Hacia una empresa inclusivo-participativa

Joxan Rekondo

Desde el pasado jueves, las instituciones representativas de la CAV respaldan la empresa inclusivo-participativa. El Parlamento de la Comunidad Foral navarra tambi茅n la apoy贸 hace pocos meses. Aunque las resoluciones se hayan producido en paralelo, la concomitancia de sus contenidos parece indicar que lo social puede ser el eje que mejor vertebre la interrelaci贸n vasco-navarra. De hecho, la opci贸n por un tipo de empresa organizada de modo participativo y puesta al servicio del entorno humano en el que se inserta ha conseguido comprometer a todas las fuerzas parlamentarias de ambas comunidades pol铆ticas.

Ser铆a un error interpretar que esta apuesta de las instituciones p煤blicas vasco-navarras busca interponerse en la libertad de emprendimiento empresarial. El respaldo de ambos parlamentos a la empresa inclusiva-participativa no puede obligar a las empresas que radican en el territorio que rige bajo su jurisdicci贸n a integrarse en ese modelo, pero es l贸gico que valore positivamente toda aquella iniciativa que contribuya al arraigo empresarial. Precisamente, la cultura participativa que subyace al paradigma que se propone solo puede establecerse empujando desde abajo, a partir de la implicaci贸n de los agentes del trabajo en la marcha de cada empresa, hacia arriba. Por eso, con el posicionamiento institucional se quiere elogiar el emprendimiento social y promover unas condiciones de contexto (pol铆ticas fiscales, normas societarias, 鈥) que son necesarias para que puedan brotar y asentarse proyectos empresariales de car谩cter inclusivo-participativo.

Jos茅 Mar铆a Arizmendiarrieta sosten铆a que聽el 谩rbol cooperativo se renueva desde las ra铆ces. Esta expresi贸n proyecta dos im谩genes de mucho significado. Una que es f铆sica, expresando que un proceso de econom铆a social solo puede estructurarse desde la base que componen los trabajadores, a trav茅s de los que se realiza el anclaje del proyecto al territorio humano en el que se ubica. La segunda imagen es biol贸gica. Seg煤n esta, todo proceso de renovaci贸n social requiere de ra铆ces culturales que son las que determinan que el fluir renovador no deje de vitalizar el proyecto de cooperaci贸n.

La empresa inclusivo-participativa se inspira en esa misma concepci贸n, que considera la empresa como el n煤cleo vital del desarrollo social. Cosa que de principio supone un ensalzamiento del trabajo frente a una ociosidad socialmente est茅ril. Remembranza de la l贸gica tradicional vasca en la que el trabajo era un signo asociado a la nobleza de la gente corriente. Adem谩s, la enunciaci贸n y la materializaci贸n de la empresa como proyecto inclusivo-participativo abre perspectivas muy interesantes para afrontar los problemas (ineficiencia, desigualdad, deshumanizaci贸n, 鈥) que se nos plantean ante la actual realidad socio-econ贸mica. Por encima de todo, este tipo de empresa debe aspirar a ser humanista, a la vez que competitiva, redistributiva y democr谩tica.

Bajo el concepto inclusivo-participativo, por otro parte, la empresa no es una entidad desterritorializada. 鈥Nuestra inquietud y proyecci贸n social no se ci帽en a la empresa en la que nos integramos y con cuyo desenvolvimiento tratamos de cooperar al bien del pueblo鈥, es el conocido postulado de JMA que ilustra bien esta idea. En esta l铆nea, este modelo empresarial quedar铆a al servicio de los que aportan su trabajo, factor principal de producci贸n, y participan de todos los procesos de la empresa; pero al servicio tambi茅n a la comunidad en la que se inserta el centro de trabajo. No es algo irrealizable. En nuestro entorno hemos podido ver experiencias m煤ltiples de empresas de todo tipo de condici贸n societaria que han promovido la participaci贸n interna, y junto con ella han mejorado arraigo y responsabilidad con el territorio, han ganado competitividad, asegurado el empleo y afianzado su continuidad.

Por lo tanto, de desplegar este paradigma todo su potencial inclusivo-participativo, tendr铆amos una empresa autogobernada, abierta a comprometerse con su territorio y con sus personas, que se identifica con ellas en un mismo sujeto, y que habr铆a de gozar de la protecci贸n y las ataduras que corresponder铆an a su condici贸n de bien social o bien comunal, que habr铆a que proteger de la pura voluntad especulativa o liquidadora de grupos de inter茅s, est茅n relacionados o sean ajenos a ella. En este sentido, la pregunta cl谩sica referida al 鈥榪ui茅n es el propietario de la empresa鈥 deber铆a perder sentido ante la primac铆a de la funci贸n social del proyecto empresarial, y del valor primordial que representar铆a este para la comunidad. Aqu铆 se entrev茅 el rastro del聽jabetza聽tradicional, modalidad de relaci贸n entre personas y bienes que fue predominante en las regiones pirenaicas.

Detr谩s del modelo vasco-navarro de empresa inclusivo-participativa est谩n las fuerzas parlamentarias, pero tambi茅n las fuerzas sociales. Es cierto que los sindicatos聽ELA聽y聽LAB聽se han descolgado del apoyo al聽texto concreto de la Proposici贸n No de Ley aprobada聽por los parlamentos de Iru帽a y Gasteiz. Pero, la cr铆tica de ambas fuerzas sindicales se refiere a que el texto de la PNL no recoge los conflictos del plazo corto. Habr铆a que leer este mensaje sindical con una perspectiva positiva, como expectativa que se abre ante el proceso de asentamiento del paradigma inclusivo-participativo m谩s que como un cierre a integrarse en el mismo.

3 thoughts on “0

  1. SOBRE QUE “SE LE ACABABA LA PACIENCIA”
    El PNV insiste, molesto, en que su aviso al Gobierno espa帽ol “va en serio”
    “隆C贸mo no vamos a estar enfadados!”, tras se帽alar que ni siquiera se ha fijado una cita de la Comisi贸n Mixta de Transferencias

    Es lo que pasa cuando se va de tan buen rollo y de tanto bajar las expectativas de tus ideolog铆as para buscar acuerdos trasversales (trasversales significa acuerdos con el PSOE). Que al final no te toman en serio y se r铆en de ti a la cara.
    Ortuzar y Urkullu se cargaron desde dentro el Plan Ibarretxe. Han estado dando vueltas 6 a帽os al nuevo estatuto y ahora que tienen un proyecto les entra el v茅rtigo por que no est谩n ninguno de los partidos espa帽oles. Ahora se ponen dignos con las transferencias y en espa帽a se descojonan porque saben que el PNV de ahora no les va a hacer nada.
    A ver si os enter谩is NO van a cumplir con el estatuto. NO van a pactar NUNCA un estatuto que se nos reconozca como naci贸n ni que nos reconozca el derecho de autodeterminaci贸n.
    A mi tambi茅n me gustar铆a que todo fuera mas civilizado y democr谩tico pero desgraciadamente no elegimos a nuestro contrario es el que es. Y con Espa帽a no se negocia solo se le pueden arrancar las cosas. Los derechos no se piden, se conquistan. Bilbotarra . Comentario en Deia .

  2. El PNV voto a S谩nchez; tras una negociaci贸n y un pacto, siendo consciente que a todo los partidos espa帽oles, incluido Podemos ( ese con el que la direcci贸n de la IA quer铆a presentarse en coalici贸n a las elecciones espa帽olas), se hacen los remolones a la hora de cumplir los acuerdos; 煤nica forma de arrancar competencias y inversiones al estado. La pregunta es , para qu茅 voto Ehbildu a S谩nchez?

    Con las competencias del Estado al PP-PSE-Podemos les sucede, tambi茅n como a Bildu, lo mismo que con la construcci贸n de la empresa inclusivo participativa, la apoyan m谩s por obligaci贸n que por devoci贸n.

  3. En l铆nea con el art铆culo del Sr, Rekondo, Aitor Bengoetxea director del instituto Gezki (UPV/EHU) de Derecho del Trabajo cooperativo y la Econom铆a Social, 鈥溌縋or qu茅 el grupo cooperativo m谩s grande del mundo est谩 en Euskal Herria?鈥, se pregunta. 鈥淣os da pudor reconocerlo, pero, 驴por qu茅 aqu铆 s铆 y en otros no? Arizmendiarreta ech贸 la semilla, brillante, pero todo no se le debe a 茅l. 驴Por qu茅 sigue funcionando el cooperativismo vasco mejor que en otros sitios?, expone.

    鈥淭iene su explicaci贸n antropol贸gica. Los vascos tenemos un sentido colectivo propio y las cooperativas necesitan eso. Es cierto que lo de Fagor marc贸 un punto de inflexi贸n, sobre todo el clima vivido, pero tambi茅n lo hizo la crisis financiera global de 2007 y 2008. Escuchamos al presidente franc茅s, Nicolas Sarkozy, diciendo que hab铆a que refundar el capitalismo y no pas贸 nada鈥, recuerda.

    Al contrario, con la 鈥溍簂tima ola neoliberal el peligro es a煤n mayor y frente a eso, el cooperativismo es una alternativa fundamental鈥, apunta. Pero 鈥渟olo puede funcionar si se conf铆a en el de enfrente, y eso choca con los valores de la sociedad actual鈥, dice.
    Bengoetxea reclama un 鈥渃ompromiso colectivo鈥 para el que 鈥渧e falta de convencimiento鈥. El mayor tama帽o de las cooperativas, 鈥渁umenta el tama帽o del reto鈥 -dice-, que es 鈥渕antener la participaci贸n y el compromiso, pero no dir铆a que es imposible. A una cooperativa hay que engrasarle constantemente los valores cooperativos. Hay que regarla鈥, concluye.

    http://www.noticiasdegipuzkoa.eus/2018/10/14/economia/los-valores-cooperativos-a-examen#Loleido

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Previous post S铆 ocurri贸, s铆
Next post Marca-pa铆s y valores del pa铆s de los vascos

Harpidetu blogera / Suscr铆bete al blog

Azken iruzkinak / Comentarios recientes

  1. Muy buen art铆culo. Y a la defensa del concepto la ciudadan铆a foral, por consustancialidad, a帽adir铆a yo, como se reivindic贸 en…

  2. https://www.berria.eus/paperekoa/1876/018/001/2022-09-13/historia-zintzo-eta-kontrastatu-baten-alde.htm Gremioko profesionalek erakundeei eskatzen diete zerbitzuko lanerako enplegatu ditzatela.

  3. Como en muchas facetas los vascos, en las fiestas, tenemos mejor gesti贸n que discurso. Hay que trabajar los relatos, no…

  4. Ez ez da egia, hemen batzuek, zu ere tarteko noski, ez diogu, lagunen arteko gorabehera eta liskarrekin, auzolanean Euskadi eraikitzeari…

  5. Borroka egitea errentagarria gertatzen da,batibat,bat bakarrik danean borrokalaria,Hori da gure herrian gertatzen dana.Argi ta garbi esan dezagun.Urteak daramatzagu,"ezker abertzaleak","euskal komunistak"…

  6. Egoera gatazkatsuak sortzeko, batzuek, etengabe, jai-ekitaldi desberdinei aurre egiten diete. Konfrontazio estrategia bat da, eraso egiten den ekintza aitzakia bat…

  7. Ederra gero egindako zehaztapena. Historiagileak askotan, postibismoak itsututa, positibismotik kanpo ere geratzen dira euren historia-zientifismoaren osinean itololarrian. Ezinago ados artikulugileak…

  8. https://www.eitb.eus/es/noticias/sociedad/detalle/8949215/la-brecha-entre-dos-desfiles-de-nuevo-protagonista-del-alarde-de-hondarribia-tras-paron-por-pandemia/ Incre铆ble forma que tiene EITB colonizada de batasunos de dar la noticia acerca del alarde de Hondarribia. Los niveles…

Harremanetan jarri / Contactar

Laguntzaileen artikuluak / Art铆culos por colaborador

StatCounter

wordpress visitor counter

Contact us

Total
0
Share