Elkarbide o los caminos hacia Nunca Jamás

Ion Gaztañaga

Hacía tiempo que no teníamos buenas nuevas del famoso grupo de intelectuales universitarios y estaba realmente preocupado, pero para mi tranquilidad ha aparecido un nuevo artículo en Deia titulado “¿Final de ciclo? ¡Depende!” que merece la pena analizar.

Ya comienza potente el asunto: “Las desaprovechadas condiciones que se han dado durante 10 años para abrir un proceso exitoso favorable al derecho de decisión pueden abocar a un final de ciclo, e inicio de otro bien distinto, a no ser que… A no ser que algunos partidos unifiquen sus posturas y el lehendakari concite, de nuevo, grandes adhesiones (…) y se fragüe un proyecto plausible y unitario”.

Ahí es nada. Y yo que pensaba que los últimos 10 años habían sido una equivocación porque algunos habían creido que con el MLNV sólo nos separaban los métodos. Afortunadamente, los oráculos intelectuales están siempre atentos a los desmanes de los mortales timoratos y ya nos muestran el camino correcto hacia el Olimpo. ¿Qué haríamos sin ellos? Y la solución, nada sorprendente para los fans del sector soberanista de la sociedad civil en el que se identifican los autores, es más mesianismo: todos tras el lehendakari, unidos y a poder ser que la sociedad civil alinee a fuerzas políticas y sindicales. Hay que evitar este cambio de ciclo, pues el ciclo anterior no ha dado todo lo que tenía que dar y no termina de resolver el conflicto debido a interferencias micheloides.

El documento admite que hemos sufrido fracasos anteriores en los que todos fuimos malos administradores, aunque unos más que otros, especialmente quienes confundieron planos (paz, democracia y construcción nacional) o ignoraron las pluralidades reales (puentear a la otra parte del país).” Un planteamiento con el que estoy de acuerdo, pero no acierto a ver que el error de ignorar las pluralidades reales y de puentear a la otra parte del país se solucione con “una línea compartida al menos entre las fuerzas del tripartito y Aralar, y que no suscite un rechazo frontal de las bases mayoritarias de la izquierda abertzale”, eso sí, bajo el fondo de un acuerdo necesario a lograr antes o después con el PSE-EE”. Es decir, primero acumular y luego ir hacia el acuerdo con el PSE-EE. Teniendo en cuenta que en las últimas elecciones PSE-EE ha sumado más que la “línea compartida” propuesta, me tranquiliza que los oráculos auguren un resultado más favorable al nacionalismo para las autonómicas.

Lo jugoso del artículo viene cuando los intelectuales señalan como revelación el artículo “Divide et Impera” aparecido en Gara hablando de la “trinidad soberanista” que debe guiar el proceso, trinidad formada por el “soberanismo jeltzale”, “sectores soberanistas no encuadrados en la izquierda abertzale” y la “izquierda abertzale”. Y después viene una amargo lamento porque los movimientos encuadrados en el “sector soberanista de la sociedad civil” como Lokarri, Elkarbide o Ahotsak no puedan suplir la energía “ascendente que inspiraba Elkarri”.

Llegados a este punto, uno no sabe bien si los caminos de Elkarbide, etimológicamente llamado a ser camino de convergencia y conjunción, no se han convertido ya en caminos hacia el país de Nunca Jamás cuya mayor virtud está en el lamento de lo que pudo ser, no fue y nos quieren cambiar. ¿Qué es la sociedad civil soberanista? ¿Dónde está ese torrente de ilusión para la conformación de la “línea compartida para el proyecto unitario y plausible”? Quizás esté al final del camino hacia Nunca Jamás que como es sabido se llega girando la segunda estrella a la derecha, volando hasta el amanecer. Y como todo el mundo sabe, en Neverland, existe una fábrica que debido a su mal funcionamiento hace que algunos sueños de Nunca Jamás se escapen hacia nuestro mundo.

Ese sueño nos dice que no hay un final de ciclo inevitable, pues “depende de que no cunda el pánico; se defienda un programa fuerte (con un programa light vamos aviados); se agrupen fuerzas internamente e interpartidariamente en una misma dirección; se retomen las riendas y se movilice socialmente sin que nadie se llame andanas echando la culpa a otros”.

Y para que, eternamente niños, podamos seguir a Campanilla, habremos de vencer al Capitán Garfio, al que hace tiempo un cocodrilo electoral le devoró la mano y se tragó hasta el reloj. ¡Qué nervioso se pone ahora Garfio cuando oye el tic-tac de la hoja de ruta!

12 thoughts on “0

  1. Gaztañaga….reproduzco aquí las condiciones que puso el Lendakari Ibarretxe en el pleno del 24 de septiembre de 2004 en el Parlamento Vasco.

    “…La ratificación definitiva del proyecto (de consulta) se realizará atendiendo a la mayoría democrática de la sociedad vasca, mediante referendum. Esta ratificación definitiva deberá producirse en las condiciones adecuadas para que la sociedad vasca se pueda expresar en libertad en un escenario sin violencia y sin exclusiones…”.

    Esto lo decía Ibarretxe en el 2004 y es ésta y no otra su hoja de ruta. Será éste el camino que proponen Zallo y compañía…?

    Será que debemos hacer otro plan apadrinado por Zallo, Fernández y cia….para el 2014, también proponiendo otra consulta “en ausencia de violencia…???

    Yo creo que ya va siendo hora que el PNV sea guiado y asesorado pr intelectuales que sean del PNV…

    Gora Euzkadi Askatuta
    Gora Euzko Alderdi Jeltzalea

  2. La putada, Gaztañaga, es que a algunos nacionalistas les ponen señuelos que se los creen, del mismo modo que a un burro le ponen delante una zanahoria para que tire. El País de Nunca Jamás es el país del hostión social que estamos soportando por no ver la realidad. Este engaño no es inocente. Tiene un objetivo; debilitarnos y quitarnos del terreno para que la autodenominada izquierda abertzale sea la referencia de los nacionalistas.

  3. Se ve k Zallo, Bandrés y compañía no se dan x vencidos xa la gran coalición, k es la única alternativa frente al naufragio abertzale. Ya ha quedado claro kel nacionalismo ha perdido por blando y sólo 1 gran coalición con referentes abertzales incorruptibles como Aralar & Ezker Batua se podrá enderezar el rumbo del PNV-EA.

    La gran coalición será 1 d las próximas patatas calientes k algunos intentarán pasar a PNV y EA y d nuevo habrá k hacer piruetas xa poder justificar tan irresistible oferta. Habrá k estar atento a las declaraciones en el proximo Nafarroa Oinez.

  4. Oier e igomendi, tampoco es q el problema sea q haya un grupo de profesores q se las quieran dar de intelectuales. Lo grave es q haya burukides q se presten a considerarlos guias. O a lo mejor es q los afamados intelectuales juegan a determinadas estrategias.

    Aqui no importa lo q los demas digan, sino lo q nosotros hacemos.

  5. Pero bueno, estais derrotados,

    Yo desde luego para mi empresa, no os contrataría a ninguno, estais derrotados, nos quitais la moral, sois pesimistas y lo que es peor, empezais a ser caintas, así, de este modo no hay nada que hacer.

    Yo de verdad, creo que en el partido hay personas muy validas, hay que darles la voz, hay que dejarles gestionar, hay que hacer una entresaka.

    si No confiamos ni en nuestro lehendakari, ni en nuestro burukides, APAGA Y VAMONOS.

  6. amigo herrizar:

    en ocasiones hemos semi-coincidido pero no te atreveras a negar que algun elemento de cerca de la calle Hernani anda con el quimi-juego pa ver si con la incidencia solar de este verano se pone de moda darse alguna cremita que paralice los rayos solares españolistas y nos haga pasearnos en taparrabos y txapela por la Concha o por Bakio…

    Empeñarse en rescatar la barca solo nos llevará al autoengaño.

    Lo del Lehendakari y sus asesores empieza a parecerse a una actuacion del mago txan… Mucho ruido, mu vistoso pero solo cuela con publico infantil…

    Otra cosa distinta bien distinta es echarse en brazos sociatas como si fuera naturalisimo …

    aio.

  7. Estimado Herrizar, y eso que últimamente te veía constructivo. Ahora, simplemente, no dices nada.

    A mi el artículo de Gaztañaga me parece muy optimista y positivo, porque va al grano, al planteamiento de los profesores. Son tíos que quieren meter con calzador sus tesis.

    Lo del cainismo, desgraciadamente, amén de influencia española, es algo general en las tendencias del nacionalismo. Pero no veo ni rastro de eso en esta charla: podrías probarlo con algún dato?

    Luego vienes a apelar al lehendakari. El Lehendakari es criticable en función de lo que plantea. Sólo gente acostumbrada a la obediencia ovejuna puede ofenderse por una crítica razonada.

  8. Herrizar,

    Aquí nadie ha criticado al lehendakari. Lo que he dicho es que un grupo de profesores que van de intelectuales modelo del nacionalismo (de los cuales, la mayoría no creo que estén afiliados a EA o PNV) dice que el camino es la gran coalición poniendo en la PERSONA del lehendakari toda la esperanza de reacción.

    Como tú bien sabes, en el nacionalismo, la política la marca el partido y el candidato es el representante del mismo. Para las próximas elecciones, la coalición que yo veo natural es la de PNV y EA y considero que el candidato que lleven debe ser el mejor posible (que si así lo deciden los militantes de ambos partidos será el actual).

    Por lo tanto, mi apuesta no es ir a unas elecciones con un mensaje de “todos (PNV-EA-EB-Aralar + Lokarri-Ahotsak-Elkarbide) unidos tras el lehendakari porque es un líder que nos va a salvar. Aquí los líderes son los partidos que van a proponer un programa y no personalismos.

    Yo voto a Ibarretxe porque es el candidato del PNV. Si Ibarretxe fuera de otro partido no le votaría salvo que el PNV fuera en coalición con dicho partido y se acordara que Ibarretxe fuera el candidato. Además de por convicción, porque como afiliado es mi deber apoyar al candidato que REPRESENTA al partido, no votar al candidato porque es un señor estupendo.

  9. Sigo pensando que se os ve sin dirección, es decir no se si para vosotros Eusklaherria es SUJETO POLITICO, para lograr la independencia, o es una parte de España que se autogobierna, lo más posible.

    En una palabra somo o no somos españoles, y no me valen juegos malabares, es decir, si uno es padre es padre y no madre, loque no vale es soy padre a veces y si me conviene.

    El no contestar, o contestar con evasivas no vale, pues es tomar el pelo.Digo esto porque estoy hata el gorro de ver hijos de padres y abuelos españoles, por ejemplo de Salamanca, y nos vienen a dar clases de nacionalismo, a los que somos de aquí.

    Y POR CIERTO EL LEHENDAKARI, que pretende, que quiere, cuando lo va a hacer, que hacemos con la consulta. Borron y cuenta nueva, nos tenemos que olvidar de todas las promesas y plazos.
    COMO ATRAEMOS AL MUNDO ABERTZALE RADICAL HACIA LA DEMOCRACIA.

  10. Yo lo que no entiendo, es como puede ser que ahora, se ponga en duda la estrategia del lehendakari, cuando hasta hace cuatro meses, era el maximo activo politico del la causa vasquista, y ahora es necesario amortizarlo, al menos para una gran parte,

    CLARO EL LEHENDAKARI ES BUENO ENTANTO TRAIGA VOTOS, Y SI NO LOS TRAEM ES MALO, por eso tenemos que pensar en cada momento lo adecuado para tener más votos, y donde estan las ideas, donde está la historia, donde esta la coherencia, EL NACIONALISMO ES UNA COSA QUE SEGUN EL MOMENTO POLITICO, SE CONVIERTE EN REGIONALISTA, O FEDERALISTA, O INDEPENDENTISTA, como es esto.

    POR ESO AHORA DECIMOS UNA COSA, Y HACEMOS OTRA, Y DENTRO DE CINCO MESES CAMBIAMOS DE DISCURSO, SEGUN LA CONVENIENCIA.

  11. Herrizar,

    Que el sujeto político sea Euskal Herria depende de la voluntad de sus ciudadanos. Si no es así, intentas hacer la misma trampa que los españoles, que dicen que la soberanía es española y que deciden los españoles. La soberanía es de cada persona, que se agrupa y se une bajo instituciones mediante acuerdos ascendentes.

    La voluntad popular ha querido que se forme Euskadi como voluntad de algunos vascos. Otros vascos (como Nafarroa) no parece que quieran formar parte de Euskadi.

    Y lo más triste es que pierdes hasta en tu propia trampa: las elecciones de cada territorio demuestran que la mayoría de los habitantes de Euskal Herria, NO son nacionalistas. ¿Puede existir un sujeto Euskal Herria, si la mayoría de sus habitantes no creen en él?. ¿Hay que abandonar, por tanto, el proyecto nacionalista?

    Por eso, habrá que obtener mayorías de abajo arriba, en cada provincia, en cada ámbito de decisión (CAV, Nafarroa, Iparralde) para VOLUNTARIAMENTE sumarse a un proyecto vasco unificado. Y entonces será sujeto Euskal Herria y no antes. Una cosa es lo que queremos (una nación vasca) y otra cosa es el método. Unos quieren imponer sin ni siquiera ser mayoritarios y otros pretendemos que el proceso sea democrático y que se forme mediante la voluntad de los ciudadanos. A mí no me vale imponer el territorio primero porque eso es lo que hace España precisamente para impedir que se cuestione su soberanía jacobina.

    Y respecto al lehendakari, no hables de la consulta. Lo que el partido ha decidido es la hoja de ruta. La consulta es UNA posibilidad de la misma. Y lo que ahora toca, según la hoja de ruta del lehendakari bajo el paraguas de la ponencia es un ACUERDO con el gobierno español COMO PRIMERA Y MEJOR OPCIÓN. El resto vendrá si no hay acuerdo. Y la consulta si el parlamento lo aprueba e Ibarretxe no decide convocar elecciones ante la prohibición española. ¿No será que eres tú el que no cree en la hoja de ruta y quieres ir a la consulta sin dar los pasos previos?

    Y efectivamente, el mundo abertzale radical tiene que acercarse a la democracia. Lo que pasa es que no quieren. Y a lo que me opongo, es precisamente a que los demás tengamos que dejar la democracia para acercarnos a la izquierda radical. Yo estoy donde siempre ha estado el espíritu del nacionalismo democrático.

  12. Ay, Herrizar, usas la lógica pero la usas mal. Los votos y las ideas no están contrapuestos. El propio Lehendakari dio prueba cuando en el 2001 aparcó a Arzallus y Egibar y planteó su triple compromiso y consiguió la máxima votación que ha tenido nunca el nacionalismo vasco. Por eso le tengo yo un agradecimiento eterno. Pero en el 2005 fue derrotado por las circunstancias. Los socis se sacaron a EHAK de la manga y le jodieron la mayoría al Lehendakari. Batasuna y los socis negociaron lo suyo pues entonces tenían al Lehendakari como enemigo común. Y ahora estamos en una situación distinta. El cristo interno del PNV salió a la luz tras la dimisión de Imaz. Ocurrió lo de cainizar a Txabarri, a Jauregi, las dos hostias electorales… Vamos, Herrizar, que el Lehendakari se saque de la manga la Hoja de Ruta tiene pinta de recurso desesperado, sin tener en cuenta la situación. Yo soy partidario de que el próximo candidato a Lehendakari (sea esto u otro) con su programa tengan los votos máximos posibles. Y tu? Dices haber donde están las ideas… Las ideas son la pervivencia del proyecto nacionalista. Con el cristo interno y la amenaza sociata tenemos que recuperar el centro, como decía Imaz. Es con el centro político con el que ganaran los sociatas en Euskadi. No olvides. Las elecciones están para ganarlas, no para exhibir “ideas” muy bonitas dentro de una vitrina.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.

Previous post La educación del poderoso caballero
Next post Las mociones de la derrota democrática

Azken artikuloak / Artículos más recientes

Azken iruzkinak / Comentarios recientes

  1. Pero el Estado favorito del partido pre-nacionalista (esto es, fuerista) es el español, no? Salvo error por mis partes, nunca…

Harremanetan jarri / Contactar


Laguntzaileen artikuluak / Artículos por colaborador

Agiritegia / Archivo

StatCounter

wordpress visitor counter
2008(e)ko apirila
A A A O O L I
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Contact us