Posteado por: aberriberri | julio 7, 2020

Antifascismo trasnochado o hacer el caldo gordo

Carlos Andrés Uranga

La irrupción de Vox en el en el Congreso de los Diputados ha generado, además de reacciones de indignación, una preocupación que comparto por las repercusiones que pueda tener en el funcionamiento democrático. Su repercusión no proviene solo de su peso electoral, sino también de su contrastada capacidad de marcar el discurso a las otras dos derechas.

Las imágenes de la campaña de Vox en los tres territorios de la CAV nos confirman que su principal baza electoral es el victimismo. En su imaginario, resulta clave la denuncia del supuesto maltrato que sufren desde el statu quo: son los incomprendidos del sistema, despreciados por tener una identidad hegemónica, por querer defender a España ante el enemigo interior, recuperar el control de las fronteras estatales y reducir el superfluo gasto autonómico. Es decir, además de haber encontrado una solución a los problemas que es fácilmente entendible, son los agraviados por querer llevarla a cabo.

Este marco, pese a ser simple y efectivo, no funciona por sí mismo: necesita una ayuda externa, un decorado que sirva para crear esa impresión de indefensión y que, ante el cristal magnificador de los medios de comunicación, convierta en realidad ese victimismo imaginario.

Observo con tristeza que en Euskadi hay personas dispuestas a ofrecer de manera altruista ese ansiado atrezo al director de campaña de Vox y convertirse en el complemento perfecto que necesita el populismo de extrema derecha, haciendo bandera de un antifascismo trasnochado y de dudosa aplicabilidad en una democracia liberal europea del s.XXI. Cualquier argumento que se plantee en términos de confrontación en la calle no hace sino reforzar esa imagen de épica que la extrema derecha necesita para ocultar su incompetencia. Es tan evidente que tener que recordarlo resulta obsceno.

Esta degradación del legítimo derecho de protesta adolece de un principio de base: no hay evidencia de que sea efectivo en las urnas, única fuente de legitimidad en una democracia.

La tragedia es que, además de ser contraproducente, nos impide entender las causas que llevan a algunos de nuestros vecinos a plantearse ese sentido de voto. Achacar el crecimiento de Vox a un aumento natural y devenido de posiciones ultraderechistas es una respuesta fácil e ilusoria. Existe una indignación no canalizada que recorre las sociedades avanzadas y que la extrema derecha ha sabido explotar. Lo podríamos dibujar en la figura del “perdedor de la globalización”, cuya posición en la jerarquía global está en detrimento y necesita aferrarse a las únicas fuentes de seguridad que le quedan: identidad y proteccionismo.

El hostigamiento en la calle supone una enmienda a la totalidad a esta situación, y nos impide entender que algunas de las causas que la provocan son legítimas, y que necesitan de una respuesta compleja.

Tras una jornada de protesta antifascista, probablemente los manifestantes no comprendan mejor el por qué de la situación, y tratar de entender lo que ocurre es un trabajo silencioso que se ha convertido en revolucionario en estos tiempos.

Coincido con quien define algunos planteamientos de Vox como cercanos al fascismo, pero no sería la primera vez que en este país ciertos grupos sin correspondencia democrática se arrogan el poder de decidir quién es fascista y quién no. La experiencia reciente en su uso de esta prerrogativa nos enseña la tendencia que tienen a situar en el espectro fascistoide al resto de fuerzas y, por tanto, hacerlas susceptibles de hostigamiento. No hay que retroceder muchas campañas electorales para recordar cómo los antifascistas ejercían su apostolado durante los actos políticos de prácticamente todos los partidos.

Lo que ocultan quienes justifican este hostigamiento es su necesidad constante de tutelar a la sociedad vasca, de decirle qué opciones puede o no puede elegir; y en el fondo subyace una falta de confianza absoluta en el criterio del pueblo que dicen representar, el convencimiento de que, en caso de estar todas las opciones en liza, la sociedad vasca podría optar por una opción totalitaria.

Seré algo más directo que lo habitual.

  • Negarse a ser el tonto útil que necesita el director de campaña de Vox para sus excursiones vascongadas no es normalizar el fascismo.
  • Pensar que estas protestas callejeras van a reducir su número de votos es ilusorio y voluntarista.
  • Erigirse con la potestad de decidir qué partido es sujeto a hostigamiento “antifascista” es antidemocrático.
  • En definitiva, hacer el caldo gordo a los fascistas no es antifascismo.

El nacionalismo democrático vasco jamás entrará en este bucle de retroalimentación. Su deber para con este pueblo es ir a las causas del problema y ofrecer una respuesta sensata, un antifascismo pragmático: trabajar para que ese votante desencantado al que buscan los cantos de sirena de Vox sea residual; trabajar para que las sandeces que pronuncia Vox a través del mediocre personaje que los lidera no queden más que en valentonadas sin ninguna opción real de penetrar en la sociedad vasca.

Siempre y cuando los antifascistas trasnochados no decidan seguir dándoles cobertura.


Responses

  1. Pues a la vista de las encuestas parece que IdoiaMendia podrá decidir entre un cambio hacía la izquierda o seguir dejando Euskadi en manos de la derecha del PNV. Lamentablemente se inclinará por seguir de muletilla, asi que la unica garantía de izquierdas es Ehbildu

  2. Iñigo Urkullu estará hoy de siete a ocho firmando encuestas de Gizaker en El Corte Inglés.

  3. JELen agur

    PSE apostará por la opción que ahora y en el futuro le dará más crédito a los vizcaínos.
    La apuesta anti-PNV que hizo a comienzos de siglo le pasó factura y ahora está consiguiendo recuperar esa confianza que hace décadas tuvo en el cauce central junto al PNV.
    Puede tener la tentación de caer en la trampa izquierdista sectaria. Como al PNV le tentaron con eso de la unidad abertzale contra el PSOE del GAL.
    Pero por lo que se ve, a Bildu lo mismo le vale un roto que un descosido siempre que pueda desplazar al único partido culpable de que no sea nada más que humo, el PNV.
    El PSE lo sabe. Y apostar por Bildu es empezar a cavar su propia tumba en el futuro.
    Con el PSE, el PNV supera esa dialéctica destructiva de derechas-izquierdas que es el futuro de nuestra nación.
    El castrochavismo de Bildu-Podemos es propio ya de democracias cutres o países en desarrollo, de elevada manipulabilidad ciudadana.

  4. Conclusión, lo que más se parece a un fascista es un antifascista.

  5. De verdad que Bildu espera/desea que el PSE le haga de monaguillo? O, seria al reves?

    Nunca deja de fliparme esta gente,pero todo es susceptible de ser mas flipante, si cabe, con gente que perpetró el mayor desastre imaginable en cualquier movimiento de liberacion de todo el planeta tierra con esa campaña de las basuritas en Gipuzkoa.

  6. JELen agur

    Efectivamente, no se trata de derechas contra izquierdas, por más que unos y otros lo pretendan en sus estrategias de confrontación.

    La lucha, diría casi que eterna, es entre la centralidad democrática y el extremismo totalitario.

    Entre la Libertad y la tiranía.

  7. #DebateETB

    REsumen debate ETB2 :
    carlos Iturgaiz defiende a V🤮X
    I.urkullu confía en SU proyecto!
    (“SU”: Nadie más lo conoce desde 2012)
    EquoBerdeak q aún no hemos aprendido nada (pero no aprenden ellos porq al final quitan votos a la Izq)

    los demás sí han debatido y muy bien

  8. Ayer a la tarde en Ordizia sabíamos que se habían confirmado 35 casos positivos de Covid19 en la localidad, porque @iurkullu nos insiste en DhebateETB que son 19?
    Señor lehendakari, un poco de respeto a la ciudadanía en general y a la de Ordizia en particular.
    UrkulluGezurtero

  9. Cuando creíamos ver un ejemplo de colaboración interinstitucional nos encontramos con que el alcade de Ordizia, Adur Ezenarro, se entera por los medios de la situación del Covid19 en su municipio, porque el Gobierno de I.Urkullu_ no le había informado. «Andamos a ciegas», lamenta

  10. JELen agur

    Con vaya tres supositorios pseudo-informativos nos ha deleitado Liztor, pretendiendo reflejar una desidia del Lehendakari, mezclando COVID con debate electoral con un alcalde de Ordizia.

    Mal rollo el de estos extranjeros socialistas.
    Lo bueno es que la mayoría de los ciudadanos sabemos por donde respiran…

  11. Urkullu habla de apoyar al comercio del kilómetro cero, o sea el local
    El PNV logra en Madrid en negociaciones con el PP la red de Internet por fibra óptica Euskaltel y a la vueltade unos años se lo malvende a unos fondos buitres.
    Todo en orden

  12. La CAV no informaba de tantos positivos por coronavirus como hoy desde hace dos meses, y eso que en el informe no está incluida la mayor parte del brote de Ordizia.
    En Ordizia la gente está deseando ir a votar el domingo porque I.Urkullu y Cía han dicho que más seguros que votando no pueden estar en ningún otro lado.

  13. Gordin Jaurlaritzako Hezkuntza Saileko euskara zerbitzuko burua; ez du karguan jarraituko: «Erabaki dut ez dudala nik kudeatuko beste batzuek egindako kaltea»

  14. JELen agur

    En Ordizia no existe la prohibición de salir a pasear, por lo tanto, no debe haber impedimento a ir a votar.
    Esos sí, extremando las precauciones.

    Algunos movimientos extranjerizadores se caracterizan por el escaso aprecio que tienen por la democracia y la libertad y se refleja en declaraciones de este tipo, especialmente cuando las previsiones no son las que querrían. Dirían lo mismo si las previsiones del castrochavismo fueran de una mayoría absoluta?

    Nada dicen del alcalde de Galdakao que no dimite, ni pide perdón, ni del KKK del castrochavismo que va pintando tumbas, paredes de sedes políticas, quemando contenedores, señalando conciudadanos, agrediendo policías.
    Para esos no se considera el confinamiento? Pero para ir a votar, sí.
    Está todo según lo previsto…

  15. En Ordizia pueden quedarse en casa y votar a la opcion abertzale: la abstencion.

    Y en cuantos mas sitios, mejor.

  16. Iñigo Urkullu e Idoia Mendia, los candidatos a lehendakari de PNV y PSE, las dos fuerzas que han estado hasta ahora en el Gobierno de Lakua y que quieren reeditar el pacto –solo que ahora con mayoría absoluta–, han negado a GARA las entrevistas de campaña. Estamos, cabe recordarlo, en 2020, en medio de una pandemia mundial. Con excusas de agenda, los mismos que han dado cita a medios con sede en Madrid y Barcelona sin apenas audiencia entre los votantes vascos, han denegado a los y las lectoras del segundo periódico en Gipuzkoa y el tercero en Araba y Bizkaia la opción de conocer las respuestas a las preguntas que teníamos pensadas para ellos dos.

    Por supuesto que no eran preguntas fáciles. Pero ambos políticos, profesionales desde su juventud, deberían tener a estas alturas tablas suficientes como para responder o esquivar preguntas sobre Zaldibar, sobre corrupción, sobre torturas, sobre sus consejeros, sobre la emergencia climática o sobre los GAL. Que Urkullu y Mendia, o sus asesores, consideren que no son capaces de aguantar 20 minutos de preguntas incisivas sobre sus contradicciones morales y sus obsesiones políticas sin fallar, dice muy poco en favor de quien quiere gobernar estos tres territorios vascos. En este momento, hay que recordarlo, están demandando ejercer un poder legislativo casi total y sin contrapesos en las instituciones. El veto a un periódico vasco por parte de los socios de gobierno, sea una decisión concertada o espontánea, ofrece una estampa muy triste de los candidatos. Sobre todo, da una visión terrible de la clase de mandatarios que quieren ser.

    Liderar es rendir cuentas y no esconderse. En democracia, gobernar obliga a dialogar con quienes no estás de acuerdo. Creer en la libertad de prensa implica creer en la pluralidad de la prensa. Dar entrevistas solo a medios cercanos es un signo de debilidad y sectarismo. De todos modos, aunque PNV y PSE no quieran dar respuestas, el compromiso de nuestros medios es seguir haciendo preguntas que sirvan para pensar y enriquecer debate público.

  17. Si vives en Ordizia y eres positivo de Covid19 puedes llamar al presidente de la mesa electoral para que venga a tu casa disfrazado de astronauta? o Osakidetza le prestaría los episodios adecuados? o ya si eso que no voten? Urkutron dice que no voten 🤷

  18. JELen agur

    Todas las incidencias están estimadas, así que llegado el momento habrá soluciones.

    El único que no debería votar es el que lo hace a una opción radical y le entra una crisis de vergüenza torera. Ese debería abstenerse.

    Creo que se habla de todo en una campaña y se habla con todos.
    Salvo los que coaccionan y manipulan lo que dices, incluso lo que callas.

    Es pseudo periodismo.

  19. Los ciudadanos gallegos y vascos con coronavirus no podrán acudir a votar el domingo
    Los afectados por los brotes registrados en A Mariña (Galicia) y Ordizia (País Vasco) no pueden salir de su casa para ir a votar el domingo 12 de julio.

    La Sexta

    Díganle a Ferreras que es un pseudo periodista…

  20. Que en el siglo XXI, sabedores desde marzo que las elecciones –fuesen cuando fuesen– se iban a celebrar con el virus circulando, no se hayan habilitado –o por lo menos propuesto– mecanismos para garantizar el derecho a voto de las personas infectadas es como para mirárselo.

  21. Si tienes PCR positiva no puedes ir a votar, ni a comer a casa de tu novia, ni a tomarte un txakoli, ni a comprar el pan, ni a misa…. Esto huela a endulzar la posible derrota!

  22. Fiesta de la democracia en Euskadi: abstenerse contagiados
    El Gobierno vasco se quita de encima el problema de los votantes positivos por coronavirus prohibiéndoles el derecho al voto en los colegios mientras en Galicia la Xunta sólo hace recomendaciones

    ( El diario.es)

    Celebrar unas elecciones en tiempos de pandemia arroja todo tipo de situaciones inesperadas. Acabamos de saber que los colegios electorales gallegos son más seguros que una fortaleza medieval, mientras que los colegios vascos son tan vulnerables que el más mínimo estornudo puede hacer que vuelen por los aires. De otra manera, es difícil explicar la decisión del Gobierno vasco de prohibir a las personas que hayan dado positivo por prueba PCR que ejerzan su derecho a voto en las elecciones del domingo. Y para excusar una medida tan grave, al cancelar un derecho constitucional básico, afirma que solo son unas 200 personas. Cuatro gatos cuyo problema solventas de un plumazo sin pestañear. Ya puede dar comienzo la fiesta de la democracia, pero esta vez con derecho de admisión.

    El Gobierno vasco dice tener el visto bueno de la Junta Electoral Central sin que se conozcan los argumentos jurídicos que certifican el veto.

  23. De verguenza ajena, hasta en el estado se hacen cruces con la noticia

    Vivir para ver

  24. JELen agur

    Es muy fácil de explicar.
    En todas las elecciones hay muchos ciudadanos, muchos más que los que ahora tienen COVID, que por razones de salud se tienen que quedar en casa o en el hospital. Tienen que renunciar a ir a votar al PNV en esta y en esas otras ocasiones.
    No todo el mundo está en condiciones físicas para acudir a las urnas y no les ha dado tiempo de hacerlo por correo.

    En los países castrochavistas les pasa a los opositores al régimen. No pueden ir a votar porque les prohíben hacerlo porque son opositores. De esa manera se consiguen ganar las elecciones una y otra vez de manera fraudulenta.
    Pero esto es una democracia consecuente. Responsable.

  25. “de manera motivada, proporcionada y adecuada, responden a la finalidad de salvaguardar otro derecho fundamental esencial, el derecho inviolable a la vida e integridad física de las personas” (la junta electoral central)
    Algunos andan confundiendo, al PNV no le beneficia esta medida, es el partido que ganó las elecciones anteriores al parlamento Vasco en Ordizia.

  26. ” La consejera de seguridad acaba de recomendar que las personas confinadas por ser contacto estrecho de quienes han dado PCR positiva acudan a votar A LA VEZ que quienes conforman los grupos de riesgo o las mujeres embarazadas.
    ¿Pero qué tiene esta gente en la cabeza? ”

    …Superad esto! …jaaaaaaaaaaaaaaaaaa el OasisVasco, Electoralismo Mágico

  27. Estamos hablando de una grave irregularidad administrativa, perpetrada por el equipo de gobierno de EH Bildu de Arbizu y avalada por el propio secretario municipal.

    https://eh.lahaine.org/denuncian-un-fraude-de-ley


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: