Posteado por: aberriberri | febrero 8, 2016

Violencia y legitimidad (y 3)

Joxan Rekondo Pyrenaeus-eko Talaian

agirre_despacho_carltonEn la línea de descubrir cómo se han articulado en la Euskadi más moderna las violencias organizadas con la legitimidad popular, en este tercer artículo nos planteamos dos preguntas. Lo primero que nos preguntamos es de qué manera se ha instituido la legitimidad democrática en la Euskadi que hoy conocemos. Y tiene una derivada evidente: ¿cuál es la violencia que ha autorizado el demos de la CAV (el único de los países vascos que ha podido realizar un acto de legitimación democrática) con la finalidad de defender el interés común? A través de la segunda, que se refiere al esfuerzo que estamos realizando en la actualidad para normalizar la convivencia, quisiéramos conocer en qué medida el ‘suelo ético’ puede ayudarnos a prevenir el resurgimiento de la espiral de violencias ilegítimas organizadas.

RESTAURACIÓN DEMOCRÁTICA EN EUSKADI. Recordemos la salida del franquismo en Euskadi. En aquel tiempo, el país se planteaba una serie de prioridades institucionales. Un sistema educativo propio que garantizara la transmisión a futuro de nuestra identidad cultural. Un sistema financiero que respaldara el impulso económico necesario que nos permitiera alcanzar los estándares de bienestar europeos. Y, frente al clima de inseguridad y terrorismo que se vivía (con grupos parapoliciales y las diferentes ETAs), se demandaba un sistema de seguridad pública en el que pudiéramos confiar.

En un momento todavía incierto, en medio de una gran ebullición socio-política, cuando el proceso instituyente vasco abría posibilidades de desarrollo democrático y restauración política en Euskadi, ETA (m) sintió ya el impacto de una amplia desafección popular. En su Zutik nº 63, de febrero de 1978, se vio obligada a explicarse puesto que amplios sectores del Pueblo Vasco se preguntan: ¿por qué continúa la lucha armada?”. ETA se quejaba de que toda esa gente no se hubiera enterado de que “nuestra lucha no era únicamente antifranquista, sino socialista revolucionaria y de liberación nacional”. Como se puede deducir, la mayoría social vasca ya estaba deslegitimando aquella violencia con absoluta claridad. Sin embargo, el enfoque con el que la inteligencia española examinaba la cuestión vasca no podía ser más lamentable y estimulante para la confrontación violenta: “La tragedia es que desde 1833, hace 150 años, no ha habido una generación vasca que no haya contemplado a los españoles a través de la mira de su fusil” (General Andrés Cassinello, 1982).

En ese quebradizo contexto, se aprobó el nuevo Estatuto vasco y se realizó la restauración democrática del Gobierno vasco (1980). En sus manos, importantes herramientas de estado. No solo en relación con la educación, la economía y la fiscalidad y el bienestar, lo que ha posibilitado un desarrollo humano sin precedentes. También con la potestad de desplegar una policía de naturaleza integral, para la defensa democrática de lo que íbamos construyendo. Se perfiló así una Ertzaintza que ha tenido que superar graves obstáculos para lograr el reconocimiento de su plena legitimidad democrática por todos los vascos.  No olvidemos que para una minoría, el terrorismo de ETA representaba la legitimidad de los sectores del contrapoder.

Pongamos el caso del conflicto de Irlanda del Norte, cuya resolución ha servido como referencia para muchas de las iniciativas y acciones que se han desarrollado en Euskadi en el ámbito de la pacificación. Una de las dimensiones más delicadas del conflicto fue la relativa a la fuerza policial norirlandesa. La RUC  tuvo que ser disuelta para dotar de confianza al proceso de rehabilitación de la convivencia en el Ulster. No es el caso de la Ertzaintza. Hoy, absolutamente nadie discute su legitimidad.

SUELO ÉTICO. Con el cese progresivo de los focos de violencia (ilegítima) organizada, hoy se está componiendo la convivencia. Se comparte que la tarea que corresponde abordar de inmediato es la de reintegrar, en torno a una base ética compartida, a los que han legitimado y practicado la violencia privada, ejercida contra la voluntad popular. Indudablemente, en este cometido no cabe un reinicio de la historia vasca al gusto de los recién llegados. Hay un punto de partida claro: el debate sobre el ‘suelo ético’ ha puesto sobre la mesa la injustificabilidad de las estrategias políticas que se han apoyado en la violencia y se deben llegar a depurar  las responsabilidades que correspondieran. Algunas de índole exclusivamente política. Pero, otras necesariamente han de tener un recorrido judicial. Vamos a ver si el acuerdo entre la fiscalía y los encausados de Batasuna en el proceso 04/2008 abre una vía adecuada para que los huidos de la justicia puedan hacer frente a los cargos que se les imputan.

Tras la Iniciativa GLENCREE y la más reciente de ERAIKI, impulsadas colectivamente por víctimas de las diferentes violencias, la exigencia de responsabilidades a los que han practicado la amenaza y el crimen político es el punto principal, la verdadera piedra de toque de la agenda de la convivencia vasca. El gran valor de estas iniciativas es que rompen con los clichés que clasificaban el sufrimiento en función de la identidad de los que lo habían provocado. Rompen con la imagen de enfrentamiento de violencias, con respectivos mapas de dolor que se (in)habilitaban recíprocamente. Y lo rompen al compartir una lectura deslegitimadora y una demanda de responsabilidades a los “perpetradores de la violencia injustamente padecida por tantas personas” (Glencree).

No vemos a los gobiernos estatales en disposición de admitir sus responsabilidades al haber caído en la tentación de combatir al terrorismo forzando y sobrepasando los límites éticos de un proceder democrático, en un hecho que han llegado a justificar como ‘mal menor’ o ‘mal necesario’. Tampoco se ve que la gente del ‘antiguo’ MLNV vaya más allá de un eufemístico ‘reconocimiento del daño causado’, la fórmula polisémica a la que recurren constantemente.

Esas dos visiones responden a éticas utilitarias, subordinadas a exigencias del guion de la política. La primera es una ‘ética securitaria’ que se justifica en una seguridad pública a cualquier precio, al margen incluso de la ley. Declaraciones de responsables del Estado en la época de GAL –como las deFelipe González: “pude volar a la cúpula de ETA… dije no… y no sé si hice lo correcto–  dan buena cuenta de esta visión. La segunda es una ‘ética revolucionaria’ bajo la que la condición humana queda supeditada a las exigencias de la misión revolucionaria, que es de rango superior.  El revolucionario, en todo caso, debería aspirar a minimizar la generación de “costes en términos humanos, según recientes declaraciones de Arnaldo Otegi.  Ambas declaraciones se siguen inscribiendo bajo una lógica del Mal Menor, que llevaría a absolver la comisión de injusticias por haberlo hecho en respuesta o evitación a injusticias mayores.

Es imprescindible el ‘suelo ético’, precisar las legitimidades y fijar las responsabilidades. No se puede aceptar el “todos somos culpables” o el “todos hemos hecho sufrir y hemos sufrido”, que se vienen repitiendo todavía.  El ‘todos somos culpables’ del Sortu de hoy es el reverso sutil de aquella implacable ‘socialización del sufrimiento’ que Herri Batasuna declaró hace más de veinte años. Entonces, toda la sociedad vasca debía compartir su ‘sufrimiento’. Ahora, quieren que todos los vascos compartamos su culpabilidad.

Sin embargo, si todos somos culpables de lo que ETA, GAL y otros han hecho, la mayoría social vasca, que nunca ha secundado las violencias ilegítimas y que ha manifestado repetidamente su oposición a las mismas, no existe. Lo que nos colocaría ante un silogismo inaceptable: o habríamos sido cómplices de los crímenes de ETA o lo habríamos sido de los abusos del Estado.

No puede haber renuncia a la ética política, que nos obliga a establecer las legitimidades y determinar las responsabilidades, por lograr un apaciguamiento apresurado, desde el que no se puede restablecer una convivencia de calidad. Abierta la puerta de la paz vasca, las huellas de la responsabilidad por los años de dolor y plomo deben quedar marcadas en el umbral ético de la normalización. Recordando de nuevo la enseñanza del lehendakari Agirre: “las generaciones, que han visto el dolor, y aquellas que todavía lo han de ver, quieren que se establezca definitivamente la ley moral en la Humanidad” (mensaje de Gabon, 1943). Solo así podrán alzarse las barreras morales y políticas necesarias para que nadie pueda sentirse tentado a utilizar la violencia en su propio provecho político.

Anuncios

Responses

  1. Encuentro chocante y arcaico tu texto, Joxan. Me recuerda al Txillardegi de los primeros sesenta. Cuando daba clase de Mates para la selectividad y decía aquello de que quien gana la batalla del relato gana todas las batallas. Misionero de antaño.

    Preguntas por legitimidad y voy a tratar de responder según lo veo. De corazón.

    La legitimidad es la formal. La propia de un sistema de democracia totalitaria donde se obliga al demos con vigilancia estrecha y coacciones de todo tipo a adoptar identidades ad-hoc. Libertad Negativa mínima y libertad Positiva máxima. Ya sabes que la buena es la primera. La segunda es la Libertad de Dictar.

    Es decir, ninguna legitimidad de verdad –la que se otorga por una ciudadanía adulta y radicalmente libre– para quien se haya leído la obra de Tocqueville. “Le despotisme democratique” que es el Libro IV de su obra fundamental.

    Para hablar de Legitimidad es conveniente estar al tanto de la Obra de Guglielmo Ferrero “Poder, los genios invisibles de la ciudad” publicada en 1942.
    Nuestro nacionalismo identitario reside mentalmente en el tiempo que va de los años 30 al final de la segunda guerra mundial. El mundo descubrió entonces lo Identitario y nos perdimos la lección.

    El día que no haga falta salir a tomar el aire, que se pueda hablar de todo sin tabú en las familias y en la calle, el día que te puedan mirar de frente, el día que Bilbao, Donosti y Vitoria (juntas) vuelvan a tener tantas librerías como Coruña (o Pamplona antes de la captura) y el PNV y Bildu dejen de financiar Vigilantes de Barrio se podrá comenzar a hablar de sociedad libre, adulta, moderna y educada.
    Mientras tanto tendremos lo que hay: Pastores a cargo del “pueblo escogido”. Una sociedad vigilada y neurótica. Pueblo y Ciudadanos son conceptos antitéticos.

    Saludos

  2. Y ni tan mal!

    Sociedad adulta dice, sigue soñando. Con que uno se haga adulto entre tanta adulación, ya es un hito!

  3. Los relatos son historias que la gente se cuenta entre sí para dar sentido a su experiencia (Peter Burke). Partiendo de esta definición, existen tres grandes relatos sobre la violencia que ha marcado el pasado reciente de Euskadi. Uno coloca en el centro de gravedad a las víctimas del terrorismo. A su vera se sitúan buena parte de las mejores cabezas del país, por el compromiso cívico propio de los intelectuales liberales y porque la teoría del conflicto, si por tal se entiende que hubo dos bandos enfrentados en una especie de guerra, puede tener el atractivo de la sencillez, pero es, sencillamente, una falacia. Frente a fáciles e injustas equiparaciones, precisar la asimetría de las violencias requiere reflexiones críticas, habitualmente incómodas de realizar, ya que se oponen a lugares comunes arraigados. La asimetría queda establecida en los siguientes términos: ETA fue, con mucha diferencia, la organización terrorista más sanguinaria, la más longeva y la única que contó con apoyo social en el País Vasco. En 1980 un grupo de 33 reconocidas personalidades de la cultura vasca dio en el clavo con el manifiesto “Aún estamos a tiempo”. Decían así: “la violencia que ante todo nos preocupa es la que nace y anida entre nosotros, porque es la única que puede convertirnos, de verdad, en verdugos desalmados, en cómplices cobardes o en encubridores serviles”. Su valiente postura fue una necesaria gota de dignidad, que ayudó a abrir una senda por la que ahora transita este primer relato.

    En el extremo contrario, un segundo relato es el de los perpetradores y sus simpatizantes, que goza de vitalidad a nivel popular, pero carece del seso y la ética del primero. Aquí tenemos algunas muestras, aparecidas en los medios de comunicación en las últimas semanas: ante un tribunal, presos de ETA se jactan de su militancia en la organización terrorista; en plena campaña electoral, 200 expresos de la banda piden el voto para la “izquierda abertzale oficial”; la “izquierda abertzale oficial” convoca ayunos y manifestaciones por los reclusos de ETA, los pretende elevar a la categoría de “prisioneros políticos”, demanda su amnistía e, invirtiendo la culpabilidad, los califica como “víctimas”. Estamos ante una narración que, retrospectivamente, se propone abrillantar la trayectoria de un sector totalitario, que recurrió al asesinato, la extorsión y la amenaza para tratar de imponer su proyecto político. No es que piensen que su responsabilidad “no fue para tanto”. Es que sostienen que la culpa siempre fue de los otros y, por boca del presidente de Sortu, Hasier Arraiz, se muestran “orgullosos” de su “lucha”

    Hay un tercer relato que reniega de los medios empleados por ETA y condena sus atentados, pero comparte con el nacionalismo vasco radical, en expresión de Martín Alonso, una misma “gramática del conflicto”. Los cultivadores de esta narrativa encuentran causas políticas remotas que, según el caso, justificarían, relativizarían o harían comprensible la violencia de ETA, dedican tantos o más esfuerzos a criticar al Gobierno del PP que al nacionalismo vasco radical en relación al terrorismo e interpretan que el vasco es un pueblo homogéneamente victimizado y reprimido desde allende los tiempos, lo que explicaría que una minoría “equivocada” tomara las armas en la defensa de “lo propio”. En su versión más áspera, esta lectura contempla nuestro pasado reciente de violencia en clave étnica, españoles versus vascos, fruto de reivindicaciones nacionalistas incumplidas, y no en clave de ataque totalitario contra la democracia (confróntese esto con el hecho de que ETA cometió el 95% de sus asesinatos tras la muerte de Franco).

    El nacionalismo vasco moderado, hegemónico en las principales instituciones del país, se ha movido históricamente entre este relato y el primero. Pocos ejemplos muestran esa oscilación tan gráficamente como el siguiente discurso de José Antonio Ardanza, leído pocos años antes de la deriva del PNV hacia la “acumulación de fuerzas soberanistas”. El texto del lehendakari, rescatado por el historiador Antonio Rivera para un libro suyo de próxima aparición, sostenía que “existe un primer planteamiento –el que hoy defienden, casi en exclusiva, los propios violentos- que pretende situar la violencia en el terreno del nacionalismo, es decir, en términos de conflicto entre nacionalistas y no nacionalistas o, por mejor decir, entre nacionalistas vascos y nacionalistas de otro signo, sean españoles o franceses. La violencia sería, en este sentido, la expresión inevitable de un contencioso no resuelto entre el Pueblo vasco y el Estado español. Hoy apenas queda ya nadie en el mundo del nacionalismo democrático que no sea capaz de percibir el carácter esencialmente manipulador de tal planteamiento. Hoy nos resulta evidente que en una sociedad como la vasca, profundamente dividida por razones de nacionalismo y enormemente sensibilizada hacia reivindicaciones nacionalistas, situar el conflicto en tales términos persigue el objetivo de recabar para quienes ejercen la violencia el máximo apoyo posible o, cuando menos, la comprensión y complicidad silenciosa del mundo nacionalista”. Otro lehendakari, Juan José Ibarretxe, cambiaría pronto estos principios por el frentismo del Pacto de Estella.

    Hay un relato que reniega de los medios empleados por ETA y condena sus atentados, pero comparte con el nacionalismo vasco radical una misma “gramática del conflicto”
    Las tres grandes narrativas que he expuesto son tipos ideales y contienen, por supuesto, variantes, del mismo modo que los diferentes sujetos pueden asumir como propios elementos de aquí o de allá, así como evolucionar de un relato a otro. Junto a éstos, en cuarto y último lugar tenemos el “no relato” del silencio, que persigue “dejar atrás el pasado de una vez”, “pasar página”, “mirar hacia delante” y otras metáforas escapistas por el estilo. A esta manera de pensar (o mejor, de ignorar) cabe oponer una reflexión de Primo Levi sobre el Holocausto que está recogida en el proyecto del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo: “Si comprender es imposible, conocer es necesario, porque lo sucedido puede volver a suceder, las conciencias pueden ser seducidas y obnubiladas de nuevo: las nuestras también. Por ello, meditar sobre lo que pasó es deber de todos”.

    Los últimos datos del Euskobarometro demuestran que cuatro años después del final del terrorismo el miedo a hablar públicamente de política, que era especialmente significativo entre los simpatizantes del PP y PSE-EE, ha caído en picado en Euskadi. Este es un indicador, entre varios posibles, de que lo que hemos afrontado ha sido un problema de falta de libertades. La recuperación de las mismas ha traído sosiego a los sectores más estigmatizados, aunque por desgracia ya es demasiado tarde para las más de 900 víctimas mortales del terrorismo, así como para los miles de heridos y exiliados. El terrorismo no fue un mero relato, sino una grave realidad. No vayamos ahora a lavarla con suavizante.

    Al contrario que para nosotros, que lo experimentamos más o menos directamente, probablemente para la próxima generación el terrorismo sí será solo un relato. O, si se prefiere, será una realidad lejana, a la que se accederá de forma mediada, a través de nuestras historias. Por tanto, es grande la responsabilidad que nos atañe a la hora de escribirlas de forma fiel. Tenemos a mano varias posibilidades. Una es limitar el alcance del debate, bien repartiendo culpas equitativamente (todos pecadores), bien apelando a la necesidad de tener en cuenta “todas las memorias” (¿también la de los verdugos?). Otra opción más deseable es, frente a la tentación del olvido, construir una pedagogía de la memoria con el objetivo de transmitir sin tapujos qué fue el terrorismo y por qué hubo vascos que sostuvieron una opción liberticida, sin importarles matar en el empeño o dejando que otros lo hicieran en su nombre.

  4. Quede claro que Raul Lopez Romo es la estrella ascendente en el antinacionalismo con unos estudios sobre la transicion infumables.

  5. Menos mal que lo has dicho, si no me lían con eso de que Eta era mala.

  6. “Otra opción más deseable es, frente a la tentación del olvido, construir una pedagogía de la memoria con el objetivo de transmitir sin tapujos qué fue el terrorismo y por qué hubo vascos que sostuvieron una opción liberticida, sin importarles matar en el empeño o dejando que otros lo hicieran en su nombre.”

    En esta frase parece un cirujano.

  7. Es que Igor los que teneis blandito el cerebro sois muy influenciables. Hay que preguntar a los aitas antes de andar en internet solo. Mira mejor mira culos y tetas que es lo tuyo.

  8. Claro, para que haya uno menos en el país vasco deslegitimando a Eta.

    No sabes nada!

    A ver si ternera libra de la cárcel y tal, no?

    Y quién le va a decir que eta no era buena a los que están con el youporn a fuego todo el día?

    Labor social! Labor humanista!

    Pero gracias por el consejo, hay tiempo para todo,porno, gestión de desechos de residuos…

  9. “Sin embargo, si todos somos culpables de lo que ETA, GAL y otros han hecho, la mayoría social vasca, que nunca ha secundado las violencias ilegítimas y que ha manifestado repetidamente su oposición a las mismas, no existe. Lo que nos colocaría ante un silogismo inaceptable: o habríamos sido cómplices de los crímenes de ETA o lo habríamos sido de los abusos del Estado.”

    Cómplices, hay muchos, la mayoría espectadores.

    En vez de hacer algo en favor del intimidado, la gente se dedicó a ser un espectador. Esto en el mejor delos casos, en otros, directamente cada enero a manifestarse en cientos de miles a favor de Eta.

    Algún día les entrará en la cabeza.

    O no, porque la idea, la de poner a uno de Hb al frente de un departamento público que trabaja en un “proceso de paz”??¿¿??, es que haya un lío tremendo donde no hay buenos ni malos, y cuyo objetivo fundamental es que el nacionalismo, como ideología, salga de rositas.

  10. “El todos culpables” de la doctrina Cassinello coincide con los editoriales de GARA , los dos quieren traspasar la responsabilidad de la violencia a la sociedad vasca.

    No hay mejor manera que disolver la responsabilidad real que con esta mentira. Lo que les importa es vencer, tiene que haber vencedores y vencidos, los derechos fundamentales supeditados al fin.

    Estas lógicas sin matices, en el fondo son contrarias a la convivencia.

  11. Que no larburu, que no la cuelas con el “todos culpables? eso es imposible!”

    Todos espectadores.

    Mirando.

    Todos menos los cómplices, simpatizantes, curas y demás.

    La estrategia de jonan de que eta no se sienta vencida, es lamentable.

    Es normal, porque ha sido la guardia civil la que ha acabado con el potencial de asesinar no nacionalistas, y a ver cómo lo explicas en el batzoki!

    Ánimo larburu, vuestro relato de todos malos todos buenos eta presoak kalera!!!, será el que triunfe, al menos mientras tengáis el poder y a jonan dando pena a tres mil el mes.

  12. JELen agur

    Buen relato de Joxean.
    La sociedad vasca es la que se ha acabado imponiendo, harta de guerra civil, de dictadura y deseosa en su inmensa mayoría de una reconstrucción al nacional sobre bases humanas, despreciando estrambotes ideológicos fuera de época. Eso ya solo queda para imbeciles o lo suficientemente cobardes para no reconocer su error y rectificar.
    Se seguirá adelante y se enseñará a los niños que en nuestra tierra, paradójicamente tierra de histórica libertad y derechos de gentes admirado, se cometieron barbaridades que con perseverancia habremos conseguido acabar con ellas.
    Todavía no está terminada la tarea, pero estamos en el camino. No cabe más que el optimismo, si se mantiene la misma actitud que en los últimos 40 años. Además de nuestras instituciones.

  13. Que le vamos hacer, tu “odio” al nacionalismo vasco te impide ver que es la conjunción de las instituciones democráticas y la sociedad vasca la que ha obligado a ETA a abandonar la lucha armada.

  14. Claro, Larcabeza, criticar una ideología en el país vasco es “odiar”. Sobre todo si la crítica es al, qué casualidad, nacionalismo vasco que gobierna las instituciones del estado español en el país vasco.

    Antes de que la guardia civil acabara con la potencia asesina de Eta, estas cosas le acojonaban a uno, lo de que une espectador como tu le dijera a uno “tú odias al nacionalismo” porque al día siguiente podrías aparecer tirado en la calle con un tiro en la nuca.

    Ya no, larcabeza.

    Odio? mira, esto sí que es odio;

    http://www.deia.com/2016/02/09/opinion/tribuna-abierta/donostia-capital-europea-de-la-cultura

    Por cierto, esta frase, la puedes explicar?

    “por qué Donostia no se inmuta con la existencia de ese peso grave social de tener no solo cientos de presos en la cárcel sino del desajuste social que comportan las familias de presos que deben exponer semanalmente su vida para visitar a esos presos”

    Presos? qué presos? eta no se nombra. En el deia,En el deia!!!! No lo hacen en etb, como para hacerlo deia.

    Vaya jeta!

    Inmoralidad total.

    Así acabaste tu y toda la “sociedad vasca” con eta no? mirando, y a los de eta tratándoles con mesura, que algún día se aburrirán. Mientras sigan matando no nacionalistas!!! a mi plin…

    A kubati cómo dices que le quiotaste la idea de seguir asesianndo no nacionalistas? Qué le dijiste? aparte de tener a Anasagasti todo el día atacando a la policía y guardia civil que ha acabado con eta, qué hacíuas dices?

    Lucha armada eh, larcabeza, eso le quieres decir a tus nietos que fue eta?

    lucha armada, ya.

    Terrorismo suena muy fuerte para los niños de euskodisney. Sobre todo si es terrorismo nacionalista.

    abandonar, ya.

    Para cuándo tenéis planeado sacar a txeroki de la cárcel?

    Lucha armada eh larcabeza….lucha armada….tú sí que estás armado…

  15. No me parece posible hacer un análisis de los últimos 50 años y de la eclosión del Nacionalismo Identitario que hoy domina a la sociedad vasca, sin la ayuda de algunos antropólogos y psicólogos de los últimos cien años largos.

    No todos ellos han sido traducidos al español o difundidos en España y por tanto no son bien conocidos.

    Algunos son conocidos pero están proscritos en la cultura oficial. Perdón, en la “Incultura Oficial” que por supuesto no es exclusiva del PNV, Bildu u otros. Todos de alguna manera participamos de ella.

    Entre estos autores creo que cabe citar a los siguientes.

    1. Wilfred Trotter. “Instincts of the Herd in Peace and War”. 1916.

    2. Sigmund Freud. “Mass Psychology” o “Psicología de las Masas” Unas cuarenta o cincuenta páginas de su obra en las cuales cita a Trotter, otro neurólogo, de quien era amigo.

    3. Alfred Adler en su obra de 1910 sobre “El tratamiento de las Neurosis”. Un libro difícil, casi para profesionales, pero un gran libro.

    4. Simon Festinger, en su obra de 1957 sobre la “Disonancia Cognoscitiva”

    5. Entre los más recientes creo que es conveniente referirse a Eric Fromm y Alfredo Tamayo Ayestarán en sus obras sobre “La condición humana”, el primero, y el “Narcisismo”, el segundo.

    6. El célebre libro de Maaluf, “Identidades asesinas”.

    De todos ellos excepto el primero hay traducción publicada en español.

    Saludos y enhorabuena al blog porque, ideas aparte, hay en él……. diálogo y calidad.

  16. En estos libros se encuentran los matices que le hagan comprender a uno lo buena que es eta?

    Al parecer la clave de la mala interpretación histórica que hacen los críticos de eta está en los “matices” y en “leer”.

  17. Herri honen gehiengoak ETAri uko egin ziola arbuiatu nahi duzue, hauteskundetan gehiengoen babesa jasotzen duen alderdiari legitimitatea kentzako desioz. Baina herritar ororentzat, bere garaian Francori eta geroago ETAren mehatxuei aurre eginez, herrigintzan jardun diran pertsonak ezagunak dira :

    Euskal ekonomia eta kulturaren alde lan egiten jarraitu zutenak, ETAren eta bere inguruaren mehatxuak jaso izan arren, beren herritik ihes egin gabe.

    Ikastolen hasierako premiei erantzuteko dirurik gehien jarritako jendea izanik gero ETAren iraultza-zerga eskabidea jaso zutenak. Inposaketari uko eginaz herri kultur eta kirolari laguntza emanez jarraitu zutenak.

    Guztia gaztelaniaz, garairi zagokionez, egiten zenean euskara argitaldarietan erabiltzera ausartu zen enpresaria, urte batzuk geroago ETAk bahitutakoa.

    Jelkideak suntsitze arren, egin nahi duzuen gezurrezko errelatoa ez dugu onartuko.

  18. Me vais a perdonar que excepcionalmente traiga un “corta y pega” pero creo que es una obligación moral.

    Es de un viejo amigo del alma, bilbaíno grande y siempre lejano. Tímido y distante.

    Lo he leído en un bar de puerto, tras bajar a tierra con un tiempo de perros, casi temporal, y se me han saltado las lágrimas recordando a tantos amigos muertos, a tantas familias para siempre muertas en vida y a tanto hijo de la gran puta recogiendo nueces. Qué vergüenza.

    Ahí va. En la muerte de Joseba Pagazaurtundua.

    Cita

    QUERIDO JOXEBA: Ahora que han puesto un buzón para mandarte cartas ya puedo decirte lo que no te pude decir en su día. Verás. En esto de reconocer héroes tengo algo de experiencia porque trabajé en Honduras en los días de la Contra, del Obispo Romero y del P. Ellacuría. Así que en cuanto te vi y empezamos a hablar en Andoain reconocí al tipo. Otro valiente a quien no le gusta la injusticia y la denuncia en cámara y en vida cotidiana, aunque se juegue la vida. En la Biblia les llaman profetas. Nosotros, menos solemnes, os llamamos ciudadanos ejemplares.

    Tú hacías de relator de la muerte de tu amigo y víctima de ETA, José Luis López de Lacalle, para mi documental Los Justos. Y el relato se iba desarrollando según una tragedia con todos sus atributos y en los mismos escenarios en los que tuvieron lugar. Cayó Enrique Casas, persona de criterio que le había tomado los puntos a Eguiguren y lo había echado del PSE. Su muerte llevó a que Eguiguren volviese al PSE de la mano de Ramón Jáuregui -no hace falta decir las consecuencias de ese error a largo plazo-. Cayó el refundador del PSOE en Guipúzcoa durante el franquismo, Fernando Múgica. Ese no había compartido cárcel con los de ETA sino tertulia en el Café la Concordia de Bilbao. Entre otros títulos de nobleza social ostentaba el de ser hijo de una familia judía que buscó amparo en San Sebastián huyendo del Holocausto. Y cayó Fernando Buesa, a quien conocía personalmente, hombre de valía excepcional con el que las cosas hubieran ido de otro modo en la izquierda vasca.

    Mataron también a Gregorio Ordóñez, a quien traté, persona que cambió para siempre mi percepción del PP y de la propia España porque cuando llegó el juicio al General de la Guardia Civil, Galindo, yo ya sabía lo que había detrás de la “niebla del terrorismo” en Guipúzcoa con pelos y señales. Pero a Gregorio no lo mataron por contar esos secretillos sino por hacer bien su trabajo. Llevó al PP a dejar de ser un partido de señores mayores con bigote y gafas de sol y de paso a ser la lista más votada de San Sebastián. Si no le hubiesen matado hubiese sido alcalde de San Sebastián aquella primavera de 1995. Claro que también Mayor Oreja lo consiguió y no le valió de nada. Odón Elorza, del PSE, pactó con el PNV y aquí paz y después gloria.

    Pedirle a José Luis López de Lacalle que callase frente a ETA hubiera sido como pedirle al sol que saliese de noche. Si no le había dado miedo Franco, que le había dado miedo a todo el mundo, incluida tu Adoain natal, ¡le iban a dar miedo a él cuatro desharrapados intelectuales! El personaje se alzaba otra vez contra el tirano, esta vez a cara descubierta y con la pluma en la mano y les nombraba fascistas y nazis, que lo eran. Llegó el tercer acto. Las instituciones deciden construir una autovía entre Guipúzcoa y Navarra que pase por Leizarán. ETA se opone. El héroe trágico defiende con su pluma el trazado institucional y sabe que, al hacerlo, da un paso más hacia el sacrificio. No le importa. Irrumpe entonces en la narrativa la traición. La Diputación de Guipúzcoa estaba en manos de Eusko Alkartasuna. PNV y PSOE se ponen de acuerdo para arrebatársela y, en prenda de su contubernio, admiten el cambio de trazado que exige ETA y que el partido de la Diputación rechaza. El PNV y el PSOE advierten al héroe como es preceptivo en la ficción. Joseba Egibar, presidente del PNV de Guipúzcoa y nacido también en Andoain, encuentra a José Luis en el muelle de Zarauz y le dice: “déjalo José Luis, la decisión está tomada. Vamos a cambiar el trazado de Leizarán. Y, además, vamos a hablar con los del Diario Vasco y te vamos a tapar la boca”. No les hizo caso. Solo ya, sin otro apoyo que EL MUNDO, era evidente que desde su desamparo no quedaba otro final sino el anunciado. Y estos fueron los actos del crimen. Primero le mandaron cartas insultantes, luego le tiraron explosivos a su casa y finalmente le abatieron. Quedó a su lado un paraguas abierto como una lágrima negra sobre el asfalto. Sus camaradas le despidieron puño en alto cantando la Internacional.

    Quedan algunas cosas que no dijiste en cámara Joxeba. Tu viejo instinto de clandestino no quiso revelar entretelas. Pero esta carta es para la eternidad y no puedo callarlo. No mencionaste por su nombre a los políticos del PNV y del PSOE que te amordazaron y/o advirtieron. Pero lo que hizo tu relato tan especial dentro de todo aquel catálogo de héroes que aceptaron hablar delante de mi cámara era que al contarme la saga de Jose Luis tú, sin saberlo, eras como un augur que profetizaba su propia muerte. Pues a ti te aguardaba un destino parecido y en el mismo escenario, Andoain. Luchaste contra Franco y te torturó la Guardia Civil. Desarticulaste luego un comando de ETA y otro del Batallón Vasco Español. Y, finalmente y tras la muerte de José Luis, te convertiste en el blanco de aquella panda de salvajes. Abrió paso a la tragedia el que en 1999 lo mejor de España, con Savater al frente, crease el primer frente antiETA en 40 años de democracia. Pues no fue ni la izquierda antifascista quien lo hizo ni la derecha liberal española. Fue un movimiento cívico espontáneo, harto de tanta complacencia. A Eguiguren no le gustaba nada todo aquello. Según tu hermana Maite, el PSE guipuzcoano se opuso a que la primera manifa de Basta Ya llevase como cabecera “ETA no”. Le parecía un eslogan “divisor”. Tú lo viste claro. “Van a por nosotros y el PSE va a entrar en una línea pro nacionalista total. No va a quedar más referencia constitucionalista en el país que el PP”.

    Así que aposté contigo una chuleta, dónde tú quisieras, a que estabas equivocado y que el PSE seguiría siendo español y socialista. La primavera del 2002 no tuve más remedio que llamarte por teléfono y admitir que habías ganado la apuesta, el PSE de Eguiguren adoptaba una estrategia que aniquilaba a la gente como vosotros, porque en el paquete de Nico Redondo ibáis la gente como tú y lo más hermoso, valiente y decidido que haya dado el constitucionalismo español, Basta Ya. Juan Luis Cebrián puso el relato. La gente como tú, Savater y Nico eráis “fundamentalistas constitucionalistas”. Sorprendente contradicción en términos. La Constitución prohíbe el fundamentalismo. Yo hubiera dicho que los fundamentalistas eran los que os querían matar.

    EN LO referente a mi deuda nunca pude pagarla. Te mataron antes no sin la habitual traición, esta vez todavía más artera, porque fue con agravante de autoridad. Tu jefe, Javier Balza, viceconsejero de Interior del Gobierno de Ibarretxe, gracias a un único parlamentario de ventaja, que se lo dio Madrazo (IU), el partido de Blas de Otero e Ibarrola, por si no te acuerdas, te ordenó volver a Andoain. ETA había dicho que estaba en tregua, el PNV aseguró que esta vez iba de veras y tú eras la prenda de su credibilidad: ¿qué hacías escondido si no había ya peligro? Debías de incorporarte de inmediato a tu puesto de Jefe de Policía Municipal. Tú sabías que lo de la tregua de ETA era una trampa, esta vez lo sabía yo también, pero no te quedó otro remedio sino obedecer.

    Vino el entierro y a ti no te cantaron la Internacional. Te fuiste bajo la bandera pirata. Imagino que después de tanto destrozo tenías una nostalgia infinita de libertad y de pureza y esa sólo te la daba la mar, que es el más allá de los laicos. Faltaba el epitafio y lo puso tu madre, Doña Pilar, con una imprecación que ha quedado para siempre en el vocabulario político de España. “Harás cosas que me helarán el corazón”, le gritó al PSE guipuzcoano. Nos lo ha helado a todos. Pero así como a las Troyanas les consoló en su duelo ver el fin de quienes aniquilaron a su mundo, la estirpe de los Atridas, a todos nos pareció justo ver como ese magma de infamia, mal llamada socialista, ha terminado en el cubo de la basura al igual que la IU de Madrazo.

    Por lo que hace a ti, Joxeba, me dejaste el ejemplo, el recuerdo y la culpa. Y otra hermana pequeña, Maite, además de las dos que ya tengo, aunque pequeña sólo en edad porque en coraje no cede en nada a Lope de Aguirre y Blas de Lezo juntos. De verdad que intento cuidarla en lo posible, pero sólo lo sé hacer como lo he hecho todo en la vida. Con torpeza y desde lejos.

    Hasta siempre Joxeba. O en el lenguaje ese tan raro que habláis en vuestra casa, Goian Bego.
    Fin de cita

    http://www.elmundo.es/opinion/2016/02/09/56b8db2022601d91728b457e.html

    Un saludo cordial

  19. “Joseba Pagazaurtundúa nació en 1957, en el seno de una familia nacionalista vasca. A los 16 años ingresó en ETA político-militar, siendo detenido un año después. Más tarde abandonó la militancia política (1974). Comenzó la carrera de Empresariales pero la abandonó para dedicarse a su actividad política y social. En 1976 se afilió a EIA, partido del entorno de ETA-pm que apostó por las vías políticas y que fue el embrión de Euskadiko Ezkerra (….)”

    “El 8 de febrero de 2003, encontrándose de baja laboral, fue asesinado por un comando de ETA en el bar Daytona de la localidad donde trabajaba, de cuatro tiros a bocajarro en la cabeza, el hombro y el estómago.”

    Goian Bego.

  20. Tengamos en cuenta que ETApm entró en la democracia matando a dios y a su madre y que los líderes de Euskadiko Ezkerra, Mario Onaindia, fueron los que dijeron a sus parientes armados, en una reunión en Aranzazu, que había que empezar a matar diputados de UCD. Joseba Pagazaurtundua militó en el partido marxista-leninista desde el que se dio esa orden. Está mal que lo asesinaron pero el dio alimento a la bestia.

  21. Bonita excusa para legitimar a eta.

  22. La excusa la tuya de legitimar a los de ETApm que eran tan malos como los de ETAm y mataron a mucha gente. Incluyendo a diputados de UCD, compañeros de UCD a los que ETApm, los amigos de Pagazaurtundua, mataron.

  23. jode, has mejorado la excusa para legitimar a eta.

  24. Un poco de Fair play, que la excusa no incomode a los que, por el motivo que sea dejaron de talar el árbol . Sobre todo si se hicieron constitucionalistas. Lo que no puede ser es no culpar “a tanto hijo de la gran puta” nacionalista burgués.

    En esa denuncia no han cambiado ni los sordos que se hicieron constitucionalistas, ni sus seguidores.

  25. Mejor hacerse constitucionalista que seguir en eta asesinando constitucionalistas.

    Las excusas para legitimar a eta mejoran a cada comentario.

  26. A mi todos estos que presentan credenciales de haber militado en ETA unos meses me mosquean.

  27. Mejor hacerse constitucionalista después de haber asesinado constitucionalistas. Nadie se acuerda de los diputados de UCD y del concejal de UCD de Vitoria asesinados por ETApm. Pero Pagazaurtundua que entonces apoyaba a los asesinos merece todo tu respeto.
    Hay etarras constitucionalistas.

  28. Parecía imposible mejorar lo anterior, pero ya casi está, eta perfectamente legitimada en su obra de terror.

    Keep on

  29. Para lograr algo que mejorase nuestra podrida sociedad, habría que hacer pedagogía y explicar en qué se sustentaban los asesinatos: en el odio y asco a lo español, por ser diferente a la esencia propia. Un sustrato que todavía está impregnado en el País Vasco, por más que PNV o Batasuna busquen dejar atrás las raíces étnicas. Por eso hay que explicar políticamente que el nacionalismo siempre es un proyecto antiliberal, que depende tanto de presupuestos étnicos como de una construcción nacional que traiga dichos presupuestos a la realidad social. Que apela a lo predemocrático para romper la comunidad de justicia (de solidaridad en derechos y obligaciones) que es la democracia. Por eso el nacionalismo sólo puede renunciar al etnicismo de boquilla, a nada que se entienda su esencia antidemocrática.

  30. Nuestra podrida sociedad da entes tan poco podridos como tu Mikelo que debes considerarte el mas puro de todos. A mí me parece indignante esa apologia de los asesinatos de ETApm porque sus miembros se hicieron costitucionalistas. Los diputados de UCD y los empresarios asesinados por ETApm también eran personas. Merecían un respeto y un recuerdo.

  31. Paso del inalterable a los argumentos su único objetivo con distintos nick es llamarnos “hijos de la gran puta”

    VitorIII, ¿a ti no te mosquean todos los que critican a ETA independientemente de los meses que hayan militado?

    Estas de acuerdo con lo que dice Carmen Gisasola:

    “El sufrimiento que hemos generado está reconocido. Tenemos que admitir que fue injusto. Está pendiente en la izquierda abertzale y ETA. La izquierda abertzale debe asumir responsabilidades políticas. No todo acaba con los autores materiales. Hubo gente que teorizó sobre la lucha armada, pero escudándose en no practicarla, hoy está sentada en puestos relevantes ¿Resulta que ahora no va a ser responsable? ¿Tampoco el que pasó información? ¿Van a abandonar a los presos a su suerte?”

  32. No, en absoluto. De hecho me parece mas honesta la critica de quienes no habeis practicado ninguna lucha que la de quienes ponen por delante sus años de militancia para mostrar galones de algo que ahora supuestamente rechazan… si esos galones son como en los casos de Juaristi o Pagazaurtundua una supuesta militancia de “meses” me parece bastante ridiculo.
    Respecto a lo que dice Gisasola, pues bueno, su opinion sera. Muchas veces leemos que hay algunos teoricos que se esconden no se donde, no falla, lo escriben arrepentidos que curiosamente no les leemos arrepentirse de sus fallos que arrastraron a otros compañeros como en el caso de Carmen. En fin, no se muy bien como interpretar esto de que todos en la IA eran responsables de lo que hacia ETA, no se a donde quiere llegar.
    Y sobre la injusticia o justicia de la lucha armada no cabe debate, de las dos posturas solo una se puede defender publicamente por la otra te vas al mako.

  33. Habéis puesto un “posibilista” al frente de eta

    50 años ha costado!

    “Al frente de la banda se sitúa ahora el nombre de Mikel Irastorza, con poca experiencia en el seno etarra y al que fuentes de la lucha antiterrorista califican como un “posibilista”.”

    http://www.elespanol.com/espana/20160209/100990212_0.html

  34. Victor, que no te líe Larburu, la culpa de los que matan, es de los que matan.

    -La culpa de que los que maten lo hagan a placer, de todos los que no están en contra.

    -Y los que están en contra pero no hacen nada?

    -La mayoría de los vascos, dices?

    -sí.

    -Esos, espectadores.

    Entre oponerse un poquito y no oponerse nada, los espectadores eligieron no oponerse nada, ser espectador, por lo que pudiera pasar, que la cosa no estaba nada clara.

  35. Larburu, no había leído tu comentario anterior.

    te responde Mikel Arteta en este artículo:

    http://www.fronterad.com/?q=bitacoras/mikelarteta/titiriteros-van-ganando-batalla-contra-cfse

    “Por eso hay que explicar políticamente que el nacionalismo siempre es un proyecto antiliberal, que depende tanto de presupuestos étnicos como de una construcción nacional que traiga dichos presupuestos a la realidad social. Que apela a lo predemocrático para romper la comunidad de justicia (de solidaridad en derechos y obligaciones) que es la democracia. Por eso el nacionalismo sólo puede renunciar al etnicismo de boquilla, a nada que se entienda su esencia antidemocrática.”

    “Pero quien más ha conseguido enfangar el asunto en esa línea, por el poder político efectivo que atesora en las instituciones, ha sido el PNV. En el “informe base de vulneración de derechos humanos en el caso vasco (1960-2013)”, redactado por nuestra querida Manuela Carmena (junto a Jon Mirena Landa, Ramón Mújica y Juan Mª Uriarte) a petición del PNV (es curioso como… ellos se juntan), asistimos a este esperpéntico totum revolutum:

  36. Esto de las culpabilidades echando balones fuera por parte de los eskuindis y ezkertis es como la tragedia holocaustica de Medio Oriente en general y Siria en particular.
    Resulta que la sociedad Siria va tener la culpa de las atrocedidades cometidas por occidente y oriente, unos en nombre del capitalismo salvaje y otros en nombre del socialismo burgues del siglo XXI.
    Puff,…,tremendo es el fracaso de los humanoides aún vivos en este planeta.
    ¿¿¿Hasta cuando vamos a seguir tropezando con la msma piedra???
    JELen

  37. Que la culpa, la fundamental, de asesinar, es del asesino.

    Si aplaudes al asesino eres un simpatizante. Allá tú.

    Si no te gusta lo que hace el asesino, pero tampoco te opones, como por ejemplo Arzallus;

    “la manifestación no es contra ETA, porque siempre ha habido gente que se ha levantado en armas contra la opresión. Madrid sólo entiende un lenguaje: el de la fuerza. La manifestación es para pararle los pies a Madrid”.

    Pues no eres culpable, pero hay que tener mucho ojo contigo, si me doy la vuelta me la clavas.

    Si no estás de cuerdo, pero en las pequeñas cosas no haces nada, como por ejemplo no discutir en el trabajo con tu compañero simpatizante del asesino, eres un espectador.

    El espectador no es culpable, pero tampoco puede decir que no tiene “nada que ver” con el asesino. No haber mandado a la porra a tu compañero de trabajo simpatizante del asesino, ya es tener algo que ver con el asesino. Y a su favor.

    Pero con Arzallus, líder del partido que gobernaba las instituciones del estado, en el lugar con más amenzados por metro cuadrado del estado, que se supone que tiene que proteger a los amenazados por el asesino, diciendo estas cosas, cualquiera se atrevía a decir algo

  38. Con Arzallus pactó Aznar. Otro proterrorista.

  39. Hostia que buena excusa para legitimar a eta!

    Hoy estáis muy inspirados.

  40. ¿Quién legitima a ETA? ¿Zarzalejos cuando negocia con ETA y dice: no venimos a derrotar a ETA?

    http://www.publico.es/espana/no-venimos-derrota-eta-dijeron.html

  41. Tu, quien va ser!

    Pero sacar a los zapateros, egigurens y zarzalejos como argumento para legitimar a eta, ha mejorado todo lo anterior.

    Siempre parece imposible, pero a cada comentario se legitima más y mejor a eta.

  42. ¿donde legítimo a ETA? Calumnia que algo queda…

  43. Echando balones fuera, cómo siempre se hace con eta.

    Estilo jonan y gobierno vasco.

  44. Y caían avellanas, tralalara. .

    Estos españolistas a lo suyo. Saludos en el cuartel.

  45. “españolistas”, esa es la etiqueta con la que el nacionalismo, moderado y radical, ha etiquetado a los no nacionalistas para que eta no fallara en el objetivo, no?

    Con esta legitimación de eta, has superado todo lo anterior!

    Oso ondo!

  46. Cuartel? Cuál? de la guardia civil? Algo en contra de la institución que más asesinados por eta ha soportado?

    Y venga a legitimar a eta, y venga a legitimar a eta…..

    Entre el nacionalismo radical y el moderado el radical, me quedo con el radical, al menos son honestos y coherentes.

  47. ¿Eres españolista o no eres españolista? Siempre avergonzándote de lo que eres, Josemari. Hay que tener más personalidad.

    Habrá guardias civiles majos pero Rodríguez Galindo, Dorado Villalobos y las decenas de picoletos apresados por colaboración con el narcotráfico no dejan el pabellón muy alto.

    Tu te quedas con los asesinos de ETA porque son los que más se parecen a tí. Es lógico.

  48. El nacionalismo tiene un pequeño problema: Necesita apropiarse de hijos ajenos para perpetuarse obligándoles a adoptar sus ficciones.

    Y como se basa en la mentira y en una imposibilidad aritmética…………….conduce inexorablemente a rebaños vigilados.
    Degradante.

  49. El españolismo tiene un problema. No renuncia a sus raíces fascistas pero quiere vendernos que es el colmo de la democracia. Además el españolismo es un nacionalismo de los muy malos, un nacionalismo que no quiere reconocerse, vergonzante, acomplejao, desvitalizao, se da grima a sí mismo. Por eso lo que ve es proyección de su propia miseria.

  50. Este es un parrafito de uno de los discursos de Hitler que sin duda reconocemos hoy porque se sigue practicando con denuedo por quienes, esencialmente, sustentan su misma ideología atemperada por la historia y el entorno.

    Lo pronunció en la Siemens MotorWerke en Noviembre de 1933 ante unos cientos de obreros que no escuchaban con gran simpatía.

    Dijo lo siguiente: “”…………..es un trabajo inmenso de enseñanza, el cual hemos ya iniciado, pero sé muy bien que no ha acabado todavía, pero si veo a gentes de izquierdas o derechas encerradas, ensimismadas, pensando: “A nosotros no nos conseguiréis nunca”, pienso: “Me da igual, a vuestros hijos sí los tendremos. A estos los educaremos desde el principio hacia
    el ideal.”…………..

  51. “españolismo..raíces fascistas…nacionalismo de malos..”

    Otro bonito día para seguir legitimando a eta.

  52. Francisco Franco, padre del nacionalismo español, colaboró con Hitler y con Mussolini. Vosotros sois los descendientes de ese abuelete. Por cierto, Josemari, tu prefieres a los etarras que a los del PNV. Es que eres como ellos.

  53. Infor, lo que no hago es dejarme etiquetar por el nacionalismo.

    Los nacionalistas pensáis que si uno no es nacionalista vasco es un”facha”, “españolista” “bla bla”. Una amenaza, fuera del rebaño, alguien a quien excluir en todo caso.

    El caso es que no soy nacionalista vasco.

    Sigue legitimando a eta, total, una década más o menos.

  54. Maquiavelo, recojo tus recomendaciones y si me permites, te sugiero la lectura del libro “El proyecto europeísta del nacionalismo vasco en perspectiva histórica” (Leyre Arrieta Alberdi). Describe bien las inquietudes de la parte nacionalista, sin menospreciar las del resto, que después forma parte del G:V. en el exilio . Me paso de apartado y pongo estas partes, por que a lo mejor también le interesan a “Oquendo”

    “Durante los años veinte y treinta, el interés por la temática internacional y, primordialmente, europea, fue in crescendo y, paulatinamente, aunque no sería exacto hablar de discurso europeísta, Europa fue adquiriendo un mayor papel en los presupuestos nacionalistas y ello se debió a tres razones.

    En primer lugar, algunos líderes del PNV conocieron y asumieron en esa época las ideas paneuropeístas de Richard Coudenhove–Kalergi, aristócrata austríaco, fundador del movimiento Unión Paneuropea, que apostaba por un concepto político, no geográfico, de Europa, denominado Paneuropa.

    En segundo lugar, leyeron y comenzaron a valorar muy positivamente los planteamientos del personalismo y, posteriormente, del federalismo integral. El personalismo es una corriente de pensamiento que se centra, como su propio nombre indica, en la primacía de la persona y propone la creación de una organización federalista que conceda protagonismo a municipios, regiones, pueblos… entidades todas ellas en las que la persona se sienta identificada. El federalismo integral, nacido en los años treinta y heredero del personalismo, aboga por una reestructuración superadora del Estado que derive en una organización supra-estatal que reconozca las comunidades existentes en su seno. Es decir, el elemento básico del federalismo integral es la unidad en la diversidad. Pues bien, a pesar de que no hallamos referencias explícitas del federalismo integral en los textos del lehendakari José Antonio Aguirre, el léxico que utiliza responde claramente al lenguaje de los textos personalistas (de autores como Alexandre Marc, Emmanuele Mounier, Denis de Rougemount). Se observan multitud de referencias al ser humano, al hombre, a la familia.

    En tercer lugar, una joven generación de nacionalistas liderada por el mismo Aguirre, llamada a ser la renovadora ideológica y líder del partido en las siguientes décadas, estableció contacto con destacados representantes de la democracia cristiana europea y americana, contactos que se consolidaron y reforzaron durante la Segunda Guerra Mundial. Baste con señalar ahora que la citada joven generación será también la más ferviente defensora del proyecto europeísta en el seno del PNV.
    Así, a medida que la contienda se decantaba a favor de los aliados y en el contexto europeo se multiplicaban las iniciativas y propuestas pro-unidad europea, muchas de las cuales abogaban por la construcción de una Europa cimentada sobre una base distinta a la de los Estados, las esperanzas puestas por los nacionalistas vascos en esa futura Europa iban en aumento. En la práctica, ello tuvo su reflejo en una creciente atención de la prensa nacionalista por los acontecimientos europeos, en la asistencia de políticos nacionalistas al Tercer Congreso de la Unión de Nacionalidades Europas celebrado en Lausanne (Suiza) en 1916 y a varios Congresos de Nacionalidades Europeas. Un hecho significativo, y posteriormente muchas veces reivindicado por el PNV como ejemplo de su longevo y enraizado europeísmo, fue la celebración del Aberri Eguna –día de la Patria Vasca– de 1933 (segundo Aberri Eguna de la historia) bajo el lema “Euzkadi-Europa”. Tuvo lugar en San Sebastián y congregó a más de 5.000 simpatizantes. Asimismo, no podemos olvidarnos de la constitución de la Liga Internacional de Amigos de los Vascos (LIAV ) en París en 19383. Los años de la Segunda Guerra Mundial fueron años de enorme actividad para el PNV, que participó en la Unión Cultural de los Países de Europa Occidental, en la Federal Union y en la International Christian Democratic Union, organizaciones todas ellas profundamente europeístas.

  55. Franco padre del nacionalismo español?

    Ignorancia no, lo siguiente.

    Con tal de legitimar a eta, se escribe cualquier cosa.

  56. Es Franco el padre del nacionalismo español. Es tu padre. ¿no te lo habían contado? Es el que inventa el concepto de la sagrada unidad de España que recoge tu constitución. Y como era un militar es normal que te molen los etarras.

  57. Lo raro sería que en una democracia europea la nación estuviera desunida.

    Franco? Mi padre? esa es la excusa de esta mañana para legitimar a eta?

    a bloque!

  58. Chencho, no distingo mucho entre nacionalistas.

    Como mucho, unos moderados y otros radicales. O, a veces moderados (Bildu saludando a Juan Carlos rey de España, Pernando reconociendo que todo es eta) o a veces radicales (Ortuzar presidiendo la manifestación a favor de eta, ibarrtexe proponiendo excluir a la mitad de la ciudadanía vasca, Pnv pactando con eta en Lizarra). Dependiendo de la hora o de si hay viento sur o de norte.

    Lo que digo es que los radicales son honestos, lo dicen claro, odian lo español y haber matado por eliminar todo lo que consideran español de su zona de confort está bien.

    Los moderados…ay, los moderados.

  59. Viendo como los pm se hacen buenos en cuando se mudan al constitucionalismo español, muy buenos si además culpan del origen de la violencia al nacionalismo. Se les exime de responsabilidades pasadas, aunque nunca explicaron que paso con su ideología marxista-leninista, no se les puede mentar ni para completar “el relato”.

    “Es el doble discurso, parte esencial de nuestra cultura” diría Sara Sefchovich. La académica explica el fenómeno cultural en los siguientes términos: “es un país que por las razones propias de su historia, de la forma de colonización y de conquista, por su relación con el mundo, desarrolló dos elementos clave en su cultura: uno es la mentira; el otro, la corrupción”.

    ¡Que no cunda el pánico!, se refiere a México.

  60. Y dale!

    Cuando Josu ternera, qué digo Josu ternera, es mucho pedir con el cable que le está echando el pnv a eta, cuando Andoni Ortuzar se “mude” al constitucionalismo democrático europeo en el siglo XXI seguimos hablando del tiempo.

    Mientras siga en desacuerdo con el fundamento principal de una democracia en europa, a ser consecuente: nacionalismo (a veces) moderado Aka algo diferente a demócrata.

    El origen me la suda, el hecho es que una banda con ideología nacionalista se ha cargado a 900 personas.

    Y mientras el gobierno vasco, gobernado por el nacionalismo, dale que te pego a ver si conseguimos liar el asunto para salir de rositas. Ahí está jonan a tope.

    No he leído nunca ninguno de los textos entrecomillados que pones. El tiempo es oro.

  61. A ti te “suda todo” sobre todo la verdad, solo te importa culpar a una “ideología nacionalista” que nada tiene que ver con la teorización y la practica de la lucha armada.

    Parces de México.!

  62. Gracias por no meter ningún entrecomillado.

    Me la suda todo. Todo menos la engañufla de que el nacionalismo, como ideología, no tienen nada que ver con eta.

    Qué será lo próximo?

    Que vuelva artola y lo discutes con él si quieres, pero a mi no me la pegas.

    Este asunto ya lo tengo resuelto.

    Y artola creo que también, pero bueno, discutir con un nacionalista igual te viene mejor.

  63. Efectivamente a ti lo único que te importa es buscar la relación de PNV con ETA, y como a Florencio Domínguez que la verdad no os estropee la “teoría”, (perdón por las comillas)

  64. es lamentable leer todos estos “argumentos” tan rancios que los hijos de
    Sabino Araña tratan de “inculcarnos” en este foro para creyentes de la secta bultta jel

    Pero no veis que A NADIE le importa vuestro rollo?

    El Planeta esta preocupado por otras cosas…..

  65. Tu te preocupas de lo que el planeta no se preocupa Fétido. Se consecuente y deja de dar la vara.

  66. Etazitain, no todo el mundo es el mismo comentarista, vigila tu paranoia.

    Larburu, y dale, que no engañas a mi padre, que es innegable que eta es una banda terrorista nacionalista.

    Y a Florencio, respect!

  67. El lema completo de la revolución francesa es el de “libertad, igualdad, fraternidad y unidad indivisible de la república.

  68. Los españolistas que venís aquí con tan pocas ganas de debatir os parecéis como una gota de diarrea a otra gota de diarrea. Os parecéis incluso a los baturros. España plantea su sacrosanta unidad gracias a Franco que la implantó a sangre y fuego.

  69. Todas las naciones democráticas de europeas, intentando evitar que un xenofobo las relacione con el franquismo, garantizan la desunión entre los ciudadanos.

    Es un avance introducido por el nacionalismo, para acabar con la democracia en europa, claro.

  70. “españolistas”…no era la etiqueta que se utilizaba contra los no nacionalistas para definir bien bien los objetivos de eta?

    Tú también legitimando a eta, eh. Menudo panorama.

  71. Pero ¿eres o no eres españolista? Te avergüenzas de ser español. Es lógico.

  72. Y tu de legitimar a eta?

  73. Pero si tu estás con los etarras antes que con los del PNV. Te gustan los que matan.

  74. Los de Ayer se lo curraban más en legitimar a eta.

  75. Tu si que te lo curras para dar la tabarra, majo. Un poco de virilidad y reivindica tu españolidad que está por los suelos.

  76. Esa es tu excusa para legitimar a eta?

  77. Esa es tu excusa para meter a gente pacífica y demócrata en el saco de los terroristas de ETA. Pero nadie te cree, ni tu mismo te lo crees.

  78. Gente pacífica seguro, pero defensora de una ideología xenofoba antidemócrata.

    Y como en tu caso, y la mayoría de los comentaristas del blog, no dejando pasar ni una sóla oportunidad de legitimar a eta.

  79. Claro, según tu este es un blog pro ETA. El nacionalismo vasco es demócrata, mientras que el españolismo tiene una fascista que te sale de las orejas.

  80. No, tú legitimas a eta en cada etiqueta típica del nacionalismo para que eta identificara bien bien a los que tenía que asesinar.

    ya sabes “picolos” “fachas” “fascistas” “españolistas” “cosntitucionalistas” etc.

    Vamos todos los que no sean nacionalistas vascos.

  81. Deia cada vez más bultta, Joxan no le hace caso mercedes arana “Podía irse de vacaciones…alguna vez.”

    http://www.deia.com/2016/02/11/opinion/tribuna-abierta/la-violencia-de-eta-y-su-legitimidad

  82. “Como te llames”, frente a la violencia represiva de la dictadura (trataban de conseguir que España fuese una unidad de destino en lo universal), “ETA no buscó ni contener ni defender a los vascos de la represión violenta de la dictadura, sino agudizarla, incrementar su efecto sobre las masas populares, buscando una rebelión al servicio de su proyecto político particular.”

    Ahora algunos en defensa de la ley, de la unidad de España, quieren utilizar la violencia de ETA para culpar de sus fechorías al humanismo nacionalista vasco. Pero lo que en realidad les molesta es que la mayoría de los vascos sigan trabajando en torno a los tres parámetros (opuestos a la Guerra Revolucionaria) propuestos ya en tiempos de Agirre al objetivo de conseguir la liberación del pueblo vasco: “la reconstrucción del país, la búsqueda de paz social y una conducta que sea diametralmente opuesta a la de sus adversarios”

  83. La temática abertzale es un poquitín obsesiva y reduccionista. Es como concentrarse en el “casi nada” olvidando el “casi todo”.

    Además, cuando se habla de las cosas sin definirlas, se hace muy difícil entender algo si no has pasado por un proceso de adquisición de códigos tribales y consigues perder de vista el resto.

    Para uno es dificilísimo responder a la pregunta ¿Qué es un vasco? No he visto nunca a dos iguales y encuentro sus diferencias reales con los “no vascos” indetectables.

    Me gustaría tener el concepto bien definido. De forma inconfundible. Más allá del hecho de haber nacido en un sitio e independientemente del grado de nomadismo de tus raíces o de tu vida. Porque ninguno de estos rasgos forman parte nítida de la definición.

    Ejemplo de “vascos” que apenas lo son por nacimiento, son De Juana Chaos y Krutwig. Solo una comprensión adleriana-freudiana del efecto de sus verdaderas raíces puede explicar su trayectoria vital y sus patologías. El “sentimiento” está plagado de perfiles psicológicos nacidos de estas situaciones. Y si exploras los círculos familiares y los perfiles de unos cuantos etarras de los que uno ha conocido a lo largo de su vida la cosa se pone de lo más curiosa.

    Otro ejemplo sería ese Jefe de Tráfico, creo que de Donosti, que te manda las multas firmadas como “Errodrigo” seguido de dos apellidos más andaluces que García Lorca. ¿Cómo se puede hacer algo así y sentirse, de verdad, bien con uno mismo?

    A ver si alguien nos ilumina.

  84. “Es imprescindible una acción común del nacionalismo global para lograr un Estado vasco”

    Menos mal que Arzallus no miente.

    Dentro de la ideología del nacionalismo global se inscribe Kubati en el matadero de Durango abogando por el derecho a decidir.

    Y el carnicero de Mondragón es un simpatizante del nacionalismo global, incluso ha asesinado mucho por la causa del nacionalismo global.

    Larburu, cuando tengas un minuto, explica qué es eso del nacionalismo global, y a ver cómo lo haces para vender que otegi y josu ternera no son parte fundamental del nacionalismo global.

    http://www.deia.com/2016/02/13/politica/euskadi/es-imprescindible-una-accion-comun-del-nacionalismo-global-para-lograr-un-estado-vasco

  85. La idea global abertzale, aunque sea “un poquitín obsesiva y reduccionista”, es ponernos de acuerdo entre aquellos que creemos que lo que atañe a los vascos lo debemos decidir nosotros mismos y no, por ejemplo, los andaluces aunque sean más en habitantes, consideren como propio solo a un idioma , llueva menos y además sean más graciosos.

    Para mi lo obsoleto y rancio es el sueño franquista que apoya el partido emergente Ciudadanos para que España sea una unidad de destino en lo universal.

  86. Claro, y cómo va avanzando esto del nacionalismo global?

    Para cuándo cita con Otegi y Ternera, también gentes del nacionalismo global.

    Y Kubati ? Qué puesto tiene dentro del nacionalismo global?

    Larburu, eres consciente de que, no en tu pueblo, pero en el país vasco viven muchos andaluces? Con derecho a voto, por ahora, mientras no decidáis lo contrario en alguna reunión del nacionalismo global, con el carnicero de mondragón por ejemplo.

    Ah, y con lengua “prrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrropia”, a ver si te crees que se comunican por signos. Por cierto, la misma lengua “prrrrrrrrrrropia” que tenemos en este blog, el castellano.

    Que vengas tu, el único moderado del nacionalismo moderado del blog, diciendo que el tercer partido de una democracia europea tiene un sueño “franquista”, es que hay que hacer caso a Arzallus cuando plantea que le nacionalismo global tiene que volver a Lizarra, y dividir a la sociedad vasca aun más de lo que está.

  87. Ciudadanos, hirugarren indarra non?, Andaluzian agian?

    Beno, gauza antzekoak esaten dituzte PPkoek ere lehenengo indarra izan arren, Espainian noski ez Euskadin:
    “Una Nación con una historia muy rica en aportaciones de todo orden a la historia universal.”

    Guretzat euskotarrak nahi duten lekuan jaiotzen dira, baina bai jauna jakitun naiz, “Larburu, eres consciente de que, no en tu pueblo, pero en el país vasco viven muchos andaluces?” eta gehiengoak Eusko Alderdi Jeltzaleari ematen diete botoa. Nik nahi ez dudana da Andaluzian bizi direnak nire etorkizuna erabakitzea, naiz Polakoak edo Andaluzak izan bertan bizi direnak.

  88. Jode Larburu, donde va a ser? En el parlamento de la democracia europea en la que se presentan. Tienes unas cosas!

    Hasta la fecha euskadi españaren barne dago. O eso dicen en el consejo de seguridad de las naciones unidas. Y en el parlamento europeo lo ratifican cada día.

    Pero tu a lo tuyo, nacionalismo global, aupa otegi eta Kubati, presoak kalera y estado propio para el 2020.

    Hombre, son Andaluces, votan al Pnv mientras no pactéis con el resto del nacionalismo global excluirles. Y mientras mantengamos los privilegios de esta parte de españa mucho más. Tu sabes lo que fardan cuando van a su pueblo? Igual que los nobles!

    Yo no sé lo que quiero, pero sé que el estado en el que vivo se gobierne a modo tribal. Que si a los albaceteños esto, que si los a Turolenses esto aquello.

    Me tira más la teoría democrática que defiende que todas las personas del estado al que pertenecen son todas ellas libres e iguales ante la ley.

    Mucho pedir, ya lo se´, pero al menos no pactéis con el nacionalismo radical volver a Lizarra. Esperar al menos a que hayan pasado veinte años desde que eta ha dejado de matar.

  89. Es comprensible que en estas circunstancias en la que la españolidad besa el barro de la corrupción, la ingobernabilidad y la incompetencia el bueno de Fétido no deje una sin decir que el PNV y ETA son la misma cosa. Es el mantra que le han grabado y el lo vomita porque su sesera no da para más complicaciones. Sería mucho pedir que no subestimase tanto la inteligencia de los lectores, que generalmente tienen un cociente más desarrollado que el suyo mismo, tan afectado por las condiciones cuartelarias en las que se desenvuelve.

  90. La españolidad nadie sabe lo que es, pero a los que el nacionalismo global etiquetaba como como “españolidad” les pegaban un tiro en la nuca en menos de dos horas.

    En un 99% se trataba de gente no nacionalista, ni radical, ni moderada ni la global, que comprende a las dos almas del nacionalismo vasco.

    Que sois la misma cosa lo dice Arzallus, cuando vuelve a proponer que el nacionalismo global, los radicales y los moderados, os juntéis para montar un estado nuevo.

    Cuarteles? qué cuarteles Etazitain?, los de la guardia civil, institución democrática europea que ha “puesto” 300 asesinados para que tu ahora, fuero eta guzti , los menosprecies e insultes a cada comentario?. Ellos, que han sido la garantía de que el fuero se respete y siga vigente, símbolo de las libertades vascas? Si te esfuerzas, puedes llegar a ser mucho más miserable, no desesperes.

    Evidentemente, con eso mimbres, es imposible desligarte de eta.

    Ni al nacionalismo global en su conjunto.

    Cuando pongáis a Arregi o Pello Salaburu al frente de los asuntos de terrorismo, me creeré algo.

    Mientras tengáis a uno de HB al frente del blanqueo de la historia de terror de eta, cuyo mérito principal fue torcer la voluntad de los vascos, expresada a través de los partidos políticos en el gobierno, modificando junto con la tutela de eta el paso de una autovía en gipuzcoa, ,qué esperas.

    Y nos contarás qué tal debatiendo con Kubati la próxima estrategia del nacionalismo global.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: