Posteado por: aberriberri | octubre 13, 2016

Aguirre, un líder para toda una nación

Juan Carlos Perez Arabatik Blogean

agirre-19457 de octubre de 1936. Entre las bombas, con los fascistas ya en tierra vasca … porque el otro Aguirre, Fortunato, alcalde de Lizarra, que puso en manos del gobierno de la república la información de las actividades de Mola y sus secuaces, al no ser atendido ni entendido, fue una de las primeras víctimas en una zona en la que no hubo frente de guerra como fue Nafarroa, que también es tierra vasca. Ese día ya había entrado en vigor el estatuto vasco, largamente perseguido y negociado. Y como no pudo haber elecciones al Parlamento Vasco, hubo que seguir el plan b, y reunir en Gernika a concejales y alcaldes, como en el viejo esquema foral. Allí Jose Antonio de Aguirre y Lekube, alcalde de Getxo, fue electo Lehendakari de Euzkadi.

Euzkadi vivía momentos difíciles. A 80 años vista, entre 1936 y 2016 debemos tener memoria completa, pues su ausencia denotaría la ausencia de toda ella. Un gobierno de coalición nacional. En el que, si, participaron los compatriotas navarros que no estaban en la rebelión contra el gobierno legítimo, electo en las urnas, como era el régimen republicano. Con un ejército nacional vasco, el Euzko Gudarostea, en el que también hubo voluntarios navarros. Es de justicia reconocerlo a la luz de la participación de alaveses, bizkainos y gipuzkoanos en la no tan lejana gamazada, en la que un ministro del gobierno de España quiso suprimir el convenio navarro medianete la ley de acompañamiento a los presupuestos. Sabino Arana empezó su apostolado nacional aprendiendo de la lucha común en Nafarroa aquél 1893, que provocó el discurso de Larrazabal ese año, el euzkeldun batzokia en 1894 y EAJ-PNV en 1895. A fin de cuentas, aberri y abertzale es una palabra sabiniana.

Aguirre provenía de comunión. A quien le interese el dato, pues después se le considera de una u otra manera. Ya era un líder en las juventudes del PNV (Egi, fundado en 1904) y además de jugador de éxito con su Athletic, y participar en una coral, trabajó en la empresa familiar, introduciendo medidas laborales de avanzado contenido social, progresista, inspirado en la encíclica Rerum Novarum de Leon XIII, papa. La doctrina aguirre es doctrina social, doctrina de no dejar a nadie atrás, y aún en lo peor de aquella época de un primer gobierno vasco en guerra, que se tuvo que ir al exilio, jamás fue olvidado. Así pues, cuando el mal mayor llegó, fue el Gobierno Vasco quienes mejor infraestructuras de apoyo a los refugiados vascos tenían en el exterior. Ayudó, sin duda, como el caso de Argentina, el comportamiento de los compatriotas arrivados en décadas previas, lo cual impulsó un trato especial y que ninguna otra nacionalidad disfrutó.

Aguirre fue Lehendakari, y además fue Sailburu de Defensa. Una cartera que se reservó para el dado lo perentorio del asunto, que era lo más vital en una época convulsa y sin apenas medios propios. Sin una partida de armas de unos judíos de Praga los gudaris no pudieron haber resistido en un bosque de Gipuzkoa jornadas previas a la aprobación del estatuto, del que derivó la elección del Lehendakari y del primer Gobierno Vasco. Memoria. Honor. Gloria. Aquellos gudaris son parientes mayores de las y los vascos de hoy. De la mayoría de ellos. Conviene recordar y contar su historia, no olvidarla y transmitirla. Una época en la que la ikurriña, gracias a Santiago Aznar, sailburu socialista, alcanzó el rango de bandera oficial nacional vasca (ya en la diputación bizkaina de 1917, liderada por el PNV, la ikurriña ondeó alguna vez) y el Euzko Abendaren Eserkia se convirtió en himno de Euzkadi. De Araba, Bizkaia, Gipuzkoa … y la Navarra no fascista. Una Euzkadi en la que se creó la Ertzaintza, ertzaña higiletua, policia sobre motos, para guardar el órden en lo que se ha dado en llamar el óasis vasco, donde salvo, y considérese la época, pequeños fallos, como el del cabo quilates, la paz y la normalidad, el órden, se mantuvo hasta el último momento.

Jose Antonio siempre creyó que volvería a Euzkadi, a Bizkaia. En 1956, a 20 años de su investidura, en el primer Congreso Mundial Vasco, pudo hacer algo así como un descargo de su gestión, 9 meses sobre tierra vasca, y desde entonces, al exilio. Tras salir de tierra vasca, intentó trasladar a los gudaris a Catalunya, para intentar la liberación de Nafarroa desde el este, por Aragón. Fue denegada su petición. Cuando Catalunya fue evacuada, el Lehendakari cumplió su palabra y acompañó al President de la Generalitat en el cruce de la frontera. Como la Generalitat no estaba tan bien organizada en el exilio como el Gobierno Vasco, la ayuda entre hermanos fue inevitable e innecesaria de esplicitar. A tal punto que un hijo con problemas especiales del President fue tratado en instalaciones vascas, aún tras ser prendido y fusilado por las autoridades franquistas, siendo el único jefe de gobierno en ejercicio fusilado en el siglo XX. Aguirre y su gobierno estuvieron a la altura de las circunstancias en todo momento, siendo con ello reconocido por propios y extraños.

Algunos años después algunos pensaron en vasquizar el Partido Socialista. Ilusos. Falta de memoria histórica. Santiago Aznar fue una persona que en 1945 intentó una federación propia socialista vasca, algo así como lo que fue el PSC entre Obiols y Maragall. Rubial y Prieto, desde México, abortaron tal tentativa. Es muy triste que para algunos la memoria de la historia del PSE se reduzca a Rubial olvidando a otros personajes y sus circunstancias, una historia profunda, con un partido, el socialista, con raigambre en Euzkadi, tanta como la tiene EAJ/PNV. Asímismo conviene recordar en los socialistas y los izquierdistas españoles republicanos se equivocaron con el PNV y con Euzkadi. Lucharon contra el estatuto nacional de Lizarra por lo del gibraltar vaticanista, desgajaron Nafarroa, propiciando que fuera una isla aislada, caldo de cultivo de los golpistas carlistas y de un Mola al que enviaron, creyendo que era de los suyos, pudiendo haber puesto, a la larga, a los requetés al lado de los gudaris en la defensa de la legalidad republicana … se equivocaron, y tardaron mucho en llegar a la realidad. Esperemos que la lección esté aprendida, y prevaleza el pragmatismo sobre ilusos esquemas binarios que a veces, en algunos países, como Euzkadi o Irlanda, no tienen encaje. Ya lo dijo el propio Lehendakari Aguirre en el congreso, si ser de izquierdas es quemar conventos y maltratar a la familia, somos de derechas. Si ser de derechas es oprimir al obrero y condenarle a una retribución lastimosa y sin derechos sociales, entonces somos de izquierdas.

Jose Antonio Aguirre tuvo un periplo singular. En su libro De Gernika a Nueva York pasando por Berlín explica como, tras la cáida de la república, a escasos meses del inicio de la Segunda Guerra Mundial, llegó a París, donde estuvo un tiempo, hasta que el avance de las tropas alemanas sobre Bélgica le impidió ser evacuado a Londres. Tomó la dirección contraria, hacia Berlín. Donde pasó desapercibido de la Gestapo como súbdito panameño, hasta que pudo salir, vía Suecia, hacia sudamérica. Afortunadamente, aquel gobierno, liderado por EAJ-PNV era algo más que un líder carismático, y pudo salir adelante hasta el retorno de su Lehendakari. Desde primera hora, en continuación con la lucha antifascista y contra los totalitarismos, el Gobierno Vasco apoyó a los aliados occidentales. Incluso ELA en 1945 estuvo en una reunión en el ala este de la Casa Blanca, en la que participó la AFL-CIO, la principal trade union americana.

El mensaje de Gabón de 1939 fue muy especial. La guerra ya era pasado, pero la mundial era presente. Nadie dudaba del apoyo del fascismo español al eje de sus primos alemán e italiano. Un Lehendakari con las ideas claras llama a la reconciliación nacional, a abandonar cualquier vestigio de venganza, y que quien alce las armas vasco contra vasco, debe renunciar a tal consideración. Aguirre, como Ajuriaguerra después, en los años 50, finales, aseguraron cualquier separación conceptual del Gobierno Vasco y de EAJ-PNV de cualquier violencia que no fuera en legítima defensa, en ausencia de un marco de paz y estabilidad, o de autogobierno. Se puede morir por unas ideas, pero no matar. Un Gobierno que, como ocurrió en 1941 en la URSS con los obreros soviéticos, se opuso a destruir las fábricas de margen izquierda, porque el pueblo trabajador vasco iba a tener que seguir viviendo en las siguientes décadas. Así fue posible que el luego Lehendakari Leizaola salvara la Universidad de Deusto, institución que, dejando de lado su conversión franquista en campo de concentración, merece otorgar un público homenaje al que fue sucesor de Aguirre en la primera magistratura vasca.

Aguirre falleció jóven, y dejó un hueco inmenso, que, contra pronóstico, fue ocupado por el corazón del pueblo, y un gobierno, el del Lehendakari Leizaola, que, aún tras el latrocinio del uso de un dictamen de unos tribunales de vichy en 1942 sobre la delegación de la Avenue Marceau, aún pendiente de devolución, desde la rue Singer, siguió trabajando y no retornó a Euzkadi hasta diciembre de 1979, como prueba de transición del poder originario del 7 de octubre de 1936 al del 25 de octubre de 1979 con la aprobación popular del estatuto vasco, el de Gernika, y la legitimidad del nuevo Lehendakari, el Lehendakari Garaikoetxea, por EAJ/PNV, como sucesor de Leizaola. La llama se mantuvo activa y caliente, por un exilio ejemplar, como fue el que propició la cátedra del Lehendakari Aguirre en una universidad de Nueva York, o los edificios e instalaciones que pudieron ser comprados para el buen funcionamiento del Gobierno Vasco. Incluyendo una Radio Euzkadi cuya historia a veces no se cuenta completa, con sus al menos 3 etapas de funcionamiento.

Euzkadi es una nación, Aguirre siempre lo supo y siempre lo defendió, como dogma de Sabino que era. Aguirre fue ofrecido a finales de los 40 ser Presidente del Gobierno de la República Española (en el exilio, claro). Siempre lo tuvo claro. Lo rechazó. Manuel de Irujo fue, tras la aprobación del estatuto, en 1936, ministro de justicia de la república, humanizando la guerra, algo que merece ser recordado, pues el de Lizarra fue un jeltzale de corazón abierto y de generosidad sin límites. No es sólo recordar a Aguirre, Jose Antonio, a Aguirre, Fortunato, a Ajuriaguerra, Juan (y también a su hermano Flavio), a Leizaola, Jesús María, a Aznar, Santiago … y a tantos como Gonzalo Nardiz, Heliodoro de la Torre,etc pero al recordar a Aguirre, como en las administraciones americanas, recordamos a todos los que hicieron parte de una de las páginas más brillantes de la historia vasca.

Un momento en el que la solidaridad, la lucha, la defensa de nuestra gente, sus derechos, cubrir sus necesidades y afrontar en peligro … hizo posible que Euzkadi fuera ocupada, más nunca conquistada, y que EAJ-PNV sintetizara el mensaje de memoria cuando las urnas pudieron volver a abrirse, 40 años después de 1936. Katea ez da eten, la cadena no se ha roto, y hoy, Ajuriaguerra vive en Andoni Ortuzar, como presidente del EBB de EAJ-PNV y Jose Antonio Aguirre vive en Iñigo Urkullu, como Lehendakari de Euzkadi. 80 años y vascas y vascos siguen buscando el horizonte de libertad, paz e igualdad. Un noble pueblo que aquí sigue y perdurará por su voluntad de ser para decidir. De construir, de cooperar. Desde lo propio, lo foral, a lo nacional y lo internacional. No en vano, Aguirre, como Landaburu o Irujo, son parte fundadora del movimiento europeo y europeista, desde el congreso de La Haya de 1949 en adelante … ser vascos es una manera de ser europeos. Unidos en la diversidad. Abertzales y europeistas, pues como dijo Kofi Anan, se puede amar lo que uno es sin odiar lo que uno no es. Tal y como lo hubiera podido decir el Lehendakari Aguirre.

Anuncios

Responses

  1. Desgraciadamente la cadena de falsos abertzales sigue copando el gobierno , si no fuesen falsos hubiesen dado con sus huesos en las mazmorras españolas. Les toleran porque les saben colaboracionistas , una especie de satrapía gobernada por una pequeña oligarquía vascongada regionalista que teme las aventuras soberanistas independentistas , no vaya a ser que pierdan sus privilegios de casta en el marco de la nueva realidad política emergente.

  2. Las aventuras soberanistas-independentistas de los revolucionarios marxistas anti-abertzales de la izquierda baturra ya vemos donde acabaron, en la mazmorra y en la infamia moral, más el desequilibrio mental y la obsesión vocinglera de sujetos como el propio liztor. Mientras que el legado de Agirre pervive y perdura y se ha concretado en un proyecto que da bienestar y esperanza nacional a la mayoría de los vascos.

  3. Los chavales no le conocen mucho, la verdad. Pero bueno, esto se entronca en la estrategia de Larburu de que cada uno fantasee y haga lo que quiera siempre que respete al otro.

  4. El legado de la burguesía vasca regionalista y colaboracionista es seguir viviendo opíparamente bien pegaditos a su España querida que en el alma llevan prendida.
    De todos modos comparar a Agirre con el seboso Ortuzar , mira que hay que tener mal gusto. Cuanto pelotillero en busca de que le hagan un sitio en el pesebre. Lo malo es que cada vez están más apretados , la bicoca escasea y vienen más recortes , recortes de caballo , según declaraba hace poco Josep Borrell.

  5. Tortura , informe de la tortura en Euskadi

    http://www.euskalmemoria.eus/es/Noticias/20160719/Tortura:_Una_herramienta_de_trabajo_al_servicio_del_miedo

  6. Cómo se les ocurre a los burgueses regionalistas seguir viviendo bien con lo feliz que se es pegando tiros por el pueblo.

  7. Denuncian unas 5.000 torturas. O más.

  8. http://www.euskalmemoria.eus/es/Quienes_somos_

    =

    Typical sapanish

  9. http://www.elmundo.es/papel/historias/2016/10/12/57fb85a3468aebb50b8b45be.html

    Marta practicando la burjabetza.

  10. Bien definido lo de “aventuras soberanistas independentistas “, de lo que todavía no se ha enterado el iluminado del foro es que la trena es para la tropa, para los tontos útiles, la dirección acepta y pacta todo, con tal de no tocarla. Las acciones de desobediencia y los videos idiotas quedan para la chusma juvenil, para que la embadurnen.

    Bueno, alguno de la dirección como RAFA DÍEZ USABIAGA y a pasar de la relación de su difunto padre con los picoletos no se ha librado de la trena, hoy en “somos” nos cuenta también otras penas: “Es cierto que ese debate llegaba tarde e, incluso, nos preguntábamos metafóricamente si «no estaba el arroz pegado», es decir, si la sociedad vasca no estaba cansada y desconectada del debate político tras las frustradas experiencias de Lizarra y Loiola.” (Rafa diez)

    Rafita, además de que siempre lleguéis tarde , tenéis un problema con quienes propagan vuestras ideas , valgan de ejemplo los comentarios de tus admiradores al articulo de Juan Carlos Perez . Para nosotros son un chollo, como vais a conseguir la hegemonía con semejantes garrulos.

  11. JELen agur

    Excelente relato el del articulo.
    Muchas gracias

  12. Exacto , Kung Fun ditsen , la trena siempre es para la tropa , el estado mayor siempre se escapa o pacta la rendición más vergonzosa , cómo se nota que tienes , tenéis experiencia.
    Unos embaucadores como vosotros saben muy bien cómo funciona la deleznable política que practicáis en Euskadi.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: