Posteado por: aberriberri | julio 11, 2014

El Lehendakari Agirre y sus enemigos

Imanol Lizarralde

Lehendakari_Aguirre_IrudiaLa figura de José Antonio Agirre y su legado son motivo de ataque por parte del MLNV desde los comienzos de su historia. ¿Cuál es la razón de esta postura? La política de Agirre y de sus sucesores constituye una refutación en toda regla del propio legado del MLNV. Eso ya lo veían los ideólogos de ETA en la V Asamblea y lo siguen viendo sus herederos. El relato que dibujan Agirre y sus sucesores es crucial para la historia vasca pues supone el relato de la construcción de un entramado público y político, el Gobierno Vasco, que hunde sus raíces en la milenaria tradición foral y en el proyecto de los ilustrados vascos del siglo XVIII y que, tras surgir en plena contienda con el fascismo, culmina en su restauración, tras la muerte de Franco, en el acto de entrega de poderes del Lehendakari Zaharra José María Leizaola, al nuevo Lehendakari Carlos Garaikoetxea.

Esta realidad histórica, que está presente y que también es continuidad histórica, rompe con el modelo del MLNV, que pretende crear ex novo una nueva realidad, que es una Euskal Herria vaciada de su identidad originaria y ligada a un movimiento global de signo revolucionario. En los años 60 ese movimiento eran los Movimientos de Liberación Nacional. Actualmente dicho movimiento toma la forma del llamado socialismo del siglo XXI. En estos momentos, José María Lorenzo Espinosa, ex miembro de la Mesa Nacional de HB, toma el testigo del ataque en contra del Lehendakari Agirre. Por eso dice:

“Sin la guerra de 1936, entre la España republicana y la España una, grande y sangre, Aguirre igual que Franco no hubiera sido nada. Ni siquiera lehendakari de aquel gobierno de peritos industriales, que tomó todas las posibles decisiones equivocadas y peores”.

Agirre ya era la personalidad más relevante del nacionalismo vasco antes de la guerra civil. Un nacionalismo que gracias en gran parte a él volvió a reunificarse y a convertirse en la fuerza política más importante del País Vasco. Es algo muy dudoso que de no producirse la guerra civil el PNV o Agirre no hubieran seguido manteniendo ese peso ¿Gobierno de peritos industriales? A lo mejor al señor Lorenzo Espinosa, le hubiera gustado un gobierno chekista, lleno de matarifes revolucionarios, que hubiera fusilado a miles de enemigos y que, en su retirada, hubiera dejado tras de sí un erial de cascotes, con una población en la indigencia. Dice además:

“No es que los republicanos españoles no tuviesen razón o que no mereciesen ayuda de los vascos. Y de todo el mundo. Es que esta ayuda debió de hacerse desde posiciones independientes y no subordinadas. Desde la proclamación previa de independencia y no desde las peticiones de limosna estatutaria, que negociaron Aguirre y los suyos con Largo Caballero, poco antes de sumarse a la refriega”.

Si Agirre, con el PNV en solitario, hubiera proclamado la independencia, la resistencia antifascista en Euskadi se hubiera colapsado sin la creación de un poder que pudiera resistirle. Agirre hizo algo mucho mejor que proclamar testimonialmente la independencia, creó un verdadero estado vasco, con todas las atribuciones, incluyendo el ejército, unió tras de si a la mayoría de los vascos, nacionalistas y republicanos españoles, y siguió luchando contra Franco cuando este hubo ganado la contienda armada, siguiendo la lucha por otros medios y desde otras latitudes.

El señor Lorenzo Espinosa pretende meternos en las veredas de una historia contrafactual en la que se imagina que el o los que le representan hubieran jugado un mucho mejor papel. Sigue la línea de los ideólogos de la V Asamblea, como José Antonio Etxebarrieta o Federico Krutwig, que para dar alas a su proyecto marxista-leninista político-militar lo primero que quisieron hacer fue desprestigiar la trayectoria del nacionalismo vasco por unir su causa a la de las democracias occidentales, en vez de optar por Stalin y sus aliados. Ahora ya sabemos donde han quedado esos sueños, a los que Lorenzo Espinosa, igual que el MLNV, se aferra de modo pertinaz. Y es que Lorenzo Espinosa se queja:

“Nada hizo Aguirre. Nada hicieron sus consejeros reunidos en el limbo de la derrota, por independizarse de aquella España vacía, sin leyes ni territorio. A la que sólo reconocían Aguirre y Méjico. Nada o poco hicieron aquellos buenos dependientes del imperio viejo y exiliado. Salvo una cosa: expulsar a los representantes comunistas del gobierno (?) vasco (1948). Solo porque se lo pidieron el PSOE y Prieto, de quien seguía Euskadi dependiendo, gracias a una guerra de dependencia. Y, porque tal vez, les gustaría a los americanos”.

Como la historia es la que es, habrá que juzgar al PNV y a Agirre por lo que pudieron hacer e hicieron y al MLNV por lo mismo. Las cosas quedan así bastante claras. Es realmente insultante que un pretendido historiador pase por alto la labor de reorganización de la resistencia en el interior del País Vasco inmediatamente después de la guerra civil, que implicó a miles de personas, que constituyó su participación activa en la lucha contra el nazismo y el fascismo y que se enfrentó contra el gobierno de Franco en dos huelgas generales en 1947 y 1951. Toda esta gente fue la que posteriormente creó el movimiento de las Ikastolas, en pleno franquismo. El PNV restableció el Gobierno Vasco en 1979 con atribuciones aumentadas, mientras el MLNV se metía en décadas de lucha político-militar cuyo resultado es el tan triste que ya conocemos.

Pero ¿Por qué da esa relevancia en la expulsión del gobierno vasco de los comunistas españoles en 1948? ¿Es qué este no era un partido estalinista, movido por los dirigentes de la III Internacional? Por qué este es el sujeto que Lorenzo Espinosa y el MLNV consideran como su verdadero antepasado político.

Leamos el libro de otro ex miembro de la mesa nacional de HB José Antonio Egido, Jesús Larrañaga, Comunista y abertzale, Vosa, 1994, Madrid. En ese libro se llega a decir claramente: “El pequeño Partido Comunista rechazó el Estatuto por no reconocerse el derecho a la autodeterminación y a la independencia” (p. 48); califica, de modo harto anacrónico, a los milicianos del PC como “Los gudaris más bravos de Euskadi y de todo el frente Norte” (p. 103). Y clareando la filiación entre Larrañaga y los “gudaris” de ETA: “Jesús ejerció la violencia revolucionaria de autodefensa cuando la oligarquía española lanzó sus perros de presa contra la República democrática y contra el conjunto del pueblo” (p. 120). A Egido le entusiasman los fusilamientos que encabezó Larrañaga y su participación en la purga-juicio político del consejero comunista del Gobierno Vasco Juan de Astigarrabia.

Esta identificación entre “humanitarismo” y “espíritu de clase” se ve reflejada con mayor claridad en la interpretación que hace Emilio López Adan, “Beltza” acerca del comportamiento del PNV durante la guerra del 36: “Después de la guerra, el PNV ha insistido siempre en el papel democrático y humanitario que realizó durante la guerra: esto no es de extrañar. Aparte de la moral personal de los nacionalistas, que sin ninguna duda tendía a tal actitud, había un problema social: el PNV era un partido dirigido por las clases medias y por un sector burgués, y si él estaba del lado de la República por su opción patriótica vasca, la mayor parte de los elementos de esas clases apoyaban al elemento militar. El PNV, al salvar las vidas de los derechistas y el poder de la Iglesia no hacía más que ser consecuente con los orígenes y la mentalidad de clase de sus cuadros y dirigentes” (Beltza, El nacionalismo vasco (1876-1936), Txertoa, 1977, San Sebastián, p. 311). La falta de instinto asesino del PNV es así un estigma de clase.

El legado de José Antonio Agirre y del PNV es una gloria para Euskadi. En una época llena de demagogos endiosados y de líderes criminales, Agirre destacó como un defensor a ultranza de los derechos cívicos de sus enemigos. Tuvo la capacidad de vertebrar y cohesionar las diferentes e históricamente enfrentadas facciones de su gobierno tanto durante la guerra como en la postguerra. Su capacidad de pacto y de iniciativa fue proverbial.

Su legado representa la concretización de un sueño, el de una institución nacional, al que se le añade una brillante historia de lucha contra el fascismo y de articulación de las tres provincias vascas en un entramado político ejemplar y eficaz. Los sueños del MLNV sueños son. Penden en el limbo de un futuro que no se ve venir. Su trayectoria, su pasado y su presente, son una vergüenza para los vascos. Y su legado es el dolor para ellos mismos y para el resto de la sociedad. Es por esta razón por la que existe por su parte un evidente empeño en destruir lo que ha habido de bueno en Euskadi, mediante ejercicios de intoxicación y de falseamiento como el que nos dedica Lorenzo Espinosa. Vemos así que la labor del MLNV no ha concluido. En este rincón de Europa, a los nacionalistas y a los vascos demócratas, todavía nos toca la tarea de defender el modelo vasco y democrático frente a este totalitarismo reconvertido pero pertinaz en sus métodos y fines.

Anuncios

Responses

  1. Efectivamente, Aguirre encarna las mayores virtudes de lo mejor de la clase media vasca: su civismo democrático y su cristianismo aplicado y concreto. No me cabe la menor duda de que en Inglaterra hubiera sido una figura admirada por las obvias afinidades con los valores (aún vivos, gracias a Dios) de ese gran país.
    Desde España la figura de Aguirre es incomprensible e incomprendida. Eso no debería sorprendernos. Sería necesario contar con los servicios a tiempo completo de un Santo Tomás de Aquino para abocetar mínimamente ese infinito de producción de cochambre y putrefacción que es España.
    Lo de los, convengamos, historiadores del MLNV, es, sin embargo, un ejercicio de coherencia intelectual. Saben perfectamente desde qué valores se proyecta el Lehendakari Aguirre y son también perfectamente conscientes del espíritu destructivo que alimenta los suyos. Contravalores a los que sirven de manera casi aritmética y con un vigor intelectual que en algunos aspectos me admira.
    En fin, uno de tus mejores artículos Imanol porque a tu rigor habitual se suma una pasión pascaliana que late y le da vida.

  2. Echan mierda sobre Agirre… Pero en época electoral, bien que intentaron aprovecharse de su figura. Todo coherencia, sí señor. Pero bueno, de qué se puede esperar de gente que, Otegi nos dice, esperó a que ETA fuera derrotada en lugar de hacer algo por la paz (“en Lizarra ya sabíamos que ETA no iba a ningun lado”… Y hasta 2012, nada).

  3. ya, los enemigos del (legado de) lehendakari agirre son el MLNV, sin embargo los españoles eran/son los amigos.

    exagera el autor, yo mismo critico la participacion en la guerra española, pero esto no quiere decir que el lehendakari no merezca mi respeto y admiracion. la IA tambien le respeta e incluso algunos sectores le idolatran, otros a nivel particular le critican algunos puntos. y que?

    a ver si atinais mas, los enemigos del lehendakari agirre son otros.

  4. Los españoles odian y odiaban a Agirre tanto como los de la IR y por las mismas razones, porque era un buen hombre y además un político eficaz, que hizo cosas, sin pringarse de la sangre de sus contrarios. Es evidente. No sé por donde andas, pero toda la oficialidad de la IA y entre ella en menda Lorenzo Espinosa tiene auténtico repelús por Agirre, ¿Cómo puede ser de otra manera? Agirre defendía la vida de sus enemigos, ETA los mata.

  5. Yo creo que la principal critica de Lorenzo Espinosa esta en la no proclamacion de la republica cuando dice que “Luego vino lo peor. La derrota y el exilio. La diáspora y la pérdida de todo, menos de la amistad y la unión inseparable con la España peregrina. Si es poco comprensible la posición de Aguirre y los suyos, durante la guerra, fue demencial durante la postguerra. Sin nada ni nadie que impidiera una proclamación de independencia, la actitud del primer lehendakari, de su gobierno y de su partido fue mantenerse fielmente unido a la España inseparable. Participando en sus cortes y en su gobierno. Representando a Madrid ante la ONU y, en efecto, estando a punto de ser Aguirre, presidente del gobierno español en el exilio, donde Irujo ya era uno de sus patéticos ministros”. Creo que es un parrafo importante que lanza una cuestion clara:
    Por que el PNV no proclamo la independencia cuando el pais ya estaba conquistado?.

  6. Claro que “sin la guerra de 1936 entre la España republicana y la España una, grande y sangre, Aguirre TAL VEZ (posibilidad más que remota) DISTINTO que Franco no hubiera sido nada.
    Franco hubiera iniciado sus atrocidades antes en el tiempo y a saco.
    El MLNV que toma hoy la forma de Socialismo del Siglo XXI sin duda alguna, NO hubiera sido NADA. Ni una, ni grande ni SANGRE.
    El sin vergüenza de Lorenzo Espinosa tampoco hubiera sido ni nadie ni nada.
    JELen

  7. Estimado Victor:

    Agirre no proclamó la independencia porque consideraba que la lucha contra Franco proseguía, y que para conseguir la victoria, tanto en Euskadi como en España, era necesaria la colaboración de todas las fuerzas republicanas españolas. Además Agirre Lehendakari de un gobierno de coalición en el que sólo el PNV hubiera apoyado la independencia.

    La baza de Agirre era seguir liderando una mayoría vasca con legitimidad democrática frente a la dictadura franquista. Esa proclamación hubiera quebrado dicha legitimidad. Aparte que no hubiera supuesto otra cosa que la radicalización de la represión franquista, con la excusa del separatismo.

    La vinculación de Agirre con la legalidad republicana española no supuso en ningún momento una subordinación a la misma y fue, por otro lado, un refuerzo de cara a la población emigrante-española que vino durante el franquismo y que pudo comprobar, en la práctica, que la tradición nacionalista y la republicana española estaban unidas en contra de Franco.

    Un saludo

  8. artola,
    El empecinamiento con el cual pretendes colocarnos (nacionalismo vasco) en una situación de “o estás conmigo o contra mí”, al mejor estilo bolivariano de los que sois socialistas del siglo XXI causa auténticas arcadas, sensaciones vomitivas.
    Resulta que el estar contra tu movimiento significa ¿¿¿estar a favor del otro despiadado movimiento de pensamiento único cual es el liderado por el barbas…???
    Venga ya, ya vale de clichés demagógicos. Ya no se vende ese tipo de moto.
    El Nacionalismo Vasco vencerá, siguiendo por la senda de la justicia en democracia burujabetasunada, … , no nos temblará el pulso luchando contra todo tipo de tiranía anti vasconavarra.
    JELen

  9. Victor,
    Será posible que obvies el hecho de que aquel gobierno liderado por JA Agirre era de CONCENTRACION???
    JELen

  10. todo lo contrario, jon de irala, sois precisamente vosotros (los habituales foreros) los que os lo tomais todo “conmigo o contra mi”. el nacionalismo vasco vencera? eso espero, ya que soy nacionalista. pero veamos quien interpreta mejor la linea nacionalista que la juventud quiera seguir, ahi esta la clave.

  11. Imanol, en tu texto original acusabas a Lorenzo Espinosa de no se que cosas de contrafactual y tal; luego nos decias que si la lucha del PNV hasta la segunda de las huelgas generales en el 51 fue acompañada de una agitación de la militancia que movilizo, te cito, a miles de personas. Sin embargo ahora te descuelgas con hipótesis contrafactuales como que haber elevado el nivel de la exigencia soberanista hubiera recrudecido la represión en Euskal Herria cuando al mismo tiempo nos decias que el PNV a su vez promovia huelgas y otras acciones contra el régimen franquista?. Y esas no recrudecían la represión?. Es mas, no estaba la represión ya recrudecida desde el 37. A que jugáis?.
    En el 51 con las huelgas perdidas, declinando el apoyo de los EUA el PNV en el exilio hacia, como decía Irujo, el ridículo. Nada mas. Eso si, siempre os podeis agarrar a que gracias a que el PNV no hizo nada Bilbao no fue bombardeada de nuevo, no hubo estampidas de bisontes y los inmigrantes votaron al PSOE y no a AP cuando en el 78 hubo elecciones. Trampas al solitario.

  12. Una historia diferente del PNV

    Durante la guerra civil , los nacionalistas intentan conseguir una paz por separado con Franco para Euskadi.Juán Ajuriaguerra, presidente del Bizkaia Buru Batzar del PNV , negocia a espaldas de Aguirre , contando con el soporte ” logístico ” de los ” servicios “. Se intenta llegar a un acuerdo con los fascistas italianos , buscando la intervención del Vaticano.” Alberto Onaindía ” canónigo de Valladolid , se presenta en Roma para gestionar una mediación del Papa entre los sublevados y los jeltzales.Justifica la oposición del PNV a la sublevación debido a que ni las derechas ni los militares le habían participado sus planes de rebelión ni invitado a tomar parte del movimiento ” En Mayo Aguirre rechaza la propuesta de rendición incondicional.
    pero la situación empeora en el frente norrte y Ajuriaguerra ordena iniciar de nuevo contactos.Se llega a un acuerdo:la entrega debe disfrazarse de captura militar para evitar las represalias republicanas.Para ello , se sugiere que los italianos ataquen por Reinosay El Escudo , cercando a los vascos contra el mar.Los batallones vascos se niegan ya a aceptar las órdenes del ejército del norte.El 23 de agosto se apoderan de la Academia de Oficiales de Santoña y liberan a los dos mil quinientos presos franquistas encarcelados en el penal del Dueso.No sospechan que pronto ocuparán su lugra.En el siguiente contacto con los italianos , las condiciones de la entrega han cambiado:a los vascos se les exige la rendición incondicional.Franco sabe que el fente norte se hunde y que la desmoralización cunde entre las tropas nacionalistas,así que no está dispuesto a hacer ninguna concesión.
    Tras la rendición de agosto de 1937 en santoña , muchos gudaris del PNV acabarán frente al pelotón de fusilamiento.Para frenar la matanza, los hombres de los servicios vascos que tiene hilo directo con los británicos se pnen en contacto con ellos , pero éstos rechazan realizar mediación alguna.
    Tras los sucesos de Santoña y la caída definitiva de la franja cantábrica en manos de las tropas sublevadas , casi todos los miembros de los ” servicios ” vascos escapan a Francia o son capturados.
    ” Hubo episodios que todavía no se han contado a fondo .Porque la gente sabía que existía ETA y que existía el PNV , pero no sabía , y muchos siguen sin saberlo , que había también una línea distinta, que nosotros llamábamos ” Los servicios ” , los Servicios Vascos , que era una red que funcionaba a en la más absoluta clandestinidad” , explica xavier Arzalluz en sus memorias.

  13. veis? no tendriamos que haber participado en esa guerra.

  14. Al Jon de Irala, ese que se esconde: si supiera quién eres, no te contestaría aquí, lo haría en un juzgado. Pero como no lo se, solo me queda suponer que, si hay aquí algún “sin vergüenza” y otras cosas mas repelentes, debes de ser tu, que prefieres quedar en el anonimato, para poder insultar a quien no puedes rebatir, con el beneplácito de la dirección del blog.
    A los demás no tengo mucho que decirles. Al menos no insultan y discuten, que es lo que pretendía el articulo. Por cierto, ya que este blog es nacionalista a ver si a alguien se le ocurre sacarle parecido político a Aguirre: ¿a quién se parece mas… a Arana o a Sota? Y si hay tantos especialistas en el lendakari funesto, porqué no nos cuentan de paso el intento del sindicalismo parafascista de AVASC, de los años 30, para contrarrestar la deriva anticapitalista de ELA?
    Ah…y por cierto, sin el PNV de Aguirre, Sota, Arzallus o Urkullu es difícil que seamos independientes….Pero con él, es imposible.

  15. Mi visión como aficionado a la historia sin ser experto ni mucho menos.

    Creo que Agirre fué un político bienintencionado y con carisma popular que tuvo este pueblo.
    Por lo que conozco no tuvo mucho que ver con lo de Santoña que fué más una maniobra de Ajuriaguerra ayudado por “los servicios”.
    En el affaire con los comunistas creo que no fué el que más se posicionó en su contra.Incluso llegó a tener buena relación con Negrín que a su vez era atacado ( dentro de su partido por Prieto) de hacer el juego a los comunistas.
    Y en la primera década del postfranquismo fué consecuente en la lucha contra la dictadura..
    Otra cosa es que le fallaran los americanos al pactar estos con Franco y ahí se acabó su trayectoria política incluso vital.

    El último párrafo de Lizarralde infumable de arriba a abajo.
    No se entiende qué tiene que ver esa contraposición entre el MLNV y Agirre.
    Las opiniones de Lorenzo Espinosa son las suyas como historiador y punto.
    Como las de Lizarralde que debería limitarse a contrastar con datos lo que dice en vez de descalificar y atacar por elevación al MLNV.

  16. pero no es hora ya de decir claramente que lo de santoña fue POSITIVO? que hubieramos tenido que hacer, seguir con la sangria? dejar que nuestro propio pueblo siguiera desangrandose en una guerra que no era la nuestra?

    jose mari lorenzo, seguro que tu estas mas informado, pero no fue el propio PNV quien estuvo de acuerdo con la decision de ELA de desvincularse del sindicato AVASC?

  17. Este Lorenzo Espinosa no es nadie sin su gemelo, García de Cortazar:

    http://www.todostuslibros.com/autor/garcia-de-cortazar-fernando-lorenzo-espinosa-jose-maria

    Su socio escribe así:

    “Una parte de nuestra clase política está perdiendo a grandes zancadas su autoridad y su legitimidad, en efecto. Pero no es la que defiende nuestras instituciones. Es la que ha instalado a los impugnadores de España, a través del secesionismo, de la ultraizquierda o de ambas cosas a la vez, en el espacio de una respetabilidad que se les niega en toda Europa. En Occidente, tales fuerzas y tales individuos no son más que el precipicio junto al que discurre el camino de la democracia. Son el abismo que la pericia del conductor y la serenidad de los viajeros sufren como un molesto accidente del paisaje, como una severa llamada a la prudencia, como un grave recordatorio del cumplimiento del deber.”

    http://paralalibertad.org/felipe-vi-en-el-parlamento-de-cataluna/

    O así:

    “No puede negarse a los gestores del separatismo la extrema habilidad con que se han presentado, en un momento de grave deslegitimación de la política, como representantes del sistema y como alternativa, al mismo tiempo. A fin de cuentas, su éxito no es el producto de la salud democrática de nuestro país, sino precisamente del desprestigio de nuestras instituciones, de la quiebra de la confianza de los ciudadanos, del desaliento ante la dureza y duración de una crisis que afecta a los fundamentos de nuestra ciudadanía”

    http://paralalibertad.org/la-tentacion-populista-en-espana/

    O así, sin red:

    “Creo que no hay momento más apropiado que este para empezar a plantear la responsabilidad de la derecha, cuando al sufrimiento económico y al desafío secesionista se une la profunda desorientación de unos españoles a los que se ha educado en la falta de importancia de los principios y, sobre todo, en la liquidación de aquellos valores que, lejos de reducir España a una mera y digna invocación emotiva, desean levantarla sobre el restablecimiento de una nueva moral nacional. Para esa tarea de regeneración se necesita una derecha que, a la vista de lo que la izquierda ha sido capaz de hacer con un patrimonio cultural, debe recordar aquellas ideas en las que los españoles creyeron cuando iniciaron el rumbo de España hacia la nación de ciudadanos libres, iguales en derechos, respetuosos con su tradición y empeñados en el compromiso de un futuro común. A doscientos años de distancia, las palabras y los actos de aquellos españoles que combatieron por esa imagen de la soberanía nacional aún nos sobrecogen. Dos siglos más tarde, han cobrado una urgente, enérgica y conmovedora actualidad”

    http://paralalibertad.org/en-busca-de-la-derecha-perdida/

    LOS EXTREMEÑOS SE JUNTAN. TODO VALE CONTRA EL LENDAKARI AGIRRE.

  18. Hola josemari Lorenzo,
    Hablando de parecidos ¿a quién se parecen más (ideológicamente hablando) Joseba Alvarez, Permach y Barrena al Lehendakari Agirre o al Presidente Venezolano Maduro?.
    Gracias anticipadas, que tenga un buen día.!

  19. A quien se parece más Munilla ?
    Al obispo Munilla o al obispo Munilla ?

    Et in Terra Pax Hominibus.

  20. Victor, es Lorenzo Espinosa el que plantea la cuestión contrafactual de lo que hubiera sido de la historia vasca si el PNV hubiera proclamado la independencia y es lo que dice el texto que tu me has propuesto. Por tanto, si había que responder, había que entrar a la hipótesis del texto. Yo te doy mis razones, que son evidentes. Tendría que haber añadido una, que quizá es la más importante: quitando a Elías Gallastegi, que encabezaba un sector muy minoritario del nacionalismo, nadie planteó en aquel momento la posibilidad de proclamar la independencia. Lorenzo Espinosa plantea un anacronismo, en tanto que la posibilidad que el ve perdida casi nadie la vio perdida. ¿Por qué lo hace? Porque está haciendo historia actual, es decir, está escribiendo para el presente, en contra del PNV y a favor de su alternativa política.

    La represión podía haber sido mayor, eso es algo también evidente. Comprendo que para el MLNV, que nace de la espiral acción-represión-acción, el acicatear la represión del régimen sea algo deseable, como instrumento de “guerra popular”, es decir, de implicación de la población en una escalada de confrontación. Eso en los años 40 podía significar la intervención pura y dura del ejército español que ya había sufrido la población vasca. Aquí también vemos que los representantes del MLNV proyectan sus propias concepciones a otras épocas, en evidente anacronismo.

    El señor Lorenzo Espinosa decía en su artículo que el PNV y el Gobierno Vasco no hicieron nada durante el franquismo y eso no es verdad. Quizá para ti no sea algo importante el movimiento de resistencia antifranquista que luego derivó en el movimiento que creó las ikastolas y todo el renacimiento cultural vasco y del euskara en pleno franquismo. Para los que hemos nacido dentro de ese movimiento, es muy importante, pues a él le debemos nuestra identidad nacional y política.

    Me acuerdo lo que dijo Koldo Mitxelena, el gran lingüista vasco, secretario de Juan de Ajuriaguerra y resistente vasco, uno de los gudaris de a pié detenidos en Santoña, en el libro de entrevistas que le dedicó Eugenio Ibarzabal, que el persistió en el PNV por la actitud de la directiva del Partido en este asunto, que, exceptuando el Lehendakari, fue a prisión, compartiendo la suerte de los gudaris. Esta rendición sirvió para que miles de gudaris no fueran fusilados y engrosaran las filas activas de la resistencia antifranquista. Lo realmente repelente es que el MLNV tome la vía de las acusaciones de algunos los republicanos españoles, que pretendían que mientras los santanderinos mataban gudaris y se rendían en masa, los vascos nos inmoláramos sin ningún objeto. Esta actitud es coherente con la ideología miliciana del MLNV, más cercana al PC español que al nacionalismo vasco.

    En cuanto al tema de AVASC, es totalmente dudoso el papel de Agirre que insinúa, sin aportar ningún dato, Lorenzo Espinosa. Para esta cuestión, me remito a un artículo de Iñaki Anasagasti:

    http://ianasagasti.blogs.com/mi_blog/2013/02/acci%C3%B3n-social-cristiana-para-salvar-la-sociedad.htm

    Para Egurrola: la contraposición entre Agirre y el MLNV es evidente, en numerosos puntos como, por ejemplo, lo expresa Federico Krutwig, ideólogo y miembro de ETA a fines de los 60, en el que le atacaba por ser demócrata, por defender la legalidad y por poseer una moralidad cristiana. Es evidente en que la obra de Agirre, encarnada por las instituciones vascas actuales, se encuentra en contraposición abierta con la ideología y la obra del MLNV.

    Un saludo.

  21. Juan de arana (ilustre apellido),

    a pesar del Munilla soy vasco, no andaluz, y no soy capaz de valorar su sentido del humor. Seguro que lo tiene.
    ¿Cree usted que los foreros no agradecerían saber las alineaciones políticas que propongo?.
    ¿No cree que seria conveniente saber en que medida el humanismo de Agirre es ideológicamente compartido o repudiado por los Srs. Alvarez, Permach y Barrena.?

  22. JELen agur

    Aguirre no proclamó la república, sino que llenó de contenido republicabno lss insituciones vascas dotándolas del mayor contenido que nunca tuvo desde la desintegracion foral.
    Porque una cosa es proclamar una república y otra es dotar de instrumentos de autogobierno que permitan disminuir las dependencias de instituciones externas.
    Cuando los revoltiboltxes como espinosa dan como optimo proclamar la república lo que nos plantean es aceptar los principios del frente popular con el que comulgan. A eso se refieren con haber preferido proclamar la república. El nacionalista aguirre prefirió evitar los desaguisados populistas que luego han heredado sus mentores castristas-bolivarianistas y realizar una cosntrucción real vasca de contenido humanista, educativo, dignificador de la persona humana.
    Vamos, que espinosa se debe estar subiendo por las paredes cada vez que piensa en lo que ocurrio en lugar de lo que queria que hubiera ocurrido.
    La labor de desmentir a estos pseudohistoriadores ideologizados del MLNV, es la de, aprovechando que se sitúa la historia en sus justos términos nacionalistas, desautorizar y poner en entredicho confrontando el planteamiento sectario clasista de la forma de entender la historia de estos cutres del MLNV.
    Quiero decir que nunca hay que dejar de hablar de estos hispano-mentecatos cada vez que se contradice su visión de la historia.

  23. En cualquier manual al uso de historia se puede uno encontrar con esta o parecida frase.

    Origen y nacimiento de ETA
    Se puede considerar el nacimiento de ETA como la respuesta de descontento de un grupo de jóvenes pertenecientes al Partido Nacionalista Vasco (PNV) a finales de la década de los 50. En 1952, un grupo de jóvenes disidentes del PNV fundan EKIN, cansados de la supuesta pasividad del PNV frente a la dictadura de Franco. Este grupo fundará en 1959 ETA como una alternativa activa que revitalice el nacionalismo vasco como forma de oposición al régimen dictatorial y frente a la ocupación española de la considerada patria vasca.

    Despues añado de conversaciones con el EBB en Paris con Agirre al frente.

    Frase que no sé si invalida o aprueba la teoría del articulista que no se entiende muy bien lo que quiere decir.

    Todo esto que es el principio del MLNV viene de”…un grupo de jóvenes pertenecientes al Partido Nacionalista Vasco (PNV) a finales de la década de los 50″ ???
    Sí , luego nace de una escisión con fuerte debate no resuelto de gente del propio PNV.No le van a poner a Agirre de ejemplo para nada por tanto los ideólogos de aquellos tiempos.

  24. Es difícil contestar a todos, y mas estando de vacaciones. Unas cosas: de gemelo de Cortázar, nada de nada. Por favor, háztelo mirar con preferencia por un oculista…Y luego dime, cuándo he escrito yo algo parecido a lo que el firma.
    De lo de Permarch y Barrena (de los que tampoco soy gemelo), que lo digan ellos. Para mi fueron compañeros mahaikides. De lo que me siento orgulloso, por mucho que pueda disentir en algunas cosas.
    Lo de AVACS, está probado (vid.”Gudari, una pasión útil – Eli Gallastegi”) Aguirre fue presidente de este intento de corregir cristianamente el rumbo de ELA, en los años 30. Hay una extensa carta de Aguirre a Gallastegi (28 folios manuscritos, en el archivo de la familia Gallastegi) en los que se retrata perfectamente.
    Para mi, de todos modos, lo peor de Aguirre, de todos sus actos (colaborar con España, o con los Servicios Secretos USA, intentar negociar con los nazis, meternos en la guerra etc. etc.) es negarse a la independencia, mantener la ficción del Buque fantasma, horrorizarse ante Etarte cuando le propuso independizarse y no concretar la separación de España, como mínimo en el exilio, en la mejor ocasión de la historia, cuando nadie se lo impedía. Se que la culpa no fue de el, o no del todo. Ajuriaguerra y la compaña andaban por allí. Pero, sin duda, Aguirre representa y simboliza la incapacidad congénita o el interés de los jelkides (el sotismo) que arrastra el partido por permanecer en el imperio y que nos mantendrá unidos a la indivisible nación española, per secula…. El partido lo sabe perfectamente. Por eso lo mima tanto al primer lendakari (ver la reciente publicación de los de siempre) y, en cambio, ignora o se avergüenza de Arana, al que los militantes ignoran tanto.

  25. Egurrola, ETA empieza a matar en el año 1968, casi diez años más tarde del nacimiento de su sigla. Y ETA se define en esa asamblea como organización marxista-leninista, en solidaridad y unión con los movimientos de liberación nacional de los años 60.

    Esto es antagónico con el proyecto de Agirre que era fundar una democracia en Euskadi y ayudar a que la hubiera en España, al estilo de las democracias occidentales surgidas tras la 2 guerra mundial. El proyecto del MLNV estaba en consonancia con el modelo argelino y cubano de partido único y dictadura. El MLNV pertenece a esa tradición, que está en las antípodas de Agirre.

  26. Estimado Josemari:

    ¿Qué está probado con que Agirre fue presidente de AVASC? En AVASC se pretendió conjugar a todos los católicos de diferentes tendencias en un proyecto que tuviera una cierta comunidad. Ese intento fracasó por diversas razones. Y ELA era un sindicato reivindicativo y católico, donde participaban sacerdotes católicos. Dudo mucho que en aquellos tiempos respondiera a tu modelo de sindicato.

    ¿Qué el PNV intentó negociar con los nazis? Que algunos miembros del PNV estuvieran en esa linea, no significa que el “PNV” intentara negociar con los nazis. ¿Lo hizo el Lehendakari Agirre? ¿Lo hizo el EBB? ¿Lo hizo Ajuriagerra? Es una pena que los miembros del MLNV, por odio al legado de Agirre, hagan el caldo gordo a este tipo de acusaciones.

    El Lehendakari Agirre pretendió ni más ni menos mantener la legitimidad democrática de su Gobierno, que se basaba en una coalición de diversos partidos, en el cual el único que podía plantear la independencia era el propio PNV, ya que incluso ANV era mucho más moderada en lo nacional. El Lehendakari no podía declarar la independencia sin un acuerdo con otras fuerzas políticas. Y era mucho más importante la cohesión antifranquista que ese tipo de gestos.

    Es normal que esa acusación provenga por parte del MLNV. Pero, a la inversa ¿Por qué el MLNV no proclama la independencia? ¿Alguien nos lo puede explicar? ¿Por qué acusa al PNV de algo que el MLNV es incapaz de hacer?

    Ramón de la Sota era una persona muy respetable que tuvo que salir de Euskadi para no ser fusilado y cuyos bienes fueron confiscados por el franquismo. Alguien que lo dio todo por la causa que defendía. Un respeto por los verdaderos nacionalistas.

    Por último, para el MLNV su antepasado político es el PC de España, por evidentes razones de analogía política e ideológica. Por eso el ataque contra Agirre se basa en esa tipología.

    Un saludo.

  27. ¿Por qué un hombre como Lorenzo Espinosa, que lleva en su curriculum una relación de recíproca dependencia historiográfica con el miembro de la Fundación de defensa de la Nación española (Fernando García de Cortazar) tiene ahora esa fijación con que Agirre no declaró la independencia de España durante su exilio?

  28. En vez de hablar de oídas conviene ir a las fuentes :

    Desde la visión independentista del Mendigoizale, rechazando
    las relaciones, componendas y negociaciones con el Estado y sus
    partidos, la guerra parecía una nueva carlistada de la que los vascos
    debían procurar ibrarse. LaFederación transmitió entonces esta
    preocupación a los órganos dirigentes del PNV, proponiendo la
    constitución de un organismo militar que se ocupase de la defensa del
    país, desde una perspectiva independentista. Por otro lado, fue el
    mendigoizale Lezo Urreztieta quien hizo posible la llegada al puerto de
    Bilbao de las primeras armas necesarias para hacer frente a los fascistas.
    Estando estas armas bajo custodia de voluntarios mendigoizales
    Etarte, de acuerdo con sus compañeros de Federación, propuso al
    lehendakari su incautación unilateral y la utilización de la fuerza para
    proclamar la independencia:
    Fuí a ver a Agirre para sugerirle que los medigoizales se apoderasen de la primera partida de armas antes de que pudieran descargarla. De este modo quedarían asegurada la superioridad de los nacionalistas y la causa de la independencia vasca. Agirre se mostró horrorizado: Eso sería traicionar al Frente Popular, dijo. Yo, que tenía sólo veinticinco año repliqué: La única traición que conozco es la traición a mi país.

    No es difícil imaginar el efecto político que hubiera tenido esta
    iniciativa, cualquiera que hubiese sido el resultado de la guerra. Su valor
    movilizador en aquellos días y su importancia como precedente histórico
    para el futuro, parece incuestionable.

    TRIFON ETXEBARRIA ‘ETARTE’
    1912-1998
    Biografía de un abertzale
    Josemari lorenzo espinosa
    Eduardo renobales.

  29. Lo que nos viene si Otegi y Pablo Iglesias llegan al poder. Las ideas comunistas antisistema de estos movimientos conducen al la ruina y a la miseria además de ser liberticidas.

  30. Como el señor empresario JA Agirre, ha habido muchos en esta tierra. Algunos mahaikides de HB también lo ha sido, pero no conozco a ninguno de estos últimos que apostara, por la vía de los hechos, por lo que ahora se llama participación de los trabajadores. Igual Lorenzo Espinosa me dice uno. Pero, no creo.

    La doctrina social de la Iglesia -ella misma en evolución- ha dado para muchas experiencias sociales, de distinto signo acaso, en el mundo. Pero, en Euskadi todas éstas han tenido un denominador común: el impulso de la sociedad civil y la cooperación en la empresa.

    Sin embargo, el socialismo revolucionario -en todas sus versiones, desde la primera ETA, pasando por la HB en la que Lorenzo tuvo responsabilidades políticas, hasta la versión más avanzada de Sortu- no ha creado ninguna experiencia práctica de transformación social. NINGUNA.

    En este país, la única experiencia duradera de cambio social (desde la empresa) ha sido fruto del esfuerzo de poner en práctica el personalismo cristiano.

    Deslizar el epíteto de ‘parafascista’ para el lehendakari Agirre muestra el estilo de relato histórico, pura propaganda, que cultiva este señor.

  31. Por fortuna, el lehendakari era Agirre -que solo tenía 32 años- y no Trifón. Trifón quería la independencia entregando las armas a un parte del país que distaba de ser mayoritaria.

    Trifón no era leal al país en su integridad, sino a la parte de la que se sentía miembro.

    Agirre optó por ser leal al país, porque creía que había que conseguir que la idea de nación vasca calara en ‘las más extensas masas’ para poder ser libres.

    Por eso, uno -Agirre- era lehendakari y otro -Trifón- nunca lo hubiera sido.

  32. Hola de nuevo Josemari Lorenzo,

    Perdona mi insistencia (yo también estoy de vacaciones) pero con esta respuesta me he quedado peor que antes:

    “De lo de Permarch y Barrena (de los que tampoco soy gemelo), que lo digan ellos. Para mi fueron compañeros mahaikides. De lo que me siento orgulloso, por mucho que pueda disentir en algunas cosas.”

    Por eso a ver si me aclaras las siguientes (aclararía mucho la discusión que tenemos entre los compañeros)

    ¿Las discrepancias tienen que ver con Agirre o con Maduro?, ¿No sois los tres, fundamentalmente, partidarios de la misma ideología que el presidente de Venezuela Maduro? ¿ Solo es partidario Joseba Álvarez?

    Gracias y ¡buenas vacaciones.!

  33. JELen agur

    Pero…¿No es la ideologia de espinosa y sus colegas tan dictatorial como la de Hitler?
    ¿A que viene ese desprecio?

    No entiendo muy bien en qué se diferencian. En la cruz gamada, los uniformes…o en qué.
    ¿Una cuestion solo estética?

    Desde luego los nacionalistas lo tenemos claro, frente al totalitarismo cutre, la libertad y la dignidad de la persona.

  34. Comentarios a los argumentos de Lorenzo Espinosa:

    Se queja el historiador, y con razón del tema de las descalificaciones. Coincido con él en la importancia de las formas y por eso voy a intentar exponer algunas ideas acerca de cúal es el legado de Agirre y cual el de la Izquierda Abertzale. Sobre las personas históricas no entraré, los políticos siempre poseen claroscuros en sus curriculums y creo que esto es extensible a la figura del lendakari Agirre. Me limitaré a expresar que Agirre cuando menos no es el demonio o el fantasma que Lorenzo Espinosa ve en él.

    Pero creo, que lo importante es el legado, la visión política de Agirre, que Lorenzo Espinosa crítica y que hace extensible al nacionalismo vasco en su conjunto tanto pre como postfranquista. Y creo que es en el terreno de la disputa de ideas donde podemos aportar luz y discernimiento a los pros y contras de dos estrategias diferentes para nuestro país: la inclusiva-pactista que representa el nacionalismo vasco y la rupturista-excluyente que representa la Izquierda independentista vasca.

    Es muy difícil juzgar la labor de un político en un tiempo convulso como la España de los años treinta y extraer conclusiones tan contundentes como las que extrae Lorenzo Espinosa. En este punto, el historiador se aleja de la ecuanimidad que debe exigirse al historiador que escruta los acontecimientos en clave científica. De lo que no cabe duda, y en eso coincido plenamente con Lorenzo Espinosa de los proyectos antitéticos de la Izquierda independentista y del nacionalismo heredero del pactismo de Agirre, Irujo o Ajuriagerra.

    El autor, Lizarralde, ha mostrado los datos históricos de manera feaciente. Pero podría extenderse el espíritu de Agirre a otros logros mucho más notables todavía. Agirre estuvo en la germinación del proyecto europeo, la madre de las políticas del bienestar que comenzaron a nacer en la década de los 50. Donde estaban Adenauer (que edificó un nuevo país destruido y desmoralizado), De Gasperi, Monnet o Schumann entre muchos otros. Si Lorenzo Espinosa, dado que su labor es juzgar la labor de Agirre, no atisba a valorar la participación de los líderes del PNV en esa labor de construcción, quizás sea porque tal labor de construcción le parezca pequeño-burguesa. Pero los beneficios del proyecto europeo para los millones de europeos cuya juventud estaba cansada de bombardeos y paseos militares han sido desde un punto de vista sociológico de tal magnitud que solo puede obviar la cerrazón ideológica más obtusa.

    ¿Porqué hacer mención a la participación del PNV con Agirre a la cabeza, en el proyecto europeo? Porque representa el espíritu y los valores más queridos de nacionalismo histórico: la apuesta por la convivencia, por la prosperidad económica y social de los habitantes como estandarte en cualquier contexto y en cualquier situación. Lizarralde ha contestado la incontestable labor del lendakari durante la guerra con sólidos argumentos. La labor de Agirre solo se le entiende desde esta concepción de la política antagónica de los totalitarismos fascista (Eje Italo-Español-Alemán) y comunismo sovietista.

    Y es aquí donde la crítica de Lorenzo Espinosa cobra sentido. Agirre desde la óptica preclara de quien juzga desde su despacho decisiones tomadas en contienda, atribuye una falta de valor al lendakari que ningún historiador, ninguno, se atreve a realizar. Invito a leer los sucesivos libros sobre la Guerra Civil del historiador aragonés Julián Casanova acerca de la crucial labor de los políticos del PNV con Agirre a la cabeza para conseguir lo que él mismo llama el “Oasis vasco”: un lugar donde no había sacas ni ejecuciones, torturas a los detenidos o tiros en la nuca de naturaleza sobrevenida. El País Vasco, único lugar del Estado Español donde los sublevados, en minoría, no sufrieron ejecuciones. Este extremo es motivo de mofa y risa para compañeros del a izquierda independentista con las que algunas veces he discutido, pero en mi caso y en el del nacionalismo vasco, un orgullo que trasciende cualquier diatriba calumniadora de la pluma de quien juzga a quien no puede defenderse, pero a quien, hasta los historiadores españoles, han mostrado reconocimiento ético, moral y político que no han extendido a otros líderes republicanos: véase la terrible torpeza política estratégica de Casares Quiroga o las “labores de limpieza” como miembro del gobierno republicano del tan admirado por la izquierda independentista, Santiago Carrillo.

    Lorenzo Espinosa expresa que Agirre no proclamò la independencia. Entiendo que quien así escribe, lo hubiera hecho. Por lo visto, el historiador, por arte de biribirloque hubiera sido capaz de crear con una varita mágica, al modo de mago Merlín, una correlación de fuerzas favorable a tal programa político. No ha entendido el historiador, que se trataba combatir al fascismo? Que se trataba de defender el quicio mismo de la puerta de nuestra casa ante la amenaza de la aviación alemana? No sabe el historiador que en Gernika, por poner un ejemplo, estaban ocupados recogiendo cadáveres con carretillas? Pueden utilizarse muchos adjetivos para calificar la crítica sobre Agirre de Lorenzo Espinosa en este extremo, pero hay uno que me viene a la cabeza por encima de todos: pueril.
    Pese a todo lo expresado creo que Lorenzo Espinosa, al final puede tener algo de sentido común. Los “logros” del nacionalismo vasco no son más que “papel mojado” o “limosnas” obtenidas del mendigaje político: el Concierto Económico Vasco, Osakidetza, la red pública y concertada de ikastolas, la EITB, las competencias exclusivas en materia de creación y difusión cultural (iguales a las de un estado propio) son paparruchas. Migajas que se han obtenido de la actitud genuflexa del nacionalismo histórico. Euskadi hubiera sido mucho más prospero sin todas esas “migajas”.

    La prosperidad de nuestro país hubiera venido de las decisiones preclaras de los miembros de la Mesa Nacional de Herri Batasuna, que erigiéndose en la vanguardia del proceso revolucionario y rupturista hubieran declarado la independencia, en el sentido opuesto, al que atribuye Lorenzo Espinosa al Lendakari Agirre. En el sentido opuesto digo, puesto que Agirre jamás hubiera admitido que personas a su mando hubieran ejecutado jamás los actos criminales que los independentistas de izquierda han realizado en los triste últimos 40 años de vanguardia política.

    Dos planteamientos políticos antitéticos: uno incluyente y pactista; otro excluyente (de quien es disidente del “proceso de liberación”: más de 1000 tumbas dan muestra de ello) y autista (de quien no debe pactar con nadie puesto que eso es “rebajarse”). La construcción nacional vasca se palpa en nuestros hospitales, en nuestras enfermeras, en nuestros museos, parque naturales y litoral protegidos por nuestras leyes. He ahí la herencia de Agirre y sus discípulos que a Lorenzo Espinosa tanto le molesta.

    Es responsabilidad de los políticos del PNV no abandonarla jamás.

  35. JELen agur

    Fantastico y perfecto comentario de Multzo Zero Bi.
    Diría yo que además los del MLNV, se vanaglorian de los éxitos electorales y luchas por ocupar instituciones que el PNV con Aguirre a la cabeza luchó por tenerlas vivas y que ahora lo boltxes disfrutan, utilizan y en muchos casos distorsionan en su beneficio rupturista.
    La construcción nacional es real en el PNV y es ficticia en el MLNV.

  36. Gauza kuriosoak ikusten dira foro honetan. Lorenzo jauna Agirre Lehendakariari buruz edozer esateko gai da, dena daki, baina berarekin mahaikideak izandakoak (Barrena eta Permach), Agirre eta Madurori buruz duten iritzi politikoa agertzeko gai ez da, beraien gain uzten du erantzuna. Beti bezala izaera ideologikoa itzalpean, “etsaiak” eta “engainatuak” ohartu ez daitezen.

  37. Que algún flipado / desorientado con cargo en EAJ intentara negociar con los nazis no deja de ser una conducta de libro, tipificada en cualquier contienda de la dimensión que sea.
    Distinto es que lo hubiera hecho la locomotora (la dirección) del tren (movimiento nacionalista vasco que incluía a afiliados a EAJ/PNV).
    Claro que con los socialistas del siglo XXI (MLNV y demás fuerzas alineadas del mundo mundial) ocurre todo lo contrario:
    Por un lado tienen a su mayoría (por lo menos la mitad más uno de sus votantes) de simpatizantes que son honradamente nacionalistas vascos, luchando altruistamente por una causa clara y demostradamente anti vasconavarra, de corte totalitario internacionalista.
    Lo DIFERENCIAL (en comparación al nacionalismo vasco=EAJ/PNV) es que en el caso de estos (MLNV entre otros) la locomotora (la dirección) del tren sigue fielmente las doctrinas del marxismo leninismo maozedungbolivarianomadurista…en su afán de llevar a la nación vasconavarra a una situación holocaustica de amordazamiento TOTAL.
    JELen

  38. josemari lorenzo espinosa,
    Entre otras lindezas escribes,… “… o con los Servicios Secretos USA, intentar negociar con los nazis, meternos en la guerra etc. etc)…
    ¿A que se debe la obsesión de los movimientos comunistas (mal llamados comunistas, socialistas del siglo XXI estos) de poner a parir, minimizar, negar la existencia de los servicios secretos del bloque rojo liderados estos por la KGB?
    El mundo libre debe de agradecer todos los días de su vida la labor de hormigas desarrollada antes, durante y después de la segunda guerra mundial por los servicios secretos del eje del bien al cual era afín JA Agirre y sus máximos responsables.
    Solamente desde la libertad, en libertad y para la libertad se puede hacer país.
    Poca vergüenza / escrúpulos despliegas en tus escritos. Normal viniendo de plumas como la tuya.
    JELen

  39. Por desgracia, he tenido que leer demasiadas pestes en mi vida tanto de historiadores nacionalistas como antinacionalistas como pseudohistoriadores. Todos tienen una verdad, pero pocos, muy pocos, intentan abordar el asunto con una perspectiva lógica y no presentista. El buen historiador es aquel que aborda un hecho en su contexto e intenta comprender las múltiples posibilidades que en aquel momento se presentaban. Tal fue el caso del lehendakari Aguirre. Según la documentación que he podido consultar (y dentro de una actuación política consecuente) Aguirre no renunció en ningún momento a la independencia sino que la pospuso. Primero durante la GC y luego en el exilio, y resulta lógico que lo hiciera. Algunos autores próximos al nacionalismo vasco radical se limitan a mostrar a un Aguirre sujeto a la política española sin valorar el contexto internacional.Que yo sepa Aguirre proclamó la “República Vasca en federación con la República española” que si bien algunos pueden considerarlo ambiguo, creo yo, que bien podría considerarse una independencia de facto, máxime cuando el gobierno vasco tuvo competencias en materia de acuñación de moneda, política exterior, poder judicial, creación de ejército propio, etc. En el exilio, casi toda la actuación política del gobierno vasco fue en materia de política exterior combinada con una “eficaz” lucha interior (al menos hasta 1951). De hecho, el objetivo era: restaurar la democracia en España como forma de obtener la independencia para el País Vasco. No obstante, es cierto que con el plan Prieto, Aguirre pareció renunciar a aspiraciones soberanistas, pero también era lógico que no cerrara ninguna puerta para volver al territorio vasco. A veces, creo que la gente olvida las dificultades con las que tuvieron que lidiar los exiliados y resulta muy fácil (por no decir un error) creer que era sencillo tomar la decisión adecuada. Además, ,no es que los jeltzales vivieran muy bien: el propio Aguirre, profesor en Columbia, tenía un sueldo muy inferior a la media y según está recogido en su diario se quejaba en muchas ocasiones de que incluso los obreros norteamericanos vivían mejor que un profesor de universidad. En resumen, por mucho que se achaque a Aguirre que no proclamara la independencia y que luego se sometiera a la política española, hemos de tener bien claro que se convirtió en uno de los referentes del exilio antifranquista y que tanto el impulso europeísta (junto a Landaburu) que dio al partido y al GV, los contactos con los norteamericanos (no se olviden las labores de Galíndez en la ONU y el Dpto. de Eº) y la lucha interior (que nunca descuidó, de ahí que impulsara las huelgas de 1947 y 1951, o el CMV), todos ellos tuvieron el objetivo de recuperar la democracia en España como paso previo para poder recuperar primero la autonomía, probablemente de máximos e incluso la independencia.
    Por cierto, si no me equivoco (hablo sin consultarlo) quien acuñó el término de “oasis vasco” fue José Luis de la Granja y no Julián Casanova.

  40. Para empezar, Aberriberri tendría que reproducir completo el artículo que critica. Y no poner los cortes interesados. Para seguir, los lectores mas críticos de este blog tendría que separar lo que hizo Aguirre de lo que se escribe en ese artículo (que no han leído) y lo que hubiera o no hubiera hecho el autor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: