Posteado por: aberriberri | mayo 25, 2010

Los argumentos de autoridad de un pedagogo ciudadano

Imanol Lizarralde


La estela de los pedagogos ciudadanos aparece por doquier, y todos sus esfuerzos se centran en declarar herejías cualquier atisbo de crítica a los poderes fácticos de la España uniforme. Por eso el abogado y miembro de Aldaketa José María Ruíz Soroa emprende una batalla en contra de los críticos del Tribunal Constitucional y le parece patológico el que sectores políticos catalanes defiendan lo que “sólo es un interés, el de que una determinada ley (el Estatut, se entiende) salga adelante a costa de todo” (El País, 19-5, ¿Democracia ramplona?).

Este es un comienzo que falsea un hecho esencial: el Estatut fue apoyado por la mayor parte de los partidos políticos catalanes y aprobado por la representación política catalana. Cuenta, ahora, además, con el apoyo de nuevos sectores políticos que antes se le opusieron (como Esquerra Republicana) y ha sido confirmado por las Cortes Españolas. Fue la pataleta antidemocrática del Partido Popular la que hizo que el texto del Estatut se dirigiera al Tribunal Constitucional, donde ese partido tiene sus valedores que pueden modificar el texto estatutario en beneficio de su perspectiva política, sin tener que pasar por trámites engorrosos como el debate democrático y el acuerdo con otros partidos. Todos aquellos que apoyan y apoyaron el Estatut consideran que este tiene que salir adelante “a costa de todo”. Si no, no lo hubieran aprobado tal cual. Aquí el “interés” es el de la facción política que en contra de la opinión de la mayoría apela a organismos gerontocráticos donde no cuenta la representación popular.

El artículo de Ruíz Soroa es un muestrario de lo que en la Edad Media se entendía que era apelar a un “argumento de autoridad”, es decir, a argumentos que se basan exclusivamente en la opinión de personas u organismos autorizados, frente a los que no cabe apelación posible y frente a las cuales el criterio personal o particular debe de dimitir de sus facultades de raciocinio. Ruíz Soroa no entra, en ningún momento, en el contexto en el que se hizo el recurso contra el Estatut ni en el hecho, pasmoso y digno del Tribunal de la Chancillería de “La Casa Desolada” de Dickens, de tener largos años aparcada una ley orgánica cuya aplicación afecta a millones de ciudadanos en múltiples ámbitos y cuya urgencia era un clamor por parte de la clase política catalana. Todo eso no ha sido valorado por el TC, que en su encastillamiento elitista ha preferido paralizar el tiempo histórico en beneficio de la interminabilidad de sus digresiones.

La “inconstitucionalidad” del Estatut es algo que ya está probado ya que todos los miembros del TC están de acuerdo “en que como mínimo una treintena de preceptos del Estatut eran inconstitucionales”. La unanimidad le parece, en este caso, a Ruíz Soroa, un argumento inapelable, sin la necesidad de conocer una sola de las palabras ni de las opiniones de los ilustres juristas. Y no entra a valorar ni las disensiones del TC ni el tremendo retraso con el que van a dictar sentencia sobre una ley aprobada por referéndum popular. La constancia de que entre bastidores se ha llegado a una determinada opción de inconstituzionalizar el Estatut parece, para Ruíz Soroa, argumento suficiente para que los críticos del Tribunal tuvieran que enmudecer y postrarse de hinojos.

Ruíz Soroa, como buen pedagogo ciudadano, no entiende más que de argumentos de autoridad. Por ejemplo:

“Cuando este TC ha invalidado leyes aprobadas por la soberanía popular (y lo ha hecho varias veces), nunca ha sido para disminuir el autogobierno de los ciudadanos, sino para ampliarlo. Y sobran ejemplos”.

Toda institución humana está sujeta a la falibilidad. Las opiniones del TC están atadas a esa lógica humana de acertar hasta cometer el error. Para Ruíz Soroa tal cosa no es posible: la corrección de otras sentencias son el aval de la corrección de esta sentencia todavía no desvelada. El TC es intachable incluso cuando está callado. Pero junto con la fe inquebrantable de Ruíz Soroa en la perfección sin mácula del TC, nos plantea la hipótesis (risible para aquellos que han seguido el rumbo de las deliberaciones del TC en este tema) de que las sentencias del TC nunca han sido “para disminuir el autogobierno de los ciudadanos sino para ampliarlo”. ¿Eso significa que la sentencia del TC podría suponer un aumento del “autogobierno” catalán? Habría que tener la fe de Ruíz Soroa para poder pensar que eso podría ser así.

Y en este huída hacia adelante sigue con sus argumentos de autoridad cuando afirma:

“Seamos serios: la ejecutoria de nuestro TC no recuerda para nada la del Tribunal Supremo de Estados Unidos del primer tercio del siglo XX, aquel tribunal que hizo un uso abusivo de ciertas cláusulas constitucionales para invalidar así cualquier legislación progresiva en materias sociales o económicas, llegando a provocar la directa amenaza de Roosevelt de reformarlo si no modificaba su actitud. Ningún tribunal constitucional europeo, desde la posguerra en adelante, se ha significado por funcionar como un reductor de autogobierno, sino todo lo contrario, como un potenciador de democracia”.

Una vez tomado el vuelo de los “argumentos de autoridad” Ruíz Soroa puede prescindir del tema concreto que nos toca, que es la supuesta sentencia de inconstitucionalidad de una treintena de artículos del Estatut, y nos traslada hacia los paisajes históricos que recorre a vista de pájaro. En este párrafo se aprietan consideraciones de diversa índole. Apela al ejemplo del Tribunal Supremo de los EEUU, que “hizo un uso abusivo de ciertas cláusulas constitucionales”. Eso es precisamente lo que los críticos del TC comentan acerca de la espera a la que se han visto sometidos, que supone “un uso abusivo” de las prerrogativas derivadas de la constitución española. Pero Ruíz Soroa plantea este símil como contraste: en España se hacen mejor las cosas que en EEUU. Prueba de ello es que “ningún tribunal constitucional europeo” ha reducido “autogobierno” alguno desde la postguerra. La asimilación entre España y Europa y su comparación en detrimento de EEUU es susceptible de un uso abusivo que Ruíz Soroa comete sin ningún empacho. Y así nos ofrece otro argumento de autoridad: el apelar al chauvinismo paneuropeo respecto a los EEUU como prueba de la infalibilidad del TC.

El último “argumento de autoridad” de Ruíz Soroa corresponde a los críticos del TC. Estos son mayoritariamente nacionalistas (catalanes o vascos) y comunistas. Según Ruíz Soroa, estos grupos políticos también han contado con el TC y han obtenido sentencias confirmatorias de sus criterios. ¿Cómo es posible que estos mismos grupos nieguen, ahora, la autoridad de un Tribunal al que anteriormente han apelado?

El problema, en este caso, no es el TC como ente jurídico-político sino el de la sentencia que afecta a un caso muy concreto, como es el del Estatut de Catalunya. La sentencia del TC sobre el Estatut será atípica, excepcional, por los caminos de los que viene y que ha seguido. El caso de la LOAPA, que Ruíz Soroa nombra y que se dio a principios de los 80, se solventó con rapidez. El caso del Estatut es todo lo contrario. Constituye un proceso tortuoso, lleno de filtraciones, donde la división interna del Tribunal se corresponde con las disensiones de los partidos políticos españoles. El Tribunal Constitucional ha perdido gran parte de su crédito como institución objetiva y coherente con este caso. No es un comunista ni un nacionalista sino un hombre cercano al PSC, como es el filósofo catalán Josep Ramoneda, el que comenta desde las mismas páginas de El País,

“la capacidad del alto tribunal de cargarse una ley aprobada por la ciudadanía en referéndum. El alto tribunal va ya por su sexto proyecto de sentencia, que denota una alarmante incapacidad para cumplir su cometido. Sólo una dimisión colectiva, corolario de desacuerdos sin solución, enmendaría el papelón de los magistrados, por lo menos moralmente”.

El problema del TC no es el de sus brillantes sentencias pasadas sino el de su oscuro presente dilatorio y recortatorio. Acerca de eso, Ruíz Soroa no razona nada. Se limita a señalar a los chivos expiatorios más propicios, sin entrar ni mencionar el tema en sí, el Estatut de Catalunya. Estará esperando a leer la sentencia del Tribunal antes de tener una opinión.


Responses

  1. No nos damos cuenta de lo que se juega en el Constitucional. El periodico nos habla de los recursos del PP mientras Publico le hace la rosca a ZP:

    http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=716568&idseccio_PK=1008&h=

    El PP confía en que el borrador de Casas frene el cambio del tribunal

    – – Cospedal afirma que su partido no bloqueará el proceso, pero insta al TC a pronunciarse – – Los conservadores mantienen a los jueces Hernando y López como candidatos

    La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ayer, en la rueda de prensa que ofreció en Madrid. Foto: EFE / JUANJO MARTÍN

    GEMMA ROBLES MADRID

    El comité de dirección popular, que se reunió ayer en Madrid bajo la presidencia de Mariano Rajoy, se vio obligado a preparar a contra reloj una respuesta sobre la renovación del Tribunal Constitucional (TC). A saber: el mensaje que se cocinó en el despachó del líder conservador pasa por subrayar que el PP, «a diferencia del PSOE», nunca ha bloqueado la renovación del alto tribunal, puesto que «desde el primer día» puso el nombre de dos candidatos sobre la mesa, en alusión al exportavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Enrique López y al expresidente del Tribunal Supremo Francisco José Hernando. Además, se decidió difundir que no habrá bloqueos a un posible proceso de sustitución que, en realidad, los populares no desean. Es más, confían en que sea la presidenta del TC , María Emilia Casas, la que, indirectamente, frene el procedimiento iniciado ayer a instancias de José Montilla.

    «Si Casas quiere tener algo de prestigio cuando salga del tribunal y no quedar como una fracasada, deberá tener lista una sentencia de consenso sí o sí, y para ya mismo», aseguró ayer un destacado dirigente conservador a este diario. La presidenta del Constitucional «continúa trabajando» en el que sería el séptimo borrador de sentencia sobre el Estatut «con toda normalidad», según sus colaboradores. «Ella va a cumplir con su obligación, pese a lo que está pasando fuera del tribunal», agregaron las fuentes consultadas.

    TRIBUNAL AD HOC / La encargada de hacer pública la posición oficial de la dirección fue la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal. «No se va a bloquear la renovación», garantizó ante los periodistas, pese a que, unas horas antes en el Senado, la candidata del PP en Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, y varios consejeros autonómicos del PP habían esgrimido ante Montilla un «ahora no toca». Y eso es lo que piensan realmente los populares, que prefieren que sea el actual tribunal (de mayoría conservadora) el que emita una sentencia que, a buen seguro, respaldaría gran parte de sus tesis para recortar el Estatut.

    Pero ayer el PP estaba volcado en cuidar las formas e intentar vender una idea en Catalunya. Con el anuncio del PSOE de que se desbloqueará el Constitucional ha quedado demostrado, dicen, que los socialistas son los «culpables» de la situación que vive el alto tribunal, con el mandato de buena parte de sus magistrados prorrogado, incluido el de su presidenta. «Si ahora el PSOE quiere dar marcha atrás, esperamos que no sea para conseguir un tribunal ad hoc para una sentencia, porque eso sería pésimo para la democracia española», subrayó Cospedal.

    Los dirigentes conservadores confían en que lo que se haya acelerado sea el inicio del proceso de renovación, «cara a la galería de José Montilla», y nada más. Y que, mientras tanto, Casas sea capaz de redactar una sentencia que pueda ser aprobada por sus compañeros de pupitre, y no por sus sucesores.

  2. Y la visión socialista la ve así el Periódico, la batalla final:

    http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=716567&idseccio_PK=1008&h=

    Zapatero avala a Montilla y reactiva la renovación de un TC denigrado

    – – El tripartito y CiU registran en la Cámara alta la propuesta para modificar la ley del alto tribunal – – El Senado votará en un mes a los nuevos jueces con la promesa del PSOE de no vetar a los del PP

    El ‘president’ Montilla, ayer, durante su intervención en el Senado. Foto: AGUSTÍN CATALÁN

    El presidente de la Generalitat, José Montilla, en el Senado, poco antes de intervenir ante la Comisión General de las Comunidades Autónomas, ayer. Foto: JUAN MANUEL PRATS

    ALBERT OLLÉS / JOSE RICOMADRID

    El Tribunal Constitucional (TC) se ha quedado solo ante el peligro. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que hasta ahora había defendido la legitimidad incontestable del alto tribunal, dio ayer un golpe de timón a través del grupo socialista en el Senado y dejó a los miembros actuales de la institución en una situación cada vez más insostenible. Aprovechando la comparecencia del presidente de la Generalitat, José Montilla, en la Cámara alta para reclamar la renovación urgente del TC, el PSOE anunció que hoy mismo reactivará el proceso para desbloquear la designación de los sustitutos de los cuatro magistrados cuyo mandato acabó en diciembre del 2007.

    La votación, postergada durante tres años, se puede celebrar ahora en un mes y los socialistas están dispuestos, en última instancia, a levantar incluso el veto sobre los dos únicos candidatos propuestos por el PP. Un giro copernicano que desde el PSC fue interpretado no solo como un aval a las tesis de Montilla sobre la ilegitimidad del tribunal, sino como la estocada de gracia a la posibilidad, todavía abierta, de que haya sentencia sobre el Estatut antes de las elecciones catalanas de otoño.

    NEGOCIACIONES DISCRETAS / El entorno del president celebró la noticia como un gran triunfo. No solo por el día en el que se produjo, lo que permitió al jefe del Ejecutivo catalán sacar el máximo rédito a su presencia en el Senado, sino porque el desbloqueo de la renovación se ha negociado en las últimas semanas, según las mismas fuentes, entre dirigentes del PSC y el PSOE, siguiendo las consignas de «discreción» marcadas por Zapatero. La oficialización del pacto se vivió en la noche del pasado domingo en una cena en Madrid en la que participaron, entre otros, Montilla, el vicepresidente tercero del Gobierno español, Manuel Chaves, y la secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín, miembro del núcleo duro de Zapatero.

    MAS, DE FIESTA / Aún hubo un tercer motivo de satisfacción, este más perverso, en las filas socialistas. La decisión del presidente de CiU, Artur Mas, de no acompañar al líder del PSC en el Senado lo deja, según esas fuentes, al margen de un acuerdo «especialmente satisfactorio para Catalunya en su defensa del Estatut». «El PSC pactando el desbloqueo de la renovación del TC, y Mas de puente festivo», resumió ayer Francesc Vallès, coordinador de los diputados y los senadores socialistas catalanes. «Ahora le toca a él convencer al PP de que no vete a los candidatos del PSOE y permita que se aprueben las designaciones», añadió en referencia a la buena sintonía entre los dos partidos que los socialistas imputan a CiU como una evidencia de que acabará pactando con los populares, si es necesario, el nuevo gobierno de la Generalitat.

    SIN PENA NI GLORIA / El cambio de posición del PSOE respecto a la renovación del Constitucional descolocó también al PP, que esperaba que la comparecencia de Montilla pasara sin pena ni gloria, al margen del primer debate parlamentario de la líder del partido en Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, con el president, en su condición de senadora.

    El nuevo escenario que se abre cumple también la premisa consensuada por Zapatero y el PSC de ganar tiempo a la espera de que lleguen momentos «más tranquilos», y de evidenciar que el PP es el culpable del entuerto. El calendario que el PSOE iniciará hoy solicitando la convocatoria de la comisión de nombramientos del Senado para presentar en ella a los candidatos sitúa la votación en sesión plenaria de los escogidos a finales del mes de junio.

    Antes de que llegue ese momento, el PSOE insistirá en su rechazo a los dos únicos candidatos designados por el PP en todas las autonomías, alegando que esa estrategia desnaturaliza el «espíritu» de una ley que busca implicar a los gobiernos territoriales para «despolitizar» la composición del tribunal (el resto de los partidos presentaron 21 nombres).

    Tampoco contribuye a garantizar la imparcialidad del TC la trayectoria de los magistrados elegidos por los populares, Francisco José Hernando y Enrique López, ubicados en el ala más dura del sector conservador de la judicatura. Ambos se han manifestado en contra de la constitucionalidad del Estatut, lo que proporciona argumentos objetivos suficientes para su recusación en el caso de que sean nombrados.

    Para completar la jornada, el grupo de la Entesa en el Senado (PSC, ERC e ICV) registró junto al de CiU la proposición pactada en Catalunya por el tripartito y la federación para reformar la ley que regula al tribunal. El texto no es asumible por el PSOE, pero votará a favor de que se debata siguiendo la misma táctica dilatoria: que parezca que todo se mueve, sin que se mueva nada.

  3. Y para terminar, la visión de Deia:

    http://www.deia.com/2010/05/25/opinion/tribuna-abierta/euskadi-catalunya

    El PSOE ofrece al PP rescatar para el TC a dos de los principales “azotes” del nacionalismo

    Hernando y López, calificados como ultraconservadores, fueron muy beligerantes con Ibarretxe w La estrategia socialista busca beneficiar al PSC y asegurar mayoría progresista en el alto tribunal

    A. Artetxe/L. Gondra – Martes, 25 de Mayo de 2010 – Actualizado a las 07:29h.

    Bilbao. Parecía que la comparecencia ayer del president de la Generalitat, José Montilla, en el Senado iba a ser poco más que un mero trámite. Parecía que no iba a haber movimientos para aceptar la renovación del Tribunal Constitucional que defendía el líder del PSC. Sólo parecía. Porque la presencia de Montilla en la Cámara Alta dio lugar a un giro inesperado en la postura de los socialistas, que en una doble jugada, anunciaron su disposición a aceptar a los dos candidatos al TC del PP, Francisco José Hernando y Enrique López, dos jueces con un pasado en el Consejo General del Poder Judicial muy beligerantes con el nacionalismo vasco -y también el catalán- a los que vetaron hace dos años por su marcado perfil político. Doble jugada que le permitiría, a un tiempo, relajar la tensión en Catalunya para beneficio de su filial allí en un escenario preelectoral y asegurarse una mayoría progresista en el alto tribunal durante todo lo que resta de legislatura. El PP recogió el guante con recelos, sabedor quizá de la trampa que esconde el ofrecimiento, y dio una respuesta un tanto ambigua, un sí pero. “Nuestro partido no se opondrá a desbloquear el proceso de renovación de los magistrados del Constitucional. Si ahora quieren dar marcha atrás -los socialistas- esperamos que no sea para conseguir un tribunal ad hoc para una sentencia, porque eso sería pésimo para la democracia española española. Pero ésa es la responsabilidad del señor Rodríguez Zapatero”, aseguró la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal.

    Y es que la posibilidad avanzada por el PSOE -en los pasillos del Senado, pero no durante el pleno, en el que Carmela Silva se limitó a decir que los socialistas están dispuestos a hacer “lo que haga falta” para desbloquear la situación- es un caramelo envenenado que tiene como destinatario al PP, según fuentes jurídicas consultadas por DEIA. Aceptar a Hernando y López tendría consecuencias tanto en lo referido a la composición del propio TC como a la futura sentencia sobre el Estatut. Con el juego de mayorías parlamentarias actual, tal y como explicaron esas mismas fuentes, el PSOE lograría encajar también a los suyos en la negociación abierta para la designación de los candidatos e, incluso después de haber aceptado a Hernando y López, la mayoría resultante en el alto tribunal sería de carácter progresista, con una proporción de siete a cinco.

    Ventaja para el psc Dado que la primera medida a adoptar por el nuevo pleno del Constitucional sería la de nombrar a los ponentes de las diferentes cuestiones que se encuentran sub iudíce, lo más cómodo para las intenciones de los socialistas pasaría por que fuera un miembro del bloque progresista el que se hiciera cargo de la ponencia del Estatut. Ello permitiría volver también al origen de la primera de las realizadas hasta ahora, que tenía un carácter interpretativo de los elementos del texto estatutario catalán y no tanto derogatorio, como las que han desarrollado los magistrados del bloque conservador en estos últimos meses. Con ello, se rebajaría el tono de la sentencia -si por fin se consigue la mayoría necesaria para sacarla adelante- y, en consecuencia, se lograría una salida más honrosa para el PSC ante la sociedad catalana.

    Atendiendo a los plazos para la designación de los nuevos componentes del TC y a los de la designación de los ponentes, el escenario en el que se produciría esa posible sentencia quedaría alejado de la convocatoria de las elecciones catalanas. Se produciría siempre una vez se hubieran celebrado éstas, lo que permitiría también al PSC una venta más amable de la situación del Estatut en la campaña electoral.

    Lo más rentable para los socialistas -y especialmente para el PSC- sería también la situación más difícil para el PP. El ofrecimiento de aceptar a los dos candidatos propuestos por los populares, Hernando y López -que han protagonizado declaraciones públicas en contra del Estatut y que han sido grandes opositores a los nacionalismos, especialmente al vasco- pone a los de Rajoy en una difícil tesitura. Si aceptan y se desbloquea la situación en el Constitucional, se arriesgan a que en 2012 y con unos resultados electorales que esperan den ganador a su partido, el Gobierno del PP tenga enfrente a un TC de mayoría progresista. Una posibilidad que no es del agrado de los populares. Por eso, las fuentes consultadas ven más que complicado que el ofrecimiento sea aceptado por Rajoy y los suyos. Ayer, parecía adivinarse que el PP intuía el peligro. La ambigüedad con la que respondieron a la propuesta realizada sotto voce por el PSOE así lo dejaba entrever.

  4. A mi de todo este amaño del TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, que es un tribunal APAÑADO desde el principio, y en su formacion es todo lo contrario de lo que en derecho es un TRIBUNAL IMPARCIAL, lo que de verdad te revuelbe las carnes es como esta la justicia en españa, TORPE, LENTA, y mas PARCIAL que un arbitro compredo.

    Cuando un socialista, como MONTIlla, ojo al dato, solo ha estudiado, BATXILLER, dice que el TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, no es nadie para contradecir lo que dice el PARLAMENT, es que este Sr, es INDEPENDENTISTA, así de claro, ARGI ETA GARBI.

    Yo lo que nuna he entendido es que es un JUEZ PROGRESISTA Y UN JUEZ CONSERVADOR.

    qUE ES UN JUEZ PROGRSISTA, uno que tiene CARNET DEL PSOE, o que le ha puesto, el psoe, y un conservador que es, el del pp, porque el del PNV,ya no sabes si es conservador progresista o mediopensionista., ah no, sera vasco.

    Y en que se diferencia un juez vasco de un juez frances, yo verdaderamente no me aclaro, esto es UN KATXONDEO sres, un cachondeo de AUPA.

    Por ejemplo eakide, maximo defensor de dejuana en este foro, que es mejor para juanachaos un juez PROGRESISTA O CONSERVADOR.

  5. No t engañes, porompo, ZP va a hacer lo k mejor sabe, k es chapucear. Intentara renovar xo metera a los gorilas del PP, a los k intentaran rekusar los del Estatut. Los del PP kerran k Casas resuelva el entuerto antes d la renovacion y no admitiran nada k no suponga rekortes a fondo.

    Montilla ha ganado 1 tanto importante, xk CiU no ha andado nada listo y no manda representantes d primera fila al senado, kon lo k Montilla keda komo triunfador. Xo esto no se ha akabado, y lo k kuenta es komo akaba. Komo a ZP se le komplike el frente katalan 1 poko +, keda a expensas del PNV, y el PNV le tiene ganas. ZP intenta rekonstruir su “geometria variable” y sus ultimas bazas son Catalunya y 1 proceso d paz.

  6. Para algunos España está por encima de sus ciudadanos.

  7. Arranotxu, a trompicones pero en algunas cosas estoy de acuerdo contigo.
    El consti es un tribunal político hecho a la medida de las fuerzas españolas mayoritarias, con exclusión de todas las demás y por supuesto sin nacionalistas de ningún tipo.
    Pero Montilla no es independentista, es uno de Iznajar que claro que sabe que si no dice eso la ciudadanía catalana lo toma por un mandao (que lo es, como Pachilo, pero es que entonces no merecería la pena que ocupara el puesto que ocupa) y se le subleva por pelele, que lo es igual que Pachilo.
    Lo otro muy de acuerdo, la justicia es la justicia y ni es española o vasca o de izquierdas o derechas. Pero claro Arranotxu tu explícales eso a los españoles que piensan que la justicia es simplemente tener el poder de aplicar la ley.

  8. Merry, y especialmente el poder de aplikarla komo les venga en gana. Xa muestra la pelea PP-PSOE

  9. No deja de producirme risa cuando oigo al presidente de Extramadura, Fernández Vara, decir que espera que la sentencia del TC sobre el Estatut de Cataluña sea “profundamente incluyente” e interpretativa del texto estatutario, y en la que también se restrinjan aquellas expresiones que no se adaptan a la Constitución.

    No ya conformes con el texto, nos dicen que “nación” no quiere decir “nación”, sino “nacionalidad”. Y con qué interpretación aprobaron los catalanas el Estatut? Con la interpretación que le apatece al juez politizado de turno? Los catalanas aprobaron un estatuto, luego fue “cepillado”, pero lo aprobaron en referéndum. Eso es lo único admitido por el pueblo catalán, no lo que diga que dice que interpreta que significa unos jueces que tienen menos credibilidad que ZP.

    El tribunal constitucional está desacreditado. Un miembro ha fallecido sin sustituirse, cuatro han cumplieron su mandato en 2007!!! y están a la espera, incluyendo la presidenta. Otros cuatro terminan mandato en noviembre de 2010 (es decir, a la vuelta de la esquina). Es la mejor imagen de la españa de la chapuza

  10. Los catalanes (La Entesa + CiU)) han registrado ya en el Senado la moción para reformar la Ley del Constitucional, que se basa en reglas sencillas:

    -En el caso de un recurso al Constitucional que afecte a una ley dictada por una comunidad autónoma, puedan personarse en el procedimiento para presentar alegaciones el Gobierno y el Parlamento de la autonomía.

    -La personación y la formulación de alegaciones deberán hacerse en el plazo de quince días, transcurrido el cual el Tribunal dictará sentencia en el de diez, salvo que mediante resolución motivada, el propio Tribunal estime necesario un plazo más amplio, que, en ningún caso, podrá exceder de treinta días.

    -Los recursos de inconstitucionalidad contra un Estatuto de Autonomía, el TC dispondrá de un plazo de seis meses para dictar sentencia. En caso de no hacerlo, el recurso se entenderá desestimado, según la propuesta

    -La reforma que plantean la Entesa y CiU sería de aplicación a los procedimientos de recurso planteados contra Estatutos de Autonomía, que ya estuvieran en tramitación en el TC, como el Estatut de Cataluña.

    -El TC no podrá adoptar resoluciones interpretativas de los preceptos estatutarios objeto del proceso, debiendo circunscribir su pronunciamiento a la declaración de conformidad o disconformidad con la Constitución.

    -En los casos de aprobación o reforma de Estatutos de Autonomía, la declaración de inconstitucionalidad total o parcial requerirá “el voto a favor de al menos ocho” de los doce miembros del TC

  11. porompo, aunke estoy d akuerdo en muchos puntos, eso no se aprueba ni en broma, konvertiria al TC en 1 tribunal d 1 pais decente y apaña es 1 monarkia bananera. Lo k no se es k mayoria se necesita xa aprobar esta ley xo el PP no lo acepta ni d koña. El TC ha sido 1 legislador + desde el LOAPAzo, k fue el golpe d Estado k triunfó d verdad.

  12. Es cierto que el descrédito del TC es ya difícilmente recuperable, pero no se puede negar que el TC tiene el deber constitucional de fallar sobre el Estatut -cuestión distinta es si este TC caducado y sin legitimidad debería dictar la sentencia sobre el Estatut, que afecta plenamente al modelo autonómico-.
    Yo creo que los magistrados deberían ser renovados ya, dado que el actual TC es incapaz de alcanzar una mayoría que respalde una sentecia sobre el marco catalán.
    Por otra parte, Igo, la existencia del TC tiene su razón de ser en el hecho de defender a los ciudadanos de los abusos que pueda efectuar el poder político, y claro que es un legislador negativo en la medida que debe decidir sobre leyes aprobadas por los diferentes Parlamentos o reafirmadas en referéndum (sino que se hubiera mantenido el recurso previo de inconstitucionalidad suprimido por Felipe González en 1985, por el abuso que se hacía de él).
    Sobre el Estatut yo sí creo que en su mayoría es constitucional. El término “nación” tan sólo aparece en el preámbulo -no tiene por tanto valor jurídico alguno-, por lo tanto, para mí expresa un sentimiento y no un concepto jurídico. La obligatoriedad del catalán y la bilateralidad son conceptos más complejos desde una perspectiva constitucional y aquí sí que entran más en juego las visiones divergentes sobre lo que es “España”. En todo caso, si el objetivo del Estatut era mejorar la financiación de Catalunya, pienso que los catalanes, deben de pensar que es un texto que de poco les ha servido (ni se les reconoce una Agencia Tributaria catalana, y un sistema similar al Concierto Vasco no les es más que un orgásmico sueño político).
    Ongi izan.

  13. Joe, nineu, tienes que ser mas beligarante con el estado del que hay que secionarse, y del tribunal que esta en la cuspide, ahora que hay que echar leña sobre el constitucional, para darle fuego vas tu y te rajas, y te pones racional, y se la enmiendas al IGO, este, taliban batasuno, que le llamo golpista a nuestro lehendakari.

    Esta claro que eres un INTERPRETE de la CONSTITUCION, tal vez sería mejor emplear la palabra TRANSFORMISTA DE LA CONSTITUCION,una especie de escultor de la constitucion que LA MOLDEA al propio gusto, indudablemente tienes futuro en la rex de la polis.

    Ik eu, txao.

  14. Arranoburu, es que creo hay que distinguir entre nuestros discursos políticos y la realidad jurídica.
    La realidad jurídica es la que es: El TC tiene la obligación constitucional de pronunciarse acerca del Estatut, aunque éste haya siendo refrendado por el pueblo de Cataluña (cierto es que con una abstención superior al 50%, pero eso es indiferente).
    Si lo que se deseaba era que el TC evitara pronunciarse sobre el Estatut cabían dos opciones: mantener el recurso previo de inconstitucionalidad o que la LOTC (Ley Orgánica del Tribunal Constitucional) recogiera expresamente que los Estatutos refrendados no pueden ser objeto del recurso de inconstitucionalidad. Y al no concurrir ni una cosa ni la otra, el TC tiene que dictar sentencia sobre el Estatut.
    Si los magistrados que tienen su mandato caducado siguen en sus puestos -más allá de que no dimitan “motu propio”- es porque la LOTC reformada en el año 2007, no recogió la obligatoriedad de que cesaran al cumplir mandato (esta ley introdujo variaciones, como es el hecho de que las CCAA puedan proponer candidatos al Senado para el TC y “echó un capote” para que la presidenta del TC siguiera siendo Casas, más proclive a las tesis del Gobierno sobre el Estatut).
    Que el TC es un legislador negativo es cierto, pero lo es, porque también es garante de que el poder político no pueda hacer lo que quiera con los derechos que poseen los ciudadanos, independientemente de la mayoría parlamentaria que exista en cada momento.
    Es innegable que la elección de los miembros del TC es polémica, pero cambiarlo exigiría reformar el título IX de la Constitución, que trata sobre el TC. Y teniendo en cuenta que para dicha reforma se requiere un pacto PP-PSOE, está más que complicado variar la elección de los magistrados.
    Jurídicamente es lo que hay. Otra cosa será mi opinión política, pero las reglas de juego son muy claras y el TC actual -salvo que los partidos alcancen un pacto para renovarlo- puede dictar sentencia sobre el Estatut perfectamente (se podrá discutir si nos parece legítimo o no, sobre el sentido de la sentencia, pero que puede dictar sentencia es irrefutable).
    Es todo lo que tenía que decir. Un saludo.

  15. Oye arrano, me vas a poner d mala hostia, llamandome batasuno. Y no he llamado golpista al lehendakari, le he llamado vago e inutil, kosa harto certifikable x kualkier observador imparcial.

  16. K esto es 1 katxondeo, porompo, lo demuestra el k el PP ahora se niegue a renovar, tokate las pelotas, 1 TC kuyos 8 miembros de 1 docena van a estar kadukados en pokos meses. Esto es, efektivamente, d monarkia bananera

    El PP se niega en redondo a desbloquear la renovación del Constitucional

    26.05.10 – 02:26 –

    R. GORRIARÁN | MADRID.

    El escollo para la renovación del Tribunal Constitucional era la negativa del PSOE a aceptar los dos candidatos que proponía el PP: Francisco Hernando y Enrique López. Pero ha bastado con que los socialistas amaguen con una marcha atrás e insinúen su disposición a aceptar esos nombres para que los populares digan que no.

    El partido opositor ve en ese cambio una estratagema para que el tribunal tenga una composición proclive a una sentencia favorable al Estatut o una maniobra dilatoria para postergar el fallo hasta después de las elecciones catalanas. En ambos casos, «inadmisible», en palabras de la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría.

  17. Y los katalanes no estan xa gaitas, asi k han decidido pedir a los miembros del Konsti aktuales k pasen del Estatut:

    Por su parte, la Generalitat anunció ayer que se dirigirá próximamente al Constitucional para pedir a sus 10 magistrados que se abstengan de dictar sentencia sobre el Estatut. Lo hará tras conocer un informe de su Comisión Jurídica Asesora, que mantiene que ante la situación “anómala” del TC, “se desfigura de manera sustancial el modelo de Alto Tribunal establecido en la Constitución, lo que podría afectar a su idoneidad para sentenciar sobre los recursos contra el Estatut”.

    Si esto no es 1 verguenza d la kategoria d la supuesta champions league d la ekonomia apañola, k baje Jaungokioa y lo vea.

  18. Claro, que esa COMISION JURIDICA catalana, hace un informe a la carta, porque moralmente, de desdibuja la figura del organo judicil.Los centrslista del psoe, pueden hacer un informe diciendo TOTALMENTE LO CONTRARIO.

    Pero claro, el fondo del asunto es, matamos al tribunal, y ASI NOSOTROS HACEMOS LO QUE SE NOS PONE EN LA PUNTA DE LOS COJONES.

    Y encima como, ZAPATERO esta TOCADO, pues mejor, el PARLAMENT ES SOBERANO, puede legislar lo que quiera y como quiera,

    PERO QUE DESMADRE, este ZAPATERO, solo le queda rentabilizar, si puede el FIN DE ETA, porque esta tocado y quasi HUNDIDO.

    Toda la culpa es de ZP Y el desmadre, que esta haciendo.

  19. Como nos imaginábamos el Constitucional ha rechazado declararse incompetente para juzgar el Estatut. Dicen que no son incompetentes para lo del Estatut, lo que son es incompetentes a secas.

  20. la proxima vez no escribais tanto porke alguien vago no se lee esto pero aun asi esta bastante bien.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: