Aberriberri bloga

Frankie the Basque

Koldo San Sebastián

El visitante que recorra el campus de la Universidad de Stanford, en California, puede contemplar el hall of fame en el que se honra a los más grandes deportistas que pasaron por este centro. En 1936, solo aparece un nombre,  el de Frank Alustiza que durante tres años jugó como quarteback en su equipo de fútbol que era conocido como los lettermen. Su visión del juego le hacía colocar la pelota donde quería y en el momento preciso. La prensa deportiva de la época le llamaba el “sensational Basque” (San Jose News Sport; Nov, 25, 1935),  “Frankie, the Basque” (Montana Butte Standard, 1935-8-11),  “the old reliable Basque” (Oakland Tribune, 1935-10-03) o “the great blocking Basque” (Oakland Tribune, 1935-11-23) y, sobre todo, “the bounding Basque” y “Owl Eyes”.

Su calidad fue legendaria. Durante las tres temporadas que estuvo en el equipo (entre 1933 y 1935) consiguió un record combinado de 25-4-2, el título de la Conferencia del Pacífico y dos co-campeonatos en 1933 y 1935. Hay que recordar que, en aquellos años, aún no se había desarrollado el futbol profesional (más asentado en el medio oeste). Estando en el zenit de su carrera, perdió la vista en un lance del juego mientras se enfrentaba la Universidad de Los Ángeles, lo que, inmediatamente, tuvo consecuencias negativas en los resultados de su equipo: “The Alustiza injury caused the Stanford drop because the Basque was undoubtedly the best all- around player on the Pacific Coast” (Oakland Tribune, 1935-10-24). Sin embargo, tras ser operado, logró recuperar la visión totalmente (Centralia Daily Chronicle, 1936-02-04).

Fermín “Frank” Alustiza Aboitiz nació en Stockton, capital del condado de San Joaquín, el 3 de noviembre de 1911. Su padre, Fermín Alustiza Echarte había nacido en el pueblo navarro de Gallipienzo. Emigró a California donde comenzó trabajando como minero y pastor. Más tarde, se convirtió, primero, en ganadero (para él trabajaron numerosos vascos) y, luego, en hotelero. Regentó al menos tres hoteles: el Alustiza, el Central y el California y, luego, el restaurante Alustiza (que estaba en el hotel California). Los tres hoteles tenían frontón. Su madre, Agustina Aboitiz Achabal, era vizcaína de Ispaster. Emigró a California donde trabajó como cocinera de un hotel hasta que casó con Fermín. Tuvieron cuatro hijos: Frank, era el mayor. Le seguían Angelita, Alfonso y Aurora (que falleció al poco de nacer).

Frank y Alfonso destacaron como deportistas. Pasaban horas en el frontón. Fueron, para empezar, consumados pelotaris. Cuando comenzó la Secundaria, casi desde el primer momento, fue uno de los mejores en futbol, lo que explica la trayectoria posterior.

Su fama llegó a tal punto que hizo de si mismo en la película de la RKO, The Big Game (1936). La cinta está basada en el best seller de Irwing Shaw. Y en ella participaron ocho descados del All American Players: Jay Berwanger, William Shakespeare, Robert Wilson, James Moscrip, Irwin Klein, Gomer Jones, Robert Hamilton y Frank Alustiza (The New York Times, Oct, 24, 1936). El estudio distribuyó fotos en las que Oxy posaba junto a la actriz Barbara Pepper que, entonces, comenzaba su carrera. En la foto, apenas tenía 21 años. La prensa se hizo eco del paso por Holywood de nuestro hombre y publicó una fotos flanqueado por Lucille Hamilton y Lucille Ball durante una sesión de ensayos (Oakland Tribune, 1936-08-02).

El 12 de junio de 1937, se casó en Palo Alto, California, con Yvonne Beattie. Tuvieron un hijo, Michael. El vasco, tras su graduación en Standford, estuvo un tiempo en el equipo técnico del de la Universidad hasta que fue contratado como entrenador de futbol por la Mac Clatchy High School de Sacramento (San Mateo Times, 1937-06-01). En mayo de 1942, dimitió, siendo sustituido por Earl Hoss, otra antigua estrella de Stanford (Nevada State Journal, 1942-05-13). Se convirtió entonces en consejero estudiantil mientras jugaba algunos partidos. Luego, se dedicó a la enseñanza de español. Falleció en el Sutter Hospital de Sacramento a causa de un ataque al corazón el 27 de julio de 1953. Tenía 41 años.

Salir de la versión móvil