Posteado por: aberriberri | marzo 7, 2009

El PachiNo: donde dije digo…

Ion Gaztañaga

Creo que merece la pena escuchar el corte que nos muestra Josu Erkoreka en su blog, en una entrevista a Patxi Lopez en la SER el 17 de Febrero. Su transcripción es la siguiente:

SER: “Señor Lopez, si usted gana las elecciones, si el partido socialista obtiene más… más escaños, más diputados, aceptaría gobernar con el PNV?”

Patxi Lopez: “Ehhh.. habrá lehendakari socialista, desde luego, si ganamos las elecciones; ese es el requisito básico”.

Debe ser que la SER, medio enemigo del PSOE donde los haya, ha manipulado la entrevista. “Ganar las elecciones” debe ser algo que sucede si PP+PSOE tienen más parlamentarios y no como dice la SER “si el partido socialista obtiene más escaños”. Y “requisito básico”… pues vaya usted a saber lo que “realmente” significa. Podéis escuchar el audio en este post de Josu Erkoreka.


Responses

  1. Y solo falta Rubalcaba en la tele diciendo:

    “Los ciudadanos vascos se merecen un gobierno que no les mienta. Un gobierno que les diga siempre la verdad”

    Patxi te han pillao con los pantalones bajaos. Y en la SER!

  2. Toma castaña.

  3. Aitor Esteban lo dice klarito:

    ********************************

    http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/prensa/20090307/opinion/fiate-lopez-20090307.html

    Fíate de López

    07.03.2009 AITOR ESTEBAN
    DIPUTADO DE EAJ-PNV EN EL CONGRESO

    «Si se confirma la opción socialista por el PP, el verdadero beneficiado del 1 de marzo será este último», sostiene el autor. «Mayoría absoluta en Galicia, con un gobierno de López que puede hacer caer cuando quiera y con un Congreso en el que su margen de maniobra para conformar mayorías negativas para el Gobierno será cada vez mayor»

    López decía textualmente en una entrevista con Francino en la Ser el 16 de marzo: «Habrá lehendakari socialista, desde luego, si ganamos las elecciones, ése es el requisito básico». Y en un mitin en Basauri a siete días de la cita electoral decía: «Porque he dicho una y mil veces que no vamos a buscar acuerdos con un PP que lo único que sabe hacer en Euskadi es antinacionalismo y antisocialismo». Ciudadano, fíate de la palabra de López.

    Mi hermana viajaba el lunes de regreso a casa en un viaje transoceánico desde América. Al leer en el avión los periódicos publicados en Madrid pensó que el PSOE había ganado las elecciones en Euskadi hasta que, tras ojear titulares y artículos de opinión, se puso a comprobar las tablas con los resultados electorales. Sólo entonces, me decía, se dio cuenta de que el PNV aventajaba en 80.000 votos y cinco escaños al PSOE.

    Se repite en tertulias varias por activa y pasiva que por fin el electorado vasco se manifiesta como no nacionalista. Es falso, los votos nacionalistas superan en 50.000 a los denominados constitucionalistas, y ello sin contar los 100.000 votos nulos de las candidaturas de D3M. De hecho, así como en las elecciones al Congreso en 2008 el electorado vasco había dado su voto mayoritariamente al PSOE como opción ante una hipotética candidatura de Rajoy, 115.000 de aquellos ciudadanos no han optado por López en esta ocasión, mientras que el PNV ha obtenido 90.000 votos más que en 2008. Está claro que un importante grupo de ciudadanos cada vez mayor elige sus preferencias en función de ámbitos electorales y candidatos, y que en esta ocasión lejos de confirmar con su voto ‘un declive nacionalista’ han optado mayoritariamente por apoyar al PNV.

    En ese sentido, la desfachatez de López al calificar al PNV de «régimen» tiene su miga. El PNV ha ganado democráticamente, en votos, todas y cada una de las citas electorales al Parlamento vasco. Y además ha gobernado la mayoría del tiempo en coalición con partidos de diferente signo. ‘Régimen’ se asemejaría más a la mayoría absoluta del PSOE en Andalucía, Extremadura o Castilla-La Mancha desde el comienzo de la autonomía, aunque yo no lo calificaré así. Porque ‘régimen’ me suena, como a todos, a aqueéllos que estuvieron 40 años desde 1937 en Euskadi y no precisamente por la vía democrática.

    El PNV avisó en campaña de que si PSOE y PP tenían los escaños suficientes unirían sus fuerzas para conseguir la Lehendakaritza. Desde el PSOE, se nos decía que pretendíamos engañar a la opinión pública porque su idea era la transversalidad entre sensibilidades nacionales en Euskadi. Ya vemos lo que está pasando: ¡Menuda transversalidad la alianza PP-PSOE! Ciudadano, fíate de la palabra de López.
    Se le dice repetidamente al PNV desde PP y PSOE que no puede quejarse, aunque sea el primer partido, cuando él gobierna en las diputaciones de Gipuzkoa y Araba no siendo la fuerza más votada. Sencillamente los casos son absolutamente diferentes al actual y conviene recordarlo. En Gipuzkoa, PSOE y PNV empataron a 16 escaños en Juntas Generales con una escasa diferencia de 5.000 votos a favor del primero. Ahora, en las elecciones al Parlamento vasco, el PNV aventaja en cinco escaños y 80.000 votos al PSOE. El PSE en Gipuzkoa inició las conversaciones de gobierno, que a punto estuvo de cerrar con EA, pero la rigidez e incapacidad de Buen hicieron que no llegara a buen puerto la negociación, y fue entonces el PNV el que cerró un acuerdo programático de gobierno con EA.
    En Araba, la primera fuerza, el PP, con 15 escaños, aventajaba en tan sólo 750 votos y un escaño a la segunda y tercera, el PSOE y el PNV. Insisto, ahora el PNV aventaja en cinco escaños y 80.000 votos al PSOE. El PP, como fuerza más votada, inició conversaciones con el PSOE que fueron malogradas por la confianza de éste en alcanzar la Diputación fiándolo a que obtendrían votos gratis de IU. En la votación con tres candidatos, el PNV resultó sorprendentemente elegido por el apoyo de los grupos minoritarios, pero inmediatamente el PNV conformó un acuerdo de estabilidad institucional con el PSOE basado en el apoyo mutuo en la Diputación y el Ayuntamiento de Gasteiz.

    Por lo tanto, no son ejemplos que valgan para el caso actual. Pero dejando claro esto, debe constar que el PNV no tiene ningún problema en aceptar que una mayoría parlamentaria puede dejarle fuera del gobierno. Lo que no es entendible es que se pretenda hacerlo desde una votación coyuntural que lejos de buscar formar un gobierno estable persiga únicamente la sustitución del lehendakari. Dicho de otra manera: siendo injusto que en Cataluña el PSOE, desoyendo la voluntad manifestada por dos veces por la ciudadanía, arrinconara al primer partido en votos y escaños, al menos conformó una mayoría de gobierno con un programa conjunto, por cierto transversal, y con reparto de responsabilidades en las diferentes áreas del ejecutivo que aseguraba una estabilidad en la acción de gobierno.

    Ahora en el caso vasco no se pretende ni siquiera eso. Lo de Cataluña se queda chiquito. Se busca asegurar que López sea lehendakari y después, ya veremos. No hay programa conjunto, no hay mayoría sólida, no hay más objetivos de futuro. Y ello resulta así porque la alianza entre un PSOE y un PP que están zumbándose continuamente en el panorama político, con intervención por medio incluso de polémicos jueces estrella, no puede tener más recorrido. Ése es el fraude institucional que el PNV quiere señalar.

    La clave para el PNV es, por consiguiente, la estabilidad, basada en el apoyo mutuo sobre unas bases programáticas mínimas firmes. No se puede pretender llegar a la Lehendakaritza arrinconando al partido mayoritario y después apelar a la responsabilidad de éste para mantener una estabilidad institucional. No, la responsabilidad comienza desde el momento en que se elige al lehendakari. No se puede pretender desbancar al ganador de unas elecciones y después reclamar su colaboración.
    Por mis conversaciones con los socialistas vascos percibo un ansia por correr y conseguir el objetivo legítimo de gobernar sin reparar en las circunstancias políticas circundantes. No asumen su derrota como segunda fuerza, que consideraban imposible en la mañana del 1 de marzo, y tengo la sensación, tal y como se lo he manifestado a algunos de ellos, que basan sus prisas y su negativa en negociar con el PNV en supuestos agravios cometidos por éste que sienten como personales. Las pasiones personales no son buenas compañeras en general, y menos en política.

    Si se confirma la opción socialista por el PP, el verdadero beneficiado del 1 de marzo será este último. Mayoría absoluta en Galicia, con un gobierno de López que puede hacer caer cuando quiera y manejarlo como una marioneta y con un Congreso de los Diputados en el que su margen de maniobra para conformar mayorías negativas para el Gobierno será mayor. Pero, en fin, es el PSOE el que decide, no el PNV. En ese sentido, el PNV está muy tranquilo.

    Mis cinco años de experiencia en el Congreso me han mostrado claramente que el gran principio de Zapatero es el don de la improvisación. Según vienen las cosas va ideando salidas a la coyuntura, que le colocan en un equilibrio cada vez más inestable. Va forjando alianzas, acuerdos y decisiones contradictorias cual si de un castillo de naipes se tratara. Improvisa en materia autonómica, lo hace en materia social y, lo que hoy en día es aún más preocupante, también en materia económica. El problema de colocar más y más cartas en el castillo de naipes es que su equilibrio resulta cada vez más inestable, y cuando se caiga, en unas circunstancias económicas como las actuales, lo pagaremos todos.

  4. Aquí los del PNV teneís que saber matar varios pajaros de un tiro.

    Ofreced a los socialistas la Diputación de Alava y la de Gipuzkoa.

    Disminuis la fuerza de los del PNV alaveses, disminuis la fuerza del PNV de Gipuzkoa que son el mayor problema y os quitais a los de EA que ya no os valen para nada.

    A fin de cuentan en las capitales de esa provincias estamos gobernando los socialistas, y en ambas provincias obtuvimos más votos que vosotros.

    Os lo dice un votante socialista al que le gustaría un gobierno en coalición y al que le aterra la tensión social que se podría generar un gobierno PSOE+PP que a mi no me gusta porque lo van a rentabilizar ellos y van a jugar a ahogarnos dando cada vez una vuelta mas de tuerca.

    Al PSE en solitario nos puede ir, bien habrá muchos puestos, pero como salga mal puede que no levantemos cabeza en mucho tiempo, y la que se nos puede armar enfrente puede ser buena.

    De todas manera esto salga como salga os debe de servir de lección tios, no se puede vivir en un pais de fantasia.

  5. Venga RAMON, eso no va a pasar nunca. Como mucho, se podra ofrecer al PSE integrarse en los gobiernos de las 3 diputaciones porque están en minoría. Estas teorías de carambolas sí que son malas para el país.

    Por cierto, en el PP también se están mosqueando. Por ejemplo, aquí un artículo del diario ABC:

    http://www.abc.es/20090307/opinion-firmas/cuidadin-peperos-20090307.html

    Cuidadín, peperos

    JUAN MANUEL DE PRADA
    Sábado, 07-03-09

    AHORA resulta que es una «obligación moral» de los peperos apoyar la investidura de Patxi López, el señor que perdió las elecciones vascas, para desalojar a los nacionalistas del poder. O sea, se les exige a los peperos que, después de haber padecido durante los últimos años un implacable desalojo del poder allá donde habían sido el partido más votado, participen ahora de la misma componenda que deploraban; y se les exige, además, que lo hagan apoyando al partido que ha muñido la estrategia de aislamiento de los peperos, forzando pactos con diversas formaciones nacionalistas. Ya sabíamos que, en la politiquilla española, las «obligaciones morales» son cargas que sólo incumben a la derecha, porque la izquierda está libre de pecado original y, por lo tanto, puede actuar con risueña y olímpica impunidad moral. Pero ahora confirmamos que entre las «obligaciones morales» que se le exigen a los peperos se cuenta la de ser imbéciles y actuar en consecuencia.

    Porque, desde luego, apoyar a Patxi López, el señor que perdió las elecciones vascas, es de imbéciles. Uno vería con agrado que los peperos participaran en el desalojo del poder del partido nacionalista si con su apoyo estuvieran propiciando un cambio sustantivo en beneficio de la sociedad vasca. Este es el mensaje que la propaganda ha lanzado a la pobre gente abducida; y la pobre gente abducida se lo traga que es un gusto, como si la entronización de Patxi López fuese la panacea para todos los males que corrompen a la sociedad vasca. Donde se demuestra el efecto sugestivo que la propaganda ejerce sobre la pobre gente abducida; porque basta repasar la ejecutoria de Patxi López para descubrir que este señor que perdió las elecciones vascas viene a traer más de lo mismo. Claro que si Patxi López ha logrado hacernos creer que es ingeniero industrial por el sencillo método de tunear su currículum, ¿por qué no va a lograr, por efecto sugestivo de la propaganda, que nos creamos que es la panacea de todas las calamidades?

    Convendría, sin embargo, que los peperos recordaran que Patxi López, el señor que acaba de perder las elecciones vascas, permitió que representantes socialistas mantuvieran «encuentros periódicos» con los batasunos, a la vez que su partido firmaba en Madrid el Pacto por las Libertades, en un doble juego indecente que, desde luego, sólo pueden permitirse quienes actúan liberados de «obligaciones morales». También convendría que recordasen que Patxi López fue el más decidido impulsor del procesito de paz que convirtió a los batasunos en «interlocutores políticos», llegando incluso a compartir mesa con el «hombre de paz» Otegi. Y no creo que haga falta forzar mucho las neuronas para que los peperos recuerden las muchas veces que Patxi López los ha equiparado con los batasunos, por aquello de que «los extremos se tocan»; y las muchas veces que los ha motejado de «antivascos», llegando incluso a acusarlos de «hacer apología de la venganza y de la muerte». Tampoco, en fin, vendría mal que los peperos recordaran la encerrona o aquelarre que Patxi López organizó a Rajoy en el velatorio de Isaías Carrasco, un episodio que por sí solo basta para encumbrarlo a la categoría de campeón de la infamia.

    A este señor que perdió las elecciones vascas deben apoyarlo ahora los peperos por «obligación moral», sin esperar nada a cambio. Una vez más, se demuestra que las obligaciones morales de la derecha son las que la izquierda en cada momento le asigna, desde su atalaya de impunidad moral. Y ahora que pintan bastos para la izquierda, la «obligación moral» de la derecha consiste en dejarse dar el abrazo del oso, para que la izquierda la arrastre consigo en su descalabro. Cuidadín, peperos, que os la quieren meter doblada.

  6. Yo hartueman en lo de ramón si veo cierta lógica.

    Por qué ha de tener lehendakari el PNV? Porque tiene más votos y más escaños, ¿o no?

    Pues en la Diputaciones de Gipuzkoa y Alava pasa otro tanto. Yo lo que no veo viable es quedarnos con todo. Todas las Diputaciones y la lehendakaritza, y pretender meterlos en Gipuzkoa como segundos cuando han sido primeros los veo dificilmente justificables, y lo de alava me parece todovía más inexplicable.

    Yo no creo que patxi lopez entre en el gobierno. Se quedará de jefe de grupo, y tal vez refuerze su liderato.

    Tampoco creo que Ibarretxe sea admitido como lehendakari. Te imaginas a Ibarretxe de portavoz del PNV en un gobierno de coalición PNV+PSE?

    Aquí todo dios se tiene que dejar muchos pelos en la gatera, aunque veo a los societas envalentonados y alla ellos, porque va a ser terrible el tema.

    Yo estoy a verlas venir.

  7. Andoni, el PNV debe tener la lehendakaritza en el caso de un pacto PNV-PSOE porque tiene más votos que el PSOE, por supuesto que sí.
    Otra cosa es que los sociatas digan que al PSOE le dan los números para que Patxi sea lehendakari, evidentemente si quiere puede serlo y nos jodemos y punto.
    Pero en un gobierno de coalición la presidencia se la queda el partido con más apoyos de los dos por norma general, claro que sí.
    Incluso si nos vamos al famoso gobierno PNV-PSE del año 86, es verdad que el PSE tuvo dos escaños más que el PNV, pero el PNV tenía más votos. No es un argumento “definitivo”, pero eso de que el partido más pequeño de una coalición se lleve la presidencia es una cosa muy poco corriente.
    En este caso además, el objetivo del PSOE era ganar al PNV y se han quedado lejos. Han fracasado. A menos que digan que ganar al PNV sea que la suma de los partidos sucuralistas sea mayor que la del PNV en ese caso sí, tienen razón … y nosotros a la oposición. Dados los resultados electorales NO podemos ceder la lehendakaritza nadie.

  8. En la última frase quería decir que no podemos ceder la lehendakaritza A nadie.
    Si los resultados hubieran sido peores tal vez, pero han sido tan buenos que el PNV no puede apoyar a un lehendakari que no sea de EAJ.

  9. Desgraciadamente Patxi Lopez esta lanzado a ser lehendakari y lo sera si el PP no le pone demasiadas exigencias.

    Pero desde luego y vuelvo a repetirlo, para la ciudadania es un desastre un gobierno en minoria en esta coyuntura. Casi es mejor que la oposicion haga los presupuestos que dejar que los haga un gobierno tan endeble.

    Creo que el pais exige seriedad y no la veo por ningun lado.

  10. Ya puestos a gobernar kon 25 podemos votarle a Basagoiti xa lehendakari y k gobierne kon 13. Eso si k seria el kambio. Habria k ver las karas d Eguiguren y Lopez.

  11. Lo mejor cuando las circunstancias pintan adversas es hacerse a la idea de lo peor: Esto pasa por hacerse a la idea de irse a la oposición.

    Tenemos que se exquisitos en las formas a la hora de marcharnos, pero tenemos que ser implicables combatiendo los distintos desaguisados que desde el gobierno a buen seguro hará desde el primer día.

    Si irnos a la oposición puede ser lo peor, no veo mejor forma de hacerlo que hacerlo que en estas precisas circunstancias, siendo con creces el partido más votado, rteeniendo mayoría de votos abertzales de fuerzas no ilegalizadas con 50.000 votos de diferencia, y estando ilegalizados 100.000 votos que representan a casi un 10% de la sociedad vasca.

    Dujdo que PatxiLo disminuya las tasas de paro, dudo que encuentre la paz sindical que presume, el frentismo va a ser brutal con un PP que cada vez le pide más, dando cada vez una vuelta de tuerca mayor, para dejarlo tirado a mitad de la legislatura con la generales a la vista, con la excusa de que su gestión económica está siendo penosa y conduce al país vasco a la ruina.

    Si por el contrario, nosotros nos mantenemos fuertes, si somos capaces de reflexionar respecto a lo que hemos podido fallar y nos regeneramos, si no caemos en enfrentamientos intestinos que hagan sangre entre nostros, estoy seguro que después de esta legislatura que será breve, habrá unas elecciones y en ellas podremos obtener mayoría absoluta, lo que nunca hemos conseguido.

    Al tiempo.

  12. Ciertamente, esto tiene pinta de irse a la oposición. El propio Patxi Lopez, según he leido en algún medio, había dicho en el comité Federal que si el PNV ganaba de 3 o más no presentaría su candidatura. Pero eso era cuando pensaba ganar o empatar. Es lo que tienen los socialistas, que su palabra caduca antes que un yogur.

    Patxi Lopez ha visto que si no se presenta su andadura política toca a su fin y por eso va a ir a por todas con la ayuda de Eguiguren y otros grandes odiadores del PNV. En este sentido tener que aguantar hagiografias como la de Surio por Mario Onaindia, que a terrorista no le ganaba nadie, tiene bemoles.

    La disyuntiva del nacionalismo no es fácil: por una parte, el frentismo te lleva a que si tu frente pierde, te quedas fuera del poder aunque ganes, pero por otra, si la otra parte también hace frentismo diciendo que no lo hace, intentando disimular, dificulta cualquier apuesta por el no-frentismo por parte del PNV. Porque una cosa es ser transversal y otra ser tonto. El PNV ya ha ofrecido un acuerdo transversal y el PSOE (visiblemente molesto) lo ha negado.

    Desde luego, si el PSOE opta por ir de listo, y visto que lo más parecido a un español de derechas es un español de izquierdas, no estaría mal ir a hablar con Rajoy para decirle que no tenemos nada en común con él, pero que si coincidimos en zumbar a ZP para bien del País, pues que no hay problema. Y además decirle que si se compromete a dar las transferencias acordadas en 1996 por el parlamento con los votos del PP vasco, pues que le apoyamos en la próxima investidura. Así de claro. Que Zapatero sienta la presión porque HAY QUE ROMPER CON EL MONOPOLIO DEL SOCIALIOSMO CON LOS PACTOS, que de lo contrario te mean y te dicen que es lluvia. Pactar con el PP por el bien del Pais (las transferencias son para todos) es también transversal a tope, ¿no?

    Al final, si el PP es lo mismo que el PSOE sin disimular, prefiero a los que van de frente. Ya se ha comentado aquí, pero ¿te imaginas que Basagoiti presenta su candidatura y que recibe los 30 votos del PNV? Entonces sería el PSOE el que “por interés Estado” tendría que apoyar al PP. Me gustaría ver la cara de Eguiguren en esa circunstancia porque 43 votos es insuperable salvo suma PNV+PSE. Y la verdad, puestos a elegir, el original antes de la fotocopia. Para que haya frentismo, mejor frentismo del bueno que frentismo con gaseosa.

    Nadie nos podrá echar en cara que no hemos ofrecido un acuerdo sincero. Al fin y al cabo, acabar con el frentismo ha estado en manos de Patxi Lopez, y ha optado por revancha y el clásico pensamiento socialero de “soy el más listo del barrio”. El PNV no debería hacer frentismo pero desde luego no debe sacarle las castañas del fuego al PSOE y si lo mejor para el Pais es zumbar a Lopez, pues nada, con mucho gusto pactamos con el PP presupuestos, la fusion de las cajas y lo que haga falta. Transversalismo en su máxima expresión. Y los socialistas, que con su pan se lo coman.

  13. Totalmente de acuerdo con ION. Es mejor tener al enemigo perceptible, saber quién es, y adoptar la estrategia más adecuada para enfrentarte a él, que …, ..cuando el enemigo tiene menos palabra que una persona de determianada etnia con ciertas dosis de alcohol, pues de esa gente ya sabíamos todos que no nos podíamos fiar. A nadie le ha sorprendido.

    Apoyo la propuesta de enviar una comisión ante Rajoy, con suculentas ofertas opositoras en Madrid.

  14. ¿ Y qué tal, un consejero socialista en el Dpto de cultura, educación, … como Joseba Arregui?

  15. Negociación con PP YA!!Vamoz a zumbarles a los listillos socialistas!

  16. Una buena jugada para el PP es pedir al PSOE unas condiciones inasumibles y si este se niega privarles de su apoyo en la investidura. De cara a Madrid el PP podria vender la idea de que el PSOE no quiere el cambio y ademas se gana al PNV como aliado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: