Aberriberri bloga

¿En qué Navarra vives?

Read Time:3 Minute, 32 Second

J.G. Agirre (nabaizale, en el blog Nabaizaleok)

Hay días en que las dos almas, los dos enfoques, que coexisten en la sociedad navarra se manifiestan en todo su esplendor en los dos periódicos que se editan en esta bendita Comunidad Foral.

Recomiendo encarecidamente a cualquier navarro o navarra, así como a cualquier observador de este laboratorio sociológico en el vivimos, que lea los editoriales que publicaron tanto Diario de Navarra como Diario de Noticias en torno a la expulsión del CDN del Gobierno de Navarra.

El Diario de Navarra, nos sitúa en que lo fundamental para la Navarra reducida y reduccionista (la Navarra singular que diría Sanz) es justificar la salida del CDN por su falta de cálculo al intentar mantener su autonomía: “La gran cuestión de fondo es la topografía política ahora resultante cara al bienio restante de la legislatura. La presencia de CDN en el Gobierno nada le aporta ya a UPN”. El único daño colateral que se prevé en la maniobra es el impass que puedan sufrir las dos consejerías vacantes. Daño que el propio diario considerará resuelto dentro de unos días cuando las funciones queden cubiertas por UPN.

En cambio, el Diario de Noticias, pone el acento en algo que afecta, y no poco, a toda la sociedad navarra, a la Navarra Plural: “apenas dos años después, la realidad electoral sobre la que se pronunciaron los navarros y navarras en mayo de 2007 ha sido borrada del mapa.”. La consecuencia es la implantación en Navarra de un Régimen que no se daría en otra parte del Estado (con la lógica excepción de la CAV). El remedio, unas nuevas elecciones.

Se ha adulterado la decisión de los electores navarros en reuniones fácticas en Madrid por parte de gentes que no se presentaban a las elecciones. Desde un punto de vista democrático, civilista y pluralista lo que ha pasado es muy grave y se empezó a escribir desde las vísperas de las Elecciones Municipales y Forales de 2007, y con las encuestas que auguraban la irrupción de Nafarroa Bai. “Sólo quise decir a la gente que no me quiero ver en manos nacionalistas. Si el 51% de los navarros quieren ser vascos, yo seré de Pozuelo de Alarcón” sentenciaba en Marzo uno de los protagonistas de la operación que culminaría en el Agostazo de 2007.

Ambos periódicos coinciden en que la maniobra responde a motivaciones estratégicas o de cálculo político. Un cálculo político tendente a evitar el Cambio, basado en articular una mayoría progresista, que garantiza la “Navarra plural e integrada” por la que se decanta la mayoría de la sociedad Navarra en todas y cada una de las elecciones. Un Cambio que sólo es posible contando con Nafarroa Bai.

Las encuestas, por encima de las componendas y cocinas madrileñas, señalan a una NaBai en alza, un mantenimiento de IU y el estancamiento del PSN. Un estancamiento a pesar de que nos vayamos acostumbrando a que Roberto Jiménez aparezca con el Gobierno de Sanz en cada inauguración y visita oficial.

No nos engañemos. Probablemente tendremos adelanto electoral, no por el noble ideal que preconiza Diario de Noticias, sino por la “topografía política” a la que alude el de Cordovilla: Un PPN sin estructurar, un CDN en trance de desaparición, un PSN desprestigiado con un ZP en descomposición, y una NaBai con “contradicciones en el seno del pueblo”.

“Aquéllos que creemos en el Cambio tendremos que ponernos las pilas. Cada partido de NaBai debe aportar su valor añadido diferencial al debate tranversal con todos los no afiliados o independientes,  para converger en el discurso que ilusionó a 80.000 navarros y navarras. No se puede intentar el Cambio sin NaBai. Pero, en la medida de que NaBai no puede hacer sola el Cambio, deberá componer el discurso o propuesta más compartible y compartido con aquéllos que no son nabaizales.

Abandonemos aquellas actitudes o mensajes diferenciales que no suman más que dentro del partido que las propone; o sea, sólo útiles para consumo interno. Abramos escenarios de debate entre nabaizales – seamos de partidos o no- y recuperemos las sinergias del proyecto original. Y en ese proceso ofrezcamos los mejores candidatos para liderar el Cambio.”

NOTA:Para saber más y recordar lo que no debe volver a suceder:

Salir de la versión móvil