Posteado por: aberriberri | marzo 1, 2009

Victimas y/o Verdugos (y 4)

Aberriberri [Continuación de “Víctimas y/o Verdugos (3)”]

¿Estamos ante comportamientos propios de una secta?

A finales de la década de los ochenta y desde luego en los noventa se hace patente la estrategia de utilización de jóvenes, muchas veces adolescentes, en la llamada “kale borroka”. Este fenómeno no es espontáneo sino que responde a una perfecta planificación que tiene su función en el engranaje que supone el llamado “MLNV” (Movimiento de Liberación Nacional Vasco o más esquemáticamente ETA y sus contornos). Para justificar este hecho se buscan paralelismos, por ejemplo, con la “intifada” palestina. A su vez esta “kale borroka” es el entorno más cercano a los violentos de ETA, y por lo tanto, estos sectores también suponen su caladero natural para reclutar efectivos. Así pues, estos sectores juveniles reclutados cumplen una doble función, ser el motor de la lucha callejera (quema de cajeros, de enseres urbanos, ataques con cócteles a sedes de partidos….), y también servir de recambio a efectivos de ETA.

“tenemos que ir preparando la lucha en la calle para cuando calle la lucha armada. Ese día nos va a resultar más difícil poner un petardo en un banco. Sería un avance que la gente estuviera preparada para ponerlo por su cuenta” (militante de ETA 03-04-1997)

Para completar mejor el análisis convendría caracterizar más certeramente este fenómeno y definir los parámetros en los que se mueve la organización terrorista.

“…no hay mejor cosa que el trabajo de campo, estando con esa gente, que otras personas implicadas en la Kale Borroka (KB) les convenzan de que otros tipos de lucha también son importantes, que la KB no lo es todo…”. “La lucha en la calle se debe desarrollar con la legitimidad que da luchar día a día, en los problemas cotidianos, compartiendo los problemas con toda la gente. Y al contrario, sólo desde la implicación de la lucha de calle se puede entender la tarea social que se puede realizar (Zutabe, revista de ETA, septiembre de 1995).

¿Estamos ante una organización mafiosa?

La mafia se caracteriza por ser una organización que cuenta con el apoyo de una parte de la población y que obtiene el dinero de la extorsión y actividades no legales. Los métodos mafiosos serían la coerción, la intimidación, el secuestro y el asesinato.

Sentir el miedo de cerca, sería la consecuencia:

“el día que un tío del PSOE, PP o PNV va al funeral de un txakurra o cien y se le llena la boca de palabras de condena y lágrimas de cocodrilo, no ven en peligro su situación personal y asume este tipo de ekintzas (atentados), pues están hechos una piña en contra de nuestros derechos como Pueblo. Pero el día que vaya al funeral de un compañero de partido, cuando vuelva a casa quizás piense que es hora de encontrar soluciones o quizás le toque estar en el lugar que estaba el otro, en caja de pino y con los pies por delante”. (Barne Buletina de ETA).

Es obvio que la definición de organización mafiosa no agota el carácter de ETA, pero hoy, la mayoría cualificada de la ciudadanía vasca no dudaría en calificarla de ese modo. Su pervivencia, por lo tanto, solo tiene que ver con el mesianismo, el autoritarismo llevado a su máxima expresión, y con la ideología totalitaria de sus dirigentes. No aspiran a liberar a nadie a través de sistemas democráticos, y eso lo deben saber los jóvenes:

Entrevista al dirigente Joseba Alvarez en Irutxulo:

P- ¿los incidentes callejeros no os hacen a vosotros más daño que a nadie?

R-“Si lo medimos desde parámetros electorales, sí. Pero nosotros pensamos que no vamos a vencer la lucha vasca por medio de los votos…Lo que estaba pasando en los últimos años era que los presos y otros tantos problemas eran exclusivamente de la izquierda abertzale.¿Cuál es la solución? Socializar las consecuencias de la lucha. De este modo la gente dirá “ésta es una cuestión que tenemos en este barco y lo tenemos que arreglar porque todos estamos dentro”. Aunque esta lucha tenga un costo electoral, si trae una solución más rápida al problema, entonces es positiva”.

Organización sectaria.

Es otro de los calificativos con que se suele definir a ETA. Al analizar cualquier secta nos encontramos con que nuestro sentido de racionalidad, de personas no programadas, no sirve para acercarse a la realidad de la misma. Hay que dar un salto en el vacío para introducirte en la explicación de la realidad que hace una secta. En el caso de ETA, sólo desde la aceptación acrítica de su paradigma central:

“Nuestro objetivo es una Euskadi, Euskaldun, Reunificada, Independiente y Socialista. Y la lucha armada, interrelacionada con la lucha de masas y la lucha institucional constituye la clave del avance y triunfo revolucionario”. “La lucha armada de ETA, es una violencia de respuesta ejercida por la opresión del Estado Español y, en menor medida, del Estado Francés que impiden la plena soberanía del pueblo vasco”.

se pueden entender los razonamientos subsiguientes.

El “modus operandi”

En la práctica, todo el funcionamiento de ETA tiene mucho que ver con las actividades que desarrollan las sectas. Hay autores especializados en comportamientos juveniles, y nada sospechosos de connivencias policiales, que observan en el “reclutamiento” de nuestros jóvenes comportamientos sectarios. Podemos añadir algunas características de las mismas.

  • Los jóvenes “reclutados” que ingresan en las sectas son en su mayoría normales y adaptados. Las familias de las que provienen son también normales. Ante esto se impone la destrucción de los lazos familiares o educativos. Veamos un par de perlas de Cursillos de Jarrai:

“El sistema está haciendo esfuerzos poderosos para convertir a la familia en un mecanismo de control. Aunque la importancia de la familia a la hora de transmitir valores no es algo nuevo, es un instrumento ideológico que se está fortaleciendo. En la medida que los jóvenes no tengamos medios para organizarnos de modo independiente, tenemos que vivir en función de las normas impuestas por la familia. Esas normas son en el fondo poderosos mecanismos de integración del sistema. Por otro lado, el sistema está haciendo una labor específica para convertir a la familia en instrumento represivo”.

“El sistema educativo cumple una función cada vez más importante, ocultando la situación que vivimos los jóvenes. Con las nuevas leyes se empeñan en alargar la enseñanza obligatoria. Además de mantener “ocupados” a los jóvenes durante más tiempo, la lucha alrededor de los valores es cada vez más dura. En las enseñanzas medias son cada vez mayores las limitaciones de los derechos de los alumnos. La enseñanza media está en proceso de convertirse en un mecanismo de control social cada vez más fuerte”.

Esta última expresión recuerda demasiado a párrafos concretos de algún comunicado salido de este mundo sobre el tema Instituto Iturrama.

  • Los jóvenes “reclutados” que ingresan en las sectas no escogen libremente involucrarse en ellas. Los “reclutadores” cuentan con mecanismos para influenciar fuertemente y así inducir a la gente a formar parte de ella. Hoy el MLNV está captando jóvenes entre los menores de 15 años.

“El consumo y el consumismo son entre los mecanismos de integración del sistema de los más importantes. Tenemos que hacer una apuesta por cambiar los valores y las posturas, probando nuevas formas de vida e impulsando nuevas formas de relacionarse con los bienes. Con todo esto, tenemos que sacar partido del consumo que hacemos los jóvenes, pues por medio de ese consumo tenemos que sacar adelante cosas y logros”. (JARRAIko ikastaroak)

  • Los nuevos miembros son expuestos a técnicas que se centran en la influencia social y psicológica, diseñadas para cambiar su comportamiento, relaciones, conducta y actitudes.

“Hemos de conseguir que el rechazo individual de cada joven hacia esta podrida sociedad se traduzca en odio consciente y colectivo hacia la burguesía que nos explota y nos oprime (Libro de Premilitancia de Jarrai, Septiembre de 1986).

  • Se aplican técnicas como programas coordinados de influencia coercitiva, reforma de pensamiento, persuasión …Por ejemplo se obliga a los miembros a evitar la crítica y los sentimientos negativos.

P – ¿qué le dirías a la persona que condena el método de la lucha callejera?

R-“Que esa postura aparentemente tan neutra está llena de violencia…si su postura y su práctica son contrarias hace uno con su enemigo, por tanto está de acuerdo con la opresión violenta. Esto lo tienen que tener muy claro los “tolerantes”, “demócratas” y “pacifistas” que andan por nuestras calles. (entrevista a un joven activista en la revista EZPALA)

  • Existen manuales de enrolar que describen diferentes tipos de personas y cómo reclutarlas. Se entrena en métodos de persuasión para acercarse a miembros potenciales.

“El modelo organizativo tiene que cumplir tres funciones sobre todo: organizar las fuerzas del crecimiento, acumular las nuevas fuerzas juveniles dentro de diferentes luchas y posibilitar los medios para que puedan actuar conjuntamente”.

“La Iglesia está a un nivel completamente diferente pero vive a gusto en esta situación. Como salta a la vista. No son flojos a la hora de trabajar con los jóvenes y ya saben lo que quieren. Infraestructura, medios,… no les hace falta.

Pero a nosotros, sin embargo, sí. Se los tendremos que pedir con nuestra fuerza,… Tendrá que aprender a compartir. O lo comparten, porque nosotros selo pedimos, o a estos también habrá que ponerlos en su sitio. No es broma. El Movimiento Juvenil, con esta filosofía, tendrá que actuar con la iglesia de una manera mucho más firme e incisiva. Atándola en corto y hablándole claro”.

“Los militantes de JARRAI tenemos que garantizar la comunicación directa entre los jóvenes y entre los diferentes grupos juveniles. La base de esa comunicación es la labor en colaboración (“elkarlana”). Nuestro deber es forzar la influencia de la comunicación que surge de la participación de los militantes de JARRAI en grupos juveniles y proyectos diferentes”.

  • La finalidad del reclutamiento es que lleguen a pensar que para sobrevivir y para ayudar al mundo deben seguir ciegamente las consignas sectarias, las cuales les ofrecen una misión especial en la vida.

“la lucha callejera tiene un papel muy importante …atacando a los aparatos de Estado, a las sedes y a los intereses españoles en Euskal Herria…(los jóvenes) tenéis que seguir luchando, y para ello si hay que entrar en la clandestinidad…pues se entra…Debéis tener voluntad. Voluntad para resistir, para luchar y…para ganar Ánimo! Son muchos, pero mentirosos y cobardes. Aupa jóvenes, el provenir es nuestro.” (Unai Parot, preso de ETA , 25-07-97)

Estas características citadas expresamente en la documentación y la propaganda del propio MLNV describen certeramente, y con sus propias palabras, el mundo de ETA y aledaños.

“La finalidad de todo ello sería que el “movimiento popular” (entendido como el conjunto de movimientos sectoriales en los que actúa el MLNV o es susceptible de compartir objetivos con éste) fuera capaz “de crear y mantener “espacios liberados”, en los que el hecho nacional y transformador sea mayoritario, reconocido naturalmente, sin oposición (…) Son importantes estos espacios liberados por muchas razones. Entre otras, porque son un punto central de referencia para el resto del movimiento”. (JARRAIko ikastaroak)

En concreto, en lo que respecta al mundo juvenil, es obvio que la metodología sectaria se ha utilizado de manera sistemática. Basta con repasar las declaraciones, programas, ponencias de Jarrai, Haika o Segi, para darse cuenta que hay una trasposición mimética de los objetivos del MLNV al mundo juvenil en un ejemplo de manipulación e intento de programación palmario.

“el movimiento popular tiene que generar conflicto (…) si un movimiento trabaja realmente en la buena dirección, necesariamente, molestará a los que dominan el orden establecido y surgirá el conflicto. Es en el conflicto, en la lucha, donde crece realmente la conciencia y donde surge la militancia”. (Jarraiko Ikastaroak)

Hay que mirar de frente

Además, en los últimos años, los “reclutadores” y sus campañas han reducido su ámbito de actuación, y la distribución de todo este material se concentra en “clientes potenciales”, y, al menos en Navarra, éstos son los chicos y chicas que están estudiando en modelos D tanto de colegios públicos como de ikastolas. Todo esto está causando una evidente alarma social entre los padres y madres de estos jóvenes que ven que la tela de araña de la que hablábamos al principio acecha a sus hijos e hijas.

Mi hijo o hija es un objetivo a adoctrinar. Se puede utilizar para ello los métodos más burdos, o bien los sectarios más sofisticados. En realidad, la persona, el joven o la joven, dejan de tener valor en sí mismos y sólo lo adquieren en la medida que se conviertan en elementos de propalación de doctrinas totalitarias o ejecutores de las consignas de los líderes.

Se podría decir también que es la lógica de la guerra, de una guerra inexistente, negada por la gran mayoría de la sociedad civil. Una guerra inexistente que coloca a muchos jóvenes en el disparadero de convertirse primero en Víctimas , y luego a algunos en Verdugos.

Por fortuna la tela de araña se ha roto, aunque queden algunos trozos, y, salvo sectores sociales muy minoritarios, el grueso de la ciudadanía vasconavarra se ha dado cuenta una vez más de la falta de escrúpulos de un grupo del crimen organizado que llega a sacrificar, convertir en carne de cañón, utilizar y manipular a los jóvenes de la sociedad que predica defender.

Más Información y más Estado de Derecho

Por una parte, cuanto mejor informada esté la sociedad, tanto jóvenes como padres y madres, mejor. Jóvenes, así como padres y madres, deben conocer que en esta democracia española la tenencia de panfletos de Segi les puede acarrear entre 2 y 4 años de reclusión, delito de opinión que no se aplica ni a la propaganda nazi. Y, qué casualidad, son contados los hijos de dirigentes del MLNV que se ven involucrados en esas detenciones.

Y, por otra, cuanto más garantista sea la aplicación de la Justicia, mejor. Por eso debemos denunciar el modelo de detención-incomunicación que se está aplicando. Son abusivas, ilegales e inconstitucionales, pues siendo medios excepcionales a utilizar sólo cuando sea estrictamente necesarios y en relación con los hechos investigados y averiguación de sus autores, se han convertido en fines en sí mismos, en medios ordinarios de control y reducción de personas. No responden a la investigación sobre la inocencia o culpabilidad de la persona que las soporta; sino a su sometimiento.“Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que en ningún caso puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes”. Lo dice textualmente el Artículo 15 de la Constitución.

Por ello debemos unirnos a las recomendaciones exigidas desde el Comité de Derechos Humanos de la ONU, y exigir la derogación de la incomunicación de detenidos; la reducción de la duración de la prisión provisional, la grabación de los interrogatorios en sede policial, el derecho a ser examinado por un médico de la confianza del detenido, el derecho a ser asistido por un abogado y a consultarlo en privado, y el derecho a informar a sus familiares del hecho y del lugar de su detención, entre otros. Porque con la perversión de las garantías legales se convertirá en Víctimas a más jóvenes y sus familias, y de eso se seguirá alimentando la secta que aquí denunciamos.

No podemos mirar para otro lado cuando, aprovechando la anestesia social que produce la existencia de ETA, a veces se utilizan medios de dudosa legalidad y mucha más dudosa efectividad para combatir la violencia terrorista, y cuando la misma banda terrorista utiliza a nuestros jóvenes en su carrera hacia la nada. Cuando se maltrata a un joven, se degrada a la persona y al propio Estado de Derecho, y se empuja a ese joven y su entorno hacia la banda que se quiere combatir.

Pero como miembros de esta sociedad, como posibles padres y madres de estos jóvenes o como sus víctimas potenciales, tampoco podemos perder de vista ni dejar de denunciar la estrategia “envenenada” de un MLNV y “una vanguardia armada” que toma su fuerza en la extorsión, el secuestro y el asesinato. Una organización que ha elegido el camino de las “sectas” para garantizar su pervivencia, y que ha montado una red de captación juvenil con métodos sectarios de manipulación y programación en los jóvenes que tienen la desgracia de cruzarse en su camino. (basta con echar una ojeada al material propagandístico de formación que en los últimos 15 años han producido organizaciones como Jarrai o Segi).

Una propaganda que fue globalmente dirigida hasta hace unos años a los estudiantes del conjunto de institutos navarros, y que ahora se centra exclusivamente en un modelo lingüístico.

Una espiral que estigmatiza a este Modelo, para convertirlo en víctima de la represión, o en objeto permanente de vigilancia y hostigamiento por parte de los sostenedores de la teoría del “todo-es-ETA”. Un estigma, además, que hace las delicias de aquellos grupos políticos y mediáticos contrarios a la cultura y lengua vasca.

Éste no pretende ser un alegato equidistante. Es evidente que hay que perseguir el delito con arreglo al Estado de Derecho. Pero también es evidente que padres y madres debemos defender el Modelo educativo que hemos elegido. Y nuestros hijos e hijas deben disfrutar de Libertad en su Ocio. Ni sectas que recluten, ni hostigamiento indiscriminado.

Si miramos para otro lado, sólo conseguiremos alimentar a quienes viven del conflicto; los del todo vale para salvar a su patria o a su revolución, aunque sea a costa de arruinar a sus jóvenes, y los del todo vale para defender su estado de derecho, aunque sea arruinando el Estado de Derecho. Nuestros jóvenes son “reclutables” desde los 14 años, y “acosados y retenibles” cuando cumplen la edad penal a los 16.

Todo esto sucede en Navarra cuando los padres y madres nos rebelamos, coincidiendo en el momento histórico más bajo de ETA y del apoyo social al MLNV. Entonces, ¿A quién interesa convertir en carne de cañón a una parte del futuro de nuestra sociedad?. ¿A quién interesa estigmatizar en Navarra a los jóvenes euskaldunes?. Contestarse a sí mismo es la mejor manera de empezar a tomar conciencia y movilizarse.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: