Aberriberri bloga

El movimiento soberanista de Tasio Erkizia

Read Time:3 Minute, 26 Second

Imanol Lizarralde

Los miembros del MLNV venden la moto de todas las maneras posibles. Debemos reconocerles ese mérito. Se han topado con un escenario de división caído del cielo y piensan que tienen que pescar de la decepción. ¿Cuáles son sus propuestas?

El viejo líder Tasio Erkizia (“Crear un movimiento soberanista”, GARA, 24-11) comienza con un movimiento típico del MLNV, en el cual parasita las intenciones de Eusko Alkartasuna de plantear un “polo soberanista”, denunciando, asimismo a EA: “ese deseado movimiento soberanista, a falta de concreción y de plasmación práctica, lleva camino de convertirse en un nuevo fiasco para numerosas personas”. No es que Tasio Erkizia prescinda de EA para montar ese “movimiento soberanista”. Lo que pasa es que tiene que ningunear la propuesta EA con el objetivo de que la suya propia reluzca. Dice que su propuesta “exige actuar con valentía e imaginación”. ¿Cuáles son la “valentía e imaginación” que nos propone Tasio Erkizia?

Lo primero es “definir las bases socio-políticas de la alternativa soberanista, que ha de comenzar a tener nombre y apellidos concretos”. Tasio Erkizia necesita un buen cartel, pues este “movimiento soberanista” que plantea es sobre todo un reclamo de refundación, uno de tantos otros, del ala política del MLNV, montando para ello un clásico “frente unido”. ¿Cuáles son los planteamientos de ese nuevo frente?

Dentro de un rosario de propuestas que son pura música celestial encontramos al fin el trasfondo de su propuesta cuando pide que se lleven a cabo “las iniciativas políticas imprescindibles para crear instituciones nacionales”. La llamada a la creación de unas “instituciones nacionales” es una llamada al combate contra nuestras instituciones verdaderas (por ejemplo el Gobierno Vasco) y de sustitución de estas (como lo demostró la creación de Udalbiltza) por algún organismo títere, donde el MLNV lleve la sartén por el mango.

Y es que como si Tasio Erkizia me leyera el pensamiento afirma: “no partimos de cero. El Foro Nacional de Debate ha propiciado un espacio común”. Como he dicho antes, Tasio no prescinde de EA, pero le da su lugar en un sitio, como el llamado Nazio Eztabaidagunea, donde ese partido no pinta nada y tiene que tragar con diagnósticos indigeribles acerca de la situación vasca, en el cual el problema de la violencia de ETA y sus violaciones de derechos humanos son cuestión secundaria o meramente inexistente.

Ahondando en planteamientos propios del Foro Nacional de Debate, Tasio Erkizia, reconociendo la existencia de “distintas expresiones de violencia” afirma que hay que “acordar una hoja de ruta para lograr la convivencia democrática”. ¿Cuáles serían las medidas de esa “hoja de ruta”? Lo único concreto que afirma es el “respeto entre iguales que posibilite la defensa de todas las opciones políticas”. Pide la legalización de su partido. Una vez más, una declaración rimbombante y hueca deriva en una única medida, la legalización de Batasuna, que por mucho que sea una medida para la “convivencia democrática” es insuficiente en cimentarla por sí misma. ¿O es que no hay otros ámbitos donde se infringe la “convivencia democrática”? ¿Es convivencia democrática que los militantes del PSOE o del PP lleven escolta?

Y llegamos al quid de la cuestión. Esa “hoja de ruta” tan sugerente sólo tiene un “gran escollo a superar” como son “las constituciones centralistas a ultranza de los estados español y francés, junto con el estatuto regionalista de la CAV y el Amejoramiento de Nafarroa”. Por tanto, “una estrategia común para superar esa barrera debe constituir uno de los fundamentos de ese bloque soberanista”. Es decir, la construcción nacional del MLNV empieza por la destrucción de lo que hay en pie en el panorama político-institucional.

Tasio Erkizia nos propone combatir el régimen de representación democrática en sus diferentes variantes, incluidas las vascas. Que nos enfrentemos contra dos estados y dos comunidades autónomas. Y sustituyamos ese régimen combinado por “instituciones”, como el Foro Nacional de Debate, Orreaga y Euskaria. A esto le llama Erkizia tener “valentía e imaginación”. Valentía si, en tanto a vendernos, por enésima vez, sin que se le caiga el rostro, una versión del timo de la estampita a costa de agitar la liberación nacional.

Salir de la versión móvil