Posteado por: aberriberri | marzo 5, 2008

Hormigón Elorza (alergia a la clorofila)

Ion Gaztañaga

El último artículo de Mikel Ubillos sobre la intermodalidad Elorziana, me ha hecho reflexionar sobre nuestro amado soberano Odón I. Su coronación seguramente pasará a la historia como la operación caínita abertzale más memorable de los últimos años, cuando en aquellos años del codazo, patada y mordisco entre EA y PNV, Odón se alzó como soberano indiscutible de la isla Santa Clara.

Después de 17 años, imitando al Juancarlismo más castizo, nuestro soberano ha producido ya una considerable base odonista que le aupa elección tras elección al olimpo de Alderdi Eder. Lo cual tampoco dice mucho a favor de la oposición que siempre pensó que aquél “concejalillo” convertido repentinamente en alcalde fuera a dar tanta guerra. Y sigue dando tánta que parece que la última esperanza de la oposición es que abdique. Aunque hay que admitir que tampoco todo es negativo en el Odonismo, pues Odón ha realizado una labor social impagable a los Donostiarras: evitar que Mayor Oreja o San Gil accedieran a la alcaldía.

Pasadas ya las loas iniciales a nuestro Rey de las Easos, me gustaría complementar el artículo de Mikel Ubillos con una curiosa aportación ecológica.

Bien es sabido que el alcalde tiene una especial sensibilidad ecológica, que alcanzó su máximo con la famosa incineradora que era perfecta para que estuviera en Urnieta, pero que después de una segunda opinión cuando la patata caliente se acercaba a Donosti, nuestro soberano rechazó ofreciendo un sinfín de alternativas (constrastadas en los más avanzados países según él) que finalmente parecen no prosperar.

No sabemos si se debe a algún trauma infantil cuando observaba desde Mundaiz el parque Cristina Enea, pero nuestro soberano es más aficionado al Portland que el borbón a la caza del oso. Son ya famosas sus actuaciones en “pos” de la flora y fauna, como Cristina Enea y talas de árboles centenarios en sus “actuaciones puntuales” y de “mantenimiento”. Claro que, viniendo esta observación de un “incinerador” del PNV (él no es incinerador, salvo cuando la incineradora no está en Donostia), entiendo que tampoco va a hacerme mucho caso. Aunque uno ya se extraña de que todavía queden tamarindos en la concha.

Y es que a Odón le tiene alergia a la clorofila y le ha cogido gusto al adoquín y al cemento. Le gusta peatonalizar calles y no pone un árbol quizás porque sufre un trágico deja vu campestre. Le encanta rediseñar plazas anunciando mediante bombo y platillo la participación popular y no pone casi verde.

Le gusta quitar arbustos y demás plantas molestas para poner bidegorris bien asfaltados. Y es que nuestro amado soberano ya ha sido nominado por los ecologistas varias veces al premio Atila por su contribución a la “adecuación” (léase cementazo destructivo) de las pocas zonas verdes de la Bella Easo.

¿No habrá algún tratamiento para curar el mal de Odón? ¿Quizás algunos chicles de menta antes de cada comida? ¿Un ramo de flores con tarjeta dedicada por la oposición, los ecologistas y por Maragall? ¿Quizás haya que organizar un festival turístico pro-fotosíntesis? ¿A lo mejor como tratamiento de choque un viaje todo incluido pagado por suscripción popular a los jardines de Versalles?

Me pregunto si una vez ampliado el parking de La Concha no estará pensando ya poner unos cuantos tiovivos y norias de época en Alderdi Eder para quitar esos jardines tan franceses. Claro que cualquier día, podemos encontrarnos que ha desaparecido el verde en la Plaza Gipuzkoa para ver construido un nuevo centro comercial. Eso sí, estoy seguro de que tendrá unos paneles solares de primera con inauguración incluida.


Responses

  1. Todo lo que se diga es poco. Los socis tienen un poco la tendencia arquitéctonica al cementazo que se puede justificar cuando la ciudad es Barcelona, donde no llueve, el polvo es un problema contínuo, y la yerba no arraiga. Pero en Donosti donde pones un tiesto y empiezan a crecer lianas y aliagas me parece intolerable no aprovechar para montar extensiones de verde al estilo Hyde Park. Pero Odón aunque sea alcalde de una ciudad del cantábrico es para eso del Mediterráneo. Lo más sangrante me parece su manía de meter pistas de cemento en extensiones de hierba (lo del bidegorri ecológico de un tío que quita espacio a las plantas para montarlos me parece de juzgado de guardia).

  2. Tornatore, repito que no sabeis ya que hacer para quitar a Odon. Entre el PSE y el PP hay casi tantos concejales españoles en la San Sebastián cantabrica como en la Murcia mediterranea. Los tiempos de la mayoria nacionalista terminaron hace tiempo afortunadamente.

    Odon ha sido injustamente atacado por Cristina Enea cuando es evidente que el parque esta mucho mejor que antes y que solo se han tocado 2 arboles viejos sin valor. Y respecto a los bidegorris, solo se han quitado cuatro zarzas como mucho.

    Como se nota que el autor Ion Gaztañaga, que fue en la lista del PNV en el ultimo puesto de relleno (¿que pasa, que no tenia talento para mas?) se pego una leche de campeonato en las ultimas elecciones. Yo creo que el que necesita una infusion de hierbas es el autor. Odon aurrera!

  3. Hombre, socialista español, lo de los cuatro árboles de Cristina Enea no es así ni por el forro como sabemos tantos donostiarras que paseábamos por sus rincones. Amén de que el dilecto Odón se pasó por los mismísimos la voluntad del Duque de Mandas, modificando el parque de tal manera que ahora parece la pista de las 24 horas de Le Mans. Muy adecuada para aligerar el tráfico del centro pero para aquellos los que amamos la verdura una ruina ruina.

    Repetir también que una cosa es que Odón sea listo y la oposición tonta y otra, muy otra (lamento decirlo querido socialista español) que Odón sea lo que es, una amenaza para Donosti.

  4. Tornatore, cuando se anunciaron los cambios en Cristina Enea, se monto un follon de aupa y ahi fue la oposicion a Cristina Enea a montar su paripe de que no les dejaban entrar. Solo les faltaban las cadenas para realizar un encierro estilo herri batasuna y decir que eran como Arafat en Ramala.

    Una vez que las obras terminaron, no he visto que la ciudadania Donostiarra haya protestado. Sobre si entre los que protestan quieren luego montarte un monstruo de la casa del surf en plena Zurriola y se callan con la incineradora. Hasta izquierda unida apoya al alcalde, con lo que me parece que el pedigri ecologista de algunos se ha quedado en nada.

    ¿El duque de Mandas? ¿Ya estamos con los derechos historicos y otras antiguallas? La voluntad del duque de mandas debe estar siempre bajo el interes general, aunque el interes general sea la pista de las 24 horas de Le Mans. Ademas, no creo que el duque este ya a esta alturas de humor para protestar y elevar su queja de sangre azul a la reina regente.

  5. No hacen falta encuestas puerta a puerta ni notificar la ausencia de manifas populares en contra de la demolición del parque para señalar el engendro al que nos somete el ex alumno del Mundaiz. Seguro que por los malos tratos que recibiría en clase le cogería tirria a la clorofila (tal como señala el autor del artículo). Y la voluntad del Duque no la digo por otra cosa que por que me parece lo más normalito que el aristócrata pensase que merecía la pena que los donostiarras del futuro pudiesen ver algo de otra época. Odón le chafó el plan. Y promete dejar a la ciudad que no la reconoce ni dios.

  6. Para elementos de otra epoca ya tenemos el famoso carrusel de Alderdi Eder y a Maria Jose Usandizaga.

  7. A costa del temporal, que anteayer derribó un olmo en Amara y mató un motorista, Odón ya está planeando el derribo de una serie de árboles. Alergia a la clorofila.

  8. En este mano a mano entre tornatore y socispañol me gustaría colar un leve comentario sobre “gure erregedon”.

    Amigos mios blogeros, a Odon ya hace años que donosti se le quedó pequeña pero sus relaciones con la socia-ejecutiva le impiden ser parlamentario o mejor aún Diputado General, que es lo que le pone de verdad.
    ¿ os imaginais un cara a cara Odon-Markel Olano?
    se lo comería con papas y todo…

    Pero volviendo al tema del impulso cementizida de odon debo reconocer que se ha pasado a las artes escultóricas.

    ¿alguien se imagina como hubiera quedado su tan ansiada pasarela de sagües con el temporal de estos dias?

    Odoooonnn, que por algo el gobierno vasco te dice que no!!!

    Que si no tienes cuidado, te gastas 9 millones de euros( creo recordar que ese era el presupuesto) en hacer la competencia a Txillida-Leku…

    Yo entiendo que los supersociatas de Ferraz le habran prometido la pasta de la pasarela pero algún criterio de ordenación tendrá gure eergeodonek pa ese entorno pues ya hemos visto un puerto completo y 2 pasarelas distintas…
    Solo falta una central de ciclo combinado que emita un gas llamado “felicidad”

    Por cierto, aprovecho la ocasión para recordar el plan de hormigonar la finca de la Yeguada militar de Lore-toki…

    Próximamente más tripakisss


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: