Posteado por: aberriberri | octubre 28, 2009

Por una arquitectura constitucional vasca postestatutaria y retrovanguardista (I)

Iñigo Lizari

arquitectura_constitucional

Se han cumplido 30 años de Estatuto y el abordaje de la cuestión que hoy se pretende plantear aquí requiere del cumplimiento previo de dos premisas:

  1. El cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika de 1979
  2. La definición a través de la tan esperada futura Ley Municipal Vasca  del lugar que ha de ocupar el municipio en modelo institucional desarrollado durante los últimos años en el seno de la Comunidad Autónoma de Euskadi, desde la recuperación en la medida de lo posible de la visión republicana del municipio vasco que se generalizó en territorios como Bizkaia a  lo largo del siglo XVIII. Visión donde esa visión republicana no se circunscribía al propia territorio histórico sino que se extendía a los entes locales asociados que constituían el territorio vizcaíno como una estructura federativa basada en la construcción en dirección ascendente (de abajo arriba).

El no cumplimiento íntegro del Estatuto con 36 competencias  y/o servicios (algunas exclusivas) pendientes por transferir, constituye un fraude ya a su letra como a su espíritu, pero sobre todo constituye un fraude al propio modelo constitucional español que desde 1978 se consagra como Estado Democrático de Derecho en donde dicho Estatuto según la propia doctrina del TC íntegra lo que se ha venido en llamar bloque de la constitucionalidad. Dicho esto, abordar en estas condiciones, tal y como se ha pretendido y aún se sigue pretendiendo, un proceso de reforma estatutario, es algo ingenuo.

  • A.- No se puede dar por agotado algo que aún no se ha desarrollado por cuanto ni tan siquiera han sido transferidas las facultades para tal desarrollo, y porque ni tan siquiera en aquellas ya transferidas se han ultimado todas sus potencialidades.
  • B.- Si han incumplido un estatuto de menor calado, nada invita a pensar que firmando uno nuevo de mayor calado vayan a cumplir con el nuevo. Vamos que lo incumplirán todavía en mayor grado.
  • C.- Que una reforma estatura “estricto sentido” o “estricto nombre” no es precisamente lo mejor que pueda hacer una Comunidad Autónoma como CAV para aprovechar las potencialidades que le ofrece la Disposición Adicional Primera de la Constitución Española en combinación con la mención específica de la Disposición Derogatoria  punto 2º.

Este sencillo ABC, por elemental que pueda parecer, resulta que no cala y hoy desgraciadamente se está a otra cosa, y así nos va. Es necesario corregir esta deriva, pero sobre todo es necesario corregir el desarrollo institucional invertido llevado en la CAV de forma que invirtamos esta dinámica que nos ha conducido a desarrollar de “arriba a abajo” un Estatuto en 1979, una Ley de 1983 llamada LTH que es una Ley de relación entre los Territorios Históricos y los Órganos Comunes de la CAV y  en 2010 si se da el caso una Ley Municipal.

Completado el Estatuto y desarrollada esta Ley Municipal Vasca y recuperado en lo posible esta concepción vasca republicana de los entes locales, la pregunta a realizarse es la siguiente: ¿Como abordar desde un esquema propiamente vasco que necesariamente requiere un articulación de “abajo arriba” el futuro desarrollo institucional de la es que hoy la CAV de cara a la futura articulación de los Territorios Históricos con los Órganos Comunes como el Parlamento y el Gobierno Vasco  y de estos con la instituciones del Estado Central?

A mi juicio la respuesta a esta pregunta la marca el desarrollo de la Comunidad Foral Navarra, y más si tenemos en cuenta que las potencialidades que a priori se le brindan a los Territorios históricos de la CAV tienen un potencial superior derivado de la disposición derogatoria. Disposición que expresamente Deroga las leyes abolicionistas de los fueros de 1839 y 1976.

A mi juicio, las potencialidades del las citadas Disposiciones de la Constitución Española  no han sido exploradas aún. Es más, creo poder hacer la siguiente afirmación: Propiamente no ha existido una “reintegración competencial foral postabolicionista” sino una simple “reintegración institucional foral postabolicionista” de forma que en nuestras Territorios Históricos, las Diputaciones no son Provinciales sino Forales, y las mismas están sometidas a un Parlamento como las Juntas Generales que pronto será equiparable a una asamblea legislativa si sus normas forales, como pronto se espera, tengan reconocido rango legal cuando versen sobre cuestiones tributarias.

La capacidad tributaria derivada de los Conciertos Económicos es una competencia de raíz foral preabolicionista que deriva de la fase postabolicionista. En otras palabras, los Conciertos Económicos derivan de la época de Canovas y le sobrevivieron a él y a su abolición foral llevado a acabo en aquel fatídico año 1976. Luego no se trata de ninguna competencia de las abolidas por Cánovas de Castillo que haya sido reintegrado ahora, sino que se trata de una competencia abolida por el dictador Francisco Franco para el caso de Gipuzkoa y de Bizkaia (Alava la mantuvo) a las que consideró provincias traidoras.

Nada se ha reintegrado desde un punto de vista competencial de aquellas amplias e integrales competencias (justicia etc..) que desarrollaban las instituciones de los Territorios Históricos, no son repúblicas autogobernados bajo la protección del soberano por la vía de la Disposición Adicional Primera. Es decir, desde el reconocimiento de una potestad originaria con base a una constitución propia y privativa de la que derivan los derechos históricos, sino que al margen de los conciertos económicos, cuantas competencias se han transferido a la CAV se han realizado a través de una autonomía garantizada por el título VIII. de la Constitución Española. Una transferencia que deriva de una única soberanía nacional reconocida, y por tanto, las tenemos reconocidas como competencias derivadas de las competencias estatales.

Por eso, antes de entrar en un análisis de intentar anticipar una hipótesis de solución que se intentará esbozar en la segunda parte de esta serie, tenemos que optar por la vía Navarra (Ley de Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Fuero Navarro-LORAFNA). Evidentemente negociada por una amplia representación institucional y refrendadoa por los ciudadanos (condiciones que conviene recordar no ocurrieron en Nafarroa). Una reintegración adaptada a nuestras peculiaridades que por efecto de la Disposición Derogatoria nos son más favorables (es decir sin necesidad de caer en su cuarentayunismo) y matar tres pájaros de un tiro:

  • 1º.- Abordar el encaje de los nuevos entes locales Vascos dentro de los Territorios Históricos.
  • 2º.- Abordar el encaje de los Territorios Históricos con los órganos comunes.
  • 3º.-  Abordar el encaje  de los Órganos Comunes de Euskadi con los Órganos Centrales del Estado a través de una Ley Orgánica de parcial reintegración y actualización de los fueros de bizkaia, Araba y Gipuzkoa (LOPRABAG).

Digo reintegración parcial, porque debemos ser escépticos con relación al actual marco Constitucional respecto a las posibilidades efectivas de llevar a cabo una reintegración foral actualizada plena. Se trata de la constitución de un estado unitario que garantiza el derecho a la autonomía y no la constitución de un estado federal, aunque para el caso de los territorios históricos se hace una salvedad al reconocer la preexistencia de un derecho constitucional originario anterior a la propia constitución española (aunque no sea estrictamente el término empleado sino el de “derechos históricos de los territorios forales que la constitución ampara y respeta”).

Sin embargo, una reintegración parcial que agotara o ultimase los límites constitucionales aún no explorados de la constitución y que nos permitiese reconstituirnos en una Comunidad federal Foral de Euskadi (teniendo en cuenta la que relación politerritorial histórica de esta comunidad es a todas luces federal) aunque la relación de esta comunidad con el Estado no sea federal, sino algo sui generis aún por perfilar.

Esto, sin duda,  nos garantizaría una bolsa de oxígeno para seguir avanzando (siguiendo el esquema de aunar la voluntad mayoritaria de la sociedad vasca) en nuestro propósito común de toda la familia JELtzale de alcanzar algún día una reintegración foral actualizada plena, y nos supondría el reconocimiento actual de un núcleo competencial originario mayor, no alcanzable por ninguna otra comunidad y que debiera resolver las nuevas relaciones con de soberanía compartida con las cuestiones ya en menos de las instituciones europeas.

(Continuará…)


Responses

  1. Si el Estatuto y sus transferencias, no se han cumplido hasta la fecha, la organización vasca “de abajo hacia arriba” en una concepción republicana -municipal- significa que por el camino emprendido, jamás se cumplirán.
    Lamentablemente, será en vano esperar peras del olmo.
    Mientras tanto pretender hegemogías, liderazgos o conducciones que no existen, no tiene mayor sentido.
    Tampoco tiene sentido que otras corrientes que piensen que son vanguardia, pretendan insistir en caminos que solamente conducen a la disgregación y por tanto al fracaso.
    Si no hay una verdaderas “voluntad” de sentarse a discutir todos y cada uno de los puntos en vista a una estrategia común, nada tendrá sentido ni será viable.

  2. Felicitarte por el estudio realizado, Iñigo, por la dedicacion, aunque no este en todo de acuerdo contigo, leeré el art. con mas detenimiento y te mandare las conclusiones.

  3. Estimado Iñigo:
    Tal y como bien dices “Si han incumplido un estatuto de menor calado, nada invita a pensar que firmando uno nuevo de mayor calado vayan a cumplir con el nuevo. Vamos que lo incumplirán todavía en mayor grado”.

    Pero abundando en ese concepto, si durante 30 años se ha procedido a un bloqueo sistemático del desarrollo del Estatuto de Gernika y ese bloqueo no ha provocado ningún desgaste en PP y PSOE, nada invita a pensar que exista la más mínima disposición a explorar las potencialidades del las citadas Disposiciones de la Constitución Española.

    Mi impresión es que ese es un camino cerrado.

  4. Por aportar una visión distinta, yo creo que siempre se ha enfocado mal el desarrollo de las negociaciones entre Euskadi y el Estado a la hora de plantear tanto el Estatuto de Gernika como todos los demás intentos posteriores.

    El Estatuto de Gernika fué obra de EAJ-PNV, tanto en su concepción como en su desarrollo. En este tema, ni PSE ni PP ni nadie puede decir que ha tirado del carro a la hora de negociar competencias. Más bien todo lo contrario. Es por ello de un cinismo sobrecogedor observar cómo festejan el incumplimiento. Sirva esto como dato para definir claramente a quién tenemos al lado.

    Pero el eje de lo que planteo es lo siguiente: si hay que abordar una negociación de un nuevo modelo de relaciones entre Euskadi y el Estado, el quid de la cuestión es qué ganancias potenciales obtienen ambas partes, como en cualquier negociación.

    Para obtener el éxito en esa futurible negociación habría que plantear un escenario en el que ambas partes puedan llegar a beneficiarse del éxito de esa negociación.

    Esa forma de ver las cosas eliminaría aspectos emocionales a la negociación y dejaría todo en un plano mucho más racional.

    Resumiendo, en cualquier negociación que uno aborda en esta vida lo que siempre hay que plantearse es ¿qué puedo ganar con esto?, ¿Cuál es la mejor alternativa a no alcanzar un acuerdo?

  5. Efectivamente el tema está campo está.

    Sin embargo si algún avance se produce será por esa via. Algunos miembros del EBB lo tienen claro y de hecho ante la previsión de embarrancamiento defintivo del plan Ibarretxe encargaron un estudio que explorase esa vía para tenerlo en el congelador.

    El “ínclito” Jesús Eguiguren PSE-PSOE apunta por la vía de los derechos históricos como mecanismo de solución al conflicto vasco y tiene una tesis doctoral.

    Miguel Herrero y Rodriguez de Miñón plantea que los Territorios Forales que accedieron al autogobierno por la vía de la disposición adicional primera de la constitución no están limitados por el título VIII de la misma que es para aquellos autonomias creadas por medio de la constitución, y no para las preexistentes.

    Para mi la cuestión reside en la recuperación de la confianza, y tengo la sensación de que en los últimos años hemos procedido es justo a lo contrario de eso, es decir, en ahondar esta pérdida de confianza con quienes se supone tienen que ser nuestros interlocutores, y esto no se recupera de la noche a la mañana.

    Si en Madrid en lugar de tner 5 Diputados tuvieramos 7 nos iría también mejor, y con un discurso más coherente y constente de carácter auténticamente JELtzale

  6. Quería decir que con un discurso más coherente y constante de carácter auténticamente JELtzale que se distinga de otros dicursos nacionalistas ajenos a nuestra tradición, también nos iría mejor.

  7. Hay un punto importante en el que discrepo de tu argumentación: “la cuestión reside en la recuperación de la confianza, y tengo la sensación de que en los últimos años hemos procedido es justo a lo contrario de eso, es decir, en ahondar esta pérdida de confianza con quienes se supone tienen que ser nuestros interlocutores”.

    La confianza tiene siempre un carácter bidireccional y nadie puede negar que las actuaciones del estado en esta materia (“…por sus hechos les conoceréis”) no ha sido precísamente generadora de confianza.

    Tampoco hay que olvidar que con los que se negocia son a la vez rivales en la gestión de lo público en Euskadi, y en su caso han resuelto el posible conflicto de intereses en una sola dirección: los intereses de los partidos españoles en Euskadi están supeditados a los intereses del estado. Dicho de otro modo, a López no le importa que se capen competencias en Euskadi mientras él pueda seguir optando a estar donde está. Creo que a nadie se le escapa que la negociación de futuribles transferencias va estar muy condicionada a la baja.

    Así pues, creo que es injusto decir que nuestras actuaciones han fomentado la pérdida de confianza. Para mí, en este caso, hemos estado negociando con un “estado trilero” y no con alguien serio y con palabra.

    En cuanto a la opinión de Egiguren …. ufff, ese es un personaje que sólo nos desea lo peor. Partiendo de la base de que es un maltratador de mujeres condenado, del rencor y el odio que manifiesta hacia todo lo jeltzale, y de que en los últimos años “se ha lucido” con sus profecías sobre el fin de ETA … no me inspira NINGUNA confianza.

  8. D Eguiguren no me fio 1 pelo. Es el modelo d Otegi y Rafa xa kuando lo poli-mili no de xa mas. Ahi tenemos a los euskadikos d ejemplo.

  9. A Urtine:

    Yo estoy de acuerdo con lo que dices Urtine.

    Debemos decir alto alto y claro que la primera y mayor deslealtad la comete el Estado Central Español al dictar la LOAPA tras el Golpe del 23-F.

    Tumbada la LOAPA por la Sentencia del TC opta por congelar por la “vía de hecho” dichas transferencias de comptencias que no pueden ser cercenadas.

    Las comptencias no se pueden rebajar ¿pero la transferencias quien o como se obligan? Y aquí es donde no se han cortado el pelo.

    Yo diré, yo no hubiera redactado un nuevo estatuto. Pero hubiera utilizado una serie de maniobras para hacer cumplir el estatuto que no han sido utilizadas.

    Ibarretxe hizo una serie de amagos como el de dar un plante en tiempos de azanar con todos los consejeros en pie, no transferir no se que dinero al Estado, pero fueron amagos.

    Para mi las pasadas han sido las legislaturas de las amagaduras. Trabajo efectivo en incremento del autogobierno poco. Tengo la sensación que los del PNV de ahora en Madrid aún a pesar de estar en la oposición están consiguiendo más.

    El objetivo nº 1 es el cumplimiento del Estatuto de Gernika, “gero gerokoak” y aquí tenemos todas las de ganar.

    Me ha parecido muy importante lo siguiente que has dicho Urtine:

    “Pero el eje de lo que planteo es lo siguiente: si hay que abordar una negociación de un nuevo modelo de relaciones entre Euskadi y el Estado, el quid de la cuestión es qué ganancias potenciales obtienen ambas partes, como en cualquier negociación.”

    Por ejemplo, la famosa transferencia de de la Seguridad Social, rotura de la caja única etc…. donde por cierto Esuakdi a buen seguro es deficitario. ¿Que te ofrezco a cambio’

    Yo te digo trasnfiereme esta comptencia y la comptencia de determinar la edad de jubilación, a cambio te quito un déficit, el que tienes con Euskadi, y soy el primero en el que en todo el Estado se pone “el cascabel al gato” hago que los funcionarios vascos y otros trabajadores se jubilene a los 70 años y te sirvo de experiencia piloto para que la utilices dentro de una década.

    Esto un gobierno Central lo puede vender bien para los españoles. Está claro que no estás privilegiando a nadie, sino más bien perjudicando y quitando un déficit a la cja única con un territorio donde se gasta más que el que se recibe.

    Para mi eso es ser persuasivo, y creo que también se deben utilizar

  10. Yo kreo k ni kon esas se presuade. Se persuade kon 1 mayoria absoluta del PNV, movilizando a todo kiski en defensa de las kompetencias no transferidas o haciendo 1 referendum (derecho a decidir, os akordais) xa ver k es lo k entienden los vaskos x la transferencia del regimen ekonomiko de la seguridad social y pedir la transferencia inmediata de lo k keda. Es decir 1 referendum sobre kompetencias del estatuto no se podria prohibir x ning1 part y akojona 1 rato. Y x supuesto, seguir negociando los presupeustos a kambio d transferencias. Tardar 35 años es mejor k tardar infinito o estar 10 años para2.

  11. Suscribo lo que dices 100% Igomendi.

    Además esa y no otra es la formula de gnar cierta legitimación social perdida. auí la clave es la de siempre GNAR GANAR Y GANAR TODAS Y CADA UNO DE LAS ELECCIONES.

    Pero el Marketing es importante, y lo descuidamos, creemos que con decir : mirad somos los abertzales! ya es suficente y ni de coña.

    Cada vez ese mensaje vale menos. Cada vez la gnete pregunta más bien ¿Y tú que me das?

  12. En la lista de competencias, que supuestamente, aún no han sido transferidas, dada a conocer hace unos días por Anasagasti, se incluye Turismo. Me pregunto de qué fue Consejera Rosa Díez hace más de diez años…..

  13. […] En el número anterior se afirmaba como tan sólo se ha dado una cierta Reintegración Foral Institucional, pero propiamente no ha existido ninguna Reintegración Foral Competencial de cuanto fue abolido en 1876 (los conciertos económicos son pactos postabolicionistas). Con el Estatuto de Gernika de 1979 se exploraron a fondo las potencialidades del titulo VIII de la Constitución estando competencialmente virgen e inexploradas las potencialidades derivadas de la Disposición Adicional Primera de la constitución en combinación con la disposición derogatoria, bastando como botón de muestra el hecho de que ni tan siquiera nos denominamos Comunidad Foral de Euskadi como la hace la Comunidad Foral Navarra. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: