Posteado por: aberriberri | octubre 26, 2009

El auto del juez Garzón y las detenciones (2)

Imanol Lizarralde

ico_kas

El auto del juez Garzón pone en relación escritos de ETA y de los líderes y organizaciones civiles del MLNV y concluye que ETA diseña el todo del MLNV. Sin embargo los propios textos probatorios de Garzón nos pueden llevar a una conclusión inversa (que, además, está corroborada por el funcionamiento de los procesos de paz, especialmente del último): el que son los “políticos” del MLNV los que diseñan la estrategia y el diagnóstico de situación del MLNV y ETA aplica esa estrategia al ámbito de lo militar.

El mismo juez trae a colación el dato de que “a partir del año 2003 ETA decidió que la “dirección única” de la Izquierda Abertzale patrocinada y protegida por la organización terrorista fuera ejercida por BATASUNA como “referente principal de la izquierda abertzale en el terreno político”. Tal decisión parece más bien un gesto para dar validez a los escarceos negociadores de Otegi por aquel año, al encontrarse en conversaciones con Jesús Eguiguren pactando ya contrapartidas, formalizando algo que, como se vio tanto en Argel como en Lizarra, era ya un hecho: que los políticos del MLNV (casi los mismos desde 1989 hasta ahora, con Rafa Díez y Arnaldo Otegi como las luminarias, aunque siguiéndoles de cerca el abogado Iñigo Iruin) eran los que marcaban las condiciones de los “procesos de paz” en lo que respecta a la negociación sobre la política y sobre la metodología. Y eran ellos quienes, con planteamientos o peticiones políticas a sus contrarios, decidían también romper los “procesos” de forma voluntaria.

Los periodistas de GARA (20-10) Ramón Sola e Iñaki Iriondo han querido contraponer a las evidencias aportadas por el auto del juez Garzón, un texto de Batasuna que ha querido distribuir entre sus bases como materia de debate. A este documento denomina Iñaki Iriondo “el papel que interior no ha filtrado”. La máxima objeción, y casi única, objeción concreta y particular que hace el periodista de GARA al auto del juez Garzón es la de poner en cuestión el que ETA domine la estrategia del MLNV. Según Iriondo, Garzon,

“insiste en que era ETA quien controlaba toda la operación, pero pasa de puntillas sobre un hecho clave: la queja sobre las elecciones europeas que el auto de Garzón atribuye a la organización armada, hasta llegar a preguntarse “¿dónde se toman las decisiones?”. Si Arnaldo Otegi y Rafa Díez fueron los que más se significaron en la defensa de la opción de Iniciativa Internacionalista que según la Audiencia Nacional no gustaba a ETA, ¿cómo se les puede encarcelar con la acusación de estar bajo su dirección?”.

En este punto, Iriondo se refiere a un documento de ETA de junio de 2009 (documento con el título de “Komunikazio orokorra” 0906, supuesta comunicación de ETA al “Bateragune” o “Comisión de Coordinación de la Izquierda Abertzale” que componían los detenidos) donde la organización armada se quejaba a la dirección política de que habían tomado la decisión de apoyar Iniciativa Internacionalista para las pasadas elecciones europeas. Según ETA –las palabras no cursivas son los comentarios del “auto”:

“Procedimiento inadecuado: Frente a la elección de la Izquierda Abertzale de seleccionar a Iniciativa Internacionalista, la Organización aparece preocupada. Sobre todo porque quedó del todo claro a principios de año en el Área de Dirección de Batasuna el debate sobre ello y porque la decisión fue clara” (es decir, se constata reunión de ETA con la dirección de BATASUNA). En segundo lugar, leídas las actas de la “banda” (expresión coloquial para referirse a las asambleas de la militancia de base de la Izquierda Abertzale), siendo pocas las favorables a esa propuesta, porque observamos la argumentación en contra. Estando así las cosas como consecuencia de ese debate, no entendemos de ninguna manera el que la banda haya tomado esa decisión ”.

Ciertamente tiene en parte razón la objeción de Iriondo a la valoración que hace en este caso el juez Garzón de la relación ETA/Batasuna. Pero hay aspectos de esta cita que Iriondo omite de forma que no puede ser sino consciente, como que ETA y “el Área de Dirección de Batasuna” se reunieron para decidir un aspecto de la política del MLNV, como era la titularidad de la candidatura para las elecciones europeas. Y que la decisión tomada en ese foro fue desobedecida, según el reproche de ETA a Batasuna, pese a la decisión conjunta de principios de año y las propuestas y opiniones contrarias, provenientes desde las organizaciones de base.

