Aberriberri bloga

Kutxa, PSOE y voto secreto

Read Time:1 Minute, 32 Second

Iñaki Galdos

Tras la batalla librada por el PSOE durante esta semana a favor del voto secreto a uno le ha venido a la memoria aquella otra pelea que tuvo lugar en el seno del socialismo andaluz en la primavera de 2001. Se trataba de una cuestión casi idéntica a la que nos ocupa en la Gipuzkoa de 2008; a saber, la fusión en aquel caso entre Caja San Fernando y El Monte, que concluiría con una nueva caja que se llamaría Alcaja.

Ante la postura favorable a la fusión de la mayoría de los socialistas de ambas cajas, el partido, que estaba en contra, lo tuvo claro: en la decisiva Asamblea de la Caja San Fernando, consiguió bloquear la operación obligando a todos sus representantes a mostrar públicamente su papeleta de abstención antes de meterla en la urna. ¡Qué bonito! Sobra decir que todos ellos llevaban en su bolsillo la correspondiente carta de “invitación” a la abstención del aparato de su partido.

Además, unos días antes, en el Consejo de Administración de la caja citada, hubo un representante de los impositores, militante socialista, que abandonó la reunión en el momento clave, por sentirse “indispuesto”. El resto también mostró públicamente su voto. Faltaría más.

La película no terminó ahí. A los presidentes de ambas cajas les abrieron sendos expedientes disciplinarios de expulsión. Y por si fuera poco, ambos denunciaron espionaje por parte de un militante socialista con tarjeta de responsable de seguridad de la Junta de Andalucía, denuncia que derivó en un estrambótico juicio en el que por haber hubo hasta un “oportuno” robo de un vídeo de prueba en el propio juzgado. Pero estas son otras historias.

En fin, que me hace mucha gracia esta insistencia del PSOE exigiendo el voto secreto en Kutxa. Voto secreto, por cierto, que a mí me parece muy bien.

Salir de la versión móvil