Aberriberri bloga

¿A qué esperamos para superar el provincialismo?

Read Time:7 Minute, 47 Second

Iñigo Lizari

(Aeropuerto de Biarritz y la Estación de Tren de Biarritz a escasos 1.500 metros de distancia el una del otro, con un potencial intermodal que no tiene ninguna otra  infraestructura aeroportuaria de gran capacidad en Euskadi) 

Gipuzkoa, a cuenta de cómo se resuelvan dos apuestas inversoras que, en mi humilde opinión, no deben de llevarse a cabo, y cuyo montante económico bien podía destinarse a otros fines,  está a las puertas de superar y trascender su provincialidad para situarse en el eje de una  centralidad euro-regional, o por el contrario puede sumirse en un absurdo y anacrónico provincialismo con el que nunca haremos país, y que además la van a lastrar presupuestariamente los años venideros. Dichas infraestructuras son en primer lugar el “puerto exterior de pasajes” y segundo lugar y el “aeropuerto de Hondarribi”.

Empezaré por el último, por lo que a mi me atañe, como usuario que he sido.

El AEROPUERTO DE HONDARRIBI.

La pasada semana nos levantamos con la feliz noticia de que para el próximo 11 de diciembre, una empresa franco-italiana cubrirá el trayecto París-Venecia, poniendo fin al histórico monopolio de la compañía estatal SNCF. Dando a entender, además, que en un futuro próximo se abrirá también otra línea entre la capital francesa y los Países Bajos. La pregunta que de mi inmediato me surge es la siguiente:

¿Por qué mientras otros se han adelantado a esta liberalización de la red ferroviaria francesa no tenemos ningún plan para extender la línea de topo de Eusko-Tren o de la de Cercanías de RENFE que ha de ser transferida al Gobierno Vasco hasta la misma estación de Tren de Biarritz cuando CAF tiene patentada una tecnología que permite a su trenes adaptarse a diferentes anchos de vía? ¿Para que se ha constituido la Euroregión Euskadi-Aquitania? ¿Ha sido para tener un chiringuito más? ¿Para qué nos pasamos el día hablando e Euskal Herria y su derecho a decidir, si luego no somos capaces de tomar decisiones para la conformación de una Euskal-Hiria sobre ese mismo territorio? ¿No será que nos pasamos la vida adorando una Euskal-Herria totémica mientras descuidamos la Euskal Herria real?

Ya lo dijimos en artículo “Eurociudad vasca: aeroport et la gare intermodel de la eurocité basque” al que contestó amablemente Agustín Arostegi entonces Director General de Relaciones Externas y Turismo de la Diputación Foral de Gipuzkoa: la Eurociudad Vasca, hito previo a la emergencia de la Euroregión Vasca, no se constituirá por medio de un acta fundacional, sino por medio de realizaciones concretas.

En aquel post proponíamos que la primera de estas realizaciones fuera la apuesta por el aeropuerto de Biarritz, como aeropuerto de la Eurociudad Vasca. Allí al margen de una serie de cuestiones que requerían de una mayor inversión, planteábamos la necesidad de construir un intercambiador entre la Estación del Topo en Hendaia que pertenece a EuskoTren y la Estación de S.N.F.C que estando como están una frente a la otra costaría muy poco. Esto, hoy ya ni tan siquiera sería necesario al liberalizarse las ferrovías francesas. Por el contrario, seguiría siendo necesario e imprescindible crear un tren lanzadera autopilotado de apenas unos cientos de metros (1.500 metros) de recorrido entre el edificio de la estación de S.N.F.C de Biarritz y el edificio del Aeropuerto de Biarritz, que ya lo proponíamos entonces.

¿No se podría constituir una Sociedad mixta entre quien explota el Aeropuerto de Hondarribi y quien explota el Aeropuerto de Biarritz para sufragar a medias el coste de la inversión para la construcción de ese minúscula ferrovía para este tren lanzadera autopilotado como los que existen en la T-4 de Barajas? En mi opinión Gipuzkoa debería tener dos Aeropuertos:

  1. El Aeropuerto de Loiu en Bizkaia, daría servicio a las poblaciones situadas en las cuencas del los ríos Deba y Urola además de todo el territorio de Bizkaia
  2. El Aeropuerto de Biarritz, en cambio, daría servicio a las poblaciones situadas en las cuencas del los ríos Oria, Urumea y Bidasoa con aproximadamente 500.000 habitantes y al territorio de Laburdi que tiene más 220.000 habitantes.

EL PUERTO EXTERIOR DE PASAJES:

El propio Ministerio de Medioambiente y hasta el Gobierno Vasco ha considerado injustificado semejante inversión y agresión al paisaje a vista del escaso peso económico relativo que esta infraestructura tendría frente a la existente, por no hablar de insignes técnicos dedicados a la ordenación territorial y planificación urbana de esta parte de Euskadi que se han mostrada claramente en contra en los últimos meses: La Autoridad Portuaria de Pasaia se reunirá en mayo con Medio Ambiente y Medio Ambiente pide a Pasajes que valore no construir el puerto exterior). A la vista de la necesidad de regenerar la bahía de pasajes, yo me planteo incluso la necesidad de trasladar muchas de las actividades de carga y descarga de productos industriales que se realizan en dicho puerto al mismo puerto de Bilbao, dejando simplemente aquellas relacionadas con la pesca.

¿Acaso no ayudaría mucho más la proyección de Euskadi que el puerto de Bilbao concentrase más actividad que la que concentra en la actualidad y que fuera por ello el puerto de referencia para todo el Golfo de Bizkaia desde Galicia a la Bretaña Francesa? ¿Acaso esa concentración de actividad no generaría economías de escala que abaratasen el coste de algunos servicios comunes?

¿No es posible un acuerdo Fiscal entre el T.H de Bizkaia y el T.H de Gipuzkoa para repartirse el I.V.A. y otros con las localidades afectadas para repartirse los I.B.I. que generen los edificios que se fueran a trasladar acometiendo conjuntamente las obras necesarias? ¿Acaso los trabajadores afectados no podrían trasladarse en Tren de alta velocidad a trabajar a dicho puerto en sólo media hora sin que el coste de dicho transporte mengüe sus respectivos salarios?

¿Por qué no establecemos dos plataformas logísticas en Gipuzkoa para propiciar el transporte intermodal, una en la zona de Lezo-Irún y otra en la zona de Ezkio-Itsaso, que, una vez acometida la conexión Zumarraga-Bergara, estará perfectamente comunicada con todo la cuenca del Deba, y que de allí salgan las mercancías por Tren para Europa, o vayan en Tren a Bilbao cuando tengan que ir por mar en viajes trasatlánticos?

El futuro de Gipuzkoa está cantado, está futuro pasa por el I+D+I, y por disponer de una industria capaz de generar productos de alto valor añadido, por la posibilidad de concentrar el mayor número posible de los centros de excelencia empresarial, de parques tecnológicos y de atraer a investigadores y trabajadores de muy alta cualificación.

Gipuzkoa al día de hoy es sede de la mayor corporación cooperativa del mundo MONDRAGON. Tiene un peso industrial que muchos territorios ya lo quisieran para si, a la vista de que ha quedado demostrado que el industrial es el único sector que ha sido capaz de tirar de la economía en esta época de crisis. Así las cosas, Gipuzkoa es líder en la industria de la movilidad. Así somos lideres en la industria del transporte público horizontal con CAF, IRIZAR, sin olvidar el cada vez mayor peso que tiene la movilidad pública vertical tanto en edificios públicos como en núcleos urbanos para salvar pendientes, y ahí tenemos a ORONA y su proyecto IDEO en Galarreta (Hernani).

Gipuzkoa ocupa también una posición de liderato en un sector tan vinculado al turismo como es de la restauración, donde Donostia es después de Kyoto  (Japón) la 2ª ciudad del mundo que más estrellas Michelín concentra por 100.000 habitantes y que cuenta con un centro para la formación en la excelencia gastronómica como el Basque Culinary Center. Gipuzkoa es el territorio más esponjado de toda Euskadi, mejor distribuido y mejor interconectado y puede hacer de puente entre los distintos territorios vascos. De hecho es el único de los territorios vascos rodeado en exclusiva de territorios vascos. Gipuzkoa en esta encrucijada en la que está insertada tiene dos opciones:

  1. O pasa de su provincialidad a una “estatalidad” como la de Luxemburgo amparándose en su circunstancia de Territorio Histórico con 700 años a sus espaldas (como una de las repúblicas vascas que llego a ser, en los que gozó de atribuciones propias de cualquier estado), para lo cual sería necesario alterar todo el Statu Quo actual, -lo que parece muy poco probable- en cuyo hipotético caso exigiría a Gipuzkoa dotarse no ya de un puerto exterior como el proyectado, sino de un puerto exterior mucho mayor que sirviera a su vez para generar un pista aeroportuaria de 3 Km al modo y semejanza del que tiene la ciudad de Kobe en Japón.
  2. Sin plantear ninguna ruptura con el Statu Quo actual, pasar de la provincialidad a la inserción de su territorio en el centro de una incipiente “eurogionalidad vasca”  abriéndose y anclándose a infraestructuras que están al este y oeste respectivamente de su pequeño territorio.

Lo que no constituye ninguna opción y atenta contra cualquier racionalidad económica, social y medioambiental es sostenerse en su provincialidad con un provincialismo que le lleva a reproducir en su propio territorio infraestructuras que están a menos de 50 Km de sus fronteras en otros territorios.

(Ciudad japonesa de KOBE con su puerto exterior, desde que se accede a un aeropuerto exterior con una pista de 3 Km)

Salir de la versión móvil