Parece claro que las decisiones políticas del MLNV se toman por parte de su cúpula política, la que fue detenida, y no por parte de ETA, que lo que hace es interpretar esas decisiones en la clave político-militar que le corresponde como organización armada, sin comprometer directamente en sus decisiones, que son propias, a los líderes de Batasuna.

Entremos, pues, en la crónica de Sola y de Iriondo acerca del texto que Garzón no había citado. En dicho texto se plantea “una apuesta por “un proceso democrático que tenga como base la palabra y la decisión de la ciudadanía vasca” y que debería llegar a desarrollarse “sin ninguna violencia ni injerencia externa”. Tengamos en cuenta siempre el lenguaje de doble interpretación que usa el MLNV ya que, cuando se habla aquí de “un proceso democrático” a desarrollar “sin ninguna violencia ni injerencia externa”, otro escrito, aparecido en el auto de Garzón, nos da una idea de a que se refiere el documento-borrador de Batasuna. Se trata de la oferta del sindicato del MLNV LAB, el 9 de julio de 2009 “a los agente sociales y políticos soberanistas”, denominado en su conjunto como “alianza estratégica nacional”, donde uno de los puntos de la oferta plantea:

“El impulso de un proceso negociador para avanzar hacia la paz y democracia. El proceso negociador necesita de un escenario de no violencia y condiciones democráticas básicas para la actividad e intervención política. Es decir, se tiene que reconducir y superar las medidas de persecución, criminalización e ilegalización de personas y organizaciones políticas en el marco de un proceso democrático ”.

La oferta de LAB habla de lo que podría denominarse “violencia del Estado” pero en ningún momento alude a la violencia de ETA dentro de ese escenario. Por tanto, un proceso “sin ninguna violencia ni injerencia externa”, no puede interpretarse, de principio, como una perspectiva unilateral, de que ETA deje su uso de la violencia sin que el Estado haya planteado, por su parte, su propia iniciativa. En todo caso, LAB, el agente del MLNV que en esa fecha proponía una “alianza estratégica nacional” no menciona la violencia de ETA, como tampoco lo hace el documento de Batasuna.

El documento dice:

“Hemos traído a Euskal Herria al umbral del cambio político; 30 años después, la puerta del cambio está totalmente abierta”, se lee en el preámbulo de esta propuesta, que invita por tanto a “definir una estrategia eficaz que lleve la confrontación a los términos Euskal Herria/Estado”.

El preámbulo del documento posee una coincidencia total con el escrito de ETA de diciembre de 2008 citado profusamente por el auto, en el que la organización armada decía:

“Desde la perspectiva de este proyecto estratégico, hay que adoptar una solución conducente que vaya desde el marco autonomista a un nuevo marco democrático. Desarrollar una línea de confrontación con el Estado español”.

Tanto el texto de Batasuna como el de ETA subrayan, el uno con más optimismo, el otro con  un sentido más activo y presente de tránsito de una situación a otra, el antagonismo con el “marco autonomista” y el objetivo de que el “proyecto estratégico”, lo que LAB en su oferta denomina, “alianza estratégica nacional”, desarrolle “una línea de confrontación con el Estado”. Tanto Batasuna como ETA coinciden en que el llamado “polo soberanista/nación organizada/alianza estratégica nacional”, constituye la apertura de un nuevo frente de lucha. ETA, en su escrito de fines de 2008, plantea, además, que el uso de la lucha armada se encontrará relacionado con el nivel de compromiso o éxito que pudiere tener ese “proyecto estratégico”. Por ello dice:

  • “Ofrecer una serie de parones en la lucha armada  para que la iniciativa Nación Organizada pueda desarrollar los compromisos necesarios”.
  • “Establecer un plazo de 6 meses para observar los resultados (en el 98 fueron 4).”
  • “Cada parón ha de servir el proceso democrático en Euskal Herria. Los alto el fuego que se produzcan, tienen validez únicamente de cara a Euskal Herria”.
  • “Podríamos realizar acciones en España, puntuales, pero no ofensivas: para que la cuestión no se refleje como un simple conflicto armado y militar entre España y la Organización”.

La ausencia de violencia del proceso, por parte de ETA, se encuentra así condicionada a que la iniciativa del “polo soberanista/nación organizada” “pueda desarrollar sus compromisos necesarios”. ETA se erige en elemento tutelar de este proceso en tanto a observadora “de los resultados” a plazos de seis meses, amén de que los “parones en la lucha armada” tienen validez para un marco determinado. Mientras el polo desarrolla, en el terreno político y de masas, su propia “confrontación con el Estado”, ETA podría realizar acciones puntuales “en España” con el objetivo de que “la cuestión no se refleje como un simple conflicto armado y militar entre España y la Organización”. En este aspecto, el documento de Batasuna completa la reflexión, planteando que dentro del “proceso”,

“en su desarrollo será la izquierda abertzale la que se beneficiará del paso del tiempo, de modo que el Estado español aparezca con claridad en su papel de “verdugo” y los independentistas se reflejen como víctimas. Ese proceso, argumentan los impulsores de la propuesta de debate, “debilita al Estado y nos fortalece a nosotros, sin ningún género de dudas”.

En este sentido, el MLNV pretendería desactivar una de las amenazas que siempre han recaído sobre su estrategia que es la de que la sociedad vasca el conflicto desde la barrera, mientras ETA y el Estado se responden mutuamente. La activación del la “alianza estratégica nacional” serviría para que entre otras cosas ETA no aparezca sola frente al Estado. Y además puede servir, asimismo, mientras ETA sigue actuando para que “el Estado español aparezca con claridad” como verdugo y “los independentistas se reflejen como víctimas”.


Responses

  1. Lo k ETA dice es k hay k montar 1 polo soberanista xa k akompañe a las bombas y el parabellum, k se aktivara y desaktivara seg1 les konvenga. Y le echa 1 bronka del kopon a Otegi xk no ha montado el polo soberanista, k es lo k les habia mandado a hacer.

    Komo Otegi y Rafa son buenos chikos, ya estaban montando el polo soberanista engañando a los d Hostoa kon la milonga de la pax romana, mientras se interkambiaban mensajitos kon la “organizacion” seg1 ellos xa hablar del tiempo y de los perretxikos k akababan de salir.

  2. Como decía creo que era el famoso torero El Gallo, lo que no pue ser no pue ser y además es imposible. Es imposible montar una unidad de acción con Batasuna sin que ETA actúe de forma coadyuvante o al revés, sin que el movimiento civil en que participe Batasuna no sea elemento coadyuvante en la estrategia político-militar de ETA. Esa es la triste realidad que perdurara mientras ETA perdure y mientras ETA, por obra y gracia de los mandamases de Batasuna, siga siendo un factor de presión, una amenaza y un vigila-procesos, como lo es y lo ha sido hasta ahora.

  3. Toy con Merry.

  4. No tiene nada que evr con el tema, pero invito a los responsables del Blog a que inicien un tema de debate (Pregunta o Artículo) en relación al apoyo de EAJ a la Ley del Aborto del PSOE.

    Personalmente, como afiliado de EAJ no comparto en absoluto la decisión tomada y creo, que como mínimo se tenía que haber debatido algo más en las bases y Batzokis, que si no sirven para debatir ni estos temas, podemos ir cerrando la persiona.

    Me parece patético el apoyo a esta Ley, no sólo en los plazos sino en la justificación de que las menores de edad puedan abortar sin consentimiento paterno. Qué pasa, que están viviendo de los padres pero luego hacen lo que les de la p… gana no?Pues lo que se debe hacer es pasar la mayoría de edad a los 16 y no a los 18 como actualmente, pero no para unas cosas sí y para otras no.

    Me da vergüenza en estos momentos militar en EAJ, pero no voy a dejar de ser afiliado porque creo que las derivas ideológicas se deben cambiar desde dentro. Una cosa es ser aconfesional y otra amoral.

    Sinceramente, no se qué quiere el partido y qué no respecto a estos temas, y me preocupa. El intentar ser más progre que el PSOE por el acomplejamiento de “ser de derechas” nos está llevando a no tener rumbo

    Empiezo a pensar que a muchos les hicieron un gran favor al invitarles a irse de la Democracia Cristiana…

    Gora Eusko Alderdi JELtzalea!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: