Catalunyako Estatut-a: lurrin jakobinoa

Ion Gaztañaga

(Jakobinoen klubaren atea, Saint-Honoré kalean, Parisen)

Auzitegi konstituzionalak Estatut berriari emandako epaiak hainbat irakaskizun ditu eta zer esanik ez eman eta emango diren erantzunek. Montilla president-ak nazio bat direla esan eta seyneraren atzean manifestazio egiteko deia luzatu du, Zapaterori estatutuaren akordioa berregin behar dutela esanez. Urkulluk espainia pluralaren amaiera iragarri du eta CiUk 78ko itun konstituzionala hautsi dela.

Espainiako tesi jakobinoen defendatzaileen argumentuak ezagunak dira baina interesgarria da gaur Javier Tajadura-k El Correo-n bere argumentuak indartuko dituelaren ustean, egiten dizkigun konfidentziak. EHUko zuzenbide konstituzionaleko irakasleak dioenez ez dugu atentzioa inkonstituzional bezala aitortu diren artikuluetan bakarrik jarri behar, baizik eta interpretazio jakin bat inposatu dizkioten berrogehi gorakotiko artikuluei: “El autogobierno de Cataluña se fundamenta también en los derechos históricos del pueblo catalán” jartzen duen lekuan Catalunyaren autogobernua Konstituziotik soilik datorrela interpretatu behar da, “la inversión del Estado en Cataluña en infraestructuras se equiparará a la participación relativa del PIB de Cataluña con relación al PIB del Estado para un periodo de siete años” jartzen duen lekuan Estatuak hori betetzeko inongo beharrik ez duela interpretatu behar da. Eta horrelaxe, 117 artikulutatik 41 Auzitegi konstituzionalak dioen erara irakurri behar dira, benetan hor jartzen ez duena irakurtzera behartuz. Ba al dago espainiako “Champions League” txapuza maila hura ekonomiatik at auzitegietan ere badagoela erakusteko froga argiagorik?

Honekin loturik dugu botazioetan gakoa zen Manuel Aragón zuzenbide konstituzionaleko katedradunaren jarrera. Estatutuari ezezko borobila ez emateko sententzian “espainiaren batasun hautsezina” jarri baitzuen behin eta berriro eta Maria Emilia Casas presidentak, sententzia aurrera eramateko intentzioarekin zortzi aldiz aipatu du batasun hautsezin hori bere zirriborroan, nazionalismo sutsu eta fanatikoaren adierazgarri ikaragarria. Horixe da, jaun-andreok, Espainian dagoen epaimahien formazioa, Canadako auzitegi gorenak Quebec-eko kasuan gehiengo zabal baten aurrean (gogora dezagun Estatut-ak alderdien %90ko onarpena zuela) izan beharko litzatekeen jarrerarekin konparatzeko. Jakobinismoa eta federalismoa, horra bai kontzepzio kontrajarriak.

Hementxe, orain dela 171 urte indarraren bitartez inposatutako batasun konstituzionalaren kapitulu berria bizi dugu euskaldunok. Izan ere, hori baita espainiako eraikuntza juridikoan, efizientzia, autonomia, edo beste arrazoien gainetik salbatu beharrekoa, Miguel Sanz-ek bere modu zuzenean aitortu bezala: “el sentido de la unidad constitucional, que es el que define la Carta Magna, se ha mantenido afortunadamente”.

Catalunyatik ere efektua hasi da espainiako jakobinismoak mantsotzat dituen hainbat autonomiatan. Valentziak bere xedapen gehigarrian jasotakoa bete arazi nahi du eta beste edozein autonomiak lortutako eskumenak automatikoki lortu nahi ditu. Eta noski, PPk bultzatu eta onartutako hainbat estatutu berrietan Catalunyan moldatu edo interpretatu diren artikulu berdintsuak dituztenez (hau eromena, Catalunyakoa denean kontra egin, eta berdina dioen bestea onartu), estatuto hauek berriro aztertu beharko dira. PP izan baita, nire ustetan, irabazle garbia joko honetan, eta horrexegatik, espainiako batasun sakrosantua salbatu denez, akordio eta elkarlanerako deia luzatzeko gai ere bada Rajoy jauna, PP izan baita, bere ustetan “katalanen ziurtasun juridikoa hobetzera eta bere eskubideak konstituzioaren barruan bermatzera lagundu duena”. Espainia salbu da, otoi dezagun guztiok esker onez.

Sententzia honek bi eragin izango ditu Euskadin. Lehenik, epe motzekoa, Zapaterok kontuak aurrera ateratzeko izango dituen zailtasunetan, Catalunyako alderdi guztiak kanpainian baitaude. Zaila izango da CiUk Zapaterori laguntzarik ematea eta beraz EAJren indarra areagotu egingo da Patxi Lopezen izumenerako. Bigarrena, epe luzeagokoa, Espainiako eredu autonomikoaren itxiera da seguruenik, eta hau iritzia besterik ez da, norantza aldatu eta UPD eta PPk dioten bezala, zentralismora bidean jarri eta Estatuak erkidegoen eskumenak errekuperatu eta oinarrizko legeen bitartez de-facto autonomia murrizteko.

Abertzaleok erantzun bat eman beharra daukagu, ondo pentsatua eta batez ere,  praktikoa. Ez dut uste nortasunerako deialdiek, nazio-talkek eta bestelakoek, hiritarren atentziorik erakarriko dutenik. Gizarte sarean oinarritutako, euskal naziogintza positibo, gainerakor eta sendo batek bakarrik emango luke, nire ustez, beharrezko erantzun aproposa. Baina noski, honek deklarazio handi eta helmuga disdiratsuak baino eguneroko lan partekatua beharko du euskal gizarte plural eta desaktibatu honetan.

12 thoughts on “0

  1. Gure autogobernuari esker askoz hobeago bizi gera.

    Gure bizitz kalitatearen alde, gure autogobernuaren alde.

    Hau izan beharko luke leloa.

    PP+UPD batasun beldurgarria izan daiteke.

    Nire ustez Katalunyarekin bat egin beharko dugu. Ez dago katalanen etorkizun jokoan soilik.

    Bestelade honen ondoria zein den argi eta garbi azaldu nahi dut. Konstituzio berri bat behar.

    Batzuk diote hau bide arrikutsua izan daitekela, eta bada bai arriskutsua, konstituzio honen barnean egotea ere arriskutsua da.

  2. Oso adierazgarria Fragaren gaurko iritzia (
    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/06/30/espana/1277898321.html), benetan gertatu denaren ispilua:

    Fraga, en el Senado: ‘Ese Estatuto no vale. ¡Viva España!’

    En declaraciones en los pasillos del Senado tras asistir a la Comisión General de Comunidades Autónomas, Fraga opinó que el fallo del Constitucional ha tocado “bastantes artículos” del Estatuto que salió de las Cortes Generales y que, por lo tanto, la norma catalana “no se tenía en pie”.

    Aunque subrayó que la sentencia del alto tribunal podría haber sido “mejorable”, el senador manifestó que lo que ha dejado claro “en definitiva” es que “ese Estatuto no vale”, tras lo cual concluyó con un “¡viva España!”.

  3. Oso interesantia ahopean, ikusi Riojan esaten dabena:

    http://www.larioja.com/v/20100630/rioja-region/sanz-complicado-cerrar-esta-20100630.html

    Sanz ve «complicado» cerrar en esta legislatura una reforma estatutaria que «corrija» la catalana

    El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, admitió ayer que va ser «muy complicado» conseguir en la actual legislatura la reforma del Estatuto de Autonomía de La Rioja «que debe corregir las discriminaciones que se produzcan tras la sentencia del Constitucional sobre el recurso del PP contra el Estatuto catalán».

    Sanz argumentó que es una cuestión que no sólo depende de los grupos políticos riojanos sino de que, además, el Tribunal que preside María Emilia Casas se pronuncie sobre el recurso presentado por el Gobierno de La Rioja, que está centrado en aspectos «que inciden de manera directa e inmediata en las competencias de nuestra comunidad: agua, denominaciones de origen supracomunitarias, financiación y el denominado principio de bilateralidad». Por ello, y aunque confió en que el fallo del Tribunal no se demore, admitió que «no queda mucho tiempo» para que el Parlamento regional pueda aprobar el texto modificado del Estatuto riojano. «Pero -dijo- se intentará».

    Ésta fue la primera reacción del presidente riojano tras conocerse el pronunciamiento del Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña. Sanz lamentó que «nos encontremos con esta inseguridad jurídica creada por los intereses electoralistas del presidente del Gobierno de España» y conminó a PP y PSOE a «reordenar este caos» a través de un gran pacto que fije las reglas de juego claras para todas las autonomías. Con todo se reafirmó en que, como presidente de la Comunidad, propugnará «una reforma de máximos consensuada para que los riojanos no seamos ‘de segunda’ y tengamos los mismos derechos y oportunidades que el resto de los españoles».

    El portavoz del grupo popular en el Parlamento de La Rioja, Carlos Cuevas, secundó estas reflexiones responsabilizando a Zapatero y al PSOE de que el Estatut «haya reabierto la brecha entre autonomías». Respecto a la reforma riojana, Cuevas consideró que el proyecto «todavía se puede afrontar en esta legislatura» en la Cámara riojana.

    Tiempo perdido

    Por su parte, el portavoz socialistas, Francisco Martínez Aldama, lamentó «el tiempo perdido por los populares», condicionando la reforma a los pronunciamientos del Constitucional. «No sé si habrá plazo o no para cerrar el texto esta legislatura», dijo. Además, consideró que la sentencia del TC «es un varapalo para el PP y demuestra su incoherencia al impugnar preceptos que aprobó para otros Estatutos».

    Por último, el portavoz regionalista, Miguel González de Legarra, desconfió de que la reforma prospere en esta legislatura, si bien exhortó a Sanz «a sacar la propuesta que dijo tener en el cajón». Asimismo, González de Legarra descargó a los nacionalistas de «la incertidumbre en la que está el Estado autonómico», de la que responsabilizó a PP y PSOE por «su falta de definición».

  4. Y asturias también al quite:

    http://www.elcomerciodigital.com/v/20100630/politica/fallo-afectara-asturias-segun-20100630.html

    El fallo no afectará a Asturias, según expertos juristas

    Aunque desde que comenzó el proceso de reformas estatutarias siempre se consideró que el marco constitucional del ‘Estatut’ sería la referencia para que el resto de las comunidades supieran dónde está el tope del autogobierno, lo cierto es que parece que en Asturias la sentencia sobre el texto catalán va a ser irrelevante, dado que en ningún caso se habían planteado en el Principado contenidos similares a los que dieron lugar al recurso fallado anteayer, según coindiden en afirmar expertos juristas consultados por este periódico.

    Así lo expresa el catedrático de Derecho Constitucional Ignacio Villaverde, para quien «en Asturias nunca hubiéramos llegado a los extremos de la reforma catalana, porque Cataluña pretendía convertirse en una especie de Estado confederado dentro de España, una tendencia que el Constitucional ha pretendido corregir». Dicha tendencia, añade, «no está presente en Asturias, porque aquí nadie ha pensado en un tratado bilateral con el Estado en materia de financiación, ni en quitar al Estado su competencia en materia de legislación básica, por ejemplo».

    Del mismo modo, el catedrático de Derecho Administrativo Leopoldo Tolivar piensa que en el Principado «siempre hemos sido muy parcos en materia de desarrollo estatutario». Así, con respecto a aspectos tratados por la sentencia, «en el tema lingüístico no tiene nada que ver, porque aquí no hay un modelo educativo como el catalán ni una lengua preferencial que no sea el castellano; y tampoco íbamos a decir que la Procuradora General tuviera competencia exclusiva y aquí no pudiera intervenir el Defensor del Pueblo». El único punto que, en su opinión, podría servir como «toque de atención» es el de financiación autonómica, porque «si hubiéramos querido ser un poco originales e incluir en el Estatuto alusiones a criterios como el envejecimiento, dispersión, etcétera», el fallo deja claro que «no se le pueden marcar pautas al Estado».

  5. Y creo que es importante la opinión de una persona como Miquel Roca, tan amigo del acuerdo constituyente, atención a sus palabras:

    http://www.lavanguardia.es/politica/noticias/20100630/53955413265/espana-tiene-un-problema-constitucion-tribunal-constitucional-estatut-autonomia-estado.html

    La sentencia no resuelve nada y lo reabre todo; habrá de reconsiderarse el pacto constituyente

    La sentencia no resuelve nada y lo reabre todo; habrá de reconsiderarse el pacto constituyente

    Miquel Roca

    Qué significa, qué representa la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut d’Autonomia de Catalunya? Sencillamente, el tribunal ha declarado que la ambición de autogobierno que los ciudadanos de Catalunya concretaron al refrendar el Estatut no cabe dentro de la Constitución del 78. Los ciudadanos de Catalunya querían y confiaban en que la Constitución amparaba su voluntad de autogobernarse. Querían desarrollar su vocación colectiva en el marco de la Constitución, pero el tribunal –al que se atribuye la máxima interpretación del texto constitucional– ha dicho, simplemente, no.

    No vale la pena discutir que el tribunal ha cometido un grave error. Este debate ya no lleva a ninguna parte. El hecho cierto es que se ha cerrado una puerta y con ello toda una etapa histórica. El pueblo de Catalunya ya ha expresado su voluntad y esta no cambia porque la puerta se cierre; otras se abrirán o deberán abrirse porque la voluntad colectiva no puede conformarse en renunciar a una legítima ambición que treinta años de normal y progresivo desarrollo autonómico avalan y protegen.

    La Constitución del 78, el pacto que la hizo posible, los acuerdos y el espíritu que animó su elaboración no querían eso. Estoy convencido. No podía imaginarse que, en una línea de desarrollo constitucional, se interpretase ahora lo que el tribunal ha proclamado. Esto no estaba previsto, porque se había contemplado todo menos volver atrás. Y esta sentencia es volver atrás; así se ha defendido y así se ha proclamado. El sustrato ideológico de la sentencia es la convicción de unos cuantos de que se había “cedido” demasiado y ahora se trataba de recuperar “lo perdido”. Así, entre ceder y perder, se ha construido siempre la historia de la España temerosa de su propia diversidad y pluralidad.

    Que nadie se equivoque, España tiene un problema. Esta sentencia no resuelve nada y lo reabre todo. Porque si algo pone de manifiesto es que habrá de reconsiderarse el pacto constituyente y definir nuevas bases para la convivencia en España. El pacto constituyente, el espíritu de la transición ha sido finiquitado; ahora toca rehacer el pacto. No en Catalunya; en todo caso, no sólo en Catalunya, sino en toda España. Lo que ha ocurrido –la sentencia– no es una decisión que pueda ser leída sólo desde Catalunya; es toda España la que redescubre que tiene necesidad de volver a definir nuevos pactos, nuevos enfoques, nuevos encajes. Se ha querido así, pues que sea así.

    No será fácil; todos llegamos o llegaremos al debate más resabiados, más recelosos, con menos entusiasmo y, quizás, con poca confianza. No hay para menos. Y, desde Catalunya, no son pocos los que van a interrogarse sobre cómo se ha percibido desde el resto de España el enorme esfuerzo de responsabilidad solidaria que se ha manifestado en el proyecto común.

    Ahora costará más; mucho más. Será difícil. España tiene un problema.

    Algunos dirán que este no es un problema nuevo. Pero, precisamente por esto, es más grave. Y la sentencia lo que ha hecho es recordarnos que este problema viene de lejos y que algunos no quieren que deje de serlo. La Constitución del 78 dio cobijo y amparo a muchas ilusiones; a mucha esperanza. Y con disgustos y trágalas ahí estaba como referencia. Hoy, nos han dicho que no; que no amparaba aquello que desde Catalunya se vivía en el propio orden constitucional.

    Seguiré creyendo en la Constitución del 78. El largo viaje que hemos hecho conjuntamente me impide serle desleal; pero ya no tengo argumentos para convencer a los que se sienten marginados de su amparo. Se ha declarado inconstitucional lo que para otras comunidades sigue siendo perfectamente válido y vigente. ¿Cómo explicar esto sin invocar una discriminación insoportable? ¿Cómo aceptar que el Estado pida a los ciudadanos de Catalunya su conformidad a un Estatuto que, refrendado por la voluntad popular, ha sido mutilado por un tribunal de anómala composición?

    Rehacer el pacto, no queda más remedio. Un pacto más difícil; en un momento menos ilusionante. Un pacto hecho o por hacer desde la desconfianza; desde el agravio. Mirando hacia delante pero sin poder dejar de mirar hacia atrás, con temor a que vuelvan los fantasmas de siempre.

    El proyecto común del 78 se ha agotado. El Tribunal Constitucional lo ha enterrado. Alguien deberá definir las bases de este nuevo proyecto e incluso comprobar si hay voluntad para ello. Algunos no lo quieren y el tribunal les ha dado la razón. España tiene un problema.

    ¡Sólo nos faltaba esto!

  6. Y más madera en la Vanguardia:

    http://www.lavanguardia.es/politica/noticias/20100630/53955413218/autonomia-bajo-vigilancia-tc-estatut-jaume-vicens-vives-la-vanguardia-constitucion-guerra-civil-esta.html

    Autonomía bajo vigilancia

    La purga ha sido severa, profunda y de efectos devastadores en el organismo intervenido. Más de lo que parece

    FRANCESC-MARC ÁLVARO

    El veterano diario madrileño Abc acertó ayer con el verbo elegido para describir lo ocurrido: “El TC purga el Estatut”. Purgar tiene una acepción médica y una política, que remite a una de las peores prácticas del totalitarismo soviético, el de las purgas de personal sospechoso de desafección. En perspectiva española y españolista, el Estatut nació enfermo y debía ser purgado para que no infectara con su toxicidad la salud entera del Estado. Catalunya –siempre sospechosa de desafección– debía recibir adecuado tratamiento por haber osado explorar los límites del tablero de juego siguiendo escrupulosamente las reglas del mismo. La purga ha sido severa, profunda y de efectos devastadores en el organismo intervenido. Más de lo que parece.

    Hay dos maneras de analizarla. La primera consiste en aplicar el método del vaso medio lleno / medio vacío y, con ayuda de los técnicos constitucionalistas, ir contando las partes del tejido que han quedado a salvo y las que se han visto literalmente destruidas por la sustancia administrada. La segunda consiste en valorar la mera existencia de la sentencia del TC sobre el Estatut como la plasmación inequívoca de un golpe de timón constitucional que, a partir de ahora, pone a la autonomía catalana bajo estricta vigilancia; Catalunya es un cuerpo extraño, una anomalía, y como tal será tratada. Este cronista analiza los graves hechos que estamos viviendo a través de este segundo prisma. Se nos ha dicho, con solemne retraso, que el Estatut votado por el Parlament, por las Cortes españolas y por la ciudadanía catalana en referéndum no vale, no sirve. Nada parecido había ocurrido nunca desde la recuperación democrática. Repito: nada como esto. Que el TC sea un organismo averiado, carcomido por el partidismo y desprestigiado sólo añade color local –el del esperpento valleinclanesco –a la escena. Lo sustancial es que unos pocos magistrados, intérpretes supremos de la Constitución de 1978, tienen más fuerza que los legisladores y que el pueblo llamado a las urnas. La cuestión, claro está, es política, no jurídica. El que no vea en esta circunstancia una ruptura histórica de grandes dimensiones y efectos impredecibles debería acudir rápidamente al oftalmólogo. Se considere usted centralista, autonomista, federalista, independentista o indiferente, debe saber que, desde la tarde del lunes, hemos entrado en una etapa radicalmente nueva.

    Es una ironía del calendario que todo esto pase cuando celebramos el centenario del nacimiento del historiador Jaume Vicens Vives, cuya obra Notícia de Catalunya está en la base del catalanismo surgido después de la Guerra Civil, el que buscaba el autogobierno y un nuevo pacto entre los catalanes y la España castellana, el que fue uno de los motores indispensables y más potentes de la transición. La sentencia del TC envía un mensaje claro: otra forma de hacer España no es posible, ni realizable ni pensable. La demanda catalana de más poder y más recursos es absolutamente indigerible para la cultura política española de hoy.

    El único autonomismo válido para Catalunya será, desde ahora, el que pase los controles constantes de una vigilancia especial, regida por el principio de la sospecha. He aquí el proceloso mundo de los artículos estatutarios que son reinterpretados, siempre a la baja. Pero la férrea reacción uniformista que ha plasmado el TC es el peor favor que le pueden hacer a esa unidad española que tanto dicen defender. La encuesta de Noxa para La Vanguardia del pasado mayo indicaba que hasta un 37% de los catalanes votaría a favor de la independencia. ¿Cuántos independentistas crea la sentencia del TC? Por otro lado, el federalismo voluntarista del PSC pasa a ser, irremediablemente, una pieza de museo.

  7. Siento el bombardeo, pero en La Vanguardia hoy están sembrados. Ahí va otra:

    http://www.lavanguardia.es/politica/noticias/20100630/53955026129/del-bozal-a-la-comedia-estatut-tc-tribunal-constitucional-estado.html

    Del bozal a la comedia

    Agarrémonos a lo ganado; algunos pueblos se complacen en el infortunio hasta desvalorizar las tragedias

    Antoni Puigverd

    A la espera de la letra pequeña de la sentencia que podría permitir una lectura no depresiva de la azarosa aventura del Estatut, el principal reproche que puede hacerse al Tribunal Constitucional es su desprecio de las emociones de los miles de catalanes que apoyaron el texto ahora recortado. La justicia es ciega, sorda y muda. Tal aislamiento favorece la neutralidad del juez, una condición imprescindible cuando se juzga la hipotética ilicitud del acusado o del acusador. Pero –y es inquietante tener que recordarlo– aquí no se juzgaba delito alguno. Los ciudadanos (muchos o pocos, tanto da) que votaron en referéndum defendían un emotivo y democrático interés. En teoría, el Constitucional no juzgaba delitos. Simplemente evaluaba la constitucionalidad de una ley que había seguido irreprochablemente todos los pasos requeridos por nuestro ordenamiento. Pero ya la campaña política y mediática desatada en la fase inicial del proceso de redacción del Estatut reveló que un considerable segmento (intemperante, cuando no agresivo) de la sociedad española lo consideraba un insoportable delito de lesa patria. Los jueces han confirmado tal ceñuda tendencia. Una actitud que, alejándoles del aséptico juicio, les acerca a la dura perquisición fiscal.

    Los magistrados han sido muy comprensivos con sus propias limitaciones. Pero se muestran gélidos ante un problema de fondo democrático: ¿será legal, sí, pero tiene sentido que en democracia los jueces rectifiquen una votación popular? ¿Tal actuación no exige una explicación amable, deferente y pedagógica? ¿No necesitan una explicación del tribunal los ciudadanos que ingenuamente creen que la democracia es la voz del pueblo? ¿Merecen solamente acotaciones leguleyas? ¿Los sentimientos que recoge el preámbulo merecen ser enviados a la nada jurídica sin más explicaciones que la repetición de una frase que recuerda, por su redacción, el lenguaje de un régimen que condenó Catalunya a la nada absoluta?

    Políticos y periodistas sabemos que el TC puede actuar como cuarta cámara. Ha sido la primera vez. Y se ha producido con un tribunal en unas condiciones no precisamente ejemplares. Dura lex, sed lex, de acuerdo: pero el TC debería explicar con sentido de Estado por qué pone tal bozal al pueblo.

    Durante años, este cronista ha criticado a los políticos catalanes que condujeron el Estatut al borde del precipicio. A la espera de la letra pequeña, parece que no todo está perdido. Agarrémonos, pues, a lo ganado. Algunos pueblos se complacen en el infortunio hasta el punto de desvalorizar las tragedias. No juguemos a perder. Convertiremos la derrota en comedia.

  8. Pues si hasta Miquel Roca dice k el pakto del 78 esta finikitaun-taun, entonces a apaña ya no keda kien le defienda (bueno, Patxi Lopez, xo este solo lee lo k le ponen delante).

    Ya me akuerdo akello d Apaña, nacion d naciones, y d+ buenas palabras, k el TC se ha enkargado d resumir: Apaña x kojones, y punto.

  9. Atención cómo una reforma estatutaria vuelve a ser el fetiche de los sociatas cuando las cosas van fatal. Rescatan a viejas glorias como Jauregi para el pasteleo, atencióna la miga de la entrevista en Onda Vasca:

    http://www.deia.com/2010/07/02/politica/euskadi/una-reforma-estatutaria-vasca-puede-ser-todavia-una-oportunidad

    “Una reforma estatutaria vasca puede ser todavía una oportunidad”

    Ha llegado al Estado español y se ha encontrado con el lío del Estatut. Cómo lo está viendo porque hay una sensación un poco extraña. Si la mayoría de la ciudadanía catalana está enfadada y la mayoría de la clase política española está muy contenta, algo no está funcionando bien.

    Yo pienso que hay una circunstancia que explica la reacción catalana._En primer lugar sin duda hay un dato que no gusta y es que habiendo refrendado el Estatuto la sentencia quieras que no establece un resultado que reduce de alguna manera sus expectativas y por tanto forma parte del ritual que la reacción en el sistema del establisment político catalán sea crítica, paralelamente no hay que olvidar estamos en un período muy sensible, hay elecciones en Catalunya a la vuelta del verano seguro y obviamente hay una disputa por el protagonismo en la reacción de esa sentencia. Porque se explica en la clase política española la tranquilidad, yo diría que porque teníamos necesidad de quitarnos este muerto de encima de la mesa, sinceramente creo que podemos llamarlo así, había unas expectativas muy, muy preocupantes, porque el Tribunal ha tenido enormes dificultades, no hace falta que yo las recuerde, para establecer una mayoría suficiente que permita una sentencia._El PP y el PSOE estaban radicalmente enfrentados en un tema que por otra parte es nuclear a la política española, que es la política autonómica y yo creo que ambos partidos y el establishmant político español ha visto con un cierto desahogo que la sentencia no deja digamos vencedores y vencidos, no rompe nada y termina por una vez con este asunto. No olvidemos que la sentencia en términos cuantitativos establece la nulidad de un artículo, corrige 14 e interpreta 27. Cada parte que estaban en conflicto pueden hacer una interpretación más o menos equilibrada y yo, sinceramente que estuve en esa negociación, termino con esto, yo estuve en esa procelosa y complejo trabajo de elaborar este nuevo Estatuto, yo sincieramente creo que las potencialidades lo que diríamos la esencia del Estatuto catalán no ha sido tocada, más allá de que el defensor del pueblo no tenga la competencia exclusiva que también puede hacer el defensor del pueblo del estado._En fin yo creo que más allá de cuestiones colaterales creo que la esencia estatutaria catalana se ha mantenido indemne.

    Lo que pasa es que todo el camino ha sido muy tortuoso porque desde que Zapatero dijo en Barcelona que iba a aceptar el Estatut que saliera del Parlamento catalán, pasando por el cepillado en el que ud. como ha dicho formó parte, cepillado digo por usar las palabras de Alfonso Guerra, a los cuatro años de espera en el Tribunal Constitucional para esta sentencia, esto desamina mucho digamos a la España más autonómica.

    Puede ser. Yo admito que ha sido un proceso bastante contradictorio y yo le reconozco por ejemplo que es muy difícil de explicar a la gente pero claro la gente no lo sabe del todo, en el año 85 el Gobierno socialista retiró lo que se llamaba el recurso previo al Tribunal Constitucional de leyes orgánicas. ¿Por qué? Por qué eliminó esa facultad, porque el PP de entonces estaba utilizando el recurso al Tribunal Constitucional contra las leyes que salían del Parlamento español casi como una especie de nuevo sistema de oposición cuando terminaba su derrota en la Cámara._Entonces se eliminó esto y eso ha sido en parte un error porque claro nos ha condicionado a que el referéndum haya sido anterior al recurso al Tribunal o la sentencia del Tribunal y esto ha producido un choque de legitimidades, entre la legitimidad directa del referéndum y la legitimidad que también es una legitimidad democrática del Tribunal Constitucional. Ha sido un período muy complicado, lo reconozco. En esencia creo que la sentencia es la mejor que podíamos esperar en general, a mi no me perturban determinadas precisiones por parte del Tribunal Constitucional sobre la interpretación constitucional de algunas disposiciones estatutarias, yo creo que la España autonómica no se ha resquebrajado, ha alcanzado un nivel de autonomía muy importante y también como decía Zapatero ayer nada se ha roto. Reconozco que hay personas y hay partidos políticos que creen que este es un techo constitucional a la vía autonómica que no les es suficiente, yo creo que eso forma parte del juego político pero ciertamente creo que la sentencia en ese sentido ha sido muy tranquilziadora.

    Y López en Euskadi, porque López se cansó de decir que no apoyaba la propuesta de nuevo Estatuto de Ibarretxe entre otras cosas porque no seguía la vía catalana del acuerdo previo y resulta que después de ver todo lo que hemos visto, decimos bueno pues es que ni aquella ni esta.

    Si hubiera habido una reforma estatutaria en el País Vasco habríamos tenido probablemente una sentencia digamos no se si en estos mismos límites o no. Yo siempre he dicho que la entidad de los problemas en el_País Vasco con relación a la autonomía catalana son muy diferentes. Piénsese por ejemplo en todo el capítulo económico que fue una parte esencial del Estatuto, piénsese en la bilateralidad, todo esto ya lo tenemos en el País Vasco, lo hemos ido construyendo en todo este tiempo. Yo pienso que una reforma estatutaria vasca puede ser todavía una oportunidad aunque desgraciadamente el consenso y el momento en el que eso pudiera abordarse creo que no ha llegado sinceramente y uds. me entienden.

  10. Uan reforma Estatutaria depende de un cuerdo bilateral, Parlamento de Vitoria y parlmaneto de Madrid y de la voluntad de un Tribunal Constitucional de querer amparar sus constitucionalidad.

    La solución tiene que ser la unilateral, la que depende de nostros, la que permite constituirnos de facto en un estado no depdendiente de España.

    El Estado vasco emergente que se hablo la otra vez.

  11. Bien andonio, xo tiene k ser algo praktiko, no se puede tener el pais movilizado xa nada, xk la gente se frustra. Tiene k haber pasos intermedios k tengan reflejo praktiko en la vida diario d la gente xa poder superar el miedo e incertidumbre k van a intentar inkulkar los medios. Kreo k 1 proceso d emancipacion ekonomika es la mejor apuesta, ahora k apaña esta en el furgon d kola d europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous post Estatut-aren sententzia / Sentencia del Estatut
Next post Caballeros y cruzados

Harpidetu blogera / Suscríbete al blog

Azken iruzkinak / Comentarios recientes

  1. https://www.berria.eus/paperekoa/1876/018/001/2022-09-13/historia-zintzo-eta-kontrastatu-baten-alde.htm Gremioko profesionalek erakundeei eskatzen diete zerbitzuko lanerako enplegatu ditzatela.

  2. Como en muchas facetas los vascos, en las fiestas, tenemos mejor gestión que discurso. Hay que trabajar los relatos, no…

  3. Ez ez da egia, hemen batzuek, zu ere tarteko noski, ez diogu, lagunen arteko gorabehera eta liskarrekin, auzolanean Euskadi eraikitzeari…

  4. Borroka egitea errentagarria gertatzen da,batibat,bat bakarrik danean borrokalaria,Hori da gure herrian gertatzen dana.Argi ta garbi esan dezagun.Urteak daramatzagu,"ezker abertzaleak","euskal komunistak"…

  5. Egoera gatazkatsuak sortzeko, batzuek, etengabe, jai-ekitaldi desberdinei aurre egiten diete. Konfrontazio estrategia bat da, eraso egiten den ekintza aitzakia bat…

  6. Ederra gero egindako zehaztapena. Historiagileak askotan, postibismoak itsututa, positibismotik kanpo ere geratzen dira euren historia-zientifismoaren osinean itololarrian. Ezinago ados artikulugileak…

  7. https://www.eitb.eus/es/noticias/sociedad/detalle/8949215/la-brecha-entre-dos-desfiles-de-nuevo-protagonista-del-alarde-de-hondarribia-tras-paron-por-pandemia/ Increíble forma que tiene EITB colonizada de batasunos de dar la noticia acerca del alarde de Hondarribia. Los niveles…

Harremanetan jarri / Contactar

Laguntzaileen artikuluak / Artículos por colaborador

StatCounter

wordpress visitor counter

Contact us

Total
0
Share