¿Qué puede hacer el lehendakari? (y II)

Iñigo Lizari Tenemos que recuperar nuestra verdadera voz, una voz más grave, que no se presta estridencias. Ese falsete que venimos interpretando nos está agotando...