pero no contempla dos elementos fundamentales para que eso pudiera ser posible: que Aralar se presente en solitario, lo que permitiría al PSN ser segunda fuerza política y liderarlo con la autorización, esta vez sí, del PSOE, y que un nuevo proceso de paz se abra permitiendo a la izquierda abertzale radical poner en práctica su nuevo proyecto con EA y otros, permitiendo su entrada de nuevo en el Parlamento de Navarra. La suma de estas dos circunstancias abriría la posibilidad de un nuevo escenario político favorable a un cambio de gobierno demandado por amplias capas de la sociedad navarra”.

    pasa por la fractura nabaizale, la recuperación de espacio por parte del PSN y el ninguneo del nacionalismo institucional.

    Y el tercero nos llevaría inevitablemente a la restricción de espacio tanto político como electoral asumiendo como propio un mensaje ajeno a una importante parte del electorado nabaizale. Así, lo que sería un problema menor dada la cualidad de fuerzas mayoritarias en Na Bai de EA y Aralar y su dinámica de contrapeso, se convertiría en un problema mayor en caso de que esa bomba de relojería que hoy supone EA acabase por estallar.

    Estoy de acuerdo con Joxemari que ese papel de nabaizale que se autoadjudica Hamaika Bat en Nafarroa es el que ahora le corresponde, y probablemente el que necesita la coalición, pero veo más que probable que sea a ellos y al PNV a quienes corresponda a medio plazo convencer a todos los nabaizales de EA, de Aralar, de Batzarre, independientes, electorado en general e incluso a las gentes de sus propias filas que la Nafarroa Bai posible es la del cauce central, la del Bai, aunque ello suponga ser los que más sacrifiquen en el proyecto.

  13. Sencillamente BRILLANTE, Ander. Tómate una tónica con güiski a mi salud.
    De lo que propone Joxemari y lo que matizas tú me sale una conclusión:
    – Recuperar el proyecto fundacional de NaBai en su versión 1 de las tres que planteas.
    – Recuperar y desarrollar el Nabai ideológico de los “Golem” en la que también coincidís.
    – Aprobar la asignatura pendiente de la Nabai organizativa que dejamos en los Golem.
    Desde luego, ése es el camino para todos los que creemos en el Nabai pluralista que quiere construuir el Cambio desde el “cauce central”.
    Porque el proyecto 2, el de mandar a escardar cebollinos a los excluyentes, no debe ser el proyecto, sino la consecuencia de las cosas bien hechas.

  14. Akullulari y Ander, de acuerdo con casi todo pero el horno no esta para bollos. EA ya se ha decidido por el polo y está a la espera de un mínimo gesto de ETA (una mini-tregua o similar) para montar el tinglado que le permita recuperar el poder institucional que ha perdido en los últimos años.

    Aralar ni te cuento, porque anda poniendo a parir a los demás partidos y Rubalcaba les ha hecho creer que sólos van a sacar 10 parlamentarios en Nafarroa. El PNV es minímo y ni se lo oye, y Hamaikabat ni te cuento.

    Si las elecciones son en 2011, las cosas deben quedar claras en 2010, o se viene la cosa encima y con el panorama UPN-PSN para muuuchos años (con la ayuda del PP si hiciera falta, no me cabe ninguna duda) no hay mucha alegría. La única esperanza de NaBai son los nabaizales.

  15. Aunque el discurso de Hamaikabat puede sonar bien, tiene el inconveniente de que si no se llega a las instituciones, su aplicabilidad es manifiestamente menor. En Navarra ya veo que apuesta por integrarse en NaBai como nabaizales, en la CAPV qué piensa hacer, ¿acudir también en coalición? Creo que hay demasiado partido para tan pequeño espacio. EA parece que quiere ir con Batasuna, no si lo conseguirá. Me da la impresión que Aralar quiere liderar el espacio de “izquierda abertzale”, su propio polo, no si con Maltzaga, Lokarri, ELA o vete a saber quién, o puede terminar en el polo soberanista, siempre que le den parte importante de la tarta.

    El PNV, por mucho que digan, practica una política económica socialdemócrata, desde luego mucho más que el PSOE, así que el espacio de Hamaikabat lo veo muy chico, salvo que quiera influenciar al PNV en una coalición. Hamaikabat no se cuántos votos tiene pero tiene discurso claro y diferenciado. Todo lo contrario que el PNV, que no sabe a qué palo darle.

    En fin, sea lo que sea, mejor dos coaliciones que 5 (HB-EA-Aralar-H1-PNV) partidos por separado, sin contar con Alternatiba, EB y quien se anime. Que el pacto PP-PSOE tiene todavía muchos experimentos que hacer.

  16. […] el reciente artículo de Joxemari Aierdi, “Hamaikabat y Nafarroa“, se plantearon interesantes cuestiones, algunas recogidas en la ponencia de Hamaikabat, […]

  17. […] el reciente artículo de Joxemari Aierdi, “Hamaikabat y Nafarroa“, se plantearon interesantes cuestiones, algunas recogidas en la ponencia de Hamaikabat, […]

  18. No queda claro si hay proyecto jeltzale propio y diferenciado.
    La referencia de la IA en NaBai es clara, Patxi Zabaleta, que lleva siendo referencia muchos lustros, y hace bien su trabajo de afianzamiento de su partido compatibilizandolo con la lealtad a la coalición. Pero donde no veo una persona de referencia es en el proyecto del nacionalismo histórico de PNV+EA+H1!, porque si me permitís no veo que Maiorga, demagogo y populista, sea una referencia.
    ¿No hay un/una jeltzale con ambición y cualidades para ser la cabeza visible del nacionalismo institucional en Navarra los próximos 10 años? Alguien que marque el terreno y permita que se visualice el BAI y la distancia con la IA de Zabaleta. Alguien comprometido que sea un afiliado relevante y proyectable de uno de los partido nacionales mencionados

  19. Ander,

    no sólo hay que estar en el “cauce central”, hace falta una cabeza visible y comprometida que no tenga miedo en polemizar con los actuales socios si es necesario (doy por supuesto que con los
    no-socios batallará a tope)

  20. Planteas muchas cosas, Igea: proyecto (cuanta disposicion hay para proyectar en el abertzalismo?); jeltzale (que perfil podria tener este caracter en el siglo XXI?); en Nafarroa (la politica navarra, caracteriza o no de forma especial los proyectos politicos?) y “cauce central” (hacia dentro o mas alla del jeltzalismo?). Ahí es nada.

  21. KEPA plantea la necesidad de una figura relevante de la cultura política de PNV+EA+H1! Desde luego que personas de esta cultura política con cabeza y prestigio las hay. Y sería estupendo que alguna figura pública actual ostentase ese honor. Pero, sinceramente, creo que no es el momento:
    1.- Bastaría echar aquí algún nombre para que fuera condenado a los infiernos por el stablishment de la coalición.
    2.- Habría que hacerlo en período claramente no electoral, o con los candidatos claramente definidos. Si con un pedazo de candidata reconocida por la mayoría de NaBai como Uxue, andamos quitando hierro a la boutade de EA de proponerla de esa manera (o a la campaña rastrera que se le hizo desde otro partido, y que hemos podido comprobar en este Blog), ¿te imaginas Kepa que ahora sueltas otro nombre, aunque no sea candidato?
    3.- Creo que es más interesante que el referente se lo gane haciendo discurso inteligente, incluyente y claramente nabaizale. Y que sea en el momento adecuado.

    En todo caso, Kepa, efectivamente sería ideal tener a alguien como un referente ideopolítico que además no compitiera. En su ausencia, el discurso de Uxue es perfectamente asumible por la cultura política de esos tres partidos.

  22. ALKARGUNE: planteas varios temas de envergadura.
    1.- Efectivamente, o se define lo jeltzale para el siglo XXI, o habrá que convenir que en cada uno de esos tres partidos convergen jeltzales convencidos, jeltzales asimilados, y no jeltzales. Y aceptarlo con naturalidad. Por ejemplo, hace unos años habría sido impensable en el PNV (y en EA) su postura última ante el aborto, y no deja de ser jeltzale.
    2.- Sí. La política navarra caracteriza especialmente a los proyectos políticos.
    2-a.-Hay un “cauce central” en el Tercio sociológico del vasquismo progresista. Un Tercio plural que requiere transversalidad interior y con un “cauce central” representado por el proyecto fundacional de Nabai.
    2-b.- Y hay un “cauce central” PLURALISTA en la sociedad navarra que incluye a vasquistas y no vasquistas. Navarra es una sociedad plural gobernada sin pluralismo. NABAI no puede hacer sola el Cambio, y éste no se puede hacer sin NABAI. El Cambio que se pedía en 2007 – y que se sigue reclamando – se basaba precisamente en el “cauce central” PLURALISTA buscando una Nafarroa Osoa o incluyente e integrada en todos los sentidos.
    Si algún partido pretende acabar con la pluralidad de NaBai, nos llevará al frentismo y a la exclusión de sensibilidades dentro de la coalición. Y esa NaBai nos sacaría del “cauce central” de la Navarra Pluralista. Como mucho, Nabai sería una Euskal Herritarrok para una vuelta al pasado. Es decir, la consolidación del Reich SanzBarcino de los mil años.
    ¿Cómo lo veis?

  23. Akullularia jauna,

    se ve que algunos habeis pensado mucho sobre estos asuntos. Mil esker por tus comentarios

  24. […] Aberriberri.com blogean argitaratua 2009/12/09. Ikusi artikulua. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: