Aberriberri bloga

Euzkadi hora CERO

Jon de Urbia

Me recordaba un buen amigo, que el caso Corrugados, no supone más que la enésima visualización de la convulsa realidad socio-económica de nuestro País.

Nuevamente, el pulso entre una minoría, quienes no ven más allá de sus intereses al servicio de la lucha y el despotismo social totalitario y la mayoría social vasca, la que gobierna EUZKADI democráticamente durante décadas se ha saldado con el peor de los resultados posibles.

La estulticia de el MLNV al impedir la implantación de una industria vital para el tejido productivo de la mano de ELA, corona la mayor disociación posible entre el bien común y la entelequia del paraíso comunista.

Es bien sabido que la antigua Solidaridad de Trabajadores Vascos STV, derivó en una burda caricatura de sindicato, tan solo especializado en la venta de su subproducto “la venta de polizas de seguro sindical”.

Evidentemente la bazofia ideológica de ELA de poco importa a quien, pagando su ” impuesto ” se sentirá a salvo y financiado por un sobre de dinero opaco, que jamás ha tributado un euro a la hacienda pública vasca… (cuestión está incompresible en tiempos de exigencias de transparencia).

En cualquier caso, cometeríamos un error de análisis si simplemente imputasemos al sabotaje sindical el mérito de una más que complicada evolución de la economía vasca y por ello nos sorprende enormemente la parálisis de algunas clases y agentes sociales vascos.

Repasemos por partes las amenazas que se nos ciernen.

1 – El peso de Euskadi en el PIB del Estado ha sufrido el mayor de los retrocesos en las últimas décadas, casi punto y medio, justamente en el periodo posterior al del fin del terrorismo de ETA.

2 – Euzkadi se ha convertido en una Bomba demográfica por la nula visión estratégica de quiénes en su cortoplacismo, tan solo miran el Euskobarometro en su retrovisor.

El envejecimiento de la población vasca, no ha sido objeto de estudio ni ha merecido medida alguna por parte de la administración propia, más allá de una ridícula desgravación fiscal… sin embargo la primera potencia mundial con 1411 millones de habitantes, ya promueve el nacimiento del tercer hijo.

3 – La nueva composición de la sociología nos revela grandes dificultades para retener a nuestros mejores profesionales al tiempo que tampoco captamos talentos.

Por contra el constante flujo de inmigración no formada al mismo nivel, lastra nuestro relevo en I+ D +I generacional y nos hipoteca en procesos formativos en educación pública de un coste per cápita nunca amortizado.

4 – Preocupa así mismo que Euzkadi aparezca en cabeza en cuestiones como gasto social (creciente) y en el descompensado reparto de la carga fiscal (también creciente), lo que sería una presión fiscal excesivamente concentrada en una clase media profesional, la misma a la que el presidente Biden no piensa subir ni un Dólar de impuestos.

No olvidemos que la economía productiva también es garante de cualquier economía distributiva equitativa.

5 – El credito o músculo financiero imprescindible para el emprendimiento se encuentra inmovilizado en entidades como Kutxabank que dejaron de prestar en gran medida el servicio social original para el que fueron creadas las cajas de ahorros, frente al modelo bancario.

Más de 27.000 millones de euros en fondos esperan decisiones de alguien que lidere con decisión, visión y valores.

6 – La posición geoestratégica de Euzkadi, integrada en la estructura de un estado Español, irrelevante en el concierto mundial en los planos militar, económico y cultural es otro motivo de preocupación.

España no es un socio fiable para EEUU en pleno despegue post Covid.

El estrecho de Gibraltar es controlado por el Socio Británico y hasta el degenerado monarca dspota Marroquí ofrece más ventajas a un Biden, al cual en su informe matutino le detallan que en Madrid el socio de gobierno es un PC al uso.

Nunca es agradable jugar el Rol de pepito grillo de la política y la economía, es mucho más fácil y llevadero ser un palmero fino más, más no por ello haremos dejación en nuestro cometido responsable para poder afrontar en común el futuro con determinación y sentimiento abertzale

Salir de la versión móvil