Posteado por: aberriberri | marzo 11, 2021

Tras la pandemia: valores tradicionales y vecindades modernas (6)

Joxan Rekondo

RECIPROCIDAD PARA LOS CUIDADOS. En todo caso, en estos meses se han producido unos hechos inapelables. La distancia social ha obligado a reducir las redes reales de sociabilidad humana (familia no conviviente, vecindad, escuela, trabajo, …) al mínimo. Las redes y tecnologías digitales han conquistado los espacios que hemos ido dejando vacantes por culpa de las restricciones físicas. La paradoja que se deriva de esto es que la toma de distancia física es una obligación a la que nos insta la asunción de la responsabilidad que nos corresponde en relación con la colectividad de la que formamos parte, y que habríamos de ejercer sin perder de vista el propósito de recuperar los espacios de relación cara a cara de los que nos hemos replegado para protegernos. Espacios que asimismo querremos recuperar sin que por eso hayamos de renunciar a las relaciones mediadas por la tecnología que, con la resolución de la ‘brecha digital’ que ampliaría las posibilidades de interacción entre las personas, ha demostrado que puede ser muy útil para la satisfacción de bienes sociales.

En todo caso, parece evidente que la clave son los comportamientos colectivos. No se puede subcontratar toda la responsabilidad de la salud a los sistemas públicos. La salida es colectiva, comunitaria y solidaria. “La especial capacidad de las comunidades para impulsarnos hacia la buena sociedad queda de manifiesto en la investigación social empírica. Así, quienes viven en comunidades viven más tiempo, con más salud y más satisfactoriamente que la gente desprovista de esa oportunidad. Tienen significativamente menos enfermedades psicosomáticas y problemas mentales que aquellos que viven aislados”, sostiene Amitai Etzioni, promotor de la Tercera Vía. Recientemente, se ha escrito sobre ‘el efecto Roseto’, municipio norteamericano en el que se ha demostrado que una vecindad vivida intensamente beneficia, entre otras cosas, a la salud.

A la intensidad de esas relaciones sociales también beneficia o perjudica el tipo de urbanismo que se hace, el tratamiento de las calles y las aceras, las zonas libres y los diseños habitacionales que se promueven, … “En las vecindades urbanas, si [por cambios en la morfología urbana] se rompen repentinamente demasiadas relaciones públicas, cultivadas lentamente, pueden ocurrir tantos desastres, inestabilidad y desesperanza que a veces parece que no habrá tiempo que lo cure”, diría Jane Jacobs.

Esta crisis ha mostrado una conclusión que es ampliamente compartida. Una de las enseñanzas de la crisis sanitaria nos lleva a la conclusión de que hemos de promover la sociedad de los cuidados, lo que no deja de ser una tautología.

Un tipo de cuidado, en el que no vamos a pararnos aquí, proviene del carácter y la función que cabría asignar al ámbito de la economía y el trabajo. La producción de bienes ha de estar al servicio de las personas y la sociedad y su organización ha de tender a configurarse, en cada empresa, de modo inclusivo-participativo. Un paradigma económico que, inspirado en la idea arizmendiana de cooperación), ha logrado un respaldo institucional unánime en las instituciones vasco-navarras. ¿Se está prefigurando el comunal del siglo XXI?

Volvamos al cuidado vecinal. Cuando se evidencia la fragilidad de los cuerpos y del ecosistema, emerge la necesidad de reciprocidad (Arizmendiarrieta: “Alkartasun-bideak giza-bideak ditugu”). Para vitalizar esos factores, es esencial encontrar el mejor nivel de la confianza social. La confianza es, al mismo tiempo, el efecto y la causa de unas buenas relaciones sociales.

Pensar en el cuidado es pensar en los fines que debe buscar una buena sociedad, o en lo que nos integra como comunidad. Yo me cuido para cuidar al otro. Una profunda relación ética que valora el cuidado, el autocuidado y el co-cuidado. Para Esquirol, el movimiento más radical y más humano es el de cuidarnos, a nosotros mismos y a los demás. No es solo el cuidado a los niños o los mayores. Es el cuidado mutuo, en general. Unos cuidados que no están ni a la derecha ni a la izquierda, sino que implican transversalmente a todo el colectivo social y verticalmente a todas las generaciones.

Hay situaciones, como ésta que nos ha tocado vivir, que todavía ponen más de relieve la intemperie, la interdependencia y la necesidad de protegemos unos a otros. Una responsabilidad recíproca que se activa de forma dialógica. Dice Ricoeur: “porque alguien cuenta conmigo, soy responsable de mis acciones ante otro. El termino de responsabilidad reúne las dos significaciones: contar con… ser responsable de…”. El cuidado debería lleva a consolidar, y no socavar, las solidaridades de proximidad (familiar o local) que se mostraron durante la pandemia, que se han desplegado por afecto, amistad o por cualquiera otra que sea la razón por la que se activa la responsabilidad.

Necesitamos fundamentos morales que nos permitan reconstruir modelos de cuidado que aprovechen al máximo las posibilidades de la reciprocidad, con el recurso a los lazos, vínculos y compromisos que unen a las personas por encima del cálculo utilitario. Acaso, lo realista sería contemplar la solución a los cuidados en el marco de un escenario híbrido, en el que lo recíproco sea dominante y se acote la intervención del sector público y sobre todo del mercado, aunque tampoco haya de renunciarse a los recursos que estos puedan aportar.


Responses

  1. En aberriberri , Patria , Pájaros , Flores etc…

    Zabalzaren kasua berriro irekitzea azter dadila eskatu dute Donostiako udal talde guztiek
    Intxaurrondoko grabazioak argitaratu ondoren, Donostiako Udalbatzak aho batez eskatu die guardiako epaitegiari eta Estatuko Fiskaltzari Mikel Zabalzaren kasua berriro irekitzea azter dezatela. Diligentziak irekiz gero, herri akusazio gisa agertzeko konpromisoa ere adierazi dute.

    EAJ, EH Bildu, PSE, PP eta Elkarrekin Donostia udal taldeen bozeramaileek Mikel Zabalzaren kasuari buruzko erakunde adierazpena sinatu dute, Intxaurrondoko kuartelean gertatutakoaren inguruko audio grabazioak argitaratu eta gero.

    Gogoratu dutenez, Mikel Zabalza beste pertsona batzuekin batera atxilotu zuten duela 35 urte, ETAko kide izatea leporatuta, eta Guardia Zibilaren Intxaurrondoko kuartelera eraman zuten. «Mikel Zabalza bizirik sartu zen kuartelean eta egun batzuk geroago hilda agertu zen Bidasoa ibaian», dio adierazpenak.

    Zabalzak ihes egin zuela eta ibaira erori ondoren itota zendu zela zioen bertsio ofizial hura, –«gaur egun bertsio horrek indarrean jarraitzen du», dio Donostiako Udalbatzak– jendartearen «zati handi batek» ez zuela inoiz sinestu gaineratu dute.

    Duela 25 urte epaitegiak aipatu audioen transkripzioa ez zuen froga gisa onartu eta orain argitara atera dira. Bertan, Pedro Gomez Nieto Guardia Zibileko kapitainak eta Juan Alberto Perote CESIDeko buruzagiak Zabalza torturen eraginez hil zeneko konbentzimendua adierazten dute: «Esku artetik joan zaie, galdeketan gelditu zaie», dio Gomez Nietok.

    «Sakon aztertu»

    Hala, udal talde guztiek eskatu dute Gomez Nieto eta Perote «ustez parte hartzen duten audioak agertu ondoren», horien edukia «sakon azter dadila», Mikel Zabalzaren heriotzaren inguruan egia jakiteko.

    Zentzu horretan, guardiako epaitegiari eta Estatuko Fiskaltzari galdegin diote, aipatu grabazioen edukia kontuan izanik, auzia «berriro irekitzea azter dezatela».

    Azkenik, Donostiako Udalbatzak adierazi du «1985eko abenduan egin bezala, berresten du, Mikel Zabalzaren hilketaren gertaeren argipenean laguntzeko konpromisoa hartzen duela eta, horretarako, kasua argitzeko diligentziak irekiz gero, haietan herri akusazio gisa agertzeko konpromisoa hartzen duela».

    Noticias relacionadas
    Iparragirre denuncia el silencio sobre las torturas en un juicio en la AN y la jueza le corta

    Lo +
    Fallece Pepe Rei, azote de Intxaurrondo desde ‘Egin’ y represaliado por ello
    Una mujer detenida ante el Parlamento navarro tras momentos de tensión dentro del 8M
    Irati Zapirain Etxebarria retorna a Euskal Herria dejando rotos a sus progenitores presos
    ¿Qué se puede hacer y qué no en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa a partir del martes?
    Propaganda ultracatólica contra la igualdad en Metro Bilbao y en paradas de Iruñerria


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: