Posteado por: aberriberri | febrero 5, 2014

Una Euskal Herria independiente y confederal, tarde y con trampa

Aitzol Pagoeta

burnizko_lauburuCual fue mi sorpresa al leer el artículo de Patxi Azparren y Pedro Mari Olaeta (“Euskal Herria Independiente y Confederal”, Naiz, 31-I-2014). Pensaba mientras lo leía: todo esto tiene que sonar a música celestial a los lectores de Aberriberri. Estos articulistas no son jeltzales pero parece que entienden la filosofía originaria de la institucionalidad vasca. Fijaos lo que dicen:

“La forma de organización originaria de Euskal Herria antes de la aparición del modelo ciudad-Estado fue una red de asambleas de valle. Una red que persistió, reinventada en diversas ocasiones, y que tuvo también formas urbanas a modo de asambleas de vecinos calificadas de repúblicas”.

Y afirman, con gran justicia histórica:

“El modelo centralista nunca ha sido el modelo propio de Euskal Herria. Nunca hubo una capital, porque el recientemente llamado «derecho pirenaico» no nace de la expansión de derechos de una ciudad-Estado, ni las cortes, diputaciones y demás instituciones posteriores tuvieron un lugar único de reunión que creara espacios centro-periferia”.

Frente a algo tan propio de la izquierda radical de nuestros pagos, a saber, la inflación de modelos formales miméticos estatistas respecto a las formas españolas y francesas de hacer política, parece que de este párrafo emerge la visión que tuvieron nuestros antepasados. Estos, no haciendo caso de los lugares comunes, adaptando sus posibilidades a la coexistencia con estados poderosos y con vocación absorbente, siendo conscientes que el verdadero poder se extiende desde la base, de persona a persona, casa a casa y valle a valle, se organizaron como quisieron.

Sin embargo, mi alegría en la lectura de este artículo fue breve. Tras esa ilustración de la explosión de originalidad y de fidelidad a la peculiar forma histórica de los vascos de auto organizarse y perdurar como pueblo, los autores nos regalan con este tipo de párrafos que nos suenan a una cantinela muy manida. Nos habla de

“la imposición por parte de la clase dirigente del castellano y el francés como lenguas de uso para los batzarres. Una norma que excluía a la inmensa mayoría de la población. El grupo dirigente usurpa las asambleas populares que eran abiertas a mujeres y hombres en colaboración con el aparato estatal, sea castellano, francés, bearnés o navarro. En algunos lugares se llegaron a colocar tablones en las anteiglesias para evitar que se oyeran las sesiones. También previamente y desde siglos antes se había sustituido el lugar de reunión, de un lugar abierto al aire libre junto a un símbolo pagano y práctico como es el árbol, por los «arkupes» de las iglesias, la otra gran institución que colaboró a la usurpación, la jerarquización y el centralismo”.

Azparren y Olaeta nos quieren mostrar la horripilancia de la oligarquización del gobierno foral con la típica teoría de la “degeneración” de algo puro que deviene en impuro. Del primero punto, la imposición del castellano y francés en la junta general, habrá que decir que fue propugnado pero –al menos en Bizkaia- no pudo imponerse. El segundo punto, el llamado “grupo dirigente” se convierte en clase política de facto por la simple razón de que tenía recursos y tiempo para dedicarse profesionalmente a esa labor; y dado que obligatoriamente su residencia estaba en el mismo pueblo o localidad que representaba, se encontraba bajo el control de los vecinos electores. A esto, el historiador E. P. Thompson llama “economía moral de la multitud”, el hecho de que en sociedades pre modernas las clases populares ejercían, cuando querían, una jurisprudencia de control frente a los políticos electos o los acaparadores de productos –la revuelta del Estanco de la Sal y las Matxinadas son ejemplos puntuales de esa “economía moral” que se ejercía desde la base.

El tránsito de espacios al aire libre a los arkupes de las Iglesia como lugares de reunión popular no significa un control por parte de la Iglesia como torticeramente quieren darnos a entender los autores. Es resultado de que el País Vasco, en su parte atlántica, es un país donde llueve y es mejor reunirse al resguardo –cabe recordar los soportales de la Iglesia de Durango para darnos cuenta del tremendo favor que hacían a las personas que acudían a esa asamblea popular. Y por cierto la Iglesia a la que los autores lanzan esas acusaciones –“usurpación, jerarquización y centralismo”– no era un poder político, los curas no podían entrar en las juntas e incluso los Obispos no podían transitar sin permiso del poder político –en el caso del País Vasco atlántico- en el mismo territorio que era de su jurisdicción. Ni la Iglesia ni el poder civil tenían jurisdicción en la “casa” –la unidad colectiva más pequeña- que era, en términos prácticos, una “república” –una jurisdicción universal- de por sí.

Incluso un anarquista español como Buenaventura Durruti se da cuenta de la peculiaridad del País Vasco cuando escribe a Felix Likiniano: “Pabellón de los piratas del mar Cantabrico, bandera de los mutillak del cura Santa Cruz y emblema de la revolucion anarquista, la Revolucion anda siempre en el pais vasco, a la usanza de su tradicional etxeko anderea, vestida de negro”. La Iglesia, los curas vascos, estuvieron a la vanguardia de los movimientos populares –en las matxinadas los jesuitas, en las guerras carlistas el clero regular, ellos crearon el sindicalismo abertzale-, y fueron ellos los que se preocuparon de la cultura vasca, de crear los fundamentos de una enseñanza en euskara e incluso de recuperar las tradiciones de la vieja mitología vasca. Es una pena que el tipo de anarquismo, que parece ser la ideología de los autores, esté contaminado por las execrencias del anarquismo español y pretenda importar para Euskadi, profanando nuestra originalidad nacional, las maneras anticlericales latinas que tanta sangre hicieron derramar en España. Dicen:

“La importación de modelos jacobinos para el proceso de reconstrucción nacional y social de Euskal Herria como república independiente es contrario a un modelo horizontal que resulta más satisfactorio y más apropiado a nuestros modelos culturales y de comportamiento. La creación de espacios centro-periferia lleva a modelos de ocupación del territorio, de oferta de servicios, de infraestructuras que no son compatibles con nuestra orografía, ni con las necesidades sociales, económicas, culturales y ecológicas de la población. Copiar los modelos dominantes de los Estados-Nación de nuestro entorno es volver a repetir los errores del pasado. Los errores de aquellas personas, nobles y ricoshombres del pasado, depredadores financieros del presente, que copiaron modelos contrarios a un sistema que primaba las necesidades sociales a la avaricia personal”.

Nada que objetar a este párrafo en apariencia irreprochable. Pero ¿a quién habría que dirigir esa crítica principalmente? A la izquierda radical vasca, tan aficionada a lo jacobino, a lo centralista –en relación a la relación de las regiones vascas entre sí y en relación al “centralismo democrático” que es la esencia de su organización piramidal- a su obsesión mimética de “estatalizar” y de buscar referencias estatales-formales como si fueran la expresión de lo liberador. Por eso es de aplaudir cuando proclaman la visión de “una Euskal Herria reunida en una república confederal de entidades comarcales (eskualdeak) unidas voluntariamente en un sistema siempre dinámico y conflictivo”. Sin embargo, todo esto queda en agua de borrajas cuando afirman:

“Solo la soberanía y la independencia en términos del siglo XXI nos sirve para el presente y para el futuro. La viabilidad del proyecto independentista vasco necesita de la integridad territorial de todos los territorios”.

Tras su rechazo al “jacobinismo” nuestros autores afirman contradictoriamente los principios fundamentales de este: el concepto de “soberanía” –debía ser una blasfemia para unos anarquistas utilizar la expresión del poder absoluto que, además, nos remite a un “soberano”, es decir, a la monarquía absoluta; Y “la integridad territorial de todos los territorios”, el nefasto concepto de “territorialidad”, importación de la izquierda radical vasca del concepto de sacrosanta unidad española aplicada para Euskadi en abstracción de sus formas de articulación y de la voluntad concreta de sus ciudadanos. Finalmente, en este caso, la guinda es lo peor del pastel:

“Udalbiltza, única institución que puede actuar por encima de las divisiones administrativas impuestas por los Estados, puede ser el motor institucional de un proceso popular, participativo, pacífico y revolucionario hacia la soberanía, el cambio socioeconómico y la integridad territorial”.

Después de una evocación histórica muy positiva de la política originaria de los vascos, nos viene la catarata de agua fría del anticlímax de la reivindicación de un constructo, Udalbiltza, algo parido antesdeayer por los estrategas de cámara de la izquierda radical vasca. Algo que es la simple unión de los electos de Bildu y que representa sólo a Bildu. Algo profundamente antidemocrático, que hace abstracción de la verdadera democracia, o del testimonio parcial que tenemos de ella, las instituciones democráticas de los diferentes territorios y estados donde se refleja la voluntad política de los ciudadanos individuales de Euskal Herria.

Los autores del artículo, encima, rompen con el tracto histórico de la auto-organización vasca a través de los tiempos, con el régimen foral, en la forma que hoy pervive, que permite, en Navarra y Alava, la existencia de la propiedad comunal y que representa lo que queda de la forma que teníamos los vascos de auto organizarnos, por medio de las juntas y las diputaciones forales. Tenemos el Hirurak bat, y ahí si existe una coincidencia democrática constatada y contrastada a lo largo de los siglos desde la institucionalización de las conferencias 1793 pasando por el Estatutos plebiscitado en 1933 y el del referéndum de 1979. Y Euskadi como realidad política es esta Hirurak Bat, una realidad político democrática ampliable a los 7 pero donde nadie va a estar nunca a la fuerza, y estamos los 3 que hemos querido estar, porque en Iparralde los que abogan por la unificación son minoría y en Navarra en la CFN una fuerza como UPN tiene mayoría, y no se pueden pasar por alto estas realidades democráticas.

Si realmente quieren dar a lo que escriben una proyección coherente con sus contenidos, los autores del artículo tendrían que plantear las cosas de otra manera, por ejemplo, proponiendo insuflar a nuestras instituciones actuales ese espíritu y esa potencialidad. En el caso de las Juntas Generales reivindicando e intentando que vuelvan a su versión original, a ser lo que fueron, cámaras de representación municipal, pues es lo más original que tenemos los vascos, haber construido un sistema político de raíz local siendo los entes locales los únicos constituyentes de todo el poder político supramuncipal. Es el fruto de la unión local libreasocitiva, el auténtico principio federativo, reivindicado por Proudhon, el signo de que “el pueblo” –en este caso, el pueblo vasco- es capaz de prescindir de todas las zarandajas de lo formal-piramidal y articularse por medio de la confianza y la cooperación de una forma realmente horizontal, persistiendo durante los siglos delante de las barbas de imperios, reinos y republicas soberanistas, bajo el árbol sagrado y en nombre del Dios de los iguales.

Anuncios

Responses

  1. Sólo para completar el artículo. La Udalbiltza de estos se escindió de la Udalbilza que se creó en 1999, por que en esa Udalbiltza la izquierda abertzale no tenía mayoría. Ese organismo sectario y dirigido por los enanitos nombrados a dedo de la izquierda abertzale es la institución que nos quieren endiñar como la representativa de Euskal Herria.

  2. pajillas mentales, cortinas de humo. el señor pagoeta preocupado por la idea de estado vasco que tiene la IA cuando ni estamos ni se nos espera para la consecucion de tal estado vasco independiente, sea cual sea la configuracion que adopte.

  3. pajillas mentales, cortinas de humo, el tío de arriba preocupado por que el señor pagoeta denuncie a dos farsantes que usan la historia vasca para bendecir ese engendro de la izquierda abertzale udalbiltza, engordando el engaño de esos parásitos de la idea nacionalista y obsesionado por un estado independiente que sólo existe en su imaginación cuando tenemos instituciones vascas.

  4. al igual que la comunidad valenciana tiene instituciones valencianas.

  5. JELen agur

    Excelente artículo.
    Demostrativo de la capacidad manipuladora de la IR de nuestra historia dirigiendola a su neoproyecto extranjero, hispano, alienante.
    Ensalzan la soberanía, contra la que siempre hemos luchado y explican todas y cada una de las instituciones con la que nos dotamos cuando teníamos la suficiente independencia y capacidad para ello.
    Ese debe ser nuestro camino y no imitar proyectos panfletarios pseudovascos que al igual que ocurriera con la constitución española del 12 y el abrazo de Vergara, se ensalzó nuestra institucion foral, para luego liquidarla. La IR es fiel seguidora de esta manipulación. La gran tercera manipulación destructora de lo vasco.

  6. Si, las instituciones vascas y las instituciones valencianas son la misma cosa. Sólo un español de tomo y lomo podría pensar de esa manera.

  7. por su puesto que no, las instituciones valencianas estan encuadradas en la administration española, y felices por ello. nuestras instituciones tambien estan encuadradas en la admin.española, y no tan felices por ello, pero mientras alla gente como tu dentro del nacionalismo vasco, ahi seguiremos encuadradros mientras os escuchamos vuestras pajillas mentales.

  8. A mi me matais. Nos colgais un post para azotar a Bildu/Sortu y el autor nos lanza como argumento de autoridad a EP Thompson! Un autor marxista!?. Y luego ademas nos soltais el rollo de que Navarra no es Euskal Herria porque los navarros no quieren?. Y los alaveses si querian?. Lo queria Gipuzkoa?. Dificil decirlo cuando no se pregunto a nadie. Si Navarra ahora no esta en la CAV no es porque asi lo hayan votado sus ciudadanos sino porque hubo determinados partidos politicos que asi lo negociaron.

  9. haya, no alla.

  10. Victor, tienes que airearte un poco, conocer a más personas, entender que citar a un autor marxista por qué da una opinión no es suscribir todas y todititas las ideas de ese autor, sólo la opinión que da en la cita-concepto. Comprendo que en tu universo de ordeno y mando esos matices no son asimilables, pues es una pena, es lo que te pierdes de la vida. Nadie dice que Navarra no es Euskal Herria -leo el artículo y no veo rastro de esa idea-, ¿es que además ves fantasmas, Victor? En Navarra UPN es el partido mayoritario y los españolistas son mayoritarios. Estos de la izquierda radical siempre haciéndose trampas al solitario.

  11. No da una opinion, Thompson, fijate que casualidad que ayer empece a leer Tradicion, Revuelta y Conciencia de clase, utiliza esos constructos para explicar como surge la conciencia de clase en el Reino Unido, asi que de opinion poca.
    Navarra no es Euskal Herria, no es pais vasco, no es Euskadi, no es nada, un miembro amputado por quienes lo consintieron. Gracias por obviar el argumentario previo sobre Navarra y su situacion actual, confirma lo dicho.

  12. Casualidad que leí también ese libro, Victor hace unos cuantos años. Lo que dice Thompson es que en Inglaterra había una ley popular no escrita, que las clases populares admitían y ejercían. En los territorios vascos esa ley no escrita estaba escrita y las clases populares controlaban a sus elegidos con la cuerda más corta. ¿Ves como encaja una cosa con la otra? Thompson simplemente dice que no es posible decir que la conciencia de clase nace con el “proletariado”, que existía una conciencia popular antes del industrialismo. En Inglaterra también hubo una gran lucha entre los que defendían los comunales y los que querían convertirlos en propiedad privada. Pues en Euskal Herria también. Son paralelismos reales entre países con filosofía política parecida.

    Lo de Navarra…. Yo no voy a decir a los navarros lo que son. Algunos se consideran vascos y la mayoría no. Desde luego, Navarra históricamente es Euskal Herria. “miembro amputado de los que lo consintieron”, la típica farfulla batasuna… los navarros, ellos son, no quieren unirse al resto de los vascos, eso lo demuestran cada vez que votan. Vosotros como teneis el jacobinismo españolista metido en las venas quereis que por cojones los navarros hagan lo que diga el comité central batasuno. Que no estamos en la Rusia de Lenin, Victor.

  13. Ves como no era una opinion?.

    Yo no me atreveria a decir lo que quieren o dejan de querer los navarros sin preguntarselo, tu y UPN si.

  14. JELen agur

    Más acertadamente UPN y BILDU sí. Aunque lo contrario. Pero de espaldas al pueblo.
    El nacionalismo querría a Navarra en una unión confederal como con las otras provincias vascas en la más auténtica tradición foral. Pero la palabra la tienen los navarros. Es en esto en lo que nos diiferenciamos de vosotros: UPN/BILDU

  15. ¿Ves como lo que dice Pagoeta de Thompson coincide con la realidad vasca?

    Yo me atrevo muy mucho a que si la mayoría de votos van al españolismo los navarros votan españolistas y tienen voluntad españolista. No hay más que ver estadísticas electorales.

  16. Muy buen artículo:

    De la misma forma es bueno que la Izquierda Abertzale tome posiciones en torno a nuestro sistema político originario.

    Lo que no es bueno es que la Izquierda Abertzale pretenda suplantar nuestro sistema originario las Juntas Generales de los TTHH por un engendro como Udalbiltza que rompe con todo el tracto histórico y que no tiene los apoyos que han requerido históricamente nuestras verdaderas uniones.

  17. Hacia tiempo que no entraba aquí, y veo que sin cambios!
    Tanto los plumillas como los participantes. Vaya tropa !
    Sois la delicia de cualquier nacional español. Vuestras peleítas a ver quien es mas nacionalista, vuestras enagenaciones foraleras que no llevan a ningún sitio en la actualidad. Sois de flipar ! Ala, hasta dentro de 20 años.

  18. Kien sera este chapuzastelk, no le habiamos leido en este txat, hasta ahora,detente bala.No sera que utiliza varios nikis pregunto.

  19. Si Julen, tu eres de otro rango, seguro, a tí te va reivindicar la independencia por las calles y afinar la voz y el oído con esos coros que desde luego si que no nos han llevado a nada.

  20. JELen agur

    Joder Julen, que yo sepa, nadie compite por ser nacionalista, cuando los de la IR dicen que no son nacionalistas.
    No hay competencia por nada, no flipes…

    Pero si no escribes en 20 años, es que no crees que puedes aportar nada. Que lo sabemos.

  21. Una reflexión:

    Mientras todos hablan de la via catalana, y la via escocesa sabiendo que ambas fracasaran hay otra vía que se abre paso mucho más efectivamente, es la via flamenca.

    La via flamenca es la que tenemos que seguir los vascos.

  22. mientras no sea la “via” que aqui propugnais…

  23. La via que aquí propugnamos encaja perfectamente con al via flamenca.

    Recuperar actualizadamente los fueros para tener una relación confederal con el Estado: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/02/05/actualidad/1391630481_279158.html.
    con los fueros eramos republicas forales libres asociadas al Reino de castilla y Reino de España después.
    La cosa es gradualidad, para vosotros con la nada estamos más cerca del todo.
    De fracasados lecciones las justas.

  24. mira, ya es un paso, reconoces que estamos en la “nada”.

  25. JELen agur

    Joder Artola…¿en la línea de Julen?

  26. en vuestra linea ya sabes que no estoy….

  27. Chapultepec, es un nombre nahualt, que signifeca cerro de los chapulines (saltamontes). Por fa un respeto con la grafía de las lenguas prehispánicas.

  28. JELen agur

    Lo sé. No lo jures que es feo.
    En la línea de no aportar nada, como Julen, me refería…

  29. para que, para ser insultado o baneado?

  30. Ave JEL

    Efectivamente, o bien entramos con todo lo que tenemos o confiamos en las causas naturales en contra de la imposición tributaria a los rendimientos del capital. Lo importante es acabar con los malos y construir grandes infraestructuras por el fuero, por el rey y por dios.

    Agur Jaunak

  31. Lo que produce asombro verdadero es entrar en un blog nacionalista-fuerista y leer cosas así dando en TODO la razón a las huestes de andereño Barcina.
    Yo a veces he pensado que si se diera el sorpasso nacionalista en Nafarroa a algunos de los aquí presentes les daría un ataque de urticaria.

  32. Aristu jauna,
    Lo que es de agradecer y produce asombro es que un patriota revolucionario, se digne a entrar en un foro como este y haga estas espectaculares aportaciones.
    Espero reconozcan tus meritos y te hagan, cuando menos, asesor de Garitano
    Salud camarada.

  33. Hasta que punto ha confundido las mentes la izquierda radical. Nos viene el Aristu a decirnos que los fueros no le gustan nada y que por eso somos como Barcina. ¿Cómo puede un tío hacer semejante alarde de ignorancia?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: