Cuando rectificar es de sabios

José Manuel Bujanda Arizmendi  «Llamé al cielo, no me oyó, y pues sus puertas me cierra, de mis pasos en la tierra responda el cielo,...