Posteado por: aberriberri | marzo 14, 2009

Conversos de oro y conversos de plomo (2)

Iñigo Lizari

[Continuación de “Conversos de oro y conversos de plomo (1)”]

Luis Haranburu Altuna no oculta sus simpatías por Patxi Lopez y sin embargo no duda en contradecirle para afirmar como lo hace Antonio Elorza que efectivamente el PNV es una religión política.

Sin embargo debería de saber que el PNV no es una religión política, sino un partido que ha sabido concitar un sentimiento de adhesión casi religioso, porque el PNV ha sido un partido de valores, porque el PNV nunca ha sido un partido de cuadros ni de clases, sino que ha sido un partido abierto a todos los que se abran a estos valores y con vocación de hacer política para todos, que le ha permitido configurarse como un partido-comunidad que le ha configurado esa peculiaridad tan única.

El PNV no es una religión política, pero el PNV ha sostenido a lo largo del siglo XX todo un credo: la Democracia Cristiana. La Democracia Cristina la creo en la práctica el PNV pues fue el primer partido el poner en práctica las políticas activas que respondían a este credo, la doctrina social de la Iglesia. Es el PNV junto con otras fuerzas políticas  la que funda la democracia cristiana europea. Y la democracia cristiana europea es la que fundó la Europa que conocemos hoy como lugar de paz y concordia que ha permito el arraigo del Estado Democrático y Social y de Derecho.

Son otros credos tan férreos cuando no plomizamente defendidos por otros que ahora se prestan a dar lecciones, entre lo cuales podemos contar al Sr. Haramburu Altuna, los que han quedado atrás definitivamente en la historia para el bien de la humanidad, y esto es lo que duele algunos.

Pretenden lavar su conciencia pretendido echar las culpas al nacionalismo vasco de los desmanes causados a esta sociedad vasca por la deslegitimación institucional de la que fueron cómplices, por ser defensores de ideologías víricas político-militares que se envolvían bajo el manto de la ikurriña, cuando el nacionalismo institucional lo único que pretendió es la conformación de una comunidad nacional asentada sobre valores vascos en connivencia con los demás valores universales. Por el contrario ellos quisieron utilizar el nacionalismo vasco para dotarse de un marco donde poder realizar sus peculiares obras de ingeniería política. Pero en este aspecto de la deslegitimación espero explayarme en otro capitulo.

Pues bien, entérese usted,  Sr. Haranburu Altuna, que para su desgracia es a nosotros a los que la historia nos ha dado la razón, y que las ideas defendidas desde los inicios del PNV por Ramón de la Sota, pasando el Lehendakari Agirre y Manuel de  Irujo son y seguirán siendo vigentes por mucho tiempo, y ellas resultan el mejor testigo de nuestro acierto en nuestras apuestas. ¿Puede decir usted lo mismo de las suyas?

Sostiene más adelante  el Sr Aramburu Altuna que “lo importante de Patxi López es que ha dejado meridianamente claro que al PNV nos le asiste más derecho a gobernar este país que el que sus votos le dan. Y ocurre que los votos han sido adversos a la formula del tripartito”. De acuerdo en esto, sin embargo sostiene a continuación que “los votantes hemos preferido cambio”.

Esta última afirmación es absolutamente gratuita. Las encuestas situaban como opción preferida de gobierno la formula del PNV+PSE con Lehendakari del PNV que ahora mismo tendría unos 712.454 votos, seguida a continuación del cuatripartito PNV+EA+EB+ARALAR con 532.725 votos. Ninguna de estas formulas es la que se va imponer y se va a imponer una de las formulas menos queridas por los ciudadanos y que representa lo contrario a la prometido por D. Patxi López en la campaña: el bloque jacobino español PSE+PP que tan sólo suman 460.837 votos.

Más adelante el Sr. Aramburu Altuna nos salta diciendo que “el problema con los votos es que un buen nacionalitas no acaba de asumir el que un voto suyo valga el mismo que el de un ciudadano normal y corriente”. Y en otro párrafo añade que “lo que ocurre, en el fondo, es que el nacionalista piensa que no todos los ciudadanos son iguales”. Pues es a la inversa Sr. Aramburu, el problema del nacionalismo es que el voto de un alavés vale el de 5 vizcaínos, y de esos sacan tajada los nacionalistas españoles para obtener una representación que por lo demás no tendrían.

El problema en estas elecciones además es que ha habido 1010000 votos escrutados que contenían papeletas con listas integradas por otros vascos cuyos votos no iban a ser tenidos en cuenta para el reparto de la representación de este país aunque formen parte de este país.

Y solo por la concurrencia de estos dos factores anómalos en democracia y por los votos conseguidos por el PSE a cuenta de decir que no iba a conformar un bloque que luego parece que va a conformar, es la forma para obtener la mayoría parlamentaria que se ha conseguido con el PP. Un PP que está ahí decidendo quién va ser el futuro Lehendakari sin hacer las paces con la historia de este país, y habiendo anulado a un 9% del electorado que integra la pluralidad de este país.

El PSE pregunta al PNV si no se alegra de que quienes no condenan la violencia  no estén esta vez representados en el parlamento vasco. La respuesta a ello es que el PNV se alegraría si ello fuera como consecuencia de la libre elección de esos votantes que han optado por negarles el voto y dárselo por ejemplo a Aralar y no porque estas  opciones fueran ilegalizadas.

Al PSOE en esta cuestión como en otras que forman parte de su oscuro pasado parece no tener los mismos escrúpulos a la hora de considerar los medios. Y créame, del PSE no solo nos separan los fines sino también los medios, aunque a diferencia de los que sucede con los que amparan la violencia, creemos y queremos compartir la idea de que tenemos entre nosotros muchos más en común tanto en los fines para la integración de este país como en los medios.

Algunos pensábamos, que esto en común era lo suficiente como para haber conformado un gobierno conjunto en esta época de crisis tal y como ha defendido el presidente del PNV y el candidato a reeleción el lehendakari Ibarretxe. Con una espiral violenta aún por terminar hubiera dado una gran estabilidad a este país, pero el PSE no lo ha considerado así y tal desconsideración le va a salir a cara electoralmente si se empeña en ello porque la sociedad vasca es madura y no necesita de quienes creen que esta enferma y que tiene aún mucho que madurar.

(Continuará…)


Responses

  1. Reflexión centrada y serena la que haces, Iñigo, en estos dos artículos, precisamente cuando serenidad y templanza es lo que se echa de menos en ciertos ámbitos. Y sobre todo me parece importante que recojas de dónde venimos y los activos de los que disponemos para seguir en este viaje, sea en el gobierno de las instituciones, sea fuera del gobierno de las mismas, que a activos, valores y saber hacer nadie nos gana nadie y menos un “converso” como Haramburu. Y uso las comillas en el término converso conscientemente, porque la actividad de quintacolumnistas en las formaciones nacionalistas es de sobra conocida, con lo que el mismo despliegue de torpedos ideológicos hay que esperarlo en las formaciones constitucionalistas.

  2. Creo que fue Mahoma el que dijo que sólo es creyente aquel que quiere para su hermano lo que quiere para sí mismo.

    No se lo que diría Mahoma ante un hermano que creó el GAL y cuyo lider jaleó a los asesinos a las puertas de su penitencia, ni lo que diría a los aritméticos electorales que son capaces de hacer trampas incluso al solitario.

    Es jodido ser tolerante con el intolerante, y transversal con el que tácticamente utiliza la transversalidad en el que se oculta un resquemor virulento.

    Y aunque conozcamos la eficacia del “uno se divide en dos” creo que la apuesta es una política de potenciación de lo nuestro, de nuestros valores, activa y sin ser pusilánimes…mas que un combate contra ellos.

  3. Totalmente d akuerdo Iñaki. Y aprender nuestra propia historia, nuestros valores, + alla del slogan y la ikurriña gigante, k hicieron, k eskribieron, k reflexionaron los k nos precedieron los k portaban la antorcha dl abertzalismo, es 1 d los aspektos xa nuestra potenciacion.

  4. Estoy a la espera de la tercera parte de este artículo. Mientras, y en la línea de los anteriores comentarios, decir que nosotros, a lo nuestro. Trabajar nuestros valores, potenciarlos y compararlos. Las negaciones que Aramburu hace del nacionalismo, son precisamente afirmaciones al mismo; y sus afirmaciones, no son otra cosa que negaciones de lo que dice. Cuando Aramburu niega algo del nacionalsimo, lo está afirmando, y cuando afirma algo del mismo, está precisamente negándolo.

    “La tremenda desolación que las víctimas del terrorismo nacionalista de ETA…” Cuando ellos mataban en nombre de Euskadi, el PNV era burgués y español, y cuando los Aramburu y CIA se convierten al españolismo, ahora la culpa es del terorismo nacionalista. Todos los “conversos”, “quintacolumnistas” y gentuza de esta estirpe, ni han pedido perdón por el terrorismo que practicaron y defendieron en su día, ni condenan el que practicó el españolimo de la trinchera en la cual se acurrucan ahora: el GAL. Pero…, en fin, guardemos baterías para la tercera parte de este bonito artículo de Iñigo.

  5. Lizari, la democracia cristiana del pnv, ha pasado a la historia, recuerde los episodios de los diputados que envía el pnv al extranjero(madrit), defendiendo los argumentos antiabortistas, antidivorcistas y provida en contra de la eutanasia, le doy la razon, fijese que campañas tan democristianas que ha hecho el lehendakari juanjo, como incluye en su programa el cristianismo, de verdad que es digno de ver.

    Tambien estoy con Vd, cuando dice que esos 101.000 votos escrutados de vascos, que no se tienen en cuenta, por ello en las instituciones en las que no le dejan ejercer su actividad a la representacion, el pnv, SE RASGA LAS VESTIDURAS, en pro de la legalizacion, digno de ver, como dice el alcalde de BILBO.

    Tambien estoy de acuerdo con Vd, porque el pnv, NO CONSENSUO con los demasartidos democraticos, los 25 representantes de ARABA, y por ello tras el encontronazo del psoe y del pp, siendo tercera fuerza en Araba, NO QUISO ASUMIR el cargo de DIPUTADO GENERAL,porque no era mayoría.Por eso dice el pnv, con toda la razon que si Navarra es Euskadi algun día, tendra los dipuatdos que le toque por regla de tres, pues el mas habitado es Bizkaia, y Navarra como tiene menos habitantes, no puede tener los mismos parlamentarios que Bizkaia.

    Evidentemente Sr Lizari, el lehendakari, en campaña electoral, NO DEFENDIA RENOVAR EL TRIPARTITO, él, queria un gran gobierno transversal, junto con el psoE, y recuerde como manifestaba que los acuerdos de Euzkadi, había que tomarlos aquí, que este debía ser el CENTRO DE DECISION y no MADRID, y que NUNCA NUNCA, iba a recurrir a MADRIT, a ZAPATAERO, para consolidar su gobiero, NO NO, el PARLAMENTO VASCO, es el que debe elegir el lehendakari, y NO PACTANDO EN MADRID, porque el pSE es de Euskadi, y que no le diga ZAPATERO, al pse con quien tiene que pactar, el acuerdo en GASTEIZ, no como NAFARROA BAI.

    En fin, Sr Lizari, una vez más estoy de acuerdo con Vd, y estoy en contra de los jacobinos de Gasteiz, o de Bilbo.
    Saludos, y continue aportando ideas tan interesantes para que podamos en este blog, ESTAR TODOS DE ACUERDO,

  6. […] [Continuación de Conversos de oro y conversos de plomo (2)] […]

  7. Pacto de Santoña


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: